Sobre el proyecto




                                    
                                             "Me quedo perplejo por el inquietante 
                                              espectáculo que dan el exceso de memoria aquí,
                                              el exceso de olvido allá, por no hablar de la 
                                              influencia de las conmemoraciones y de los usos
                                              y abusos de la memoria y del olvido."
                                                                                                                                                                
                                                                                 Paul Ricoeur 
           


El hoyo es un proyecto de investigación y producción artística sobre la construcción de la historia, la memoria y el olvido.

Por un lado, nuestra propia experiencia como migrantes nos lleva a cuestionar y re-leer la narrativa histórica, para así explorar la construcción de la identidad, su relatividad y fragilidad. Por el otro, nos permite emplear un juego de distancias y operaciones: ver lo propio desde afuera, desnaturalizar lo asumido y producir nuevas visibilidades.

El proyecto inició en 2008. Se relaciona con un acontecimiento que tuvo lugar en la isla croata de Solta, (ex Yugoslavia) durante la Segunda Guerra Mundial y con un lugar particular, el Hoyo Rudine.

En 1943, en la isla de Solta, Croacia, un grupo de partisanos (miembros de la Resistencia Yugoslava) mató a siete habitantes de la isla sospechados de colaborar con los fascistas. Desaparecieron los cuerpos, tirándolos dentro de una fosa natural de una profundidad de 90 metros, el Hoyo Rudine.  Durante el régimen socialista el lugar fue mantenido escondido y la historia callada, sumergida. Hoy, se eleva un memorial en el sitio, el cual se vuelve un lugar de la memoria donde los muertos son recordados como víctimas. Sin embargo, a pesar de esta nueva visibilidad y de la reinvidicación mítica de la submemoria, la historia del Hoyo Rudine sigue insertada entre el silencio de los familiares de las víctimas que no quieren recordar y él de los ex comunistas que no quieren hablar.

Las políticas de la memoria (y del olvido) marcan zonas de sombra o de silencio y organizan complejas relaciones con los lugares donde suceden acontecimientos traumáticos. Siendo una isla, el lugar es una especie de micro espacio donde se cruzan la realidad del ayer y la ficción de hoy,  las diferentes versiones de la historia oficial, la memoria colectiva y las historias privadas.

En el proceso de investigación, recopilamos testimonios, documentos, imágenes y sonidos, elaborando de esta manera un amplio archivo a partir del cual estamos realizando diferentes piezas. El proyecto tiene varias ramificaciones y se utilizan múltiples medios: un video ensayo, un libro de artista, impresiones digitales, un libro-memoria, un sitio web, una pieza sonora y una instalación. Además, es un proceso abierto que involucra la colaboración con otros artistas.

Entre una puesta en escena  de la memoria y un posible borrar de las huellas del pasado, exploramos las marcas dejadas por los discursos ideológicos del  pasado y la coexistencia de múltiples líneas de tiempo: tiempo del silencio, de la mitificación, historias familiares, posturas políticas, trampas ideológicas, memorias y olvidos. Por medio de las historias orales de los habitantes de la isla, herederos de una memoria desfalleciente o manipulada según los intereses políticos del momento, nos interesa generar constelaciones de lo estético, lo ético y lo político para producir un testimonio artístico.




The hole


                                            “I remain perplexed by the disturbing spectacle
                                            of
excess of memory here, excess of oblivion
                                            there,
not to mention the influence of the
                                            commemorations
and the uses and abuses of
                                            memory and forgetting.”

                                                                                         
                                                                                                          Paul Ricoeur     


The project The hole is structured around the historic narrative and memory and it´s specifically focused on a particular event on the Croatian island of Solta held in 1943 when a group of partisans (Yugoslavian resistance) killed seven people, habitants of the island for different reasons. The partisans eliminated bodies throwing them into a natural pit 80 - 90 meters deep, the pit Rudine. The place, kept hidden during the socialism, today is a place of memory. In the early post-socialist period, it was realized an investigation about those events. The members of the committee that compiled the testimonies of the family and the island council built a memorial around the hole where religious ceremonies are performed each year. Politics of oblivion and memory organize relation between historic narratives and places.

We collected testimony from the dwellers of the island highlighting the relationship between the memory and oral history and explored the co-existence of multiples time lines: time of silence, the myth, family histories, political and ideological positions.  
        
This collaboration was motivated by our participation in a Seminary “Contemporary Society Topics” (National Center for the Arts, Mexico City) and particularly by an investigation about displacements, translation and cultural nomads, as some common interests about topics such as memory, oblivion and a gaze upon the other. The fact that both of us are migrant, leads us to question the story with some distance and thereby make a re-reading of the historical narrative and identity construction.

The project consists of testimony, archival documents, landscape images, sound and can be presented in different media as installation, sound site, artists book, photography and video film.