Vino y Carne en Yom Tob... ¿Obligatorio?


Introducción

Yom Tob es un momento fundamental para la integridad de todo Yehudí, Decretados por el Todopoderoso en su Sagrada Torá, en épocas del año que encabezan, distribuyen y llenan la vida útil de todos, en todos los sentidos. Y es tan fundamental, que nuestros Sabios (Macot, 23:1) dijeron que todo el que desacate las reglas (Lo Taäsé) del Yom Tob se le considera como si hubiese rendido pleitesía a la idolatría, y según Maséjet Abot (Pérek 3: Mishná 11), menguaría su parte en el Mundo Venidero. Este poder del Yom Tob incluye además un mandamiento (Äse) de la Torá lleno de benevolencia por parte del Creador, el cual le exige a la persona “estar Alegre” (Debarim, Parashat Reé, 16:14), con una mayor intensidad a cualquier otro día del año, incluso al día de Shabbat. No sólo alegrarse a sí mismo, sino también procurará que así sea con su familia, sus hijos, sus sirvientes, el converso, el huérfano, y la viuda con quienes esté en sus posibilidades compartir. Esta alegría no es necesariamente un gesto de sonrisa o estar de buen humor (pues esto es algo obvio), sino que se refiere a realizar acciones que promuevan el que la persona se sienta más que conforme y satisfecha intensamente. La Torá tiene la respuesta de cuáles son estas acciones…

En esta ocasión, la investigación que se llevó a cabo tuvo el objetivo de dar a conocer el calibre, obligatoriedad, y alcance que tiene la acción de tomar vino  y comer carne en el día de Yom Tob, a fin de que la persona sepa qué tanto debe esforzarse en procurar que estén presentes o no en su mesa de Yom Tob, para cumplir con la Mitzvá de Simjá en las Festividades. ¿Debe comer carne o vino en el día de Yom Tob, o podrá cumplir con Alegrarse con otras bebidas y alimentos? Todo esto y mucho más en el presente documento…


Pregunta

¿Es Mitzvá y Obligatorio comer carne de res y tomar vino en el día de Yom Tob?¿Es bueno?¿Es preferible?

Para aquellos que acostumbraron a comer leche en Shabuöt, ¿hay que esforzarse en tomar vino –y posteriormente, ese mismo día, en otra Seüdá o banquete- comer carne (por supuesto, cuidando la Ley de Consumo de Carne separadamente después de Leche)?

Argumentos



Alegrarse en las Festividades


En Maséjet Pesajim (109:1), en nombre de una Baraitá, dice que enseñaron los Jajamim (Baraitá) que hay una obligación de alegrarse en la fiesta, él y su familia, como está indicado por el versículo: “Vesamajtá Bejagueja Vehayita Haj Saméaj”. Y… ¿cuál es el recurso para alegrarlos? Responden los Jajamim: “con vino”.

ת"ר חייב אדם לשמח בניו ובני ביתו ברגל שנא' (דברים טז) ושמחת בחגך במה משמחם ביין רבי יהודה אומר אנשים בראוי להם ונשים בראוי להן אנשים בראוי להם ביין ונשים במאי תני רב יוסף בבבל בבגדי צבעונין בארץ ישראל בבגדי פשתן מגוהצין 

 Se desprende de esta respuesta que el precepto de “Te alegrarás” se concreta con vino y aparentemente no con el consumo de carne. Continuó la Baraitá diciendo, esta vez, en nombre de Rabí Yehudá, que los hombres cumplen con esta obligación con lo adecuado para ellos, y las mujeres con lo adecuado para ellas… El Talmud intuyo que –en cuanto a los hombres- se refirió al vino. Pero inquirió el Talmud ¿cuál (sería entonces lo adecuado para las mujeres, según la instrucción de Rabí Yehudá Ben Beterá)?

El Talmud respondió, con una Baraitá proveída por Rab Yosef, que las mujeres de la comunidad judía de Babilonia, con ropas coloridas, y las de Yisrael, con ropas de lino.

 

El Bet Hamikdash, y después…

 

Continuó el Talmud con otra Baraitá, en nombre de Rabí Yehudá Ben Beterá, diciendo que, en el tiempo en que el Bet Hamikdash se mantiene en pie, no hay “alegría” (Vesamajtá) sino con el consumo de carne, tal y como está escrito: “Vezabajtá Shelamim Veajaltá Sham Vesamajtá Lifné Ad. Eloheja” (y sacrificarás los “Shelamim” –tipo de Ofrenda- y comerás allí, y te alegrarás delante de Hashem). Continuó aclarando Rabí Yehudá Ben Beterá que, no obstante, ahora que no está en pie el Bet Hamikdash, no se  halla el cumplimiento de la alegría sino con el consumo de vino, tal y como lo indica el versículo: “Veyayin Yesamaj Lebab Enosh” (y el vino alegra el corazón del hombre).

תניא רבי יהודה בן בתירא אומר בזמן שבית המקדש קיים אין שמחה אלא בבשר שנאמר (דברים כז) וזבחת שלמים ואכלת שם ושמחת לפני ה' אלהיך ועכשיו שאין בית המקדש קיים אין שמחה אלא ביין שנאמר (תהילים קד) ויין ישמח לבב אנוש

Se obtiene, del Talmud, una discusión entre los Jajamim (de la Baraitá) y Rabí Yehudá Ben Beterá, sólo para el caso en que el Templo es establece: los primeros sostienen que la Mitzvá de Simjá se cumple con vino, y no es necesario comer carne; y, según R Yehudá Ben Beterá, se cumple con carne. Pero, aparentemente todas las opiniones están de acuerdo en que, en el tiempo en que no exista el Templo, el precepto de Simjá no se cumple exigiendo comer carne sino únicamente vino.

במה משמחו ביין. היינו בזמן הזה אבל בזמן בית המקדש אין שמחה אלא בבשר

Empero, los Tosafot (Pesajim, 109:1, D.H. "Bamé Mesamejó Beyayin") dicen que no hay discusión entre ambos grupos de Sabios, sino que están de acuerdo en que, en la época que el Templo estaba en pie, el precepto de Simjá se concretaba a través de consumo de carne. Es decir, no hay discusión del todo entre los Jajamim y Rabí Yehudá Ben Beterá.

 

{N.A. Hay una Guemará, en Maséjet Jaguigá (7:1), que sostiene que el versículo reseñado al principio “Vezabajtá Shelamim Veajaltá Sham Vesamajtá Lifné Ad. Eloheja” enseña que hay una obligación de ofrendar un sacrificio de Shelamim correspondiente al precepto de Simjá que encomendó la Torá. No obstante, esto no quiere decir que no sea también un precepto el resto de los detalles registrados en el Talmud de Pesajim aquí presentados; y así lo aclaró el RAMBA”M (Yom Tob 6:17): “aunque la Mitzvá de Simjá corresponde al Sacrificio de Shelamim (en la época en que el Templo está establecido), hay otros componentes de la Simjá que exigen alegrar a sí mismo,  sus hijos y a todos los miembros de su casa, cada uno según corresponda.”}.

 

Para los niños, golosinas

 

El RAMBA”M (Yom Tob, Pérek 6, Halajá 18) explica cómo se hace la Mitzvá de Simjá, y dice que, a los niños se les da granos tostados, nueces, golosinas. Y, a las mujeres, se les compra (antes de la Festividad) ropas y joyas bonitas, según su “Mamón” (posibilidades económicas). Y los hombres comen carne y beben vino, debida a que no hay alegría sin carne, y no hay alegría sin vino. Y, cuando coma y beba, deberá dar de comer y beber al converso, al huérfano, y a la viuda, así como al resto de los pobres…

 כֵּיצַד. הַקְּטַנִּים נוֹתֵן לָהֶם קְלָיוֹת וֶאֱגוֹזִים וּמִגְדָּנוֹת. וְהַנָּשִׁים קוֹנֶה לָהֶן בְּגָדִים וְתַכְשִׁיטִין נָאִים כְּפִי מָמוֹנוֹ. וְהָאֲנָשִׁים אוֹכְלִין בָּשָׂר וְשׁוֹתִין יַיִן שֶׁאֵין שִׂמְחָה אֶלָּא בְּבָשָׂר וְאֵין שִׂמְחָה אֶלָּא בְּיַיִן. וּכְשֶׁהוּא אוֹכֵל וְשׁוֹתֶה חַיָּב לְהַאֲכִיל לַגֵּר לַיָּתוֹם וְלָאַלְמָנָה עִם שְׁאָר הָעֲנִיִּים הָאֻמְלָלִים

Al parecer, el RAMBA”M exige cualquiera de las dos opciones, entre el consumo de carne y el de vino, para que el hombre concrete el precepto de Simjá, pues el RAMBA”M no dijo “debido a que no hay alegría sin carne ni vino” sino “no hay alegría sin carne, y no hay alegría sin vino”.

 

Kushiyá del Bet Yosef al RAMBA”M

 

En efecto, el Bet Yosef (O.J., Simán 529) se sorprendió del ¡cómo RAMBA”M sujeta la Mitzvá de Simjá al consumo de carne (así como al de vino), cuando se entiende -del Talmud (Pesajim, Loc.Cit.)- que el común de todas las opiniones legó que esta Mitzvá (para el cumplimiento del hombre) depende de la toma de vino (y no de carne)!

הקשה הב"י דהא בפרק ע"פ איתא תניא ריב"ב אומר בזמן שבה"מ קיים אין שמחה אלא בבשר שנאמר וזבחת שלמים ואכלת שם ושמחת ועכשיו שאין בה"מ קיים אין שמחה אלא ביין שנאמר ויין ישמח לבב אנוש ומשמע דסגי ביין בלא בשר ולמה הצריך הרמב"ם שיאכלו בשר וישתו יין ע"כ 

 

Terutz del BA”J

Anexo Exclusivo (i)

 

 En respuesta a esta incógnita, el BA”J alegó que, cuando Rabí Yehudá Ben Beterá dijo que “no hay alegría (en Yom Tob) a menos de que sea a través de vino” (cuando el Templo no está en pie), no se refirió a que la Mitzvá dependa exclusivamente del consumo de vino como lo entendió el Bet Yosef… Sino que la interpretación del Talmud es que, tomando en cuenta la inamovible obligación de comer carne para cumplir con la Mitzvá de Simjá (ya sea antes y después de la destrucción del Templo), Rabí Yehudá Ben Beterá aseveró que, ahora que no hay Templo, y, en efecto tampoco de los Sacrificios de Shelamim (como parte de la base de la Mitzvá de Simjá), se anexa sólo al vino –de entre todos los demás alimentos y bebidas- para ser un agente designado por la Ley para -que conjuntamente con el consumo de carne habitual en la Festividad- cumplir con este precepto, en la actualidad. 

אלמא דאיכא נמי שמחה בבשר אע"פ שאינן שלמים 

Es decir, en la actualidad, se concreta a través de carne y también de vino, mientras que, en la época en que el Templo estaba en pie, sólo con carne principalmente (y no tanto con vino); todo esto bajo según la opinión de Rabí Yehudá Ben Beterá. El RAMBA”M dictaminó como la opinión de Rabí Yehudá Ben Beterá, y, por ello, dijo: “no hay alegría sin carne, y no hay alegría sin vino”, en la actualidad.

{N.E. Como interpretó el BA”J, según el RAMBA”M, quedaría “como Mitzvá” consumir ambos (vino y carne) y no sería exclusiva la del vino}

  


Dejiyá

 

Si bien esto cuadraría bien con lo dicho por el RAMBA”M, no obstante, quedaría difícil la manera cómo se llegó a la solución, ya que ¡todo este ajuste dependió de reinterpretar la frase del Talmud “no hay alegría (en Yom Tob) a menos de que sea a través de vino” como si fuera que no hay alegría (en Yom Tob) a menos de que sea también a través de vino (además de carne)! No sólo eso… Aun tomando en cuenta la fórmula del BA”J, quedaría una contradicción resultante por resolver en el RAMBA”M: textualmente el RAMBA”M separó las frases “no hay alegría sin carne” y “no hay alegría sin vino”, de lo que se entendía que, con cualquiera de ambos se cumple la Mitzvá de Simjá en la actualidad. {N.A. En aras de cotejarse con el lenguaje expresado por el Talmud y el del RAMBA”M, el lenguaje expresado por el enfoque del BA”J luciría muy “apretado”} 

Por lo tanto, según el lenguaje conciso del Talmud, la carne no sería un componente partícipe de la (Mitzvá de) Alegría de Yom Tob. Asimismo, se deberá retomar el cuestionamiento del Bet Yosef que ponía en contradicción lo dicho por el RAMBA”M frente a lo dicho por el Talmud en Pesajim.

 

Animal y cría coincidentes (ii)

 

A modo de introducción, hay que conocer que existe una prohibición de la Torá de faenar a un animal y a su hijo en un mismo día, a menos que lo desconozca al momento de haber adquirido al animal (no le obligan al vendedor a revelar al comprador sobre si ya se faeno a la madre de una ternera en ese mismo día, a menos que el comprador declare que faenará –el animal comprado- ese mismo día). Asimismo, si hay un rebaño y, en el matadero lo ignoran o, aunque lo sepan, pero simplemente no han revelado al comprador (matarife) la información sobre la existencia de animales que sean madre e hijo entre sí: le estará permitido proceder con la faena. Pero, si hay una certeza de que eso sea así (que hay –entre los animales- una madre y su hijo o que ya se faenó a uno de los dos y se le está vendiendo el otro que el comprador anuncia que faenará ese mismo día), será prohibido faenar a ambos en un mismo día (y el vendedor tendrá que advertir al comprador de la afinidad de dichos animales)… 

Por otro lado, dice la Mishná (Maséjet Julín, 83:1) que hay cuatro épocas en el año en que los ganaderos o proveedores de animales deben revelar la afinidad de sus animales entre sí, en caso de saber si se faenó a la madre o hijo del animal que está vendiendo. Estas son las épocas: la víspera de Sheminí Ätzéret, la víspera del primer día de Pésaj, la víspera de Shabuöt, y la víspera de Rosh Hashaná. RASH”I explica que la gente acostumbra, en estas épocas, a prepararse bien debido a que planifican hacer banquetes (en la correspondiente Festividad); por lo tanto, se presume que todo comprador adquiere con el objetivo de faenar en ese mismo díay, por ende, podría traspasar el mandamiento de faenar animales que sean madre e hijo en el mismo día

Siendo así, es obligatorio -para el vendedor de animales- advertir –a todo comprador, en dado caso en- que “la madre o hijo del animal (en venta ese día) fueron vendidos previamente –en ese mismo día- con el objetivo de faenarlo”, pues lo más probable es que ya lo haya faenado (y el comprador estarían en un gran riesgo de traspasar esta prohibición, de no ser por el aviso del vendedor). Continuó RASH”I explicando el por qué Sheminí Ätzéret tiene más prioridad que Sucot, al punto de estar considerada entre las alegrías principales del año: “ésta es considerada como una Festividad por sí misma y querida para ellos (el pueblo de Yisrael)”, y, por eso, “aumentan en Alegría”.

Como resultado de lo dicho por RASH”I, el ímpetu por conseguir la carne -justo en estas cuatro fechas- es para comer carne en Yom Tob, lo que fue interpretado –por el BA”J- como manifiesto de la Mitzvá de Alegría en Yom Tob, basado en lo dicho por el Talmud recientemente expuesto. El BA”J dice que comprar carne en cantidades considerables en estas épocas, sería debido a que habría que aumentar en “Alegría” (la Mitzvá de alegrarse y alegrar a los demás, al parecer, según la deducción del BA”J, por intermedio del consumo de carne). Y, si es así, ¿Cómo explicar que el vino tenga participación, en la actualidad, en la Mitzvá de Simjá, según esta Guemará?

Y, si es así, sería una contradicción a la interpretación del Talmud en Pesajim que dijo, en nombre de Rabí Yehudá Ben Beterá, que, en la actualidad, la Mitzvá se cumple específicamente por medio de vino (sin necesidad de carne).

El BA”J, para resolver esta contradicción, concluye que el vino, en realidad, sí es componente esencial de la Mitzvá de Alegría, y, de hecho, es lo principal de la Alegría de Yom Tob; no obstante la carne sigue siendo también parte de la Mitzvá de Alegría en Yom Tob, a pesar de no ser lo principal.

 

 

Dejiyá

 

 

En respuesta a esta impresión del BA”J, se podría alegar que se podría interpretar que la relación entre la Simjá y el consumo de carne que se está reportando en el Talmud no se corresponde necesariamente al tema de comer carne como “lo principal en el deber” de cumplir la Mitzvá de Simjá. Y quizá la interpretación sea que: a sabiendas que existe un ambiente de Alegría en la Festividad respectiva, esto provoca que las personas se estimulen en una mayor adquisición de alimentos, de entre los cuales, se encuentra la carne; esto causa que aumente la demanda de carne, y, por ende, aumente la cantidad de faenas de animales en la víspera de dichas Festividades, y, con más razón, en Sheminí Ätzéret. Pero, esto no quiere decir que el Talmud sea una demostración de que comer carne sea indispensable y obligatorio para cumplir la Mitzvá de Alegrarse en la Festividad.

Si es así, no necesariamente el Talmud de Julín (Loc.Cit.) explicado por RASH”I es una prueba contundente para demostrar que la carne, en la actualidad, sea un componente esencial e indispensable para la Mitzvá de Alegría en Yom Tob. Por consiguiente, se deberá retomar el cuestionamiento del Bet Yosef que ponía en contradicción lo dicho por el RAMBA”M frente a lo dicho por el Talmud en Pesajim.

 

Goce del Shabbat (iii)

 

Está escrito en el Libro de Yeshäyah (58:13) “y llamarás al Shabbat Öneg (Goce)” y, más adelante está escrito: “Gozarás por causa de Ad_n_y…”. El Talmud (Shabbat, 118:2) explicó que existe un asunto llamado el Goce del Shabbat, y es una orden de Hashem, por medio de los Profetas, ponerlo en práctica. Dice el Talmud que esto se cumple a través de un Cocido de Teradim (según RASH”I, es una comida importante) y pescados grandes. {N.E. El BA”J interpretó que “Tabshil de Teradim” se refiere a “carne jugosa”}.

אמר רב יהודה אמר רב כל המענג את השבת נותנין לו משאלות לבו שנאמר (תהילים לז) והתענג על ה' ויתן לך משאלות לבך עונג זה איני יודע מהו כשהוא אומר וקראת לשבת עונג הוי אומר זה עונג שבת במה מענגו רב יהודה בריה דרב שמואל בר שילת משמי' דרב אמר בתבשיל של תרדין ודגים גדולים וראשי שומין

Deduce el BA”J que, dado que la carne es un alimento esencial para lograr la alegría en Shabbat, por lo tanto, será un componente de la Mitzvá para la Alegría de Yom Tob. 

ובפרק כל כתבי נמי קאמר במה מענגו לשבת בבשר שמן ובדגים גדולים 

Aclara el BA”J que su posición es que -por supuesto- el vino es esencial para la Mitzvá de Alegría, por lo que este Talmud fue utilizado como prueba de que la carne se suma a los componentes partícipes en la Mitzvá de Yom Tob, así ocurre para la Mitzvá de Öneg Shabbat. Por consiguiente, no hay contradicción entre las Guemarot, ni tampoco por parte del RAMBA”M, y, por consiguiente quedarían respondidas la dificultad cuestionada por el Bet Yosef.

 

Dejiyá

 

No obstante, se podrá alegar que esta respuesta del BA”J quedaría bien para todo aquel que sostenga que existe una Mitzvá de Alegría en Shabbat análoga a la de Yom Tob, pero, (A) no para los que opinan que la Mitzvá de Alegría es únicamente correspondiente a Yom Tob. Más todavía, si bien la Mitzvá de Öneg Shabbat requiere de una demostración de goce en el mismo  (B) no es la opinión de todos los Posekim que esta demostración sea equivalente a la Mitzvá de Alegrarse en Yom Tob; es decir, es diferente Öneg Shabbat que Simjat Yom Tob. Por consiguiente, aun siendo cierto que con carne se llega al goce de Shabbat, no necesariamente será así para cumplir con ello la obligación de Simjat Yom Tob en la actualidad. Como prueba de esto, se podría recordar que el Talmud de Shabbat (Loc. Cit.) dijo “¿con qué lo goza?” y no preguntó “¿con qué se alegra?”; asimismo, ¡es notable que este texto incluyó al pescado como componente del Öneg Shabbat, mientras que el consumo de pescado grande no está incluido en la lista de componentes necesarios para el cumplimiento de Simjat Yom Tob reportados por el Talmud en Pesajim (Loc.Cit.), ni tampoco por el RAMBA”M (Loc.Cit)!

Por lo tanto, no necesariamente el Talmud de Shabbat sea una prueba contundente para demostrar que la carne, en la actualidad, sea un componente esencial de la Alegría de Yom Tob. Por consiguiente, se deberá retomar el cuestionamiento del Bet Yosef que ponía en contradicción lo dicho por el RAMBA”M frente a lo dicho por el Talmud en Pesajim. En otras palabra, ¿definitivamente de qué fuente aprendió el RAMBA”M que “no hay alegría sin carne en Yom Tob”?

 

Vino, ropa y…

 

Quizá sea cuestión de retomar el texto simple de la Baraitá en el Talmud en Pesajim…

En Maséjet Pesajim (109:1), en nombre de una Baraitá, dice que enseñaron los Jajamim (Baraitá) que hay una obligación de alegrarse en la fiesta, él y su familia, como está indicado por el versículo: “Vesamajtá Bejagueja Vehayita Haj Saméaj”. Y… ¿cuál es el recurso para alegrarlos? Responden los Jajamim: “con vino”.

 Se desprende de esta respuesta que el precepto de “Te alegrarás” se concreta con vino y aparentemente no con el consumo de carne. Continuó la Baraitá diciendo “Rabí Yehudá dice” que los hombres cumplen con esta obligación con lo adecuado para ellos, y las mujeres con lo adecuado para ellas… El Talmud intuyo que –en cuanto a los hombres- se refirió al vino. Pero inquirió el Talmud ¿cuál (sería entonces lo adecuado para las mujeres, según la instrucción de Rabí Yehudá)?

El Talmud respondió (para explicar lo dicho por R. Yehudá), con una Baraitá proveída por Rab Yosef, que las mujeres de la comunidad judía de Babilonia, con ropas coloridas, y las de Yisrael, con ropas de lino.

 

Hábito de cada género

 

A esta altura del Talmud, todo pareciera indicar que, por un lado, hay una discusión inicial…, debido a una  gramática opositora que se estampó en la Baraitá. Es decir, primero aparece la enseñanza de los Jajamim, y luego dice Rabí Yehudá dice, lo que indica que éste les discute. Pero, cuando se analiza bien qué dijo Rabí Yehudá, ¡no pareciera que estuviese discutiendo a los Jajamim, pues ambos coincidieron en que los hombres cumplen la Mitzvá de Simjá con vino! 

חייב אדם לשמח בניו ובני ביתו ברגל שנא' ושמחת בחגך במה משמחם ביין רבי יהודה אומר אנשים בראוי להם ונשים בראוי להן אנשים בראוי להם ביין ונשים במאי תני רב יוסף בבבל בבגדי צבעונין בארץ ישראל בבגדי פשתן מגוהצין 

Por consiguiente, habría que decir que los Jajamim sostienen que, tanto los hombres como las mujeres, se guían por el Decreto de la Torá de tomar vino, y cumplen con la Mitzvá de Simjá sólo por medio de tomar vino, mientras que Rabí Yehudá sostiene que cumplen según sus hábitos de alegría: los hombres con vino y las mujeres con ropas y/o atuendos especiales

Por consiguiente, la diferencia esencial entre ambos, es que Jajamim obligan a todos a tomar vino –por Decreto Divino- para cumplir con la Mitzvá de Simjá en Yom Tob, mientras que Rabí Yehudá lo somete a la realidad e interés de cada género: los hombres con lo que más les alegra, por ejemplo, el vino; las mujeres, con lo que más les alegra, con atuendos bonitos y especiales…, pero, no se les obliga a tomar vino (a las mujeres) para cumplir con esta Mitzvá.

De esta manera, se podría deducir que RAMBA”M (Loc.Cit.) hizo este análisis y asimismo concluyó como la opinión de Rabí Yehudá, dejando -a la realidad habitual de cada género- la determinación de cuál será su forma de cumplir con la Mitzvá de Simjá. 

הַקְּטַנִּים נוֹתֵן לָהֶם קְלָיוֹת וֶאֱגוֹזִים וּמִגְדָּנוֹת וְהַנָּשִׁים קוֹנֶה לָהֶן בְּגָדִים וְתַכְשִׁיטִין נָאִים כְּפִי מָמוֹנוֹ וְהָאֲנָשִׁים אוֹכְלִין בָּשָׂר וְשׁוֹתִין יַיִן 

Por ello, el RAMBA”M, no sólo que recopiló la opinión de Rabí Yehudá, haciendo la dicotomía entre hombres y mujeres, sino que, además, anexó lo qué habría que hacer con los niños para este cumplimiento “a los niños se les da granos tostados, nueces, golosinas”, cuando el Talmud ni siquiera había hecho mención de los niños en el discurso de la Baraitá. No sólo eso… Cuando mencionó esta Mitzvá para las mujeres, anexó que se cumple dotándolas de joyas (éstas el Talmud no las mencionó) además de las vestimentas especiales (sí mencionadas por el Talmud). Por lo tanto, se induce que el RAMBA”M dictaminó como Rabí Yehudá, determinando que la Mitzvá de Alegrarse se guía según el gusto habitual máximo promedio de cada género.

 

Cuando se haga Sacrificios

 

Considerando este enfoque del RAMBA”M, entonces, cuando el Talmud continúa registrando a Rabí Y. Ben Beterá diciendo que la carne alegra (Mitzvá de Simjá) en la época del Bet Hamikdash, el RAMBA”M lo califica como una excepción a su dictamen, la cual se activa únicamente en tiempos de la existencia del Templo, ante lo cual el ya mencionado versículo (“Vezabajtá Shelamim Veajaltá Sham Vesamajtá Lifné Ad. Eloheja”) insta a que se haga un Sacrificio de “Shelamim” y que se consuma su carne en Yom Tob. 

Pero, de no ser por esto, es decir, si no fuera por este Sacrificio (es decir, la Existencia del Templo), no habría ninguna obligación de comer carne en Yom Tob, pues no se encuentra entre los alimentos que el Talmud dijo que son los “adecuados” para la alegría del hombre, mujer... Por consiguiente, se justifica por qué el RAMBA”M dijo que “no hay alegría sin carne”, a pesar de que Rabí Yehudá nunca incluyó la carne como el ejemplo de lo que da alegría al hombre ni a la mujer; y el RAMBA”M lo afirmó únicamente a causa del versículo de la Torá que así lo exigía, el cual, a su vez, aplica solamente durante el tiempo en que el Templo estuviera en pie. Y eso fue lo que vino a dejar en claro Rabí Y. Ben Beterá. Y el RAMBA”M adoptó este enfoque como parte esencial de su dictamen.

De esta manera quizá se pueda responder la pregunta del Bet Yosef, de no ser porque su autor la dejó en Tzarij Ïyún (que es necesario hacer una investigación profunda).

 

Shulján Äruj

 

Dice el Shulján Äruj (O.J., Simán 529:2) que es una obligación estar alegre y saciado en el Moëd (la Festividad), tanto él como su esposa, sus hijos, y todos los que le acompañan (sus dependientes). A los niños se les otorga granos tostados y nueces (actualmente a los niños les gusta -más que todo- dulces, caramelos…), y, a las mujeres, se les compra atuendos y joyas de calidad y bonitos, según su poder adquisitivo; y debe dar de comer al converso, al huérfano y a la viuda, así como lo hace con los demás menesterosos.

חייב אדם להיות שמח וטוב לב במועד הוא ואשתו ובניו וכל הנלוים אליו כיצד משמחן הקטנים נותן להם קליות ואגוזים והנשים קונה להם בגדים ותכשיטין כפי ממונו וחייב להאכיל לגר ליתום ולאלמנה עם שאר עניים

Es notable que el Shulján Äruj registro la forma de cómo se cumple con la Mitzvá de Alegría, bajo la perspectiva de Rabí Yehudá y como lo dictaminó el RAMBA”M, pero, omitió la alegría de tomar vino correspondiente al hombre. ¿Por qué lo hizo? No sólo eso, también omitió la alegría de comer carne correspondiente a la época en que el Templo esté en pie. En otras palabras, omitió lo que el Talmud aprendió de los versículos “Veyayin Yesamaj Lebab Enosh” y de “Vezabajtá Shelamim Veajaltá Sham Vesamajtá Lifné Ad. Eloheja”. Y el motivo de esta última omisión quizá haya obedecido a que el Bet Yosef lo dejó como una interrogante (Tzarij Ïyún). No obstante, quedaría por explicar todavía ¿por qué no dictaminó, en este inciso, sobre la obligación de tomar vino en Yom Tob, considerando que no se había presentado siquiera objeción alguna por parte de los exégetas del Talmud, y ni tampoco por parte del RAMBA”M?

 

Categorías en la Simjá

 

En respuesta a esta interrogante, vale recordar que, en el inciso uno, dice el Shulján Äruj (Simán 529) que hay una obligación de partir (bendecir, partir y empezar a comer) el pan valiéndose de dos trozos (de pan), y de fijar la Seüdá con vino (beber vino) en todo banquete, y todo esto inmediatamente después de haber dicho que la Mitzvá de Yom Tob (Simjá) consiste en dedicar la mitad (una parte) del tiempo al Bet Hamedrash (Plegaria y Estudio de la Torá) y otra a la Comida y Bebida, y no deberá ser austero en lo que gasta para Yom Tob (sino que) deberá honrarlo y gozarlo como Shabbat”.

  מצות י"ט לחלקו חציו לבית המדרש וחציו לאכילה ושתייה ואל יצמצם בהוצאת י"ט וצריך לכבדו ולענגו כמו בשבת

 וחייב לבצוע על שתי ככרות ולקבוע כל סעודה על היין ובגדי יו"ט יהיו יותר טובים משל שבת ולא נהגו לעשות בו סעודה שלישית

Por consiguiente, el Shulján Äruj sí dictamina que hay que tomar vino en Yom Tob, como obligación para cumplir con la Mitzvá de Simjat Yom Tob.

 En cuanto a la carne, se puede observar que, en el inciso 3, el Shulján Äruj dijo que la persona come, bebe y se alegra en el Réguel (Yom Tob), y no exagera en el consumo de carne ni vino, ni de la burla ni de la ordinariez;  ya que la burla y la ordinariez no son alegría, sino signos de libertinaje y simpleza (tontería)… Y no fuimos ordenados al libertinaje ni a la simpleza sino (que fuimos ordenados) para manifestar alegría que lleve implícita el Servicio Legado por y para servir el Creador.

אדם אוכל ושותה ושמח ברגל ולא ימשוך בבשר וביין ובשחוק וקלות ראש לפי שאין השחוק וקלות ראש שמחה אלא הוללות וסכלות ולא נצטוינו על ההוללות והסכלות אלא על שמחה שיש בה עבודת היוצר

De este inciso, si bien se puede percibir que los elementos de ingesta más resaltantes presentes, en Yom Tob, en una mesa, son el vino y la carne, no obstante, el Shulján Äruj no se valió de un lenguaje que indique que sea Mitzvá consumirlos (con excepción del vino sobre el que sí lo hizo en el inciso 1). Por lo tanto, no hay una prueba contundente de que sea obligatorio (de la Torá) comer carne en Yom Tob, sino sólo como un detalle que participa en la alegría de Yom Tob (mas no obligatorio), ante lo cual el Shulján Äruj advierte solamente no exagerar en su consumo.

 

Conclusión

 

En el día de Yom Tob, es una Mitzvá de la Torá tomar -al menos- un Rebiït de Vino (al menos, 86 cc.)

Sería bueno y es importante comer también, al menos, un Cazayit de Carne de res (al menos, el volumen de 28 cc.), con lo que cumpliría una Mitzvá de Rabanán.

Se debe procurar tomar el vino y comer la carne principalmente en medio de la Seüdá del día de Yom Tob.

Para los que siguen una costumbre de comer una comida láctea en Shabuöt, no deben olvidar que hay una Mitzvá de tomar vino. El consumo de comida láctea no deberá ser hecho como única y exclusiva Seüdá del día de Shabuöt, ya que, de esta manera estaría evitando comer carne en Yom Tob, sino que deberán hacerlo previamente al consumo de la Seüdá debida del día de Shabuöt que realizaría con carne. Ver instructivo en la Publicación Vaibárej David (Num. 26). 

Subpáginas (1): PDF
Comments