"TFT,Terapia breve, de emergencia, y en conexión con la energía del ego"

Nueva Terapia Psico-energética

 Terapia breve, de emergencia, y en conexión con la energía del ego


 La “Terapia holistica de los campos del pensamiento”  (THCP) a la que nos vamos a referir ha nacido de las valiosas enseñanzas recibidas del Dr Roger Callahan, quien desarrolló y perfeccionó durante más de 20 años, hasta “ponerla a punto”, y dejarla en un nivel de excelencia en cuanto a esquematización de sus algoritmos y eficacia terapéutica, como una verdadera “Terapia breve”.  La así llamada “Terapia de los campos del pensamiento” o TFT (“Thought Field Therapy”), como él la denominara es enseñada en la actualidad en numerosos países.

 El Dr. John Diamond, Psiquiatra y Kinesiólogo, ha abierto un camino distinto a la terapia clásica al colaborar con el Dr. J Goodheart Jr. y el mismo Dr. Callahan, el creador de este enfoque terapéutico. Sus contribuciones a esta nueva psicoterapia energética van más allá del dualismo espíritu-cuerpo. Es una introducción  a los nexos entre diversos campos del aspecto holístico; es una conexión a la energía del ego, o del sistema energético con emociones y comportamiento.

                  “Ellos han sido nuestros grandes maestros en este sentido.”

 Otros muy importantes colaboradores en esta técnica psico-energética son los científicos que han contribuido a la comprensión de la bioenergía y las interfaces con las leyes conocidas y desconocidas de física : p.ej.: Samuel Hahnemann, Edward Bach, Burr, Becker, Bohm,  y otros.

Pero el aporte más  importante, y esencial, que fuera recogido e integrado por Callahan y su escuela, fueron los investigadores de la medicina china, porque ellos han descubierto que el cuerpo tiene un sistema energético palpable que puede ser evaluado, medido y tratado para lograr progresivamente el bienestar global deseado .

 El Dr. Roger Callahan y su equipo, de acuerdo a lo antes mencionado,  han sintetizado varios aspectos de la medicina china y la conexión con el  campo mental y el sistema nerviosa autonoma, para tratar en manera muy rápida y durable los puntos siguientes:

 A)     los trastornos del estrés post-traumático

B)     los aspectos psico-somáticos

C)     la causa de reincidencias y recaídas de los pacientes, o falta de éxito de tratamientos. Esto, debido a la existencia (casi constitutiva del transtorno) de una “ inversión psicológica”, vale decir, de un auto-sabotaje inconsciente dado a la inversión de polaridad, causado por el aflujo extremo de Nor-Adrenalina durante un shoc. Este mismo causa el cortocircuito entre el celebro emocional y racional, impidiendo el procesamiento de los emociones y de la memoria.

   Este nuevo método psico-energético nos hace aprender y aprehender de manera rápida y perdurable el rol central de lo que significa la circulación energética que conlleva a la conexión cuerpo y espíritu, porqué interviene  y regulariza los trastornos neuronales.

  A partir de principios de la medicina china podemos construir un razonamiento simple, basado en la energía (expresada somáticamente en los meridianos), que es medida por el “test muscular” practicado en kinesiología desde hace mucho tiempo.

En este test, se piensa en el “problema” (que es expresado en forma clara y unívoca), estando en ese “campo de pensamiento” (que necesariamente está asociado con un correlato emocional generalmente inconsciente o no percibido siempre con toda su claridad por el paciente) y  realiza un acto voluntario  que se expresa en una fuerza muscular desarrollada en una extremidad. Si existe una  discordancia entre lo que expresa el pensamiento y “lo que el cuerpo expresa o dice”, se notará una interferencia en la fuerza ejercida, la que se debilita, porque la respuesta neuronal no llega hasta la periferia. Si, en cambio, hay “consonancia”, sabremos en forma objetiva lo que ocurre realmente en el paciente, porque la respuesta neuronal llega hasta la periferia (estar en llena forma).

 Esto permite diagnosticar en forma precisa el origen del desorden energético y sistema nerviosa autónoma, causa de  enfermedades, psíquicas, físicas o psicosomáticas.

 Y, además, como se comprenderá fácilmente, la respuesta o diagnóstico no depende de la interpretación del terapeuta, sino que será la expresión más genuina del paciente en su interioridad y en forma de algoritmos, indicando un aspecto emocional.

  De esta manera, también se puede diagnosticar con seguridad si existe una “inversión psicológica”, o "inversión de polaridad"  o “auto – sabotaje” que obscurezca el diagnóstico.

 El tratamiento (después del diagnóstico y tratamiento del “auto-sabotaje”)  asocia al mismo tiempo:


-          una “puesta en contacto” del campo mental (pensar en el problema)

-          una autoestimulación digital de los puntos energéticos – meridianos y resonancia mórfica

-          movimientos oculares de estimulación neurológica y activación bi-hemisférica (EMDR).

Es esta triple combinación, en efecto, la novedad del tratamiento psico-energético, que disipa “el exceso de energía” enquistada, bloqueada en un hemisferio cerebral y en el sistema nerviosa autónoma y el campo mental, que crea los trastornos energéticos, neurológicos, orgánicos, emocionales y del comportamiento, y que produce daños neurológicos funcionales y morfológicos en el hipocampo, la amígdala, la corteza pre-frontal y otras estructuras cerebrales con sus consecuencias psico-somáticas.

 Una vez “levantada”, es decir, liberada la barrera energética que obstruye el sistema nerviosa autónoma y que generaba desorganizaciones de percepciones, todo trabajo cognitivo, analítico, comportamental e integrativo se asocia en un modo más lógico y fácil, para adecuar las percepciones del paciente, quien estará en condiciones de reorganizar y reequilibrar su esquema mental, emocional y corporal en un tiempo muy breve.

 El razonamiento y la resonancia emocional corresponden y se ajustan durablemente.

 El método psico-energético es una llave maestra para la salud, porqué trata la causa.

 Este método permite un programa de desmedicamentación rápida por una parte, y por otra, estimula al paciente a comprometerse en su sanación, porque él mismo se hace partícipe activo de su tratamiento.

 THCP/TFT  es fácil de aprender porque es lógico en el sentido energético. Además, no es dependiente de la interpretación que el terapeuta haga mediante un diagnóstico nosológico o analítico, un “rótulo”, en definitiva. Al contrario, es el resultado de una medición precisa a nivel energético con el “test muscular” en contacto con el campo mental, y así poder tratar inmediatamente los meridianos desequilibrados con la estimulación neuronal por los movimientos oculares.

De esa manera, el paciente no es dependiente, valga la redundancia,  del análisis  del terapeuta.

 La sicología energética es una exploración en la interfase  de energía, emoción/ cognición/ comportamiento y salud. Por eso necesita también un trabajo cognitivo para instalar recursos y conductas adaptativas, que el paciente traumatizado, y por eso disociativo, a raíz de su disociación, no tuvo oportunidad de adquirir y consolidar.

 En resumen, podemos decir que los siguientes puntos indican las diferencias fundamentales entre  THCP(TFT) y las otras técnicas:

 

1)    No es necesaria una relación de transferencia paciente - terapeuta

2)    THCP (TFT) puede, por lo mismo, ser aplicado también a familiares y amigos

3)    El test muscular permite un diagnóstico preciso, evitando errores de diagnóstico

4)    Con el test muscular se detecta también la causa del bloqueo principal e inconsciente que dificulta o impide una sanación: la inversión psicológica o “sabotaje” es también evidenciable y tratada

5)     En el tratamiento se regula en el mismo tiempo:

-          la energía bloqueada en el hemisferio, el sistema nerviosa autónoma y del campo mental (la  causa de los trastornos)

a través del tratamiento simultáneo de los meridianos, de la estimulación ocular – bihemisférica y el contacto con el campo del pensamiento (inscripción del trauma)

-          los aspectos psico-somáticos

-          las percepciones (regulación del cerebro emocional y cognitivo)

-          las creencias negativas enraizadas (resultado del trauma y de la inversión de la polaridad - sabotaje inconsciente)

-          el comportamiento

 

6)     En este tipo de trabajo el paciente no está pasivo, sino que está involucrado activamente en su propia sanación

 

7)     Como todo ser humano, el terapeuta puede también haber estado sometido a situaciones traumáticas previas, y por esa razón puede tener dificultades en el tratamiento del trauma del paciente. Las técnicas usuales son muy difíciles de aplicar en este caso con éxito. Sin embargo, THCP (TFT) no tiene esta limitación para el terapeuta, porqué él mismo se puede tratar simultáneamente con el paciente (con un buen sentido de empatía, y la corrección de la inversión sicológica).

8)     Se ha observado desde hace aproximadamente 20 años que no hay recaída ni recidivas.

 Finalmente, de acuerdo a los estudios de Dr. Fred Gallo, el TFT es la terapia más breve y efectiva de todas técnicas. (Dr. Fred Gallo: Energy Psychology, p. 19 “highly efficient therapies”)

Esta nueva terapia esta dirigida a todos los terapeutas formados en psicología o medicina.

 

60 horas se consagran al aprendizaje de la teoría y de la práctica;

 

Comments