Servicios‎ > ‎

a empresas

Servicios avanzados en las siguientes cuatro áreas:



  • MARKETING: cliente-centrismo para pasar del viejo paradigma "clientes para mis productos" al más efectivo "productos para mis clientes". El marketing es un proceso con foco en el mercado que consiste en crear valor, comunicarlo y entregarlo a los clientes (personas físicas o jurídicas que forman el mercado).
    • Inteligencia de mercados en tiempos de omnicanalidad: investigación, análisis, segmentación, posicionamiento, estrategia, planificación (adaptativa-dinámica-flexible), organización, presupuesto,...
    • Optimización del "mix" operativo de comunicación y distribución: producto, precio, mk directo, mk promocional, mk online, canales de distribución, trade marketing, publicidad, eventos, relaciones públicas, prensa, puntos de venta, branding, mk viral, mobile mk, mass/social media, outbound/inbound mk, owned/paid/earned media,...
    • Gestión avanzada de clientes y dirección comercial moderna: más y mejores resultados hoy, pero sin torpedear los de mañana. ¿Cómo? Principalmente con trabajo en equipo (no en grupo), por misiones (no por objetivos individuales), planificación, organización, entrenamiento, venta consultiva con insights (o coaching+mentoring), CRM analítico, fidelización de clientes de valor, etc. Y sin olvidar que el proceso de vender es el de facilitar el proceso de compra al cliente.
    • E-business: comercio electrónico, modelos de negocio, adquisición-conversión-retención, social media, mk online, SEO, SEM, crowdsourcing, pago electrónico, analítica web, mobile mk, blogs, sharing economy, marketing de contenidos, localización de información en Internet, reputación online, desintermediación, bases de datos, geolocalización, nuevas tecnologías,...
    • Internacionalización: globalización, exportación, estrategia, investigación, mercados, segmentos, canales, precios, ferias, comunicación, marketing, distribución, consorcios, logística, contratación, negociación, e-commerce,... 
  • ESTRATEGIA empresarial: diagnóstico de la situación actual, definición de una propuesta diferencial, ejecución del plan de acción y logro del propósito. 
    • Planificación (ojo: adaptativa-dinámica-flexible, pues nadie puede adivinar el futuro ni determinarlo), organización e inteligencia competitiva para el logro de la visión empresarial. Conocimiento útil para mejorar decisiones, acciones y resultados de la organización mediante anticipación, pensamiento sistémico, análisis del modelo de negocio y una triple perspectiva optimista/realista/pesimista. 
    • Vigilancia del entorno, inteligencia competitiva: métodos para la localización de información en Internet sobre competidores, clientes, proveedores, distribuidores, consumidores, tecnologías, legislación, tendencias sociales,... Y también contrainteligencia: acciones preventivas para dificultar la de nuestros competidores. 
    • Propósito: sentir y practicar todos diariamente una cultura, unos valores, una visión y una misión -que no sean un discurso enlatado- para que las personas de la empresa tengan algo mucho más importante que orientarse a sub-propósitos individuales o departamentales que generan un menor rendimiento (sub-optimización empresarial). ¿Cuál es "el sentido de la vida" de esta empresa? ¿Puede ofrecer a su gente un significado más allá del económico?
  • PERSONAS: la organización es más atractiva y efectiva en la medida en que internamente hay confianza entre las personas que la forman. Y esta confianza, que es el "pegamento" que cohesiona la organización, se desarrolla en la medida que comprendemos la singularidad de los humanos (que tienen corazón, cerebro, voz, sueños, voluntad, sentimientos, relaciones, etc. y que no son recursos, estadísticas, manos de obra, animales, ni máquinas). 
    • De la jefatura al liderazgo (de tener poder -o no- a ser una autoridad): comunicar -con palabras y comportamiento- una visión que aporta significado y sirve de guía a los colaboradores para que juntos logremos nuestra misión y creemos las condiciones para seguir alcanzando nuevas metas de nuestro proyecto común. 
    • De hablar a comunicar(se) con el otro: aceptarse mutuamente (rapport), preguntar al otro, escucharle (activamente) y comprenderle (con empatía) para ser escuchado, comprendido y recordado. Es decir, para "llegar" a ese otro con coherencia y asertividad. 
    • Diseño organizativo: ¿Por qué seguir usando el modelo de cuando la información viajaba escrita en el bolsillo de un jinete, el entorno era estático y predecible y la mayor parte de la población era analfabeta? Según W. Edwards Deming únicamente el 5% del rendimiento de una organización es atribuible a todas las personas que la forman... ¿y el 95% restante "quien" lo genera? En la post-burocracia la organización tiene menos fragmentación y fricción, más cohesión, participación, inteligencia colectiva, auto-gestión, etc.
    • Y también: selección, acogida, formacióndesarrollo, entrenamiento, evaluación, cultura, clima organizativo, motivación, inteligencia emocional, creatividad, facilitar el cambio, optimización del uso del tiempo (eficacia + eficiencia = efectividad), análisis de problemas, toma de decisiones, conflictos internos, alto rendimiento y toda la verdad que esconden los conceptos de moda (coaching, talento, competencias, dirección por objetivos, engagement,...). 
  • INNOVACIÓN: ¿Qué hacer para no seguir los pasos de Kodak/Olivetti/Blockbuster/etc.? Redefinir nuevos productos, servicios, modelos de negocio, etc. con un carácter singular, disruptivo, no incremental (no basado en la tradicional mejora continua) y que ofrecen una experiencia superior que asombra a usuarios/clientes/consumidores/distribuidores.
    • La innovación requiere del desarrollo de una cultura o mentalidad basada en: (des)aprendizaje, adaptación, cambio, pensamiento crítico, tolerancia al riesgo y al error, exploración, descentralización, diversidad, discrepancia, autonomía, confianza, colaboración, apertura,...
    • Posteriormente el proceso operativo de la innovación va más allá del I+D, las nuevas tecnologías, la investigación de mercados, la calidad, el benchmarking, la auto-complacencia, la jerarquía convencional, la formación reglada, la profesionalidad, la planificación, la disciplina, la experiencia, la excelencia, los prototipos,... Más allá, aunque pudiendo empezar con una inversión modesta. 


Todas son herramientas poderosas para la pyme (fabricante, mayorista, minorista, etc.) y sus profesionales (técnicos, directivos, socios, consultores, etc.) con independencia de su sector, tamaño, forma jurídica, cuota de mercado, años de actividad, etc.