MESTALLA


 

 

1ª Etapa (1923-1950)

 

Cerca de Algirós, junto a la acequia de Mestalla, había un terreno de casi 10.000 metros, propiedad del barón de Bellver, quien accede a venderlo por 316.439,20 pts. Sobre ese solar, el arquitecto Francisco Almenar Quinzá, socio del club y luego presidente, proyecta un campo, cuya ejecución lleva a cabo el también socio y constructor Ramón Ferrer Aguilar. La primera fase, con una gradería de madera de 10 filas para espectadores de pie, se inaugura el 20 de mayo de 1923 con un partido amistoso entre el Valencia y el Levante . El terreno de juego mide 100 x 59 metros. La capacidad del estadio es de 17.000 espectadores.


Las obras continúan, y en 1926 se inicia la construcción de una tribuna, también de madera, que consta de una primera zona de palcos junto al terreno de juego, un pasillo seguido por cinco filas de butacas, palcos principales y nueve gradas de preferencia. Toda ella cubierta con fibrocemento y sustentada en ocho columnas de hierro. Bajo sus gradas se habilitan los vestuarios, la enfermería, las taquillas recayentes a la calle y dependencias del club.

Su inauguración, el 23 de enero de 1927 (con un partido entre el Valencia y el Castellón), convierte a Mestalla en uno de los campos más modernos de España, con capacidad para 25.000 espectadores. El VFC, que se ha endeudado aún más con las 212.000 pts que cuesta la tribuna, eleva el precio de las entradas: la general vale 3 pts.; la preferente pasa de 5 a 8; los asientos de palco valen 8 pts.

En la temporada 1927-28, el terreno pasó a ser de cesped.

 Construcción de la nueva tribuna

 

 La cubierta de la nueva tribuna aún por finalizar

 

Bendición de la nueva tribuna, el 23 de enero de 1927, con motivo de una Valencia-Castellón

 

 

 

Entrada a las instalaciones, con la acequia de Mestalla en primer término

 

La tribuna con las sillas de enea

 

 

Tras la Guerra Civil el campo de Mestalla quedó arrasado, el comandante Alfredo Giménez Buesa fue nombrado presidente, con Luis Casanova en la vicepresidencia. Ante el estado de Mestalla se decidió reconstruirlo y el 18 de junio de 1939 se disputó el primer partido de la postguerra. Las obras se aprovecharon para remodelar y ampliar la capacidad del mismo hasta los 22.000 espectadores

 

 

2ª Etapa (1950-1978)

 

Para poder ampliar el campo, se compran, primero,1.069 metros cuadrados de huerta junto a la grada del gol norte. Después se compran más solares colindantes, por un importe total de 7 millones de pesetas. El arquitecto Salvador Pascual Gimeno proyecta un campo para 40.000 espectadores. Las obras se prolongan a lo largo de toda la década de los 50. Para pagarlas, la directiva pone a la venta un abono especial de 15 años y, en 1955 emite 35 millones de pesetas en obligaciones. De este modo se logra construir la parte superior del graderío longitudinal y casi toda la tribuna de preferencia. Ese año, la inversión asciende a 18 millones para las gradas de general y las numeradas, 20 para la tribuna y 7 para la compra de los terrenos colindantes, imprescindibles para la ampliación. El 27 de diciembre de 1955 se inaugura la nueva tribuna, de 32 metros de volado con una capacidad de 7.000 espectadores en la zona inferior y 5.000 en el anfiteatro, con la que el estadio alcanza una capacidad de 30.000 espectadores. Toda la obra, ejecutada por el constructor José Tormo Valero, cuesta casi 100 millones de pesetas.

Inicios de la obra en el gol sur

 

 

Durante la ampliación no se suspendió la competición en Mestalla

 

Obra reción finalizada, aún pueden observarse 2 personas sobre la cubierta de tribuna

 

 

 

 

Los efectos de la Riada del 57

 

 

El 15 de mayo de 1972 se inauguraron las nuevas instalaciones sociales en la zona recayente a la actual avenida de Aragón, en sustitución de las que hasta entonces estaban ubicadas en la Avenida de José Antonio nº19. Fueron proyectadas por los mismos arquitectos que diseñaron el estadio, Salvador y Manuel Pascual Gimeno.

Pabellón social del club, construido en 1972, ocupaba la zona norte de la grada que da a la Avenida de Aragón

 

El 17 de marzo de 1959, se inauguró la luz artificial del estadio, para el acto se disputó un encuentro amistoso entre el Valencia CF y el Stade de Reims francés

 

 

Durante el periodo 1969-1994 se denominó Estadio Luis Casanova

 

3ª Etapa (Reforma del Mundial)

 

 


En mayo de 1978, el VCF inicia la remodelación más profunda de las que ha sometido a Mestalla, para que sea sede del Mundial España-82. La obra, proyectada por los arquitectos Salvador y Manuel Pascual, se adjudica a la empresa Huarte. En la primera fase, que se prolonga durante todo el verano, se derriba desde la mitad hacia abajo -la parte que todavía era de ladrillo- del graderío que circunda el campo, con excepción de la tribuna. En su lugar se levantan 20 gradas de cemento (diez cubiertas y diez descubiertas),con capacidad para 12.000 espectadores, dotadas de asientos de plástico, que también se instalan en tribuna y anfiteatro. EL día 3 de junio de 1982 se inauguraron 2 grandes marcadores Mitsubishi en los fondos norte y sur. También con motivo del Mundial se procedió a la urbanización de algunas de las áreas de los alrededores del estadio como fue el derribo y explanación de la calle General Pando, hasta entonces ocupada por pequeñas casas de una altura, que estrangulaban el paso, para ello el VCF tuvo que ceder 4000 metros cuadrados de su propiedad al Ayuntamiento situados en la zona del gol sur.

 

Inicio de las obras

 

Aspecto tras la reforma

 

Aspecto de la parte norte sin peatonalizar

 

 

 En el año 1992, el Mestalla fue subsede olímpica de futbol, de las Olimpiadas de Barcelona, disputándose los partidos de la selección española frente a Colombia (24 de julio), Egipto (27 de julio), Qatar (29 de julio), Italia (1 de agosto) y Ghana.

 

4ª Etapa (Reforma Paco Roig)

 

Proyecto inicial de reforma del año 1995, para 70.000 espectadores no llevado a fin

 

Mestalla vivió su última ampliación bajo el mandato de Paco Roig, como presidente. Entre 1997 y 2001 se elevan las gradas numeradas numeradas por su parte superior, hasta alcanzar los 53.900 espectadores y se instalan nuevas torres de acceso en dos esquinas. Con las obras complementarias de rehabilitación y modernización de las instalaciones, el gasto asciende a 4.000 millones de pesetas (24 millones de euros).

 

En 1994 el estadio recuperó su antiguo nombre de Mestalla

 

Estado del campo tras la última reforma