1. La Prehistoria

La Prehistoria abarca desde la aparición de los primeros homínidos (hace unos 2,3 millones de años) hasta la invención de la escritura (3500 a.C.). Esta gran fase de la historia se subdivide en Paleolítico, Neolítico y Edad de los Metales.



Los primeros seres humanos

Charles Darwin fue el científico que en el siglo XIX enunció la Teoría de la Evolución de las Especies (Evolucionismo), basada en la idea de la Selección Natural.
Hace unos 5 millones de años una nueva especie, los Australopithecus, supuso el tránsito entre los primates y los hombres. A partir de ella, una serie de cambios anatómicos y culturales marcó el proceso evolutivo:
  • El BIPEDISMO o marcha bípeda permitió un mayor campo de visión y la liberación de las manos. Éstas pudieron dedicarse a la fabricación de instrumentos.
  • El AUMENTO DE LA CAPACIDAD CRANEANA, paralelo al desarrollo cerebral, facilitó la aparición del lenguaje y de otras actividades sociales (creencias, arte...).
  • El fuego y la constante mejora material modificaron la dieta y produjeron una DISMINUCIÓN DE LA MANDÍBULA Y DEL TAMAÑO DE LOS DIENTES, transformando, junto a la aparición del mentón y de la frente plana, la apariencia del rostro y dotándonos de nuestro aspecto actual.

Podemos sintetizar la evolución humana en las siguientes fases:
  • AUSTRALOPITHECUS (3,5-2,5 millones de años): introduce el bipedismo. No considerado aún un Homo pues, aunque utilizaba instrumentos de su medio, no los fabricaba.
  • HOMO HABILIS (2,3-1,8 millones de años): ya fabrica instrumentos, por lo que es considerado el primer representante del género Homo.
  • HOMO ERECTUS (1,9 millones de años-400.000 años): introduce el fuego, un cierto comportamiento social y se expande por el viejo mundo (sale de África y penetra en Asia y Europa).
  • HOMO SAPIENS NEANDERTHALENSIS (150.000-35.000 años): perfecciona la cultura material y con él aparecen los primeros enterramientos (creencia en el más allá). Fabrica ya útiles especializados.
  • HOMO SAPIENS SAPIENS (120.000-hoy): hombre moderno con el que aparece el arte.


El Paleolítico 

Podemos caracterizarlo de la siguiente forma:
  • Alimentación basada en la depredación, esto es, el aprovechamiento de los recursos del entorno a través de la caza, la pesca y la recolección de frutos.
  • Nomadismo derivado de lo anterior, ya que dependían de la presencia o no de recursos, por lo que debían desplazarse en su busca.
  • De acuerdo con el clima (frío o cálido, seco o lluvioso) y del entorno (montañoso o llano), nuestros antepasados vivían bien en cuevas bien al aire libre. El uso postrero del fuego permitió mejorar sus lugares de residencia y su dieta.
  • La evolución humana estuvo acompañada desde el principio por la mejora de la cultura material (desde instrumentos toscos y multifuncionales hacia herramientas eficaces mucho más pequeñas).
  • En las últimas etapas de la hominización surgieron las creencias religiosas (con los neandertales tenemos constancia bajo la forma de enterramientos rituales) y el arte (con el Homo Sapiens aparecen el arte parietal y mobiliar, relacionados con rituales mágicos para propiciar la caza o la fecundidad).


Arte paleolítico

Las primeras creencias religiosas aparecen para dar explicación a fenómenos misteriosos para nuestros antepasados. Para influir en ellos se realizaban ceremonias rituales.
Con el Homo sapiens neanderthalensis aparecen los primeros enterramientos rituales en los que el difunto está acompañado por el ajuar funerario.

Pinturas rupestres:
  • Hace 30000 años con el Homo sapiens sapiens.
  • Pintaban animales.
  • Magia Propiciatoria: cazar.
  • Las cuevas como santuarios.
  • Cuevas de Altamira y Tito Bustillo (España) y Lascaux (Francia).
     
Arte mobiliar:
  • Decoración de piedras con grabados.
  • Propulsores.
  • Venus paleolíticas:
    • Figuras femeninas con los órganos reproductivos destacados.
    • Culto a la fertilidad.



El Neolítico

La observación de los fenómenos naturales (nacimiento y crecimiento de las plantas y comportamiento de los animales) permitió a los seres humanos empezar a cultivar (agricultura) y a domesticar animales (ganadería).

Las nuevas necesidades derivadas de lo anterior provocaron el nacimientos de nuevas técnicas y útiles:

  • En el trabajo de la piedra se pasó al PULIMENTO, permitiendo la creación de nuevos utensilios tales como la azada, el hacha, el molino o la hoz.
  • El almacenaje, transporte y cocción de los alimentos se logró mediante la invención de la CERÁMICA.
  • El inicial trabajo con cuerdas (CESTERÍA) dio paso a la técnica del tejido, utilizando para ello instrumentos como el huso y el telar.

AMPLIACIÓN
Hace unos 10.000 años asistimos a uno de los momentos estelares de la historia humana: la Revolución Neolítica. El proceso podría ser resumido de la siguiente forma:

  • Al CAMBIO CLIMÁTICO ocurrido alrededor del 10.000 a.C. se une un previo y paralelo CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN.
  • Las transformaciones ocurridas en el entorno (modificación de especies por el cambio climático y reducción de los recursos por el aumento poblacional) provocan que el hombre tenga que adaptarse y BUSCAR NUEVAS FORMAS DE ALIMENTACIÓN.
  • A un primer momento en el que las poblaciones modifican su dieta recurriendo a lo que el entorno proporciona (ALIMENTACIÓN DE AMPLIO ESPECTRO) sigue otro en el que no tiene más remedio que pasar a PRODUCIR SUS PROPIOS ALIMENTOS. Han aparecido así la AGRICULTURA Y LA GANADERÍA.

El paso del hombre de DEPREDADOR A PRODUCTOR supuso otros cambios acumulativos:
  • Con anterioridad o paralelamente a la aparición de la agricultura, las poblaciones tuvieron que reducir su movilidad, convirtiéndose al final en SEDENTARIAS, debido a la necesidad de controlar plantas y animales.
  • Este sedentarismo provocó la aparición de los primeros poblados que, con posterioridad, pudieron evolucionar hacia aglomeraciones más grandes (ciudades).
  • La mayor seguridad alimentaria, así como la reducción de los desplazamientos,  llevaron a un espectacular AUMENTO DE LA POBLACIÓN.
  • Todo lo anterior provocó una mayor división del trabajo y la aparición de nuevas necesidades, dando lugar a la eclosión de la ARTESANÍA Y EL COMERCIO.
  • Esta mayor diversificación social llevó, en última instancia, a la JERARQUIZACIÓN DE LAS SOCIEDADES.

Pero ¿dónde se produjeron estos cambios? Aunque el lugar más señalado es el Creciente Fértil (Oriente Próximo, más concretamente entre los ríos Tigris y Éufrates), la aparición de la agricultura se dio de forma autónoma en otros lugares. Veámoslos todos:
  • CRECIENTE FÉRTIL, con el trigo, centeno y cebada como productos más importantes. Desde aquí se difundió a toda Europa.
  • INDIA, con trigo y cebada.
  • CHINA, con mijo.
  • VIETNAM, con arroz.
  • CENTROAMÉRICA, con judía, maíz, calabaza y calabacín.
  • ZONA ANDINA SUDAMERICANA, con judía, maíz, patata, pimiento, calabaza y calabacín.

AMPLIACIÓN
Algunos INVENTOS previos, simultáneos o posteriores nos ayudan a comprender la gran revolución en la Historia humana que supuso el Neolítico:
  • EL ARADO permitió aumentar la productividad de las plantas domesticadas.
  • LA RUEDA, aplicada al carro y al torno, supuso la consolidación y expansión del transporte y de la cerámica.
  • LA METALURGIA, invención postrera de este periodo, con funciones de adorno personal, bélica y económica, llevará en última instancia a un periodo de transición que nos ubicará ya en la Historia.

La Edad de los Metales

Hacia el V milenio a.C. se inicia en Oriente Próximo una nueva etapa histórica que conocemos como Edad de los Metales. El aspecto que la diferencia de la etapa previa es el descubrimiento del uso del metal, con las implicaciones económicas y sociales que ello supuso. Distinguimos normalmente tres etapas:
  • EDAD DEL COBRE, la primera (5.000 a.C), caracterizada por el uso de este metal que, por sus características (blandura), no permitía más que su utilización en el adorno personal.
  • EDAD DEL BRONCE (aleación de cobre y estaño, 3.000 a.C.) en la que pudieron fabricarse instrumentos más duraderos y eficaces (armas).
  • EDAD DEL HIERRO (II milenio a.C.) en la que el uso del metal se extendió a todos los sectores económicos (agricultura, sobre todo).

La introducción del metal supuso novedades importantes:
  • Consolidación de la ARTESANÍA y el COMERCIO como actividades económicas básicas.
  • MAYOR COMPLEJIDAD SOCIAL, con una cada vez más clara distinción entre ricos y pobres, entre poderosos y dependientes.
  • Los poblados se transforman paulatinamente en CIUDADES.
  • APARICIÓN DEL ESTADO como forma de regular unas relaciones sociales cada vez más complejas.

Acompañando a la expansión del metal, en Europa se produjo un hecho cultural muy característico, el MEGALITISMO, esto es, la construcción de monumentos con grandes piedras. Los tipos más extendidos de estas construcciones son:
  • MENHIR, o piedra hincada en el suelo, con una función conmemorativa o territorial.
  • DOLMEN, varias piedras verticales sostienen otra horizontal, como sepulcro colectivo.
  • CRÓMLECH, círculos concéntricos de piedras, como lugares de culto.
  • SEPULCRO DE CORREDOR, variedad del dolmen con un pasillo que antecede a la cámara propiamente dicha, y con la misma función.

LOS PRIMEROS POBLADORES DE LA PENÍNSULA IBÉRICA Y EXTREMADURA

  1. LAS COMUNIDADES PALEOLÍTICAS:
    • PALEOLÍTICO INFERIOR (800000-100000 a.C.). Los restos humanos más antiguos se han hallado en Atapuerca: el Homo antecessor de hace 800000 años. Vivían al aire libre y fabricaban toscas herramientas. En Extremadura, estas primeras comunidades vivían también en los márgenes de los ríos.
    • PALEOLÍTICO MEDIO (100000-40000 a.C.). El clima más frío obligó al hombre a refugiarse en cuevas y abrigos.
    • PALEOLÍTICO SUPERIOR (40000-8000 a.C.). Es la etapa del Homo sapiens sapiens, de la que en Extremadura tenemos restos de pinturas en Maltravieso.
  2. LAS PRIMERAS SOCIEDADES AGRÍCOLAS.
El Neolítico llega a la Península Ibérica en el VI milenio a.C. gracias a pueblos llegados del Mediterráneo oriental. Un poco más tarde, V milenio a.C., penetró en Extremadura.
Estos grupos ya se dedicaban a la agricultura y a la ganadería, y realizaban actividades como la cestería, el tejido o la cerámica.

LAS SOCIEDADES METALÚRGICAS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA Y EXTREMADURA

LA APARICIÓN DE LOS METALES
  1. LA EDAD DEL COBRE (3000-1700 a.C.). Las poblaciones llegan a tener una estructura urbana (Los Millares de Almería, La Pijotilla de Badajoz), destacando asimismo el megalitismo y la cultura del Vaso Campaniforme.
  2. LA EDAD DEL BRONCE(1700-1000 a.C.). Destaca la Cultura de El Argar (SE peninsular) con poblados fortificados en alto y enterramientos individuales. En Extremadura también aparecieron poblados fortificados y enterramientos en cistas con estelas decoradas.
  3. LA EDAD DEL HIERRO(I milenio a.C.). El hierro llegó con los celtas centroeuropeos y los navegantes mediterráneos.

El MEGALITISMO empezó a finales del Neolítico y perduró durante la Edad de los Metales.
Abundan los dólmenes de corredor, como en Los Millares.
En Extremadura hay muchos, destacando los de Valencia de Alcántara, Magacela y Lácara.