Spray en Shabbat



Introducción


Una de las treinta y nueve actividades prohibidas en Shabbat se denomina “Zoré” (Avienta al aire). Cuando la persona ya ha obtenido el producto del trillado del trigo, se procede a aventar (al viento) todos los granos de trigo, a fin de que se pueda discernir entre el trigo y su envoltura natural. Es decir, la aventada logra que la parte menos pesada, por la fuerza del viento, se ubique en un lugar distinto a los granos propiamente dichos que son la parte más pesada del producto, y los cuales no son tan afectados por el efecto del viento, lo que permite que sean localizados finalmente en otro sitio.

Pero, no sólo esta prohibición se concentra en la actividad agrícola… La Guemará utilizó el tema del trigo como modelo de aprendizaje para exponer la definición de esta actividad en cualquier ámbito. Esto significa que una actividad que siga el mismo modelo operativo que Zoré, podría ser candidato firme a ser un trabajo prohibido en Shabbat por este concepto. Lo mismo se aplica en cualquiera de los 39 trabajos prohibidos en Shabbat.

Por ejemplo, la Torá Oral ordena que no se puede “trillar”: esta actividad consiste, desde el punto de vista trigal, pasar espuelas por encima del trigo a fin de que éste separe inicialmente el trigo de la cáscara. Sin embargo, esto no significa que la prohibición sólo se aplica al tema relativo al trigo… Escurrir un líquido absorbido en una tela de algodón es una actividad que se encuentra equivalentemente prohibida bajo el mismo concepto, al ser que se separa un cosa de la otra.

El presente documento nos ha unido, una vez más, en pro de verificar si el uso de un atomizador (spray) en el día de Shabbat, se encuentra permitido o no. Las razones que algunos alegan para pensar que está prohibido, proviene del hecho que este producto está mezclado con agua u otros agentes que finalmente se separan del producto principal del atomizador que es el que causará el efecto deseado, actividad que es similar operativamente a “Zoré”, con la diferencia que la finalidad, en este caso, no necesariamente es con fines agrícolas.

 

Pregunta


¿Está permitido utilizar un atomizador en Shabbat?


 

Argumentos


Fragmentación al aire

 

El Talmud Yerushalmi (Maséjet Shabbat, Pérek 7:Halajá 2) dice que si una persona expectoró al aire, y la fuerza del viento fragmentó ese contenido salival, entonces, esta persona es Jayab (penalizado) por concepto de la trasgresión de “Zoré”.

רקק והפריחתו הרוח חייב משום זורה

Explica, en efecto, el autor del Korbán Haëdá, que cualquier acción -en Shabbat- que implique que un compuesto o mezcla se aviente al aire y que el viento separe sus componentes o partes, se considera una trasgresión de Zoré.

Entre los Rishonim que traen, dentro de sus explicaciones, a este texto del Talmud Yerushalmi mencionado, están: el Or Zarúä (Jélek 2, Simán 59), Rokéaj (Simán 62), el MAHARI”L –nombre como se conoce a Rabí Yaäcob Mulín-, en su libro Minhaguim (Halajot Shabbat, Simán 26);   asimismo el RAM”A, en su obra Darké Moshé  (Simán 319) y en Hagá (O.J., Simán 319:17) dictaminó que el que escupe hacia el aire, provocando así que el viento posteriormente separe (fragmente) esa saliva, es Jayab Mishum Zoré, es decir, habrá trasgredido la actividad prohibida de arrojar al aire.

 

Oprimiendo el obturador

 

A raíz de estas aseveraciones, algunos Ajaronim han deducido que si una acción como ésta (de aventar) se considera como prohibida, aun sin que haya sido la intención (de quien aventó) la de lograr separar alguno de sus componentes en el aire, entonces, [en una situación en la que se oprime el obturador de un instrumento como  el atomizador, haciendo que aviente o expulse su contenido dejando intencionalmente al viento el proceso de separación de algunas de sus partes], con más razón que debe ser considerado como una actividad prohibida (de Zoré).

Esta deducción cobra aun más fuerza al tomar en cuenta la norma para los Poskim es que, cuando el RAM”A dice una sentencia que no discute al Shulján Äruj, la Halajá es como el RAM”A incluso para los sefaradíes.

Ante esta impresión, se alegarán algunos comentarios que ayudarán a entender, un poco más en detalle, cuál es el real impacto de la definición de la Melajá de Zoré. 


Con fines didácticos, estos comentarios se estructurarán en siete preguntas como veremos a continuación:

 

PRIMERA PREGUNTA

En la víspera de Pésaj

 

En el libro Ërej Ha_Shulján (Simán 319:S.K.6) cuyo autor es Rabí Yitzjak Tayeb, y en libro SHU”T Rabí Äkibá Íguer (Jélek 1, Simán 20), está escrito que había un Sabio eminente llamado Rabí Zerajiá Ha_Leví, mejor conocido por el nombre “Baäl Hamaor”Pasó, en un año en que la víspera de Pésaj coincidía en Shabbat, en cuya ocasión, la complicación era el cómo eliminar el pan (ya que el procedimiento de quemarlo es prohibido en Shabbat). Ante esta dificultad, el Baäl Hamaor (Pesajim, Pérek 3) determinó que la decisión debe ser despedazar los panes en pequeñas migajas, y tirarlas al aire, de tal forma que el viento las esparciera. Según el autor del BA”J (Simán 446), nadie discutió esta aseveración del Baäl Hamaor.

Resultado de imagen para MIGAJAS DE PAN

De ser así, no habría por qué pretender primeramente decir que está prohibido la expectoración (hacia el viento) en Shabbat, como lo ha hecho el RAM”A(Loc.Cit.). No sólo eso, tampoco sería lo propio afirmar lo mismo sobre el uso de un atomizador (en Shabbat), habiendo otro dictamen sobre un tema similar, como al que se ha hecho referencia recientemente sobre el Biúr Jametz en Shabbat, pero en el cual, se obtuvo una firme permisión por parte del Baäl Hamaor la cual contó con una aprobación unánime, según el BA”J.

 

DEJIYÁ

Con previa separación

 

No obstante, en una publicación titulada Tzóhar (Tomo IV, pág 129), se explicó que existe una diferencia concisa entre el caso sobre el que habló el RAM”A y el que se refirió el Baäl Hamaor. El RAM”A se refirió a una situación en la que un elemento se avienta al aire cuando todavía no se ha separado, y es el viento mismo lo que ejerce la acción de separarlo (antes de ser transportado) y por eso se prohibió por Zoré, mientras que el Baäl Hamaor permitió aventar al aire las pequeñas migajas de pan, ya que el proceso de separación de las migajas –entre éstas- ya se había llevado a cabo de antemano, aparentemente alejando esta acción de lo principal de la actividad de Zoré, y usando el viento sólo como transporte de esas migajas de pan y no como agente separador.

 

Vuelve la 1era. Pregunta

 

Aunque es notable la diferencia entre ambas fuentes halájicas, cabe destacar que para transgredir el Shabbat con la Melajá de Zoré, no se requiere que el elemento a aventar sea un elemento íntegro. Es necesario recordar que la actividad agrícola de Zoré (por ejemplo del trigo), viene  antecedida por Dash (trillar), en el orden de los trabajos prohibidos de Shabbat. Es sabido que, al término de esta acción de Dash, todos o la gran mayoría de los granos de trigo se encuentran ya separados de la cáscara y demás residuos. Y es justamente, al fin de esta etapa, cuando se aplica la actividad de Zoré (aventar el resultado de la trillada) para lograr la final reubicación de los granos separados de los demás residuos. Por lo tanto, la real separación se habría logrado ya para el momento de la trillada, mientras que el momento de la aventada sirvió para llevarse (por medio del viento) la casi nada pesada parte de las espigas ya separadas.

Imagen relacionada

Si es así, se verifica que aunque la acción de aventar se ejerza con un elemento ya separado de antemano, sí  cabe la factibilidad de calificarla como trasgresión de Zoré, razón por la cual, volvería la pregunta a su lugar: ¿Por qué el Baäl Hamaor sí permitió aventar, en Shabbat, alimentos ya separados, como lo son las migajas de pan…, mientras que originalmente la definición de la trasgresión de Zoré, se refiere justamente a espigas de trigo ya trilladas?

 

SEGUNDA PREGUNTA

Fuerza comparativa

 

El Rab Shabetái Ventura, en su libro Nehar Shalom (Simán 319:Ot 10), sorprendido ante la posibilidad de prohibir Mide_Oraitá la expectoración hacia el aire (por Zoré), consiguió una prueba que confirmó su sorpresa…  Dice que no necesariamente se debe afirmar que es una prohibición Mide_Oraitá esta actividad de expectorar al aire en Shabbat (deduciéndolo) por el sólo hecho de que el Talmud Yerushalmi haya usado la palabra “Jayab” para condenar al culpable de esta trasgresión, ya que esta palabra es admisible también para penalizar a una prohibición Mide_Rabanán. La prueba de esta opinión se basó en el Talmud Bablí…


En Maséjet Shabbat (40:2) está escrito un caso, en el cual, aparece la palabra “Jayab” haciendo referencia clara a una prohibición “Mide_Rabanán”.

Por lo tanto, según el enfoque del Rab Ventura, la prohibición referida por el Talmud Yerushalmi, el RAM”A y el resto de los Poskim que afirmaron su existencia, seguramente se refirieron a una prohibición Mide_Rabanán de expectorar al aire en Shabbat, y no Mide_Oraitá.

La consecuencia de esto sería que, ya que es sabido que las comparaciones que se hacen a partir de Decretos de Rabanán, no son tan fáciles de implementar como sí se hicieran a partir de Decretos Mide_Oraitá. Es decir, si decimos que es prohibido la expectoración en Shabbat sólo por decreto de Rabanán y no por reglamento Mide_Oraitá, no se podrá establecer una comparación evidente de esta acción de expectoración con la acción de usar el atomizador, lo que indica que hay insuficiente información para prohibirla.

 

DEJIYÁ

Sin catalogación alguna

 

 Sin embargo, se observa que ninguno de los Poskim investigados, aquellos que determinaron la existencia de una prohibición de (aventar una) expectoración al aire, expresaron una clasificación sobre el nivel de trasgresión de esta actividad en Shabbat; es decir, no la catalogaron del todo (si era Mide_Oraitá o Mide_Rabanán), razón por la cual, no se puede concluir sólidamente que el RAM”A y el resto de los Poskim no se hayan referido a una prohibición Mide_Oraitá, sobretodo cuando la gran mayoría de las veces que aparece la palabra “Jayab” en el Talmud, se refiere a trasgresiones Mide_Oraitá.

 

TERCERA PREGUNTA

El parecido es triple

 

Una vez más, el Rab Shabetái Ventura, hizo una observación, está vez directamente frente a la afirmación de la totalidad expresada por el RAM”A (Loc. Cit.). En el Talmud Bablí, la Guemará, en Maséjet Shabbat (73:2), se destaca el parecido entre tres de los trabajos prohibidos en Shabbat. Estos son:


a)         Borer: separar mediante “selección” lo que no nos interesa (desperdicio), de lo que sí nos interesa (de la comida)

b)           Zoré: “arrojar” una mezcla contra el viento con el fin de que éste separe las partes livianas (aquello que no nos interesa), de las partes pesadas (la parte que sí nos interesa). Tal y como se mencionó anteriormente, la aventada logra que la parte menos pesada, por la fuerza del viento, se ubique en un lugar distinto a los granos propiamente dichos que son la parte más pesada del producto, y los cuales no son tan afectados por el efecto del viento, lo que permite que sean localizados finalmente en otro sitio.

c)         Meraked: separar, mediante un “tamiz”, elementos que se encuentran mezclados.

 

Cadente de separación

 

Y concluyó el Talmud Bablí recientemente mencionado, en Maséjet Shabbat (Idem), que estas tres (a,b&c) provienen de la misma raíz prohibitiva de separar lo que no interesa de lo que sí interesa (quitar lo malo y dejar lo bueno).

Esto significa, según el Rab Ventura, que la acción de Zoré se activa única y exclusivamente cuando la separación es producto de la aventada de una mezcla de un contenido aprovechable con un desperdicio, y esto no sucede en el caso dictaminado por el RAM”A (Loc.Cit.).

Por otro lado, se podría agregar, a modo de vínculo con el tema en cuestión, que al ser que un atomizador tampoco separa algo malo de lo bueno (un desperdicio de lo aprovechable), no se podría adjudicar una prohibición de Zoré al uso de un spray en Shabbat, ya que no se adapta a la definición de dicha trasgresión.

 

Colisión talmúdica

 

Con esta afirmación, sobre la expectoración en Shabbat, el Rab Shabetái Ventura, podría ser considerado incongruente con la del RAM”A (Loc.Cit.). No sólo eso, de la idea del Rab Ventura, quedaría de manifiesto una disparidad entre lo dicho por el Talmud Bablí y el Yerushalmi, considerando que este último no discernió en detalles sobre la separación de la mezcla aventada.

Esta pregunta que hizo el Rab Ventura, fue similar a la formulada por el MAHAR”I Jaguiz (en su libro Ëtz Ha_Jayim), por el autor del libro Tal Orot, por el Rab Äkiba Íguer, así como por el autor del Rab Peälim(Jélek 1, O.J., Simán 20), todos ellos enfrentando la posición del RAM”A en lo referente a aventar la mezcla de un líquido al aire en el día de Shabbat.

 

CUARTA PREGUNTA

Rabí Yaäcob Castro

 

Una cuarta observación fue escrita por Morenu Ve_Rabenu Ha_Rab Rabí Yaäcob Castro, quien, en general, realizó comentarios correspondientes a muchos de los incisos del Shulján Äruj. Estos comentarios del MAHAR”Y Castro al Shulján Äruj fueron recopilados por sus alumnos y reorganizados en un libro titulado por ellos “Ërej Léjem”.

En este mismo libro, expresó su inquietud ante unos comentarios de ciertos Ajaronim, los cuales habían afirmado que es prohibido expectorar al aire en Shabbat, y alegó, entre otras inquietudes, que no conocía (en la práctica) hasta el momento acerca de algún Gadol (Sabio Eminente) que se cuidara de no hacer esta actividad en Shabbat. Para entender esta intervención del MAHAR”Y Castro, basta con considerar que, en aquella época, era habitual ver individuos que expulsaran saliva, al punto que existían, en algunos lugares, recipientes donde se depositaban estos desperdicios, en pro de la higiene y la salud pública.

 

Protesta fundamentada

 

A pesar de que se supiera acerca de textos de algunos Rishonim como el Or Zarúä, el Rokéaj y el MAHARI”L, quienes comentaron, por su parte, sobre la existencia de una prohibición así, no obstante, tomando en cuenta aquella práctica de expectoración habitual del momento, y a la inexistencia del dictamen halájico respectivo por parte de Rishonim de Gran Eminencia, como lo fueron el RI”F, RAMBA”M, y el ROS”H…, consideró el MAHAR”Y Castro necesario protestar frente a la idea (sostenida por el RAM”A, entre otros) de prohibir la expectoración hacia el viento en Shabbat.

El Rab JID”A, en su libro Birké Yosef, por su parte, reveló que su bisabuelo, Rabí Abraham Azulay, autor del libro Jésed Le_Abraham, apoyó el argumento del MAHAR”Y Castro, manifestando su rechazo ante la idea de que sea prohibido escupir al aire en Shabbat.


En lo que respecta al atomizador en Shabbat, caso que asemeja su accionar con la reciente regla, por transición, no habría tampoco fundamento para concluir que sea prohibido.

 

QUINTA PREGUNTA

Sin la menor intención

 

Una quinta pregunta se ampara en otro legado del MAHAR”Y Castro, quien advirtió que, aun aquellos que apoyan la idea de esta prohibición, deben recordar que hacer un Trabajo Prohibido en Shabbat sin tener la real intención de lograr la acción exacta que hace prohibido a dicho trabajo (Dabar Sheenó Mitkavén), es calificado como “Patur abal Asur” (Exento de culpa por la Torá, pero prohibido Mide_Rabanán).

Por ejemplo, la Guemará, en Maséjet Shabbat, trae un caso en que una persona arrastra, en Shabbat, un banco con el único fin de llevarlo a otro sitio… Podría pasar que la base de dicho objeto abra un surco en el piso mientras se arrastra por la tierra, resultando en un trabajo de “surcar”. Sin embargo, la Guemará explicó esto como un ejemplo de Patur Abal Asur, dado que la real intención de la persona que arrastró el banco no era la surcar sino la de trasladarlo.


Este mismo ejemplo se podría aplicar al caso de la persona que, en Shabbat, expectora un cuerpo salival que se esparce en el aire, cuando su real intención no era que este esputo se esparciera, sino (que la finalidad era) la simple necesidad de expulsar un desperdicio de su boca.

Por lo tanto, según este fundamento, aun los que alegan que esta actividad es una prohibición, tendrán que catalogarla como una prohibición Mide_Rabanán.

La consecuencia de esto sería que, ya que es sabido que las comparaciones que se hacen a partir de Decretos de Rabanán, no son tan fáciles de implementar como sí lo es a partir de Decretos Mide_Oraitá. Es decir, si decimos que es prohibido la expectoración en Shabbat sólo por decreto de Rabanán y no por reglamento Mide_Oraitá, no se podrá establecer una comparación evidente de esta acción de expectoración con la acción de usar el atomizador en Shabbat, lo que indica que hay insuficiente información para prohibir esta última.

 

SEXTA PREGUNTA

Agua por la ventana

 

Además de la referencia del MAHARI”L ya mencionada, al principio de este documento, existe otra referencia del mismo autor, quien dedicó otro de sus textos al Maséjet Ërubín. En este texto, por cierto titulado con el mismo nombre del autor, aparece una pregunta que le hiciera un Rabino, quien decía que se recordaba que, en su infancia, solía ver que la gente echaba el agua sucia residual hacia las afuera de sus casas... “Sin embargo -continuó este último-, en mi casa no se permitía hacer eso en Shabbat, pero no me recuerdo el por qué”. Vale recordar que en su vecindario había Ërub, y el piso de la calle no era de tierra.

Imagen relacionada

Entonces, le contestó el MAHARI”L a su interlocutor que (salvo por la regla de Hotzaá) no tiene ningún conocimiento acerca de la existencia de una prohibición de echar agua (por la ventana en Shabbat).

Por lo tanto, según el MAHARI”L, se deduciría que no debería ser prohibido tampoco expectorar al aire, por ser este un acto similar al respondido en la reciente referencia. Y si es así, habría una clara contradicción entre la declaración que hiciera el MAHARI”L, en su libro Minhaguim (Halajot Shabbat, Simán 26), en el cual señaló una prohibición de arrojar un esputo al aire, y la declaración que hiciera en el recientemente referido libro de sus comentarios sobre Maséjet Ërubín, del cual se dedujo lo contrario.

En cuanto al tema del atomizador en Shabbat, en base a este texto del MAHARI”L, se deduce que tampoco debe ser prohibido disparar el contenido de un spray en Shabbat.

 

SEPTIMA PREGUNTA

Incendio en el jardín

Resultado de imagen para INCENDIO HIERBA 

Otra de las preguntas, está basada en la intervención del autor del libro Tal Orot (Meléjet Zoré), quien, a su vez, trajo la Guemará, en Maséjet Babá Kamá (60:1). Esta fuente talmúdica se cuestionó sobre quién sería el culpable en el caso en que una persona encendiera un fuego en su jardín, y luego llegara a soplar un fuerte viento hasta que llevara la flama hacia otra dirección hasta incendiar y finalmente quemar una propiedad ajena.

  ת"ר ליבה ולבתה הרוח אם יש בלבויו כדי ללבותה חייב ואם לאו פטור אמאי ליהוי כזורה ורוח מסייעתו אמר אביי הכא במאי עסקינן כגון שליבה מצד אחד ולבתו הרוח מצד אחר רבא אמר כגון שליבה ברוח מצויה ולבתו הרוח ברוח שאינה מצויה ר' זירא אמר כגון דצמרה צמורי רב אשי אמר כי אמרינן זורה ורוח מסייעתו ה"מ לענין שבת דמלאכת מחשבת אסרה תורה אבל הכא גרמא בעלמא הוא וגרמא בנזקין פטור


Después de discernir entre un viento que existe en forma fija y otro esporádico, la Guemará(Idem) alegó que el viento debe ser considerado como una fuerza externa, y no una fuerza propia del ser humano. Sin embargo, esta Guemará recordó que la actividad de Zoré, es una actividad similar, la cual existe una fuerza externa llamada “viento” que interviene en la separación de las partes de una espiga trillada. Por lo tanto, la Guemará explicó que así como en Zoré hay una prohibición de que el hombre aviente las espigas trilladas, para que sean separaras por el viento, a pesar de ser una fuerza externa…, entonces, se deduce que también el viento que se extendió el fuego de aquel hombre, no exenta a éste de culpa alguna.

De esta idea expresada por la Guemará, el autor del Tal Orot (en relación al tema de “echar agua o expectorar saliva en Shabbat”), se aprovechó sólo de la idea de que “el trabajo de Zoré está principalmente concentrado en la separación de componentes diferentes de aquella mezcla” (en el caso del trigo: la cáscara y otros residuos del grano).

Por lo tanto, no se debería, según esta definición captada por el Tal Orot, adaptar el concepto de la Melajá de Zoré a la acción de echar agua por la ventana o expectorar en Shabbat, ya que en estas últimas, al fin y al cabo, no se separan componentes diferentes. Por ejemplo, en el caso de echar agua, se esparce el agua misma, es decir, se separa agua de agua, y no agua de otro componente.

De esta manera, debería estar permitido arrojar agua al aire en Shabbat…

 

RESPUESTAS


Crecen en la tierra

 

A. En respuesta a estas preguntas, vale recordar una explicación de Rabí Äkibá Íguer, quien fundamentó su comentario en una Guemará en Maséjet Shabbat (Hoja 73:2).

Antiguamente, para obtener sal, se hacía fluir el agua de mar hacia un recipiente gigantesco, el cual se exponía al sol, haciendo que el agua se evapore y quedara la sal acumulada en un recipiente. Dice esta Guemará(Idem) que provocar que esto pase no está prohibido por Meämer (actividad a evitar en Shabbat y que consiste en acumular o reunir productos que crecen de la tierra), ya que el agua de mar no es un producto que crezca de la tierra (Guidulé Karkä).


Asimismo, el Terumat Hadeshen (Simán 56) es de la opinión de que la Guemará, cuando habla de trabajos prohibidos como por ejemplo, Tojén (moler), se refiere a la molida de elementos que sean también Guidulé Karkä y no otro.

Es por esto que Rabí Äkibá Íguer comprendió que, para la Melajá de Zoré, también el punto principal que determina si está prohibida hacerla es si el elemento aventado (al viento) es Guidulé Karkä, como por ejemplo, el aventar el trigo trillado, alimento que previamente creció en la tierra y, además, es esparcido por el viento (como resultado de esta actividad de aventar).

Basado en esto, Rabí Äkibá Íguer explicó que el ser humano es considerado como si fuera  Guidulé Karkä, y, por lo tanto, la saliva es Guidulé Karkä, razón principal que determina que la acción de expectorar en Shabbat sí sea considerado definitivamente como Melajá de Zoré, en aporte al entendimiento de lo expresado por el Talmud Yerushalmi (Loc. Cit.) y finalmente dictaminada por el RAM”A(Loc.Cit.) y el resto de los Sabios que estuvieron a favor de una idea así.

 

Spray no de la tierra

 

Esta intervención del Rab Äkibá Íguer, responde, al menos, a la sexta pregunta, con lo que se alegaría que la razón por la cual el MAHARI”L no prohibió echar agua al aire fue que el agua no es Guidulé Karkä, mientras que la saliva de la persona sí se considera Guidulé Karkä.

Por otro lado, si tomáramos en cuenta la conclusión recientemente mencionada por Rabí Äkibá Íguer, no será igual en lo referente al tema del uso del atomizador en Shabbat… Un atomizador no es un elemento que haya crecido en la tierra, ni tampoco su contenido, razón por la cual, oprimir el botón del atomizador provocaría que se expulse y esparza el líquido “no Guidulé Karkä”, sin que esto signifique la trasgresión de la Melajá de Zoré. De esta manera, no sólo según el Talmud Bablí estaría permitido el uso de un atomizador en Shabbat, sino también en base al Talmud Yerushalmi, tal y como se acaba de explicar en las recientes líneas.

 

Precaución extraordinaria

 

B. Como respuesta adicional, se podría alegar que, cuando el Talmud Yerushalmi y el RAM”A declararon la norma de no expectorar al aire, no fue a manera de prohibición ni de advertencia, sino a modo de Jumrá (exigencia debida a una precaución extraordinaria).

De esta manera, se entiende que la tercera y séptima pregunta que cuestionaba el por qué el RAM”A habría de advertir la expectoración al aire en  Shabbat, siendo que esta acción no separaba sustancias diferentes y marcadas unas de otras…, ya no es pregunta ahora que sabemos que el RAM”A no se refirió a modo de prohibición sino como Jumrá.


Asimismo la segunda y quinta pregunta, las cuales calificaban la regla del RAM”A como un reglamento Mide_Rabanán, quedarían irrelevantes al considerar que, más bien se trataba sólo de una Jumrá lo dicho por este Sabio en su Hagá. En especial, la quinta pregunta no sería comprensible ya que el caso de una Jumrá podría no considerar (viablemente) si hubo o no intención (Kavaná).

En cuanto al por qué el Baäl Hamaor -pregunta 1- sí permitió el esparcimiento de las migajas de pan en el aire, se puede responder que, en un caso como un Biur Jametz (eliminación del Jametz de la propiedad), al ser que es necesario para realizar una Mitzvá y esto va a evitar pasar por una prohibición de tener Jametz en Pésaj, es obvio que el Baäl Hamaor haya considerado no cumplir con esta Jumrá en este caso de apremio.

En cuanto a la pregunta 4, vale decir que el motivo por el cual Sabios tan Eminentes no se pronunciaron acerca de esta regla del RAM”A es por que ésta es una Jumrá; y no debería ser criticable el hecho de que los Rabinos se pronuncien sobre una Jumrá aunque otros Eminentes Sabios la hayan omitido, ya que estos Eminentes Sabios, si bien se pronuncian sobre los aspectos más obligatorios del tema referido, generalmente no suelen mencionar todas las Jumrot.

Sin embargo, esto no responde la sexta pregunta, la cual no comprendía cómo el MAHARI”L pudo haber prohibido -en Shabbat- expectorar al aire, habiendo permitido echar agua al aire en este día… Si decimos que, por Jumrá, el MAHARI”L prohibió, ¿por qué no asignó la misma Jumrá al caso del agua?

En cuanto al tema del atomizador…, ya se ha dicho que deducir una prohibición adicional, a partir de una prohibición Mide_Rabanán, no es algo que se pueda hacer determinantemente. De la misma manera, deducir la existencia de una Jumrá de no usar un atomizador en Shabbat, a partir de la Jumrá de no expectorar al viento en Shabbat, no sería lo correcto.

 

Por sólo una letra

 

C. Una respuesta más, se puede alegar en nombre del autor del Alfé Menashé, quien opinaría que las siete preguntas anteriormente expuestas no son pregunta ya que el Talmud Yerushalmi, cuando se refirió a la Melajá de Zoré, no fue exactamente a Zoré sino Zorek. Es decir, el Talmud Yerushalmi se recibió con un faltante de una letra al final de la palabra “Zorek”, razón por la cual, los Poskim que prohíben interpretaron que se refería a Zoré. Siendo así, lo que el Talmud Yerushalmi estaría prohibiendo es el arrojar un esputo, hacia cuatro amot (2 metros aprox.) en Reshut Ha_Rabim, por Zorek, y no su simple aventada al aire.

En cuanto al tópico del atomizador en Shabbat, será evidente, bajo este perfil, que será permitido usarlo si es dentro de un lugar cerrado (Reshut Hayajid)…

 

DEJIYA (C)

Traslado… ¿fragmentado?

 

A pesar de que su intervención inhibiría todas las preguntas hasta ahora formuladas, en honor a la verdad, la redacción del Talmud Yerushalmi(Loc.Cit.) se vería levemente  afectada, al ser que se leería así:  si una persona expectoró al aire, y la fuerza del viento fragmentó ese contenido salival, entonces, esta persona es Jayab (penalizado) por concepto de la trasgresión de “Zorek”.

Y si fuera así, ¡qué tiene que ver que se haga llegar  un esputo hasta el viento para que luego se fragmente, con el objetivo de que sea lanzado de un Reshut a otro (Zorek)!

No sólo eso, el Talmud Yerushalmi(Loc.Cit.), en su continuación, añadió una característica más: “y toda cosa que necesita del viento (y se aviente en Shabbat), será considerada como trasgresión por Zoré”.

Siendo así, con más razón que será difícil de entender que haga falta la colaboración del viento para llegar a la meta de lanzar un objeto de un Reshut a otro… Esta respuesta del Alfé Menashé, por lo tanto, es algo forzada.

 

Separar adrede un compuesto

 

D. Una respuesta que quizá pueda amortiguar el impacto del cuestionario de siete preguntas, es que, tanto el Talmud Yerushalmi como el RAM”A -entre otros-, probablemente se refirieron al caso en (i) que se necesite del viento para llevar a cabo la separación del esputo, (ii) que el contenido salival que se va a expulsar al viento, conste de, al menos, dos componentes diferentes, y (iii) que la intención que tenga la persona antes de expulsarla al viento, sea la de separar sus componentes.

Por ejemplo, si una persona tuviera un cuerpo extraño (ej. pelo, semilla, hilo, etc…) introducido en su boca y deseara expulsarlo de su cavidad bucal, lo más seguro es que le interese que ese cuerpo extraño sea revisado sin compañía de tanto contenido salival; por lo tanto, si lo expulsare mediante expectoración en Shabbat, estaría traspasando por la prohibición de Zoré.

Y si tomamos esta definición y la adaptáramos al texto del Talmud Yerushalmi (Loc.Cit.), no afectaría prácticamente su sentido.

En aras de verificar cómo esta respuesta despeja dudas creadas por las siete preguntas antes formuladas hay que tomar en cuenta lo siguiente:

 

D.1.Resp. a la Pregunta 1: El que avienta las migajas, en la víspera de Pésaj, no persigue la meta de separar sino de eliminar todo indiscriminadamente, por lo tanto,  ese es el motivo por la cual el Baäl Hamaor permitió este acto.

D.2.Resp. a la Pregunta 2: El cuestionamiento que se hizo frente a los que alegaron que la prohibición de expectorar al aire en Shabbat es Mide_Oraitá, queda respondido, de la siguiente forma: los que se refieren a que esta prohibición es Mide_Oraitá se refieren sólo al caso en que se expulsa al aire un cuerpo salival, hay separación de sus componentes, y a la persona que la expulsa, le interesaba, de antemano, la separación de lo expulsado.

D.3.Resp. a la Pregunta 3: En cuanto a la tercera pregunta formulada, en nombre del Rab Ventura, si bien es correcta su visión sobre la definición de la Melajá de Zoré, hay que decir que este Sabio no consideró la posibilidad de que el RAM”A estuviera hablando de un caso de expectoración en el cual se separan sus componentes diferenciables (ej. saliva con pelo) al viento, y no sobre un caso en el cual no hubiese composición alguna qué separar (ej. saliva sola).

D.4.Resp. a la Pregunta 4: El por qué, según el MAHAR”Y Castro, la gran mayoría de los Eminentes Poskim no habían escrito sobre la prohibición de expectorar al aire en Shabbat, se puede responder diciendo que no escribieron sobre esta prohibición ya que expulsar al aire un cuerpo salival, el cual va a separar dos o más componentes diferenciables (con intención de hacerlo así), no necesita aclaratoria… Fue evidente para esto Sabios que se está traspasando la prohibición de Zoré, y no necesita texto alguno que lo derive.

D.5.Resp. a la Pregunta 5: La razón por la cual el MAHAR”Y Castro consideró la advertencia del RAM”A como una prohibición Mide_Rabanán, fue porque interpretó que el RAM”A se refería a una expectoración sin intenciones (Sin Kavaná) de separar los componentes del esputo. Sin embargo, se puede alegar que el RAM”A se refirió a un caso en el cual la intención sí era esa, y, por lo tanto, no es “Sin Kavaná”, motivo por el cual sí podría ser catalogado Mide_Oraitá.

D.6.Resp. a la Pregunta 6: El motivo por el cual el MAHARI”L dijo que arrojar agua por la ventana es permitido en Shabbat y, por otro lado, prohibiera arrojar el esputo en Shabbat, es porque, en el primer caso, no hay dos o más componentes a qué separar, pero, en el segundo caso, sí los hay.

D.7.Resp. a la Pregunta 7: La séptima pregunta, basada en el Tal Orot, se refirió a que el acto de separación es crucial para llegar a traspasar Zoré, característica que fue interpretada, por el Tal Orot, como faltante en el caso que trajo el RAM”A(Loc. Cit.). No obstante, si decimos que el RAM”A se refirió ciertamente a un caso de expectoración al viento, en Shabbat, de un esputo separable (en el aire) de dos o más componentes diferenciables, entonces, de seguro que estuvo hablando el RAM”A del mismo caso al que, incluso el Tal Orot, catalogaría como trasgresión de Zoré.

 

Epílogo y Conclusión

 

Considerando que un buen número de Ajaronim discutieron con el RAM”A y consideraron permitida la expectoración al aire en Shabbat…
Y aún respondiendo a las preguntas que enfrentaron al RAM”A y que justificaron su dictamen, se obtiene que, según las respuestas A,B,C&D, en especial la D, que fueron las que, hasta ahora, responden estas siete preguntas, resultará finalmente que, incluso según el RAM”A, se podría permitir el uso de un desodorante y ambientador en Shabbat (aplicado al aire), ya que:

a)     Su accionar se parece al caso en que una expectoración es simple y no se parece al caso en que es compuesta (cuerpo salival con dos o más componentes diferenciables).

b)    En general, aunque hayan componentes diferenciables, el uso del spray no guarda consigo ninguna intención de separar componentes al oprimir el botón de propulsión.

c)     En un caso en que el atomizador se aplique en un lugar sin brisa, acumularía aun mayores razones para ser permitido su uso en Shabbat…, entonces…,

Es la conclusión de este documento que está permitido el uso de un atomizador, ya sea desodorante o ambientador, aplicado al aire, en Shabbat.

Aclaratoria: aunque se ha permitido la aplicación de desodorantes o ambientadores al aire, no obstante, cabe recordar que esto sí es prohibido de aplicarse directamente a la ropa o en objetos.