Num. 252 Especial de Sefirat Haömer

https://sites.google.com/site/vaibarej/sefirat-haomer


Introducción 

Sefirat Ha_Ömer, es la cuenta del Ömer que se realiza desde la fecha en que se debería traer el Sacrificio del Ömer al Bet Hamikdash (D.M. pronto en nuestros días), en la fecha del 16 de Nisán. Aunque en el presente no se trae este sacrificio, pues carecemos de nuestro Templo Sagrado, el precepto de Sefirat Ha_Ömer quedó, según algunas opiniones Mide_Oraitá, y según otras, Mide_Rabanán… Sea como sea, esta obligación sigue en pie, en nuestros días, y su fiel cumplimiento, deja, además, un rastro del deseo por cumplir aquellos preceptos que, vinculados a éste, no se pueden cumplir por Reglamento.

Es por todo esto, y mucho más, que el tema de Sefirat Ha_Ömer ha sido objeto de investigación…, en esta ocasión, para entender, con un poco más de profundidad, el tipo de relación de dependencia que tiene la pronunciación de la bendición del Sefirat Ha_Ömer con el éxito en la pronunciación del Sefirat Ha_Ömer, desde el primer día de la cuenta. Por ejemplo, hoy es el cuarto día de la Cuenta del Ömer, y Reubén no contó en la noche del tercer día de la Cuenta del Ömer, pero sí contó en la mañana siguiente (horario diurno de aquel tercer día). ¿Podrá seguir la cuenta y contar del cuarto día en adelante? Y si es así, ¿podrá seguir recitando la bendición correspondiente durante el resto de los días de la Cuenta? ¿Por qué?


 

Preludio

Se debe recordar que las noches representan el comienzo de cualquier día, según la Torá, como está escrito en el versículo (Bereshit, Cap. 1): “Y fue noche y fue día, día primero…”.

La cuenta del Ömer se realiza de noche, que es el comienzo del día, momento en que se recita la bendición. Esta bendición es: “Baruj Atá Ad. Eloh-enu Mélej Haölam Asher Kiddeshanu Bemitzvotav Vetzivanu Äl Sefirat Ha_Ömer”, previa a la cuenta del Ömer.

 

 

Pregunta

¿Se debe y se puede seguir contando Sefirat Ha_Ömer con su bendición correspondiente, después de que hubo un día (de la cuenta) que no se contó?

¿Qué tanto depende la recitación de la bendición de Sefirat Ha_Ömer, de la cuenta exitosa de los días anteriores?

Si alguien olvidó de contar en la noche, pero, sí contó en el día, ¿éste podrá seguir contando con berajá?

 

¿49 o 1?

 



Como antecedente a este tema, existe una discusión entre el BAHA”G y los Tosafot, acerca de si Sefirat Ha_Ömer se considera como una sola Mitzvá la cuenta de los 49 días del Ömer, o si se considera que, en cada día contado, se cumple una Mitzvá. Esta última posición fue sostenida por los Tosafot

 

Contar sin berajá

 

Dice el Shulján Äruj (488:8) que si una persona olvidara hacer (debidamente), en uno de los 49 días, la cuenta del Ömer, entonces, seguirá contando, pero, sin la bendición que antecede a la cuenta. Con este inciso, el Shulján Äruj revela que no emite un dictamen inclinado hacia algunas de las partes de la discusión, ya que, por un lado, dice  que se siga contando, como lo dirían los Tosafot, pero, por otro lado, advierte sobre el que no se diga la bendición que antecede al resto de los días que quedan por contar después del día olvidado, y no como indicarían los Tosafot quienes, de seguro, sí seguirían pronunciando dicha bendición.

 

No tan a tiempo

 

Hasta ahora, se mencionó cuál es el dictamen en el caso en que una persona olvidara, en un día completo, la cuenta del Ömer. Pero, ¿cuál sería la determinación si el olvidó sólo fue por la noche de una de las fechas de la Cuenta del Ömer, y el recuerdo de contar le sobrevino en horario diurno de esa misma fecha?

Para entender la fuerza de esta pregunta, se recordará lo siguiente a modo de introducción:

El Ömer es un sacrificio que se traía al Bet Hamikdash en la mañana del 16 de Nisán de todos los años, y era una ofrenda que consistía en acercar la medida de un Ömer de cebada para ser procesada debidamente en el Templo Sagrado. Para el logro de esta meta, era necesario previamente cosechar la cebada y tener los utensilios listos para el debido proceso de ofrendar. Esta parte inicial de cosechar era tan fundamental, que es considerada como punto de partida de los días de la Cuenta del Ömer, o Cuenta posterior a la ofrenda del Ömer, como se verá a continuación…

En Maséjet Menajot (71:1), dice la Guemará que el punto de partida del precepto de Sefirat Ha_Ömer es en la fecha en que se cosecha lo necesario para la ofrenda del Ömer que se acercaba al Bet Hamikdash, en el día 16 de Nisán. La cosecha se debe llevar a cabo en la noche de ese día (primera noche de Jol Hamoëd de Pésaj en Yisrael).

 

Cosecha de día

 

¿Qué pasaría si, por la causa que fuere, no se cosechó el Ömer en la noche del 16 de Nisán: se podría cosechar en horario diurno de esa fecha?

Dice la Guemará que, en ese caso, es permitido cosechar el Ömer en el día


Por ende, se deduce, de esta Guemará, que si el origen o punto de partida de Sefirat Ha_Ömer es la cosecha del Ömer, entonces: cuando ocurra que una persona se olvidó contar Sefirat Ha_Ömer en la noche, no tendrá inconveniente alguno en contar en horario diurno de esa misma fecha (por ejemplo a la mañana siguiente), puesto que se habría permitido hacer lo mismo con la cosecha del Ömer (precepto de punto de partida), en caso de no haberlo hecho en la noche… De la misma forma como todo la fecha del 16 de Nisán era permitida para cosechar el Ömer, debería ser así, también, con respecto al precepto de Sefirat Ha_Ömer, precepto que partía en función de dicha cosecha…

 

Por otro lado

 

La Mishná, en Maséjet Meguilá (20:2) dice que toda la noche (del 16 de Nisán)  es apropiada para cosechar el Ömer… Se deduce de la Mishná, en forma independiente, que a la mañana siguiente, o en el horario diurno siguiente, no es apropiado el precepto de cosechar el Ömer. Y, por ende, tampoco lo será para la cuenta del Ömer…

Es evidente el que se haya detectado una ambigüedad entre ambas Guemarot mencionadas, entre Maséjet Menajot y Maséjet Meguilá, sobre si el día es apropiado o no para la Cosecha del Ömer…

Por tal causa, Rishonim, entre ellos, el BAHA”G y los Tosafot, discutieron sobre el permiso de usar las horas diurnas como parte del horario de la pronunciación de la Cuenta de Sefirat Ha_Ömer. El BAHA”G sostiene que sí se puede contar el Ömer en el día con su bendición respectiva. Pero Rabenu Yaäcob Tam (Tosafot, Maséjet Meguilá 20:2, D.H. “Kol Halaila Kasher Leketzirat Haömer”) difiere de esta posición y dice que no se cumple con el precepto del Ömer en horario diurno, aunque se haya olvidado en la noche de contar…

 

Igual ponderación

 

El SHU”T MAHARA”M Ben  Baruj, a la vista de esta discusión entre el BAHA”G y Rabenu Tam, concluyó que, en la práctica, a la persona que pase por el problema de haberse olvidado contar el Ömer en la noche, entonces, contará en el día, pero sin la bendición correspondiente. Es decir, reveló el MAHARA”M Ben Baruj que ambas posiciones son considerables con igual ponderación. Por un lado, hay que hacer como el BAHA”G, pues hay que redactar la cuenta del Ömer que corresponde a ese día, pero, por otro lado, no hay que hacer como el BAHA”G en lo que respecta a la bendición previa, lo que se manifestó en la decisión de no asignar bendición a dicha cuenta.

 

Pérdida incompleta

 

En el Bet Yosef (O.J., en Simán 489), recopilando la opinión del Terumat Haddeshen (Jélek 1, Simán 37), quien dijo que una persona no contó en la noche, pero en el día siguiente -en horario diurno- se recordó que no contó, entonces, que cuente sin la bendición correspondiente (aparentemente porque hay una duda –por la discusión recientemente expuesta- sobre si en el día se cumple o no).

Una de las razones por la cual se deja de decir una bendición es porque, cuando hay una duda sobre el precepto correspondiente, si bien no hay problema en ejercer su cumplimiento, lo que sí sería problemático es pronunciar una bendición que tenga duda sobre si es a lugar o no, ya que se pondría en duda igualmente sobre si pronunciar el nombre Sagrado del Todopoderoso o no. Y si una persona se atreviera a hacerlo, quedaría en duda si traspasó el mandamiento de la Torá de no pronunciar el Nombre del Todopoderoso en vano. Y eso es lo que el Terumat Haddeshen ha optado por evitar.


Siguió diciendo el Terumat Haddeshen, que, a la noche siguiente, seguirá contando con bendición, al ser que -el hecho de no haber contado en la noche anterior aunque sí en la mañana siguiente- “no le hizo perder por completo la cuenta del Ömer del ordinal correspondiente”.

Se explicará por medio de un ejemplo: si Reubén no contó en la noche del tercer día de la Cuenta del Ömer, entonces, el Terumat Haddeshen le diría que cuente durante el horario diurno de ese tercer día de la Cuenta del Ömer pero, sin berajá. Posteriormente el Terumat Haddeshen le diría que, cuando llegue la noche del cuarto día de Sefirat Ha_Ömer siga contando, esta vez con la bendición correspondiente, a pesar de haber pasado la noche anterior sin contar…

 

Ser consecuente

 

El Shulján Äruj (488:7) dictaminó que si una persona, durante toda la noche de un día del Sefirat Ha_Ömer se olvidare de bendecir (Sefirat Ha_Ömer), contará en horario diurno de ese día de Sefirat Ha_Ömer (pero) sin bendecir.

La Mishná Berurá (488:S.K. 34) explicó que hay opiniones que sostienen que el precepto de Sefirat Ha_Ömer sólo es de noche, y, por ende, no deberá bendecir de día; sin embargo, señala que, en lo sucesivo, es decir, en la noche siguiente en adelante, podrá proseguir la cuenta con berajá inclusive.


Dice el autor del Perí Jadash, Rabí Jizkiyá De_Silva, que si bien el Terumat Haddeshen ha dictaminado que no se diga berajá en el horario diurno siguiente por la duda sobre la ponderación que tiene la opinión de que la cuenta debe ser de noche únicamente (la opinión de Rabenu Tam), entonces, ¿por qué no mantuvo esta premisa también para las noches subsecuentes, y admitir que no se diga berajá en éstas (noches subsecuentes) -pues Rabenu Tam diría que se perdió la cuenta-?

 

Duda sobre duda

 

El Shaär Hatziyún (Simán 489: S.K.45), con el objeto de responder el origen de una pregunta como la del Perí Jadash, dijo que el motivo del que se recupere la cuenta con bendición en las noches subsecuentes, bajo las condiciones similares a las aquí descritas, es que no hay una duda solamente sino dos dudas. Cuando hay dos dudas que ocurren una sobre la otra, se está en presencia de un caso de Safek Sefeká, en este caso, el Safek Sefeká actúa para poder obligarlo a decir Berajá (Safek Sefeká Lehajmir).


Es decir, si no contó en la noche, entonces, tiene una duda sobre si es permitido usar el horario diurno de esa fecha para contar Sefirat Ha_Ömer, y, ya que tiene una sola duda, esta persona no podrá recitar esa bendición, pues sería catalogada como duda de recitación de una bendición con el Nombre del Todopoderoso, en vano.

Pero, cuando llega la noche siguiente esta persona se somete ahora a un caso, no de una duda, sino de dos (Safek Sefeká):

Safek # 1: Si no contó en la noche (y sí en el día), entonces, tiene una duda sobre si es permitido usar el horario nocturno de la siguiente fecha para contar Sefirat Ha_Ömer. Puede ser que sí y no se considere que perdió la cuenta… Pero, aun suponiendo que no sea así, entonces hay un segundo Safek…


Safek #2: Hay otra duda sobre si el dictamen halájico es que hay una sola Mitzvá de Sefirat Ha_Ömer conformada por la cuenta de 49 días o 49 Mitzvot  de Sefirat Ha_Ömer, 1 por cada día contado.

Y cuando hay Safek Sefeká, la regla es  que no se podrá alegar más que sea riesgosa la recitación de la bendición de Sefirat Ha_Ömer, pues la posibilidad de trasgresión es muy remota. Por ende, se justifica la determinación del Terumat Haddeshen y podrá pronunciar dicha bendición…


 

Motivos diferentes

 

1. No obstante, si bien este discurso basado en la Mishná Berurá favorece el dictamen del Terumat Haddeshen, por otro lado, no coincide con su motivo. Es decir, el Mishná Berurá alegó que la decisión de proseguir con las bendiciones era por Safek Sefeká, admitiendo con esto que hay ciertamente una duda entre si le hizo perder la cuenta o no, mientras que el Terumat Haddeshen expresó que el motivo era que “no le hizo perder por completo la cuenta del Ömer del ordinal correspondiente” y no lo calificó como una duda…

2.No sólo eso, aunque hayan opiniones que aprueben la regla de Safek Sefeká Lehajmir, hay otro grupo de Poskim que la dejan excluida del tema de bendiciones con el Nombre del Todopoderoso. Entre estos, se encuentra Rabí Öbadía Yosef, quien afirma que la regla de Safek Berajot Lehakel (cuando hay duda sobre si decir o no una bendición, no se dirá) se afirma incluso que la duda sea Doble, es decir, aun cuando estamos en presencia de un caso de Safek Sefeká en el tema de Berajot.

 

Cuenta entera

 

En los versículo -continuos entre sí- que dan origen al tema de Sefirat Ha_Ömer, está escrito “Usfartem Lajem … Shebä Shabbatot Temimot Tihyena. Ad Mimajorat Hashabbat Hashebiï Tisperú Jamishim Yom…” (Siete semanas “Temimot” contará, y hasta el día siguiente de la semana séptima, contaréis cincuenta días). Hay dos opiniones acerca de asunto:


I. Según una opinión la palabra “Temimot” revela que las semanas deben ser completas, es decir, el comienzo de la fecha de la Festividad de Shabuöt será después de haber pasado “por completo” el día 49no. de la Cuenta del Ömer. Por tal motivo, según este enfoque, no se podrá recitar el Kiddush de Shabuöt en forma anticipada, contrariamente al permiso de hacer en todos los Shabbatot y en el resto de los Yamim Tobim, sino hasta después de la salida de las estrellas del final del día 49 de la Cuenta del Ömer.


II. Pero, hay otra opinión que explica que “Temimot” revela que cada día y día de la Cuenta del Ömer, debe ser tomado en cuenta en forma íntegra, y, para lograrlo, se cuenta a partir del comienzo del día, es decir, en la noche, para que, de esta forma, todo el día haya sido contado “enteramente” desde su mismísimo inicio. Y, según este enfoque, se puede entender que, cuando el Terumat Haddeshen expresó “una persona no contó en la noche de una determinada fecha de Sefirat Ha_Ömer, pero se recordó durante el día de esa fecha que no contó, entonces, que cuente sin la bendición correspondiente”, ya que no logró el objetivo de “Temimot” (falta contar enteramente el día-y esto sólo se logra desde la noche-). Y cuando siguió diciendo el Terumat Haddeshen, que, “a la noche siguiente, seguirá contando con bendición, al ser que  no le hizo perder por completo la cuenta del Ömer del ordinal correspondiente”, es así ya que sí cumplió con la exigencia de “Temimot”, al ser que, efectivamente está contando de noche. Con esta expresión “no le hizo perder por completo…” de ese día del Ömer, el Terumat Haddeshen estaría revelando que, aun según la opinión del Rabenu Tam (quien sostiene que la Cuenta del Ömer se cumple sólo de noche), esta persona no perdió finalmente la cuenta de ese día.

 

Temimot: c/u de 49

 

¿Por qué, según esta opinión II, la exigencia de Temimot con la que falló en el día anterior de la Cuenta, no es un obstáculo para el que pretende contar la noche siguiente con bendición? La respuesta es que Temimot, bajo este enfoque (II), es una exigencia independiente para cada día y día, y no abarca a todo el período de siete semanas… Es decir, por el hecho de haber perdido la entereza de un día de la Cuenta del Ömer (contando en el horario diurno y no el nocturno), no implica que carezca de una ocasión de cumplir con otra obligación más de Temimot al día siguiente, por intermedio de bendecir y contar la cuenta que corresponde a ese nuevo día consecutivo.

Sin embargo, si no sólo perdió la entereza de la cuenta de un día del Ömer, sino que se olvidara de contar también en el horario diurno de ese día, entonces, aparentemente tampoco concretará “Shebä Shabbatot”, y  no se podrá asegurar que el dictamen sea el que siga contando con berajá en los días sucesivos del Sefirat Ha_Ömer.

Por tal razón, muchas comunidades en el mundo han seguido una costumbre de antaño de contar Sefirat Ha_Ömer también en el día, para el momento de sus rezos matutinos entre Pésaj y Shabuöt, a pesar de que ya se llevara a cabo esa cuenta integra y efectivamente en la noche anterior, que es cuando corresponde realmente… Es probable, pues, que la razón de esta costumbre siente sus bases en

-   La opinión que sostiene que se puede contar, en horario diurno en caso en que no contó en la noche, o

-   Quizá esta costumbre radica en que, aunque según la opinión que sostiene que no se cumple contando en el día cuando se olvidó en la noche –de contar-, no obstante, sí ayudaría el hecho de haber contado en el día para seguir contando la próxima noche con berajá (Baruj Atá…Äl Sefirat Ha_Ömer).

 

Par de preceptos

 

En Maséjet Menajot (66:1), dice la Guemará que, en el tema de Sefirat Ha_Ömer, hay un precepto de contar los Días y otro precepto de contar las Semanas, como se puede apreciar de los versículos mencionado últimamente “Usfartem Lajem … Shebä Shabbatot Temimot Tihyena. Äd Mimajorat Hashabbat Hashebiï Tisperú Jamishim Yom…”.


 Explica Abayé que, si una persona contó los días del Ömer, pero no lo equivalió también en función a las semanas acumuladas en la cuenta, no cumplió sino con uno de los preceptos, y viceversa, si una persona contó las semanas, y no contó su equivalencia en días, no cumple sino con un solo precepto. Abayé comprendió que Shebä Shabbatot es un precepto de Sefirat Ha_Ömer que indica que hay que contar en función de las semanas, y asimismo entendió que Tisperú Jamishim Yom corresponde a otro precepto de contar en función de los días. ¿En qué se fundamentó Abayé para deducir que existen dos preceptos vinculados al tema de Sefirat Ha_Ömer, y no como sería lo habitual de pensar que un precepto de Sefirat Ha_Ömer que tenga dos detalles que lo concreten. ¿Por qué insistir en que hay dos preceptos y no uno con dos detalles?

 

No son detalles

 

En aras de responder esta pregunta, se deberá recordar que, en párrafos recientes, se explicó cómo es el estudio de la palabra “Temimot”, con la que el mismo Talmud lo catalogó como un precepto diferente…, aunado a que esta palabra está presente en el mismo versículo mencionado recientemente (“Usfartem Lajem … Shebä Shabbatot Temimot Tihyena Äd Mimajorat Hashabbat Hashebiï Tisperú Jamishim Yom…”), se podrá entender cómo similarmente las órdenes de “Usfartem Shebä Shabbatot” y la de “Tisperú Jamishim Yom” son dos preceptos y no dos detalles de un solo precepto.

 

Puntuación crucial

 

EL RAMBA”M, en Halajot Temidim Umusafim (Pérek 7: Halajá 22), dice que es un precepto (Mitzvat Äsé) contar Siete Semanas Temimot (completas), desde el día en que se trae el sacrificio del Ömer, como está escrito: “Usfartem Lajem Mimajorat Hashabbat Shebä Shabbatot Temimot. Y es un precepto contar los días conjuntamente con las semanas, como está escrito: “Tisperú Jamishim Yom…”. Es notable que el RAMBA”M correspondió el término “Temimot” a las Semanas y no a los días, a diferencia del Terumat Haddeshen, quien aparentemente hizo corresponder, el detalle de Temimot, a cada uno de los días de la Sefirat Ha_Ömer, detalle que sirvió para otorgar el permiso de seguir contando los días del Ömer con Berajá, cuando ocurra un caso de alguien que contó de día y no de noche.

Es decir, según el RAMBA”M, el Temimot sólo justificaría la opinión que sostiene que las semanas deben ser completas, es decir, el comienzo de la fecha de la Festividad de Shabuöt será después de haber pasado “por completo” el día 49no. de la Cuenta del Ömer (ver arriba), y no a la que exige el detalle de contar en la noche tan solo como un detalle de cada día y día de la Cuenta del Ömer.

 

 Conclusión

 Cuando se cuenta Sefirat Ha_Ömer, se deberá hacer todo lo posible y poner hincapié en no olvidar contar, en ninguna de las 49 noches de este período. Se deberán contar los días y las semanas equivalentes a esos días.

Si una persona se olvidó de contar durante una de las noches del Sefirat Ha_Ömer, puede contar en el horario diurno de ese día (por ejemplo, en la mañana siguiente a la noche que olvidó), pero sin recitar bendición. De esta forma, se le permitirá, en la noche siguiente, volver a contar con la bendición correspondiente.

Pero si una persona se olvidó de contar por completo, tanto en el horario nocturno como en el diurno de un día de Sefirat Ha_Ömer, entonces, tendrá que seguir contando sin la berajá. En este caso, si esta persona se encontrara en el Bet Hakenéset, podrá poner atención, escuchar y concentrarse en la voz de la berajá del que Cuenta en voz alta la Sefirat Ha_Ömer, y, de esta manera, después de decir Amén a esa berajá, se considerará como si la hubiese recitado permitidamente. Inmediatamente pronunciará, en forma individual, la cuenta que corresponde a esa noche de Sefirat Ha_Ömer.