Justificar la Berajá de Netilat Yadayim- Parte I y Parte II

¿Cómo se ha de consumir pan para justificar haber bendecido antes “Äl Netilat Yadayim”?

Leïluy Nishmat 

Don Yosef Ben Sete Z"L (4 Tamuz)

 &  Don Samuel y Alegría Hasán Z"L


Introducción


Comer pan es una acción que mundialmente representa un nivel de alimentación por excelencia, tanto así, que el Talmud lo ha considerado un alimento característico que valida y califica principalmente a una Seüdá (Banquete o Comida que alimenta bien) como tal, a tal punto que es el único alimento por el que los Sabios decidieron finalmente que se diga posteriormente “Bircat Hamazón”. Asimismo está escrito en el ROS”H que la falta de consumo de pan –al menos, de tres días- es calificada como un ayuno, y así lo escribe el Bet Yosef (Y.D., 112) en su nombre.

No sólo eso… El consumo de pan debe ser antecedido del lavado de manos. Esta Mitzvá de Lavarse las manos tiene su origen en un decreto rabínico que se dictaminó en la época del Segundo Templo, que prohíbe comer pan sin haber hecho antes Netilat Yadayim. Y todo esto empezó cuando el rey Shelomó había decretado que toda mano (que no haya sido lavada previamente) se encuentra impura para comer sacrificios, aunado a una extensión de este decreto para con la Terumá, y convergiendo finalmente con un decreto rabínico respecto al pan… Esta Mitzvá se conoce como “Netilat Yadayim”, la cual requiere de una bendición, con el Nombre de D__s, tal y como casi toda Mitzvá lo requeriría. El origen y motivos de esta Mitzvá están registrados en el Talmud de Julín (106:1) y Berajot (53:2), entre otras fuentes.

Según el Shulján Äruj (O.J., 158:1), se debe hacer previamente Netilat Yadayim, con su bendición correspondiente, antes de comer pan. Las medidas de pan que justifican un lavado de esta índole serán expuestas con detalle en el trascurso de este documento como información vital del objetivo del mismo. Según el Shulján Äruj (O.J., 158:2), se debe hacer previamente Netilat Yadayim, con su bendición correspondiente, cuando la persona sepa que consumirá una Cabetzá (volumen de 56 cc.) o más de pan…

En esta ocasión se ha de investigar y analizar el consumo de pan y la necesidad de llegar a comer la medida mencionada (Cabetzá) en un tiempo prudencial, para que se justifique la pronunciación previa de la bendición de Netilat Yadayim (con el Nombre del Creador). Algunos hablan de muchos minutos de holgura para alcanzar dicha medida, algunos de pocos minutos, entre otros enfoques.

El interés por este documento viene impulsado por el hecho de que, no a todo el mundo le gusta comer pan en poco tiempo y en forma continua, y, más bien, necesitan un tiempo y pequeñas prorrogaciones para poder comer todo o parte de su pan; por otro lado, el debido proceso de consumo de las medidas aparentemente requieren de no sobrepasar un determinado tiempo ni de interrumpir la continuidad de su ingesta para justificar la bendición por el lavado. Y si la persona supiera de antemano que no llenará este requerimiento, no debería pronunciar previamente la bendición de Netilat Yadayim con el Nombre de Hashem, pues estaría en el tapete el tema de la pronunciación del Nombre del Creador en vano por haber bendecido (sin el debido justificativo).

Por lo tanto, es necesario aclarar cuál es la medida mínima de pan, tiempo y continuidad con los que debe contar el consumo pan, y así poder saber cuándo sí y cuándo no decir la bendición de Netilat Yadayim antes de comer.

 

Preguntas

 

¿Qué y cómo planificar el consumo de pan para justificar decir la bendición de “Äl Netilat Yadayim”?¿Cuál es la medida mínima de pan?

¿Con qué velocidad, en cuánto tiempo y continuidad debería culminar de comer la medida mínima de pan para justificar una previa pronunciación de la bendición –con el Nombre de Hashem- que se dice por la Mitzvá de Lavarse las Manos?


Argumentos - Parte I

Raíz del decreto

 

Está escrito en el Bet Yosef (Simán 158), en nombre del Rokéaj, que si una persona come (sabe que va a comer) una medida de pan menor a Cabetzá (menor al volumen de 56 cc.), debe hacer Netilat Yadayim, pero, sin bendecir la respectiva bendición… El Bet Yosef propiamente explica que el motivo es que hay una duda halájica que se suscita a raíz de que:

כתב הרוקח אוכל פחות מכביצה יטול מספק ולא יברך ונראה שטעמו משום דכיון דפחות מכביצה אינו מקבל טומאת אוכלין איכא למימר דלא הצריכו בו חכמים נטילה ואיכא למימר דסתם הצריכו נטילה לאוכל פת ולא חילקו בין פחות מכביצה ליתר מכביצה הילכך יטול מספק ולא יברך ובסימן רפ"ג כתב ונוטלין ידיהם ומברכין ענט"י מפני שצריך לטבול טיבול שני במרור אבל על אכילת מצה שהוא יוצא בכזית א"צ נטילה דעל כזית א"צ נטילה כדאמרינן בסוכה (כז.) ובברכות (מח.) עכ"ל:

    Por un lado, (A) el decreto de los Sabios de lavarse consiste en una simulación de supresión de impureza espiritual similar a las reglas de impurezas de la Torá, en cuyo caso, cuando contase con un volumen de alimento (en este caso pan) menor a Cabetzá (56cc.) no estaría sujeto a la recepción de impurezas, desde este punto de vista. Según esto, no haría falta hacer Netilat Yadayim del todo antes de comer el total de panes menor al volumen de 56 cc.

Por otro lado, quizá, (B) el hecho de que los Sabios hayan hecho un decreto –dentro de esta estrictez de lavarse las manos por comer pan-  implica que serán exigentes en que el pan tenga la capacidad de adquirir una impureza incluso cuando se trate de una cantidad menor a Cabetzá (56cc.). Según esto, sí haría falta hacer Netilat Yadayim, incluso con bendición, antes de comer aun cuando el total de panes fuese menor al volumen de 56 cc.

Por consiguiente, tomando en cuenta esta duda halájica (A-B), la decisión fue que sí se haga Netilat Yadayim, aun cuando la medida fuera menor a Cabetzá, pero, sin poner en riesgo la pronunciación del Nombre de Hashem en vano, y, por ello, sólo se omite sólo la bendición respectiva. En otras palabras, la bendición (“Baruj Atá Ad_n_y Elohenu Mélej Haölam Asher Kiddeshanu Bemitzvotav Vetzivanu Äl Netilat Yadayim”) sólo se dirá si planifica comer un volumen mayor a Cabetzá (56 cc.).

Si bien queda clara la posición del Bet Yosef, en nombre del Rokéaj, aun así, faltaría por conocer en cuánto tiempo se considera que una persona llega a comer determinada medida de pan en forma continua. Por ejemplo, si una persona pensara en comer próximamente un volumen total de 60 cc de pan por medio de comer 6 pedacitos de pan de 10 cc cada uno con interrupciones de 5 minutos cada uno, ¿acaso se considerará que consumió halájicamente más de una Cabetzá (56cc.) o se considera que fue tan espaciada la interrupción entre los consumos que resultó ser insuficiente para considerarlo así?

 

Cabetzá Bijdé Ajilat x 2 Perasim

 

En la Sección "Séder Netilat Yadayim Lisüdá", registrada en el "Sidur" compuesto por el Rab Schneur Zalman, dictaminó (al final del Inciso 18) que si una persona no va a comer un mínimo de Cabetzá de pan, no podrá bendecir “Äl Netilat Yadayim” sobre la Mitzvá de Lavarse las manos que ha de hacer antes de disponerse a comer el pan. Y dice que, aunque, para justificar decir Bircat Hamazón después de terminar de comer el pan sería suficiente con haber comido Cazayit (28 cc.), no obstante, para pronunciar la bendición de “Äl Netilat Yadayim” tendrá que planificar consumir, al menos, Cabetzá (56 cc.) de pan.

En cuanto a la continuidad y el tiempo máximo de consumo de pan (que debe alcanzar), con el objetivo de lograr (en dicho tiempo) que se asocien pedazos de pan ingeridos uno tras de otro, y formen parte de un solo total, el autor del Piské Hasidur (Pág. 24, Referencia 91), sobre las determinaciones registradas en el mencionado Sidur del Rab Zalman, entiende que este último opina que, para que se considere que una persona llegó a comer una medida total de Cazayit de pan, se requiere –además- que: lo haga (acumule este consumo total) en un tiempo no extendido, de tal forma que no se considere que interrumpió; y se podrá considerar que una persona ha comido Cazayit de cualquier alimento, cuando lo haya consumido en menos de un tiempo específico. 

¿Cuánto es este tiempo? La respuesta es “Kedé Ajilat Perás”: es el equivalente en minutos de la cantidad de tiempo que le llevaría a una persona común y corriente para comerse un volumen de 224 cc. de pan (según otra opinión, 168 cc –véase casi al final de este documento). {N.A Para traducir este concepto en minutos, los Posekim han discutido en ello y sus cálculos difieren y oscilan entre 2 a 9 minutos}. Por ejemplo, si una persona empieza y termina de comer un “Cazayit” en más de 9 minutos, se considerará, según todas las opiniones conocidas de la Halajá, que no comió “Cazayit Bijdé Ajilat Perás” (no comió Cazayit en el tiempo reglamentario). Pero, si se lo comiera en menos de dos minutos, sí se consideraría –según todas las opiniones- que sí comió “Cazayit Bijdé Ajilat Perás” (sí comió Cazayit en el tiempo reglamentario).

Retomando el tema en cuestión, el editor del Piské Hasidur reporta que una persona que quiere saber si tiene que bendecir sobre la Mitzvá de Netilat Yadayim antes de comer pan, según la opinión del Rab Zalman, debe preguntarse -a sí mismo- no solamente si planifica comer, al menos, una Cabetzá de pan (=2 veces Cazayit), sino también debe preguntarse si lo hará en menos de este tiempo específico adaptado al objetivo de comer Cabetzá (aparentemente, según la opinión más exigida, en no más de dos minutos por cada Cazayit). En este caso, sólo si planifica comer “Dos medidas de Cazayit”, cada una Bijdé Ajilat Perás” (cada 28 cc. de pan en menos del tiempo especificado en el párrafo anterior): Bendecirá -a priori- la correspondiente Berajá “Äl Netilat Yadayim”.

 

Dos fases ininterrumpidas

 

El autor del Ketzot Hashulján (Simán 36.2), escrito por el Rab Abraham Jayim Naé (quien fuera asimismo editor del Piské Hasidur), registró también lo aquí recopilado.


 Agregó, a través de su comentario (Loc.Cit., al pie de página "Badé Hashulján", Ot Dalet) expresó que el Rab Israel Nóaj, quien fuera hijo del autor del “Tzémaj Tzédek”,  interpretó que, cuando se dice que sólo si planifica comer “2 Medidas de Cazayit Bijdé Ajilat 2 Perasim” Bendecirá -a priori- la correspondiente Berajá “Äl Netilat Yadayim”, esto quiere decir que la planificación de consumo de Dos medidas de Cazayit (2 x Cazayit=Cabetzá) implica en que se deba concretar en el tiempo en que comería 2 medidas de Cazayit en 2 veces el tiempo de Kedé Ajilat Perás, en forma continua ysin interrupción entre el primer Cazayit y el siguiente; por ejemplo, según la opinión más exigente, en menos de cuatro minutos, dos por el primer Cazayit de pan y dos por el segundo Cazayit para totalizar una Cabetzá de pan. 


Y esta es la condición para que la persona pueda y deba pronunciar –sin duda- la Berajá de Netilat Yadayim sobre el Lavado de sus Manos que antecederá al consumo de dicho pan. Y así es la opinión del Rab Israel Nóaj…

 

Semi-interrupción

 

Pero el propio Rab Abraham Jayim Naé (Loc.Cit., al final del Ot Dalet) divergió de esta interpretación dejando claro que, si bien es entendible que se la Berajá de Netilat Yadayim dependa de si va consumir el Cazayit en forma ininterrumpida bajo la limitante Kedé Ajilat Perás, no necesariamente habría que planificar también que el espacio de tiempo (en medio) entre ese Cazayit y el subsiguiente deba ser nulo o igual a 0, sin holgura alguna; es decir, si bien es fundamental que esté seguro o suponga que comerá el primer Cazayit Bijdé Ajilat Perás, no será fundamental ni menester que planifique también empezar el segundo Cazayit en forma inmediata al terminar de comer el primero, sino que podrá tomarse un pequeño tiempo (aunque hasta cierto límite), y planificar empezar a comer el segundo Cazayit sin tanta premura

La continuidad solo debe ser verificada en el intervalo de tiempo que le toma comerse el Cazayit, sin que esto incluya tener que empezar a comer el segundo Cazayit en forma inmediata; por consiguiente, para decir previamente la Berajá “Äl Netilat Yadayim”,  no es necesario que planifique comer “Cabetzá” de pan justo en el tiempo de “Dos (2) Cazayit Bijdé Ajilat Dos (2) Perás”, sino que es necesario que coma sólo el primer (1er.) Cazayit Bijdé (1) Ajilat Perás, y (deberá) planificar comer completamente el segundo Cazayit (de igual forma) mas no necesariamente en forma inmediata después de haber terminado de comer el primero. Por ejemplo, si planifica (A) comer el primer Cazayit de pan sin pasarse del tiempo reglamentario de “Kedé Ajilat Perás”, aunque coma (B) una ensalada u otro alimento después tomándose su tiempo (hasta cierto límite), y luego (C) coma el segundo Cazayit para completar un total de Cabetzá de pan: no se considerará que habría hecho una interrupción (por haber comido ensalada en el medio) entre el primer Cazayit y el siguiente Cazayit, y se le considerará su planificación de comer Cabetzá como válida (pues es válido asociar ambos Cazayit de pan de esta manera), para tener permiso de pronunciar la bendición de “Äl Netilat Yadayim” previamente.

 

En resumen

 

 (1) La opinión de Rab Naé toleraría que una persona bendiga “Äl Netilat Yadayim” si planificara

A)    Comer un primer Cazayit (28 cc) de pan en menos del “Tiempo de Ajilat Perás”

B)    Aunque vaya a esperar luego un tiempo (por ejemplo, no más otro “Tiempo de Ajilat Perás”), a través de comer otro alimento o bebiendo, antes de empezar a comer el segundo Cazayit…

C)    Y comer el segundo Cazayit (28 cc.), en menos de otro “Tiempo de Ajilat Perás”, para completar un total de Cabetzá (56 cc). Según esto, aunque vaya a pasar 3 veces el “Tiempo de Ajilat Perás” desde que comience a comer el primer Cazayit hasta que termine de comer el segundo Cazayit, hay base para autorizar a bendecir -a priori- “Äl Netilat Yadayim” sobre el Lavado de las Manos inicial, según el Rab Naé.


 

(2) Pero, según la opinión del Rab Israel Nóaj, la prórroga de la fase intermedia (“B”) provocaría no poder autorizar bendecir “Äl Netilat Yadayim”, debido a que finalmente no se habría comido el total de Cabetzá (dos veces Cazayit) en el tiempo de “Ajilat 2 Perás” continuos.

El Caf Hajayim (O.J. Simán 158), coincidió con la la opinión del Rab Israel Nóaj. Por consiguiente, según el Caf Hajayim: si una persona supiera que va a (A) comer un primer Cazayit (28 cc) de pan en menos del tiempo "Kedé Ajilat Perás", y (B) no interrumpiera nada antes de seguir (C) comiendo el segundo Cazayit (28 cc.), en menos de otro límite idéntico de tiempo, para completar un total de Cabetzá (56 cc): estaría autorizado a bendecir -a priori- “Äl Netilat Yadayim” sobre el Lavado de las Manos inicial. Pero, si planificara tardar más (de ese límite de tiempo) comiendo el Cazayit (Fase A) y/o prorrogara la Fase intermedia “B” aunque sea un minuto, entonces, según el Caf Hajayim, sería suficiente para no autorizar la pronunciación de la bendición de Äl Netilat Yadayim, ya que así no podrá llegar a comer toda la Cabetzá (2 medidas de Cazayit) en el requerido tiempo.

 

Los tiempos intermedios

 

Para entender un poco más el asunto del límite de tiempo para el consumo de un Cazayit de pan, primero habrá que remitirse al concepto Legal de “Ajilá” (“Consumo alimenticio”). Para que un consumo se califique halájicamente como “Ajilá”, es necesario que la persona haya consumido una medida mínima de Cazayit de dicho alimento en el tiempo equivalente a “Ajilat Perás”. Y, de hecho, en la Festividad de Pésaj, para que se considere que se hizo la Mitzvá de “Ajilá” de la “Matzá” es necesario comerla en una medida mínima de “Cazayit” en el tiempo de “Ajilat Perás”; de lo contrario, no habrá cumplido con esta obligación de comerla. Lo mismo en el caso de comer pan en la Primera Noche de Sucot en la Sucá; y así con cualquier otra Mitzvá o casos parecidos que requieran de comer, es necesario hacerlo con esta medida mínima de volumen (Cazayit) y esta exigencia máxima de tiempo (Kedé Ajilat Perás).

Una vez entendido y recordado esto, se podrá hacer el seguimiento cuestionamiento a continuación: ¿hay alguna fuente, ya sea talmúdica y/o halájica de Gueonim o Rishonimtextual y clara que, para considerar que hubo “Consumo de una medida de Cabetzá de cualquier alimento”, inste a usar la misma exigencia para el concepto de Ajilá (con respecto al Cazayit), adaptándolo a una proporcional exigencia con respecto al tema de concretar el Consumo de Cabetzá de pan? ¿Por sólo el hecho de que haya que comer un (1) Cazayit en el tiempo de Kedé Ajilat “1” Perás, implicará en que también haya que aplicar proporcionalmente la misma y exacta exigencia con respecto a Cabetzá (“2” medidas de Cazayit en menos del tiempo Kedé Ajilat “2” Perás), y concluir que forzosamente, después de haya terminado el primer Cazayit, haya que empezar inmediatamente el segundo Cazayit (sin holgura o rangos de espera entre ambos)? ¿Acaso no sería suficiente con haber llenado el “único” requisito para calificar de “Ajilá”, y considerar todos los consumos adicionales (en una misma ocasión o banquete) como válidos para ser sumados y acumulados sin tener que chequear inmediatez en el comienzo del consumo de un segundo Cazayit? ¡Quizá, se podría autorizar a bendecir “Äl Netilat Yadayim” cuando planifique comer Cabetzá (2 Cazayit) de pan, con tan solo planificar ser estrictos únicamente en el primer Cazayit comiéndolo en menos del tiempo “Kedé Ajilat Perás”, y no ser estrictos en planificar ser “inmediatos” en empezar a comer el segundo Cazayit!

 

1er y 2do Cazayit

 

No sólo eso… Cuando enseñó el texto del "Sidur" del Rab Zalman que la persona Bendecirá -a priori- la correspondiente Berajá “Äl Netilat Yadayim” sólo si planifica comer Dos (2) medidas de “Cazayit Bijdé Ajilat Perás”, se pudo haber referido solamente a una exigencia de que “cada una” de estas -dos primeras raciones de- 28 cc. de pan sean consumidas en menos del tiempo de Ajilat Perás, y no a otra planificación más de comer el “segundo Cazayit de pan” seguido concatenada e inmediatamente del “primer Cazayit de pan”.

Más todavía… La costumbre y hábito mundial no parece ser que las personas se concentren tanto en el objetivo de juntar dos raciones con medida de Cazayit de pan en forma inmediata, sino más bien todo parece indicar que se inclinan –más bien- a adoptar una posición relajada y continuar su consumo de pan en forma paulatina, y, con todo y eso, la costumbre siga siendo la de decir la bendición de Netilat Yadayim si sabe que llegará al consumo de dos Cazayit de pan.


Pureza e impureza


A través del libro Otzar Piské Hamoädim (Tomo I, pag. 49), el Rab Mijael Perets detecta una dicotomía en cómo entender la Ley de Netilat Yadayim… El Bet Yosef (O.J., Simán 158) dice que el motivo de la obligación de hacer Netilat Yadayim es para remover la capacidad de recepción de impureza en el pan cuando lo vaya a manipular con las manos. 

Para que un alimento tenga la capacidad de recibir o absorber la impureza impregnadas en las manos de una persona, debe tener una medida de volumen mínima de Cabetzá (2 medidas de Cazayit), es decir, aproximadamente 56 cc. de pan. (N.A. El Bet Yosef, por su parte, no registró ningún requerimiento adicional que llevara a concretar este consumo dentro de límite de tiempo determinado, probablemente debido a que la capacidad de recepción de impureza que los sabios decretaron sobre el pan depende únicamente de lo que se vaya a comer simplemente y no de en cuánto tiempo se lo coma).

 

Importancia gastronómica

 

Pero, el autor del Piské Sidur (en acerca del Rab Zalman) tenía otro motivo: la Cabetzá es la medida mínima que debe tener un alimento (en este caso pan) para ser calificado como comida importante. {N.E. Y así lo reportó el SHU"T Piské Hamoädim, en nombre del "autor del Shulján Äruj Ha_Rab" (Rab Zalman)}

El  motivo reportado por el Bet Yosef considera que un  pan tiene la capacidad, según los Sabios, de absorber la impureza de las manos, sólo si mide una Cabetzá su volumen. Por consiguiente, deduce el Jajam de Vilna que si ocurriera que una persona tiene delante de sí pedazos separados de pan, cada uno con una medida menor a Cabetzá, por ejemplo, pedacitos de un Cazayit cada uno, entonces: ¡no se impregnarían de impureza nunca, según este motivo!, pues no tienen la medida de volumen reglamentario mínimo (de Cabetzá) para que esto ocurra. 

Por otro lado, el Bet Yosef, a través del Shulján Äruj no reportó que haya diferencia alguna entre si la medida de Cabetzá debe presentarse acumuladamente en un solo pedazo o como resultado de la sumatoria de pedazos de menor volumen allí presentes. En respuesta a este dilema, algunos Ajaronim entendieron que el autor del Shulján Äruj comprendió que la manipulación de pedazos pequeños de Cazayit de pan que suman, al menos, una Cabetzá de pan, es suficiente para justificar Netilat Yadayim –con Berajá- antes de comerlos; la impureza ya está predestinada a activarse desde antes de empezar a comer; por lo tanto, desde que la persona comienza a manipular el pan para comerlo ya se podría impregnar de impureza en éste. Por lo tanto -la persona- con tan solo planificar comer dos medidas de Cazayit de pan, cada una en menos del tiempo de Ajilat Perás, sería suficiente para tener que Lavarse las Manos con Bendición, sin importar si la persona va a comer su segundo Cazayit en forma inmediata o no. En otras palabras, no hay repercusión en si une el consumo (y come con inmediatez) a ambos pedacitos de Cazayit de pan (uno con otro), pues, al fin y al cabo, ya habrían quedado impregnados de impureza desde el inicio de su manipulación (pues totalizaban un volumen igual o mayor a una Cabetzá, producto de haber acumulado esos pedazos pequeños antes de comerlos). Por consiguiente, con tan sólo planificar comer el primer Cazayit Bijdé Ajilat Perás, aunque después espere –por ejemplo- más de 9 minutos (aun más del tiempo de “Ajilat Perás”) para empezar a comerse el otro (segundo) Cazayit, se considerará que totalizó la medida de Cabetzá con la que se requiere hacer a priori Netilat Yadayim con la Bendición reglamentaria de Äl Netilat Yadayim”.

 

Agilidad al inicio - "El Segundo Cazayit"

 

Hasta ahora, el resultado la investigación sobre este tema es que, desde la perspectiva de los Ajaronim, bajo la norma del Shulján Äruj, se puede bendecir Netilat Yadayim, a sabiendas de que una persona hará una pausa considerable entre el final del consumo de su primer Cazayit de pan y el comienzo del segundo Cazayit…, y sólo tendrá que tener en mente que comerá el primer Cazayit de pan en menos del tiempo de Ajilat Perás…

La siguiente fase de este documento se encargará de resolver un problema más: ¿es realmente necesario planificar que el consumo del segundo Cazayit (que, de seguro, piensa comer para totalizar Cabetzá) se lleve a cabo también en menos del tiempo de Ajilat Perás?¿Es realmente necesario comer el segundo Cazayit Bijdé Ajilat Perás para justificar la Bendición de "Äl Netilat Yadayim" antes de comer pan?

Bajo el mismo esquema de respuesta de los Ajaronim anteriormente mencionados (infiriendo que no es necesario concatenar un Cazayit con otro para totalizar dicha Cabetzá), aunado a lo dicho previamente sobre lo suficiente que es comer solamente un Cazayit de pan para considerar halájicamente que “come pan” (Ajilá), los Ajaronim infirieron asimismo que: una vez que la persona tenga planificado comer el primer Cazayit de su comienzo en el consumo de pan, en un tiempo menor a Ajilat Perás (Cazayit Bijdé Ajilat Perás), no sólo que podrá disponer de una holgura o receso voluntario para proceder a comer el segundo pedazo o ración de Cazayit de pan, sino que aun comiendo este segundo Cazayit en un tiempo mayor a Ajilat Perás será considerado como válido para totalizar el volumen Cabetzá de pan requerido para justificar la Bendición de Netilat Yadayim previa a todo esto consumo de pan.

 

El Jajam de Vilna – 28 cc. de pan

 

En cuanto al dictamen definitivo del Jajam de Vilna, no solamente que considera esta fórmula como eficiente para justificar la Bendición de Netilat Yadayim  previa, sino está escrito en sus Hagahot que aun cuando solamente la persona haya planificado comer “Cazayit de pan” y no tenga ganas o esté seguro de comer más, aun sin llegar a comer Cabetzá: tendrá permitido y tendrá que Bendecir “Äl Netilat Yadayim” previo al comienzo de su consumo de pan (N.E. tal como sería el dictamen del RITB”A). El motivo del Jajam de Vilna es que, de la misma manera como se justifica –por dictamen rabínico- decir el posterior Bircat Hamazón con tan solo haber comido un solo Cazayit de pan (en el tiempo “Kedé Ajilat Perás”), así debe ser con respecto a la bendición de Netilat Yadayim previo al consumo pan: es suficiente con planificar comer un solo Cazayit de pan, aunque no fuera a comer más (aunque no llegue a Cabetzá). Este dictamen fue seguido por el Jazón Ish... Es importante aclarar que este enfoque está en contraposición del Shulján Äruj, y, por lo tanto, del Rokéaj.


--- Fin de la Primera Parte --- 


Parte II 



Sistemas de Medición

Kedé Ajilat Perás 


¿Cuánto es “Kedé Ajilat Perás”?


N.E {La palabra “Perás” está en idioma arameo y significa “mitad”, refiriéndose, según Maséjet Ërubín (82:2), a la cantidad de pan del que se procuraba disponer en la mesa por persona para que estuviera disponible para su consumo, sin que esto signifique que lo comería todo o no en la práctica: “Medio Kikar Léjem”. Los Sabios (ver Maséjet Keritut 12.2, Maséjet Ërubín 82.1 y Äbodá Zará 67.1, entre otros) usaron este punto de referencia “Kedé Ajilat Perás” para indicar “tiempos” en relación al consumo de ciertos alimentos y detalles afines a la alimentación; y, en vez de hablar de horas o minutos, lo expresaron en función al tiempo que le llevaría a una persona comer “Medio Kikar Léjem”. Según la opinión de RASH”I (Keritut, 12:2, D.H. “Perás”), “Medio Kikar Léjem” es equivalente al volumen de 4 Betzim (Huevos), es decir, aproximadamente 224 cc. Pero, según el RAMBA”M (Ërubín, 6:7 & Maajalot Asurot 14:8), es equivalente a 3 Betzim, aproximadamente 168 cc.}


¿Cuánto tiempo en minutos es el equivalente a Ajilat Perás?


{N.E. Cuando los Sabios se refieren a que haya que comer Cazayit de cierto alimento en un tiempo no mayor a “Kedé Ajilat Perás”, se refieren al reconocimiento que hicieron los Sabios en cuanto a la validación del consumo Cazayit de determinados alimentos (según el tema de estudio) en el tiempo que le llevaría a una persona promedio comer medio “Kikar Léjem: según RASH”I, en el tiempo que le llevaría consumir 224 cc. de pan, y, según RAMBA”M, no debe ser mayor al que le llevaría consumir 168 cc. de pan. A partir de este dilema, los Ajaronim discreparon entre sí, resultando en una gama de opiniones que oscilan entre 2 (hay quien dice que lo dice el Shébet Hasofer), 3 minutos (según el Iguerot Moshé, Tomo IV, O.J. Simán 41), 4 minutos (según el Äruj Hashulján O.J., 202.8 & Rab Jayim Naé), 4 a 5 minutos según Caf Hajayim (O.J., Simán 210 Ot Jeth),   6 minutos (según el Tzémaj Tzédek), 7 minutos (según el Rab Pésaj Frank en nombre del R. Yaäcob Ariel de Kubná), 7.5 minutos (según el Bikuré Yaäcob), 8 minutos (Rab Schneur Zalman y Sedé Jémed), y 9 minutos (JATA”M Sofer, Jelek 6, Teshubá 16)}


  

Medida de Cabetzá

 

¿Sin cáscara?

 

El Caf Hajayim (O.J., Simán 158, Ot Jeth)  consideró que la “Cabetzá” de pan -que se planifica comer para autorizar la bendición de Netilat Yadayim- se calcula tomando como referencia el mismo volumen que ocupa un huevo, pero, “sin cáscara”

משמע הא כביצה דצריך נטילה הוא כביצה בלא קליפתה דהא טומאת אוכלין שיעורה כביצה בלא קליפתה כמ"ש הרמב"ם ז"ל פ"ד מה' טומאת אוכלין יעו"ש. וכ"כ דגמ"ר ועיין בספרו נוב"י חא"ח סי' ל"ח יעו"ש. וכ"כ ר"ז או' ב' מ"ב או' ט' וא"כ לפי מ"ש הח"י בסי' תע"ב או' ח"י בשם מהרי"ל דב' קליפות ביצים יחזיקו מים שיעור ביצה ומחצה עם הקליפה א"כ הוי שיעור ביצה בלא קליפה ג' רבעי ביצה עם הקליפה. וכ"כ הנוב"י שם ולפי מ"ש לעיל סי' פ"א או' ג' בשם הרמב"ם דשיעור ביצה עם הקליפה י"ח דראה"ם מים. א"כ שיעור ביצה בלא קליפה הצריכה נט"י היא י"ג דראהם ומחצה. ולכן יש לאכול כשיעור הזה או יותר אם אפשר כדי שיברך על הנטילה אליבא דכ"ע ולצאת מספק ברכות:

Por consiguiente, según este enfoque, para decir Netilat Yadayim habría que planificar comer pan solamente en un volumen mínimo de 42 cc. y no necesariamente 56 cc.

 

Jazón Ish

 

El SHU”T Shébet Haleví (Jélek 6, Simán 60) recordó primeramente que, según el autor del Jazón Ish, la dimensión de los huevos (de gallina, por ejemplo) era mayor que los huevos de la actualidad, y la persona no se debe dejar guiar por el volumen que ocupa un (1) huevo de los actuales para establecer la medida de Cabetzá que refirió el Talmud, sino por el mismo huevo de la época en que se enseñó este dictamen; y, en consecuencia, recibió la pregunta sobre si acaso, hoy en día, se necesitaría comer pan equivalente a aquel volumen de huevo (que era de 100 cc.) o al actual (56 cc.), para justificar hacer Netilat Yadayim con Berajá.

 

El Rab Wozner

 

El Rab Shemuel Haleví, autor del mencionado SHU”T, respondió ya que se trata de un deber decretado por los Sabios (como lo es Netilat Yadayim), el cual ha sido objeto de duda (incluso de doble duda) en dichos cálculos: duda sobre si realmente es necesario llegar a comer Cabetzá de pan o no, y, aun bajo la premisa de que sí se requiera de Cabetzá de pan, cabe la duda sobre si el “huevo” que sirve de guía sea el actual y no el antiguo: la decisión debe ser guiarse por la dimensión actual del huevo; y, por lo tanto, se necesitaría sólo comer una medida de pan equivalente al volumen de un huevo actual (por lo menos, 56 cc.), para justificar hacer Netilat Yadayim con Berajá.

Y, no sólo eso… Sino que, en concordancia con el Otzar Piské Hamoädim, agregó el autor del Shébet Haleví que, para permitirse decir Berajá de Netilat Yadayim previo al pan, su opinión es que, aunque sea un requisito principal que el primer Cazayit que vaya a ingerir de pan haya de hacerlo en un tiempo no mayor a “Kedé Ajilat Perás”, no obstante, en cuanto al resto de pan (por ejemplo, el segundo Cazayit) que le falte comer para completar el volumen de Cabetzá reglamentario, no será necesario que también planifique comerlo con dicho límite de tiempo (sino como quiera).


 

Modalidades y Variables


Pan con ensalada

 

Otro punto fundamental que influye a favor de que se diga Berajá de Netilat Yadayim aun con menor exigencia, es que el JATA”M Sofer sostiene que el tiempo de “Bijdé Ajilat Perás” para el pan debe ser calculado en referencia al tiempo que le llevaría comer única y particularmente pan. Por ejemplo, si come pan con ensalada: el tiempo que le llevará consumir la ensalada es deducible del tiempo que necesitaría para llegar a comer todo el “Cazayit de pan”. Por ejemplo, si una persona come 28 cc de ensalada acompañando el consumo de un volumen de 28 cc de pan, y cada uno de estos lo comería en el tiempo “Kedé Ajilat Perás”, aparentemente resultaría (en total) en que comió 28 cc de pan invirtiendo dos (2) veces el tiempo Kedé Ajilat Perás… Pero, según el JATA”M Sofer no es así, sino que hay que restar el tiempo que invertiría en comer la ensalada, a dicho tiempo total (en este ejemplo 2 “Kedé Ajilat Perás” menos 1 “Kedé Ajilat Perás”), y, por ende: sí cumpliría con el requisito, pues (el tiempo de la ensalada se deduciría del tiempo total y) resultaría en que comió un Cazayit de pan en un (1) solo “Kedé Ajilat Perás”.

Otra forma de explicar: el tiempo “Kedé Ajilat Perás” se cronometra mientras ingiere cada pedazo de pan que se come desde el inicio del banquete (es decir, cuando ingiere la ensalada, se pausa, y se reanuda en el momento exacto en que continúa la ingesta de pan, y así sucesivamente hasta llegar a Cazayit de pan). En el caso del ejemplo, si bien todo lo logró en dos veces el tiempo de Ajilat Perás, el tiempo exacto cronometrado del consumo de pan fue de un solo Kedé Ajilat Perás. {N.A. Es importante que el consumo de la ensalada particularmente no supere al tiempo “Kedé Ajilat Perás”, antes de que el consumo del pan particularmente haya llegado a “Kedé Ajilat Perás”}.

Bajo esta perspectiva, para autorizar bendecir “Netilat Yadayim”, dependerá de: (A) si supone que la suma de los tiempos que dedicará a masticar e ingerir (el total de un primer Cazayit de) pan no superará al tiempo “Kedé Ajilat Perás” y de (B) si planifica comer también un segundo Cazayit de pan para completar el volumen de Cabetzá.

 

JATA”M  Sofer y los 9 Minutos

 

Se ilustrará la reciente explicación con un ejemplo práctico… Considerando que el tiempo “Kedé Ajilat Perás”, la cual según el propio JATA”M Sofer, es de 9 minutos, entonces, suponiendo que una persona esté a punto de empezar a comer pan con ensalada (en la misma proporción de ambos): se le permitirá bendecir Netilat Yadayim sobre el Lavado de manos previo al pan sólo cuando haya planificado que (A) llegará a comer 28 cc de pan con 28 cc de ensalada en 18 minutos (pues, se supone que dedicará 9 minutos netos para el pan y 9 minutos a la ensalada), y haya planificado que (B) después comerá, al menos, otro Cazayit de pan más, para llegar o superar un total de Cabetzá. Según este enfoque, una persona –en un caso así- podría llegar a bendecir “Äl Netilat Yadayim” aun suponiendo que va a tardar -aunque sea- media hora en terminar de comerse una Cabetzá de pan…

Tomando en cuenta esta opinión, se podrá asociar ésta a todos los demás enfoques cuyo factor común convergerían con una actitud menos exigente a la hora de permitir bendecir Netilat Yadayim, aun sin planear comer toda una Cabetzá de pan en menos del tiempo de dos veces Ajilat Perás, sino que podría eventualmente tardar más para esta finalidad.

  

Muchas Dudas sobre “Bendiciones”

 

Cabe decir, además de lo dicho anteriormente sobre el corolario del Otzar Piské Hamoädim, que su dictamen se basó en las numerosas dudas (aparentemente un caso de Safek Sefekot) que no iban en la misma línea del dictamen del Piské Sidur, y, lo que impulsó su decisión a favorecer en sí decir Berajá de “Äl Netilat Yadayim” con tan solo planificar comer Cazayit en un tiempo de “Kedé Ajilat Perás” y otro Cazayit aunque sea lentamente (tomándose más tiempo). Ante esto el autor de un libro sobre Netilat Yadayim hizo una pregunta al Otzar Piské Hapoälim basada en que hay un bloque importante de opinión, entre ellos, el Rab Öbadía Yosef, que decidió que, aunque hayan muchas dudas halájicas (Safek Sefekot) con respecto al tema de Bendiciones que (cada una de éstas) pondrían en riesgo la Pronunciación del Nombre del Creador, habrá que transigir y omitir dicha bendición (Safek Sefeká Lekulá).

 

Asociación de Factores

 

Pero ante esto, se podría argumentar que, aun alegando como la opinión de “Safek Sefekot en Berajot Lekulá”, en este caso, no se trata necesariamente de un cúmulo de dudas como un típico caso de “Safek Sefeká” propiamente dicho (sobre el cual habría discusión sobre si hay que ser o no exigentes), sino que se trata de argumentos que –asociados- representan una concordancia y el impulso propiamente dicho de un resultado halájico en favor del Otzar Piské Hamoädim. Es decir, el Otzar Piské Hamoädim dice que es lo correcto bendecir “Äl Netilat Yadayim” con tan solo haber planificado comer Cazayit (28 cc.) de pan en el tiempo de Ajilat Perás, y comer holgadamente el resto de lo que falta para llegar, por lo menos, a Cabetzá (56 cc. de pan). Esta decisión vendría apoyada por varios argumentos como vendría siendo:

 

1)   El hecho de que si el origen de la Netilat Yadayim antes de comer pan proviene de la necesidad de aplacar la impureza que se activa cuando se va a manipular una Cabetzá de pan, ante lo que no importaría tanto cuál es el tiempo dedicado a terminar de comerlo o no

2)   El hecho de que el Caf Hajayim sostiene que la Cabetzá mida actualmente apenas 42 cc (y no 56 cc., ni 100 cc.), ante lo cual sería muy fácil de planificar comerlo, y no cabría para muchos la duda de que lo vaya a comer en tan poco tiempo; y, aunque se quiera decir que la Cabetzá haya que terminara de comer en el tiempo de dos “Ajilot Perasim”, será muy fácil llegar a ello a tiempo. Por eso, si una persona hiciera lo dictaminado por el Otzar Piské Hamoädim, podría coincidir –en la práctica- con el resultado del dictamen del Caf Hajayim (aunque sea por causas diferentes).

3)   El hecho de que haya una un lado de duda para el Bet Yosef en nombre del Rokéaj que se inclina a sí bendecir por el Netilat Yadayim, aun cuando se trate de un volumen menor a Cabetzá, es un apoyo al dictamen del Otzar Piské Hamoädim, si se toma como un punto más de concordancia práctica. Es decir, su dictamen se coteja también con este lado de la duda del Rokéaj.

4)   La opinión del RITB”A, seguida por el Jajam de Vilna y Jazón Ish, quienes sostienen que, con sólo planear comer Cazayit de pan, sería suficiente para bendecir previamente “Äl Netilat Yadayim”. Por lo tanto, con más razón, esta opinión sería un apoyo –en la práctica- a lo dicho por el Otzar Piské Hamoädim.

5)   Como se dijo antes, hay opiniones que sostienen que el tiempo “Kedé Ajilat Perás” puede llegar a ser incluso de 6, 7, 8 y hasta incluso 9 minutos, como lo es la opinión del JATA”M Sofer (cuya definición de Ajilat Perás es igual a 9 minutos); éste, por ejemplo, es un tiempo considerablemente alto y cómodo para llegar a terminar un Cazayit. Y, aun comiendo 2 Cazayit seguidos en 18 minutos justificaría –aun para la opinión del Rokéaj y su interpretación más estricta- bendecir “Äl Netilat Yadayim”. Por consiguiente, esta opinión sería un aval para apoyar –en la práctica- la pronunciación de la bendición de Netilat Yadayim para una persona que sabe que comerá un Cazayit de pan, por ejemplo en 4, 5 o 6… minutos (lo que tardaría una persona promedio en la práctica), aunque luego tarde más (y aunque baje su velocidad de consumo a la mitad) al término del resto de la Cabetzá reglamentaria.

6)   Con más razón funcionaría este aval en el caso en que una persona fuera a comer pan con ensalada, la opinión del JATA”M Sofer podría hasta redoblar el tiempo de holgura para predeterminar que coma el Cazayit reglamentario y la consecuente Cabetzá de pan; de esta  manera, habría más razones para bendecir por el Netilat Yadayim con aun menos limitaciones…

 

Conclusión

       

    Tomando en cuenta todas estas consideraciones, asociando todos los argumentos a favor en este asunto, la conclusión es que se Bendecirá “Äl Netilat Yadayim” (incluyendo el Nombre y Reinado del Todopoderoso) sólo si la persona planifica que (A) comerá un primer Cazayit (volumen de 28 cc.) de pan en un tiempo no mayor a “Kedé Ajilat Perás” (ver opiniones –atrás- expresadas en minutos), y (B) coma –al menos- otro Cazayit más de pan (C) aunque sea Lentamente y/o con la velocidad de su preferencia, completando así, al menos, una Cabetzá (56 cc.) de pan.

    Aquellos que se guían por la costumbre del autor del Piské Sidur, bendecirán “Äl Netilat Yadayim” sólo si planifican que comerán una Cabetzá de pan en un tiempo no mayor a “Kedé Ajilat 2 Perasim” (dos veces el tiempo de “Ajilat Perás”).

    Una persona que sólo comerá un volumen de Cazayit (28 cc.) o más de pan, pero menos de Cabetzá (56 cc.), debe hacer previamente la Mitzvá de Netilat Yadayim, pero sin pronunciar la bendición correspondiente.

Subpáginas (1): PDF
Comments