Noticias‎ > ‎

ESTO ES EL VALENCIA

publicado a la‎(s)‎ 5 mar. 2012 5:47 por leila leila   [ actualizado el 6 mar. 2012 4:14 ]

Después de casi dos temporadas, está Web llega a su fin, motivos personales me obligan a no seguir manteniéndola, y que conste que poco a poco esto iba mejorando, jamás he publicado un dato que no fuera contrastado ni he admitido ningún comentario personal o que no estuviera relacionado con el equipo, pero creo que los que estéis leyendo esta noticia entenderéis, que motivos no me faltan y razones me sobran para permitirme despedirme con un artículo un tanto personal y emotivo.

No sé,  ni me importa, que la gente pueda estar en desacuerdo con lo que aquí explico, es mi opinión, es mi verdad y como puedo pues la publico, aunque alguien se pueda sentir ofendido.

Esta es la 5ª temporada de Borja en el Valencia CF., llegó en el 2007 con mucha ilusión tras unas pruebas hechas a los niños seleccionados por los captadores del Club.

Durante los 3 años de fútbol 7 estuvo en los equipos de 1ª línea de la Fundación del VCF, pagando las correspondientes cuotas de la “Escuela” (al final casi 1000 €), pasando de un equipo a otro sin motivo aparente, sin explicaciones o cualquier otro dato que justificara el cambio. Durante los tres años, la “Escuela”, nunca  me hizo llegar un informe, nota o calificación que determinara la progresión del niño, lo que hace bien , las carencias, lo que debe perfeccionar y lo que pretendían potenciar, entiendo que ese debe ser el motivo de una escuela.

De todas formas la ilusión por vestir la camiseta y el escudo del primer equipo de tu ciudad  hace que no valores los inconvenientes, y des por buena cualquier circunstancia si el niño es feliz.

El salto a fútbol 11en la Escuela del VCF es traumático para la mayoría de los niños de los equipos Alevines de 2º año, de 6 equipos (aproximadamente 80 niños) sólo pasan unos 15, se supone que por méritos deportivos, los otros 7 hasta 22 los suelen aportar normalmente el equipo de captación.

A estas alturas y como ya no se paga cuota, solo puedes aguantar el tirón si deportivamente tienes cualidades, si tienes un padrino o si tienes un buen representante con capacidad para presionar.

Si eres realmente bueno, otros Clubs se pueden interesar por ti, y es entonces cuando te conviertes en el rey del equipo, juegas todos los minutos, te permiten todas las salidas de tono etc.,

Hay que tener en cuenta que un equipo de futbol 11 está compuesto normalmente por 22 jugadores elegidos de entre los 25 que inician la pretemporada, se entiende que pocos niños de la Comunidad Valenciana dicen no a la posibilidad de jugar en el Valencia CF, por lo que a juzgar por el nivel de los jugadores se entiende la exigencia de los resultados, aunque cuando esto se convierte en la única meta del entrenador, desvirtúa el hecho de que seguimos estando en una escuela. Cualquier entrenador con esta plantilla debería ser capaz de ganar la liga, con el permiso claro está del Villarreal, que tiene unos medios similares. Lo que a mi parecer debería ser la obligación del entrenador es conseguir sacar de la plantilla a 22 jugadores, lo fácil y está al alcance de cualquiera es sacar 11 titulares, 5 reservas y 6 sparring para que los titulares se motiven en los entrenamientos.

En el caso particular de Borja la temporada 2010/2011 fue muy dura, pues le tocó ser el reserva del crack del equipo “sin comentarios” menos mal cuando el Club se enteró del interés del Barcelona por él empezó a convocarle con el equipo de la siguiente categoría hasta que lo pasaron definitivamente de equipo y esto a Borja le dio un respiro, jugando a partir de entonces, en 8 jornadas, el mismo tiempo que en las 22 anteriores pudiendo demostrar las cualidades deportivas en tan poco tiempo. Esta circunstancia más los torneos de fin de temporada hicieron que el Club se replanteara la decisión de prescindir de él para la siguiente, citándole para la pretemporada y postergando la decisión sobre su futuro tras valorar resultados.

Llegado este momento, no quería dejar pasar la ocasión de hacer público un correo que le envié al entrenador de Borja hace ahora aproximadamente un año con una petición al parecer fuera de lógica (enlace).

Por fin al acabar la temporada (30de junio2011) el club llama al jugador y al padre para explicar la conclusión dicen:” en el informe de navidades, Borja estaba fuera del equipo y no seguiría la siguiente temporada, pero en los últimos meses la cosa ha cambiado y queremos que juegue la pretemporada con nosotros y tras concluir, si no se queda en el Club, nosotros le buscamos uno en la misma categoría”

Ante esta decisión yo, como padre rechacé la opción, no me pareció justo ni ético que no le dieran durante 6 meses oportunidad de jugar ni demostrar nada y que su continuidad quedara  pendiente de una pretemporada y tras negarse a darme mas expoliciones me contestaron “ESTO ES EL VALENCIA

Borja consciente de la situación y seguro de sí mismo acepto el reto muy en contra de mi parecer, reto que superó y puso en un compromiso al Club, que en principio no contaba con él para la temporada.

El lunes de la semana misma del comienzo de la liga, y como el Club no movía ficha, preguntamos por la situación de Borja, pues había varios equipos interesados en contar con sus servicios. Reunidos con la cúpula del Valencia CF nos informaron de la decisión del Club: “Borja seguiría en el Valencia CF con licencia federativa del Infantil B, al no quedar fichas libres en el A, lo que le permitiría según Juan Sánchez ser un privilegiado porque cuando su entrenador no lo convocara, jugaría en el B asegurándose de esa manera que jugaría más que ninguno de sus compañeros, lo que ratificó José Jiménez asegurándole que no volvería a pasar lo del año pasado porque lo importante a esas edades es formarse y jugar aunque fuera en una categoría inferior”. No parece que se esté cumpliendo lo pactado, pues acabada la jornada 19 Borja a jugado menos minutos que a estas mismas alturas en la temporada pasada, y el promedio de partidos es de uno jugado de cada tres disputados cuando el año pasado terminó en uno de cada dos.

 
Posición en el campo de Borja más repetida en esta temporada.
 
Con esas premisas Borja acepto quedarse en el Valencia CF, pero yo como padre receloso por la experiencia, ese miércoles después del entrenamiento, pregunté al entrenador sobre el tema y las dudas que éste manifestó me hicieron replantear la situación manifestándole que iba a llamar al entrenador del Levante UD para saber si todavía existía la posibilidad de llegar a un acuerdo. No habían pasado cinco minutos cuando el entrenador, Rubén Mora, precisamente el mismo del año anterior ya había hablado con la directiva y me llamó al móvil para darme su palabra de que por su parte confiaba en el jugador tal y como había demostrado en la pretemporada y lo consideraba un titular en el equipo. Ante esta nueva situación y confiando en la palabra de Rubén, Borja ficha de nuevo por el Valencia CF.

Por cierto ni a la directiva ni al entrenador se le pasó por la cabeza informarme que el “Crack”, tras su breve paso por la Masía volvía al equipo a la semana siguiente y por eso estaban ocupadas las fichas del A, y Borja volvía a tener un problema delante.

Caso parecido ocurrió con un portero, lo que supuso que se iniciara la temporada con 24 jugadores en la plantilla en vez de 22 que fija la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana. ¿Cómo se soluciona esto? Dos jugadores del Infantil B no se les dieron de alta, podían entrenar, jugar amistosos, pero curiosamente no los convocaban para los partidos oficiales, no sé que les contarían a los padres, uno estuvo 4 jornadas y otro 11.

Recuerdo que en la pretemporada varios jugadores llegaron a la conclusión de que el entrenador no contaba con ellos y optaron por buscar otros equipos, no parece política del Valencia CF desprenderse de ningún jugador, incluso sabiendo que lo están perjudicando al no permitirle progresar en el campo.

Parece que todo el mundo está convencido que un CLUB GRANDE = GRAN CLUB, nada más equivocado, basta vivirlo por dentro y pensar porqué en la jornada 4 un jugador pide la baja para irse a un club pequeño, en la jornada 11 lo hace otro, en la 17 lo hace otro y uno más en la jornada 19.

Es posible que algo se esté haciendo mal. ¿Quién le explica a un jugador de 13 años, defensa, que no es convocado para un partido importante por su entrenador, después de haber entrenado durante la semana como el que más, que en el campo ocupe su lugar un jugador de la categoría inferior y en el banquillo se siente un compañero que ha estado durante la semana sin entrenar por síndrome gripal? ¿Quién le explica que en 17 jornadas no haya merecido jugar un solo partido completo? ¿Quién le explica a un jugador que según para quien la confianza dura 18 minutos, tiempo que tarda en sacar a calentar al que te va a sustituir porque después de tres jornadas sin jugar tienes dos fallos en los primeros 15 minutos? y otros casos que no merece la pena enumerar.
Está claro que si competencia profesional se puede discutir que tenga el entrenador, lo que es psicología no es algo que conozca.
Es ahora más comprensible entender el espectaculó que dio el Valencia CF en el torneo de Arnedo (Logroño), familiares y cuerpo técnico del Valencia CF gritándose en la calle, acusando finalmente a las familias de los jugadores de no animar al equipo, intentando quitar importancia al fracaso deportivo. Si se informase con la suficiente antelación sobre los torneos en los que participa el equipo y quien va a ir, sería más fácil organizarse para asistir, reservar alojamiento más barato y en la localidad donde se celebra, vamos como el resto de los equipos, a lo mejor ayuda para animar al equipo independientemente de no estar de acuerdo con los planteamientos deportivos del entrenador. 
Llegamos al momento de tomar la decisión de cambiar de aires, Borja se va del Valencia (pide la baja no lo echan) convencido de haber estado muy por encima de lo que este Club se merece, ha llegado hasta aquí sin representante, sin ser hijo de…, sin padrino, sin tener que atender compromisos ni obligaciones generadas por otro club, sin conocer ni confraternizar con el entrenador y sobre todo esforzándose más que ninguno para suplir las limitaciones físicas que su tardío desarrollo le causan.
También quedan atrás buenos ratos, éxitos deportivos y momentos emotivos, pues en casi cinco años también caben, quedan compañeros y quedan amigos, en el cómputo global solo me arrepiento no haber sabido convencer a Borja el verano pasado de que el Valencia CF no tenía talla para un jugador como él.
Éste artículo lo escribí el lunes 27 de febrero cuando decidimos solicitar la baja federativa, cosa que el Club no se tomó muy en serio, me dijeron que se reunirían para tomar una decisión y no me he atrevido a publicarlo hasta no tener la baja en mis manos.
 Durante la semana y al no disponer de la baja , Borja a  participado en todas las actividades previstas por el Club incluso jugó el miercoles un amistoso donde el entrenador le dijo que jugaría el partido de la jornada 20 y si lo hacía bien jugaría el de la jornada 21(Contra último y peúltimo clasificado), tal vez se tomaba a broma la situación.
El jueves 01 de marzo y tras no recibir respuesta me presenté en las oficinas donde tras unos minutos de espera y unas disculpas por no poder atenderme quien debería hacerlo, me dicen que Borja tenga paciencia que hablarian con el entrenador para que le diera más minutos, le vuelvo a recordar que yo he solictado la baja, que no pretendo mendigar minutos y me dicen que si esa era mi decisión que la respetarían.
Mi única intención a esta alturas es conseguir la baja y la ficha lo antes posible para poder buscar equipo para Borja, el viernes me dicen que por lo menos hasta el lunes no me la podrán dar porque se debe firmar y presentar en la Federación.
Llega el partido de la Jornada 20 y claro está ESTO ES EL VALENCIA, Borja ya no está convocado, la despedida de sus compañeros la tiene que hacer en le vestuario, un detallazo después de casi 5 años, menudos hijos de ... 
Hoy lunes 05 de marzo ya me han dado la baja y la ficha, eso sí recordandome que debo entregar la equipación de juego, solo deseo olvidar este mal trago y desear que los hijos que los responsables de ésta situación sean tratados como ellos tratan a los demás, aunque si se dedican al fútbol tendrán más suerte pues siempre tendrán el enchufe de ser hijo de.
 
NOTA: Quiero aclarar que cuando me refiero en el artículo al “Crack del equipo”, quiero decir precisamente eso “Crack”, un jugador con técnica y visión de juego excepcional como pocos he conocido, sin ánimo de ofender ni menospreciar al jugador. Lo he utilizado como referencia a las actuaciones del Club entendiendo que el jugador no es responsable de la situación y pido disculpas públicamente si este artículo molesta, ofende o incomoda a algún componente del equipo pues creo que honradamente cada uno busca progresar con los medios que tiene a su alcance y es el Club el que no los gestina adecuadamente.
 
Marcos Pulido López, padre engañado  por un grupo de prepotentes.
 
Si quieres comentar esta noticia (Click aquí)
.
Comments