Nuestro sitio


Somos de aquí, leoneses del terrotorio de las tribus pre-romanas Vadinienses, orgullosos de nuestras raices: el Reino de León y la Merindad de Valdeburón.

Hasta mediados del siglo XIX la principal vía de acceso desde la meseta a la montaña seguía paralela al Esla desde Cistierna a Las Salas, para luego seguir por los valles de Aleón (Lois) y San Pelayo hasta llegar a Burón.

Burón ha sido el centro de la montaña desde los tiempos pre-romanos hasta muy avanzado el siglo XIX. Al imponerse el acceso por el desfiladero del Esla (por Bachende), Burón perdió su milenaria primacía a favor de Riaño.
 
Somos de aquí. Con la tierra, aire, agua y fuego formamos la Montaña de Vadinia, Montañas y Bosques que dan vida a los ríos Sella, Cares y Esla

Nuestro Objetivo


Somos montañeses de la Comarca de Riaño, o mejor, de la Montaña de Vadinia. Conocemos nuestro pasado y presente. Añoramos un futuro mejor.
Intereses foráneos invadieron estas montañas desde tiemos inmemoriales.

En tiempos pretéritos, unos fueron rechazados (los árabes y las torres de alta tensión), otros nos derrotaron y arrasaron en el pasado (los romanos, franceses) y los insaciables intereses de los regantes del llano y las compañías eléctricas).


La primera conquista documentada la protagonizaron los Romanos que  vencieron a las tribus Vadinienses. Casi dos mil años después (años 1.800 d.c.) las tropas francesas calcinan los principales pueblos de la montaña: Boca de HuérganoPedrosa y el pueblo cabecera de la montaña: Burón.
 
En 1987, y haciendo buenos a los despiadados ejércitos romanos y franceses  las grandes corporaciones energéticas y los falsos defensores de los intereses de regantes, ejecutaron la más bárbara cruzada contra la histórica Montaña de Vadinia. Pero esta vez no se conformaron con arrasar las poblaciones cabecera de la Montaña ( que eran Pedrosa, Burón y Riaño) sino que destruyeron otros 6 pueblos (Anciles, Huelde, Salio, La Puerta, Escaro y parte de Vegacerneja). Dos mil quinientas personas desplazadas y 22 km2 (MÁS DE LA MITAD) de nuestros mejores valles expoliados a la Comarca de  Riaño), para ponerlos al servicio del enriqueciendo de lejanos Pueblos, Comarcas, Provincias y Regiones.

Nuestro objetivo es eliminar el perjuicio moral y económico que el Pantano de Riaño y los Parques de Picos nos causan día a día. Poner en valor los recursos de nuestra Comarca, evitando nuestra sumisión a intereses foráneos.

TRIBUNA