ExperienciaS

Desde mis primeras actividades en mi adolescencia he obtenido más de un saber-hacer. Un recorrido bien nutrido me ha permitido desarrollar habilidades prácticas que se obtienen con la acción dentro de organizaciones. Para no dejar de crecer he combinado la repetición de actividades -seguir haciendo lo que ya vengo haciendo regularmente- con el inicio de alguna otra más difícil -algún desafío con el que seguir desarrollándome- en nuevos territorios.


Actividades profesionales

Desde los años 90 colaboro:

  • como empleado/freelance:
    • con pymes de sectores tradicionales y emergentes, familiares y no f., de diversos tamaños, etc., y
    • con profesionales freelance/empleados, técnicos/directivos/socios/consultores, juniors/seniors,
  • de todo tipo de mercados (B2B, B2D y B2C), y
  • desempeñando yo un rol:
    • técnico-especialista,
    • directivo-manager-coordinador-responsable, y
    • consultor-formador-mentor-asesor-entrenador.


Todas estas variadas situaciones me han dado bases amplias a la hora de:

  1. Conectar con las particularidades de cada pyme/profesional y su entorno.
  2. Ayudar en su mejora y/o en la resolución de sus problemas -mejoras y problemas a veces subestimados/desconocidos por el cliente/empleador-.
  3. Lograr resultados mediante: implantación efectiva de nuevas herramientas, hábitos, actitudes, dinámicas,... individuales y/o colectivas. Y también mediante el abandono/mejora de prácticas obsoletas, inútiles,...

En este bien aprovechado camino mucho he de agradecer a tales pymes/profesionales -¡qué suerte he tenido colaborando con todas esas personas!- porque de ellos he obtenido ayuda, amabilidad, ideas, oportunidades, retos y aprendizajes.

Otras actividades

Antes de cumplir 15 años comencé a implicarme en diversas actividades que ya no desarrollo en la actualidad. Las más destacadas fueron:

  • Músico amateur en varios grupos: +400 conciertos y giras por España, Europa y Sudamérica.
  • Colaboraciones técnicas y artísticas en teatro/TV/cine amateur como actor, técnico de sonido, editor de vídeo, guionista y entrevistador.
  • Conferenciante en el Foro Coaching Valencia. Título: "Organizaciones basadas en la confianza".
  • Voluntariados: en eventos deportivos, proyectos medioambientales y una excavación arqueológica.
  • Formador de grupos de ESO y Bachillerato en temas de autorrealización y alto rendimiento.
  • Y mientras cursaba la licenciatura:
    • Semifinalista en el Business Marketing Game, el simulador empresarial de ESIC.
    • Formador (de estadística, informática de gestión, investigación comercial, etc.) para compañeros y antiguos alumnos con asignaturas pendientes.
    • Prácticas profesionales de 3º a 5º en empresas que siempre me propusieron continuar.

La tradición dice...

  1. "La empresa necesita personas con X años de experiencia". Pero tener antigüedad no es tener experiencia -que es algo que no podemos medir-. El paso del tiempo tampoco nos hace más perspicaces y eficientes en nuestros otros roles: ciudadano / votante / consumidor / alumno / etc.
  2. "La empresa necesita especialistas, expertos". Pero dado que estos ya creen saber todo lo que es posible e imposible, confían temerariamente en un futuro óptimo y no ven venir las revoluciones que lo ponen todo patas arriba (internet, inteligencia artificial, vehículos autoconducidos y otros imposibles), no tienen fácil adaptarse y, mucho menos, intraemprender tal clase de disrupciones. Y además su endogamia no deja espacio para contar con la riqueza de diversos puntos de vista.
  3. "Este sector es diferente". Pero las semejanzas entre dos sectores cualesquiera son siempre enormes. Cuando colaboras con quien viene de otro sector te das cuenta de que es bastante similar y hay entendimiento mutuo (y de que, al mismo tiempo, es diferente y te sorprende y fertiliza -vía polinización cruzada- con planteamientos renovados, frescos).