Bañarse con Agua Caliente en Yom Tob

BS"D


Introducción

    Yom Tob es un día Sagrado, en el que se debe cuidar las mismas restricciones que en Shabbat, salvo ciertas excepciones que tengan que ver con la necesidad y goce alimenticio de ese mismo día (como por ejemplo, cocinar comida o bebida para Yom Tob), así como de otras necesidades fundamentales para la persona definidas por las autoridades rabínicas y que dependen del uso del fuego y de cocina. Se podría pensar que una de estas excepciones es bañarse con agua caliente, pues el objetivo podría ser calificado como una “necesidad común a todas las personas” (Tzórej Col Néfesh), y esto podría estar incluyendo la higiene y la limpieza del cuerpo, lo que, para algunos, se podría interpretar como una necesidad suficiente para permitirlo en Yom Tob.

Por consiguiente, la meta de este documento será determinar si es permitido bañarse con caliente. Cabe recordar que el nivel de dificultad de esta pregunta se intensifica cuando se considera que, para finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI, las personas han estado usando un sistema de calentador eléctrico automático de agua (conocido como “calentador de acumulación” que actúa por efecto de un termostato) para los correspondientes grifos de sus baños.

 

Limitaciones

No se estará determinando una respuesta con respecto a los calentadores de agua que calientan instantáneamente por efecto inmediato de la apertura del grifo de agua caliente correspondiente.


Pregunta


¿Es permitido bañarse, con agua caliente, en Yom Tob?


Argumentos


Calentar agua

 

En Maséjet Betzá (21:2), está escrita una discusión sobre si se puede calentar agua para lavarse los pies en Yom Tob… 

La Escuela de Shamay sostiene que es prohibido, a menos que sean aguas adecuadas para beber; la Escuela de Hilel sostiene que es permitido calentar agua para lavarse los pies.

 

¿Necesidad para todos?

 

El RI”F, sobre este pasaje Talmúdico, dijo que se deduce que es permitido calentar agua para lavarse los pies, pero, no para lavar todo el cuerpo, y trajo prueba del Capítulo “Kirá” (Shabbat, 38:2) que registró, en la Mishná, que es prohibido usar el agua caliente que se calentó en Yom Tob para bañarse, pero permitida para beber.

Los Tosafot dicen que es permitido lavarse los pies con esta agua caliente, debido a que es una real necesidad para todos en general…, pero, es prohibido lavarse todo el cuerpo con agua caliente, ya que bañarse todo el cuerpo con agua caliente es considerada una real necesidad sólo para una minoría (Meünaguim=finos o mimados) de la sociedad, pero, no para el público (en general). Y todo es debido a que las actividades que serían prohibidas en Shabbat se permiten en Yom Tob sólo en los casos en que los resultados fueran de real menester para toda persona, pero, no para una gran minoría. Por consiguiente, lavarse todo el cuerpo con agua caliente no es considerada una necesidad para toda persona, y, por ello, los Tosafot dicen que está prohibido calentar agua –en Yom Tob- para ello.

El Bédek Habayit, en nombre del Rab Ha_Maguid, dice que la prohibición de bañarse todo el cuerpo con agua caliente, en Yom Tob, tiene vigor incluso cuando la persona pretende llegar a ese objetivo miembro a miembro, (N.E. aunque no se eche el agua caliente en el cuerpo de una sola vez, o no se introduzca todo su cuerpo en agua caliente simultáneamente).

 

Se calentaron en la víspera

 

Existe una discusión entre el RI”F (Betzá, 21:2) y los Tosafot sobre si es permitido bañarse todo el cuerpo con agua caliente que se calentó en la víspera del Yom Tob. Según el RI”F, es permitido y, según los Tosafot, es prohibido.

Dice el RI”F, basado en un Gaón, que, tomando en cuenta que es un decreto el que prohíbe calentar agua en Yom Tob y bañarse con esa agua, en ese día, no es prohibido bañarse (en un local o baño particular) cuando esta agua se haya calentado el día anterior…, en cuyo caso no regirá decreto y, ni siquiera una Mitzvá opcional de abstenerse.


En apoyo a esta opinión, cabe recordar que técnicamente no debería ser prohibido bañarse con agua caliente en Yom Tob (desde el punto de vista de Trabajo como tal de cocinar agua en Yom Tob), y todo el motivo de esta prohibición de bañarse con agua caliente en Yom Tob es un decreto para evitar caer en un riesgo de que la persona vaya a traspasar la ordenanza de los Sabios de no bañarse en una Casa de Baños o Sanitario colectivo. Por consiguiente, según el RI”F, si las aguas se calentaron en la víspera del Yom Tob, no se activa un decreto así (el decreto de los Sabios no tiene este alcance) sino únicamente cuando las aguas se hayan calentado en Yom Tob mismo. Y así es la opinión del RAMBA”M y el SMA”G.

El ROS”H, por su parte, dice que es permitido bañarse -con agua caliente- sólo la cara, las manos y los pies (aun cuando las aguas se hayan calentado en Yom Tob mismo); pero, cuando se trata de todo el cuerpo, es permitido bañarlo únicamente con agua fría, pero no con agua caliente, aun cuando estas aguas se hayan calentado en la víspera de Yom Tob. Y así es la opinión del RASHB”A y de los Tosafot.

 

Bañarse con caliente

 

El Shulján Äruj (O.J., 511:2) es permitido calentar agua en Yom Tob para lavarse las manos (la cara y los pies), pero, no es permitido calentar agua para lavarse todo el cuerpo. Pero, si hubiese agua caliente obtenida por calentamiento ocurrido en la víspera de Yom Tob, sería permitido bañarse todo el cuerpo, incluso de una vez (todos los miembros en forma simultánea).


 El RAM”A dice que hay quien prohíbe bañarse con agua caliente, de cualquier manera (aunque se haya calentado el agua sólo en la víspera de Yom Tob), y así es la costumbre (abstenerse).


 

Bases para permitir

 

I. Bañarse en la Actualidad

 

Es necesario recordar el concepto que determina que sean permitidas actividades como avivar el fuego, cocinar y trasladar (objetos de un lugar privado al público o viceversa), que, en Shabbat son prohibidas por la Torá. Este concepto se denomina “Shavé le Col Néfesh”: actividades que son “aptas para toda persona”. 

Por ello, lavarse las manos con agua caliente es algo que es habitual entre casi todas las personas, y, por ello, los Sabios lo aceptan como parte de este concepto permisivo… Pero, en cuanto a lavarse todo el cuerpo usando agua caliente, es una acción de la que no dependen muchas personas parar satisfacer sus necesidades diarias: por ello, bañarse -con agua caliente- todo el cuerpo no es una excepción para la prohibición de encender fuego en Yom Tob ni excepción para cocinar agua en Yom Tob, pero, sí lo será cuando el objetivo sea lavarse –con esta agua- la cara, manos y/o pies.

¿Acaso, en la actualidad, no se ha detectado una actitud mayoritaria que tiene a bañarse todos los días con agua caliente, todo el cuerpo? 


Si es así, bañarse todo el cuerpo con agua caliente debería ser una excepción más a la prohibición de encender fuego y cocinar agua en Yom Tob. Y si así fuera, ¡con más razón debería permitirse bañarse con agua caliente en Yom Tob!

 

Hábito no en su totalidad

 Se podría argumentar que, si bien es cierto que cada vez se nota la existencia de personas en el mundo que toman, como una necesidad, el baño diario con agua caliente, por otro lado, no es seguro que esta existencia se haya extendido en todo el mundo. Existen quizá regiones en el mundo donde la población considera una necesidad frecuente, al baño –a cuerpo entero- con agua caliente.



No sólo eso… Aunque sea cierto que la población mundial casi en su totalidad tenga la necesidad de un baño diario –de todo su cuerpo- con agua caliente, ¿acaso sería válido derogar un decreto de los Sabios que lo prohibieron?

 

Fumar en Yom Tob

 

En respuesta a esta interrogante, se podría quizá dar un acercamiento a que, en efecto, sí se proceda a determinar que hay un debilitamiento del decreto en este sentido. Por ejemplo, hace un par de siglos, parte relevante de la sociedad empezó a tomar el hábito de fumar, hasta que se convirtió en una necesidad generalizada… Esto fue suficiente para que muchos Sabios de la época decidieran que fuera permitido fumar en Yom Tob, debido a que era una necesidad considerable para toda (o gran parte de) la sociedad mundial.

 

II. Ducharse

 

¿Qué significa bañarse, según el Talmud?

 

Para el tiempo del Talmud, la acción de “bañarse” consistía en introducir todo el cuerpo completamente en una alberca, pozo de agua o barril de agua y así lo define el Talmud. 



El Talmud consideró que bañarse así en Yom Tob no era Shavé Le Col Néfesh (no era habitualmente necesaria para todos), motivo por el cual se prohíbe en Yom Tob. Siendo así, otra fórmula de baño, como lo es la Shetifá (ducha), debería permitirse en Yom Tob –con agua caliente- por no ser la fórmula de “baño” descrita por el Talmud como “Lo Shavé Le Col Néfesh”, en especial, cuando ésta es la fórmula actual más frecuente y habitual como muchas personas suelen bañarse al diario…

 

Ducharse... hace siglos

 

Sin embargo, es sabido que la Shetifá (ducha) con agua caliente -sobre el cuerpo entero- sí se prohibía en la época del Talmud. ¿Por qué?  Explica el Caf Hajayim (O.J., 326:6), en nombre del MAHARA”M, dice que antiguamente la Shetifá era una fórmula accesoria al baño convencional


Es decir, la gente, cuando iba a la Casa de Baños, se introducía en una alberca, pozo o barril de agua caliente, luego se sometía a sudoración, y, para suprimir ese sudor resultante del cuerpo, se limpiaba a través de Shetifá (ducha), culminando así el proceso global de baño; por tal motivo, era prohibido ducharse en Yom Tob con agua caliente de la misma manera como era prohibido bañarse introduciendo el cuerpo entero en un barril o alberca de agua caliente, en Yom Tob.

 

III. El Calentador mantiene

 

Un Jajam de esta generación tuvo una idea para alegar un permiso, en aras de ceder un permiso de uso de agua caliente para bañarse en Yom Tob: hay que considerar que el calentador de agua (de termostato), una vez que ha calentado agua en la víspera de Yom Tob, quedará así por encima de la temperatura deseada todo el tiempo que alguien no vuelva a bañarse. Por consiguiente, aunque se active el calentador durante el Yom Tob, esta activación no sería para llevar la temperatura del agua de fría a caliente (pues ya está caliente), sino sólo para mantenerla.

 Si es así, cualquier persona podría bañarse con esta agua, debido a que lo que ocasionó que dicha agua pasara de fría a caliente fue el calentador en la víspera de Yom Tob (o quizá antes), y no en Yom Tob. En el caso en que la persona aproveche y se bañe con dicha agua, bajo esta perspectiva, estaría usando el permiso del Shulján Äruj de bañarse en Yom Tob con aguas que se calentaron en víspera de Yom Tob…

¿Y el agua que entra?

 ¿Qué pasa con el agua fría que va reingresando al calentador y entra en contacto con el agua caliente y que, además, se calienta por el efecto propio del calentador –esta vez sí para pasar de fría a caliente? ¿Acaso sería permitido provocar automáticamente algo así?¿No sería prohibido por Pesik Reshé (una trasgresión provocada automáticamente por efecto de haber realizado un acto permitido)? La respuesta podría ser que, el hecho de que esto ocurra automáticamente y haya una fórmula que justifique dicho calentamiento, como por ejemplo, alguien que lo necesitaría durante el resto del día para lavarse la cara, las manos o los pies: dado que sería permitido en un caso (incluso calentar agua -a propósito- para ello) es un factor suficiente para que deje de ser un obstáculo para permitir.

No obstante, si bien pudiera ser un argumento certero e ingenioso, este permiso sólo podrá ser usado por uno o dos personas consecutivas (él o los primeros que se quieran bañar en Yom Tob), a lo sumo; pero, cuando se bañe el tercero, probablemente éste se aprovechará de la temperatura alta que haya recuperado el calentador cuando haya bajado a menos de 45 grados centígrados (es decir, según la Halajá, cuando estaba fría).


 

La Placa Mantenedora

 Una de las bases de lo hasta ahora mencionado, fue mencionado por el Rab Ben Tzión Abá Shaúl, quien, en Or Letziyón (Jélek 2), registró el caso de la disposición de una olla o cafetera antigua con agua, colocada –para que se quede allí todo el Shabbat- encima de la “Placa de Shabbat” (plataforma metálica que se coloca encima del fuego antes de Shabbat, para colocar ollas con comida o bebidas desde el viernes por la tarde, para que se vayan cocinando o manteniendo su alta temperatura).


El Or Letziyón determinó que el agua que está en dicha olla o cafetera se considera calentada sólo en la víspera de Shabbat y no en Shabbat (a pesar de seguir recibiendo calor intenso constante durante todo el Shabbat), pues, en Shabbat, lo que está haciendo la Placa es mantener la alta temperatura a la que llegó por causa de su cocción o calentamiento en viernes por la tarde.

Por consiguiente, si así fue considerado en este asunto, lo mismo se podrá decir en el asunto del calentador de agua que llegó a alta temperatura en víspera de Yom Tob, y la mantuvo durante el Yom Tob, hasta que venga alguien y desaloje el agua del calentador.

 

Sesiones múltiples

 

No obstante, hay una pequeña diferencia entre el caso del Rab Abá Shaúl sobre la cafetera sobre la Placa de Shabbat y el caso del calentador en Yom Tob. En el primer caso, el calor es aplicado a la Placa constantemente, lo que hace que la temperatura de la cafetea nunca baje… Pero, en el caso del calentador –del tema de Yom Tob- hay un termostato que limita la constancia del calentamiento y hace que cese durante un tiempo hasta que baje la temperatura, y luego vuelve a emitir calor hasta alcanzar la temperatura alta (indicada por un dispositivo), y así sucesivamente…

Por consiguiente, no podrá afirmar con toda certeza, basado en el caso del Rab Abá Shaúl, que el mencionado caso del calentador –del tema de Yom Tob- sea un caso similar de mantenimiento de temperatura de una cocción o del agua caliente, y quizá sí sea considerado como haber vuelto a calentar el agua en Yom Tob, y no como un simple mantenimiento. Si es así, entonces, sería difícil permitir usar esa agua para bañarse el cuerpo completo en el día de Yom Tob.

 

IV. Obtención legitima

 

En el libro Shemirat Shabbat Kehiljetá (Pérek 14:Halaja 21) registra otra prueba para permitir, y recuerda que el calentador de agua (para los baños y lavamanos de la casa) tiene varios objetivos en el usuario del mismo; tiene la capacidad para ser usado –en cualquier momento- en caso de que alguien sólo quiera lavarse las manos, los pies, la cara, así como también tiene la capacidad para ser usado para bañar al cuerpo entero de una o más personas (dependiendo de su volumen de almacenamiento). 


Por consiguiente, la persona se podría basar en que, tomando en cuenta que, por más que el calentador cocine agua fría en el mismo Yom Tob, es una acción permitida dado que existen objetivos que son lavar la cara, manos y pies cuando la persona lo desee. Siendo así, dado que el agua se ha hervido con consentimiento de la Ley, entonces, ahora que la persona quiere usar esa agua para bañarse el cuerpo entero, quizá pudiera sería permitido. El Shemirat Shabbat finalmente admite haberse quedado con la duda sobre si esto es un argumento permisivo o no.

 

Revaluando el motivo

 

¿Por qué se prohibió bañarse todo el cuerpo, con agua caliente, en Yom Tob?

Quizá se pueda argumentar que "la prohibición de bañarse con aguas que se calentaron en Yom Tob”, no es un decreto que dependa del motivo de por qué se calentaron, sino que es un decreto independiente de bañarse con aguas calientes que se calentaron en Yom Tob mismo (sea o no correcta la manera como se calentaron). 

Por ejemplo, si una persona tiene una cafetera de agua caliente que se calentó legítimamente en Yom Tob con el único objetivo de tomar bebidas calientes, y, de pronto, se arrepiente y quiere usar dichas aguas, o parte de éstas, para bañarse el cuerpo en Yom Tob, sería igualmente prohibido, a pesar de que las aguas calientes se obtuvieron en forma permitida, ya que la prohibición de bañarse en Yom Tob es independiente del para qué se calentaron dichas aguas en Yom Tob.

 

Atenuante y Solución

 

Una fórmula que podría evadir varios de los problemas aquí mencionados, podría ser desenchufar o apagar el calentador antes de comenzar el primer día de Yom Tob


De esta forma, toda el agua que ahí está contenida será considerada, en el peor de los casos, como agua que se calentó en víspera de Yom Tob; y, si es así, el Shulján Äruj permitiría su uso para bañarse todo el cuerpo en Yom Tob, aunque el RAM”A acostumbró a no permitirla con esta finalidad.


 

Pesik Reshé

 Empero, aun aplicando esta estrategia, habría que tomar en cuenta que, en el momento en el que empiece el usuario a bañarse todo el cuerpo con esta agua, empezará a entrar -al tanque del calentador- agua fría nueva, la cual entrará en contacto con el agua caliente de ese tanque; en ese momento comenzará una cocción nueva provocada por el calor contenido en el agua recluida hacia el agua entrante.



Esta cocción probablemente se considere como “calentar agua en el mismo día de Yom Tob con el fin de bañarse todo el cuerpo”, y eso teóricamente sería prohibido (Pesik Reshé).

 

V. Recipiente magno

 

Probablemente este problema se disiparía si se considera que el RAM”A dictaminó que, en Yom Tob, si una persona deseara cocinar un volumen pequeño de agua caliente para tomar una bebida (por ejemplo, café o té), entonces, tiene permitido llenar la olla o cafetera a su máxima capacidad (el RAM”A expresó “aun siendo -de la dimensión de- un barril”), aunque esté seguro de que no va a usar gran parte del agua caliente para esta finalidad


Por consiguiente, volviendo al caso del calentador para los baños y lavabos, si el calentador ya estaba desenchufado desde la víspera de Yom Tob, y la persona se bañara en Yom Tob, entonces, estaría permitido, a pesar de que vuelva a entrar agua fría al tanque, debido a que todo lo que contenga dicho calentador se considerará como parte de la misma olla donde estaba el agua caliente permitida de usar.

 

Nuevo agregado y sesión

 

No obstante, esta reflexión no es isomorfa con el caso del RAM”A… En el caso del RAM”A, si bien se trata de un contenido no necesario -para beber ese día- mezclado con el contenido sí necesario –para beber ese día- fue permitido su cocción en Yom Tob debido a que se hizo en una sola colocación al fuego y acción de cocción.


Pero, el caso en cuestión, no es así. El calentamiento del agua se realizó en la víspera de Yom Tob (una sesión de cocción)… Luego, cuando la persona se esté bañando en Yom Tob, empezará a entrar agua fría que entrará en contacto con el agua caliente allí recluida y se generará una nueva cocción –en Yom Tob- de aguas cuyo objetivo sería teóricamente bañar a todo el cuerpo de una persona, y ese objetivo hará que dicha cocción sea ilegítima…

 


Puntos de transigencia – Síntesis

 Se podría asomar una razón para permitir, a través de una reflexión producto de la consideración de todos los factores que concurren en el caso en cuestión…

Tomando en cuenta que el calentador está desenchufado desde la víspera de Yom Tob, se obtiene que el agua principal recluida inicialmente (A) en el tanque sea permitida para ser usada para bañar todo un cuerpo en Yom Tob.    

 
En cuanto a (B) la entrada de agua fría que entra al comenzar a bañarse, y el desencadenamiento de cocción o cocciones nuevas al contacto con el agua caliente allí recluida, se podría alegar que ese contacto y cocción ocurre como producto de una acción permitida de abrir el grifo, y, por lo tanto, se califica como (B.1) Dabar Sheenó Mitkavén a la Cocción Resultante; en cuanto a si es o no Pesik Reshé, existen opiniones que sostienen que (B.2) no hay Pesik Reshé  cuando se suscitaría una prohibición de Rabanán (de los Sabios); y, aun según la opinión que sí sostiene que hay Pesik Reshé en prohibiciones de Rabanán, se podría alegar que (B.3) este contacto automático entre el agua fría y caliente probablemente no sea conveniente para quien se quiere bañar con agua caliente, pues el agua fría también provoca que se enfríe la caliente que allí estaba recluida, y esto se califica como “Lo Nijá Leh”, factor que opacaría el efecto prohibitivo del Pesik Reshé de Rabanán. 

Y, aun sin tomar en cuenta este punto permisivo, se podría alegar (B.4) que el agua nueva que se está calentando es probable que se use para lavar las manos, pies o cara específicamente (lo que sería permitido aun cocinando el agua en Yom Tob mismo), y eso sería un factor relevante para permitir. 


No sólo eso… Se podría asociar todavía un factor permisivo más: (B.5) quizá el agua entrante ingresa al calentador “de un golpe” y no se alcanza a calentar (N.E. es decir con tanta velocidad e intensidad que entra –con el calentador desenchufado- que no alcanza a considerarse cocción de lo nuevo, sino como un enfriamiento de la que allí estaba, debido a la forma contundente y constante de su ingreso al dispositivo).

 


Conclusión

 

Es permitido lavarse las manos, la cara y o los pies con agua caliente, aun habiéndose calentado en Yom Tob, y aunque el calentador de agua caliente (el tipo de calentador que tiene un tanque y, sólo por causa del termostato, se activa automáticamente) esté conectado y activo en el momento de lavarse las manos, la cara o los pies. Es permitido calentar agua en Yom Tob con esta mencionada finalidad.

No es permitido bañarse todo el cuerpo con agua caliente que se calentó en el mismo día de Yom Tob

Si una persona sabe o cree que podría necesitar bañarse todo el cuerpo -en Yom Tob- con agua caliente, deberá -de antemano- en víspera de Yom Tob, desconectar o apagar el calentador, y podrá así disponer del agua caliente resultante para bañarse en Yom Tob.