Num. 239 Cafetera Eléctrica con Tubo Medidor, en Shabbat


Introducción


Hay un tipo de cafetera eléctrica automática calentadora de agua potable que, cuando su contenedor es llenado con agua, se va asimismo llenando un muy angosto tubo transparente de vidrio casi con la misma altura que el calentador al que está acoplado, y que sirve para revelar al usuario a qué altura (medida) se encuentra el agua dentro de la cafetera. Tanto el tanque como su tubo indicador externo de vidrio están conectados, y es por ello que el mencionado tubo medidor revela exacta y eficientemente la altura del agua en el tanque del calentador. El problema empieza no desde antes de Shabbat, ni por dejar el calentador funcionando automáticamente en Shabbat, sino cuando el usuario empezará a servirse el agua de este calentador en Shabbat. En ese momento, ocurre que el agua del calentador fluye hacia el grifo que (recientemente ha abierto el usuario para darle salida al agua), y al mismo tiempo concurre, en ese mismo grifo, el agua que se encontraba acumulada en el angosto tubo medidor allí acoplado. Justo en este instante, y esto ocurre cada vez que se abra el grifo para servirse el agua caliente, se mezcla el agua caliente del tubo que está menos caliente con la del calentador que está más caliente, ocurriendo un calentamiento superior para el agua proveniente del tubo, lo que implica una virtual trasgresión de cocinar en Shabbat. ¿Es permitido, entonces, usar estos calentadores, sabiendo que esto ocurre?


Pregunta


¿Es permitido hacer uso del calentador de agua automático con un tubo medidor acoplado?



 

Limitaciones

El presente tema sólo está tomando en cuenta a los calentadores cuya temperatura dentro del calentador llega a ser mayor a 45 grados centígrados y simultáneamente  la temperatura del agua del medidor llega a ser menor a 40 grados centígrados.


Argumentos


Sin intención

 

El Rab Öbadía Yosef, a través de su libro Jazón Öbadiá (pag. 415), trajo, como argumento de análisis de este tema, a la opinión del Äruj, quien, entre su lista de definiciones, expuso el concepto Talmúdico de “Dabar Sheenó Mitkavén” (Shabbat Hoja 133:1 y muchas otras fuentes más del Talmud) que consiste en que existe una indulgencia en caso en que una persona haga una actividad permitida en Shabbat y que converja, como resultado indirecto, en una actividad prohibida en Shabbat.

Siendo así, si una persona quisiera servirse agua caliente de un calentador así, habría una indulgencia puesto que él no tiene la intención de calentar el agua fría o tibia del tubo con el agua caliente que concurre en el grifo en forma simultánea, sino que su intención es únicamente que el agua caliente salga hacia la taza o recipiente desde donde aprovechará la misma. ¿Por qué prohibir, entonces, el uso de este calentador?

 

Pesik Reshé

 

En respuesta a esta pregunta se podría evocar otro concepto escrito en el Talmud (Idem) llamado Pesik Reshé, que corresponde a: cualquier actividad permitida en Shabbat que conlleva o converge imperativamente en una actividad prohibida. Y aunque hacer todo esto haya sido catalogado como “Dabar Sheenó Mitkavén” (pues no tiene intención de provocar la prohibición), no obstante, no deberá ejercerla -aunque sea sin intención del todo de provocar un trabajo prohibido en Shabbat- cuando “de seguro” ocurrirá, como resultado, otra actividad prohibida en Shabbat.

 

Cuando no conviene

 

No obstante, el autor del Äruj acota que, aunque se trate de un Pesik Resheh, en el caso en que el producto de la actividad resultante no sea conveniente para el que la hace o no le interesa en lo absoluto (Pesik Reshé De “Lo” Nijá Leh), entonces, el Pesik Reshé no tendrá fuerza y se podrá permitir en Shabbat realizar un Dabar Sheenó Mitkavén. Asimismo, el Rab Öbadía Yosef encontró que el RAABA”N (Simán 363) lo sostuvo así…

Y esta línea fue seguida por el autor del Jidushé Ha_RASHAS”H (Ketubot, Hoja 6:2), quien afirmó igualmente que hay diferencia entre el “Pesik Reshé De Nijá Leh” (cuando el producto de la actividad resultante sí es conveniente para el que la hace) y el caso de el Pesik Reshé De “Lo” Nijá Leh (el producto de la actividad resultante no le interesa en lo absoluto), y dice que se podría permitir, en este último caso, en especial cuando el usuario no está empeñado en que la Melajá ocurra (en nuestro caso, sería, que el agua fría del tubo se una con el agua hervida de la cafetera). Y trajo una prueba de la Guemará para apoyar el enfoque del Äruj.

 

Lo Nijá Leh

 

No obstante, es sabido que la posición encabezada por el Äruj está opacada en la  consideración halájica ante el dictamen opositor del RAMBA”N, RITB”A, ROS”H, los Tosafot (Shabbat, 103:1 & 111:1), al ser que afirmaron en forma categórica que la Halajá es que Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh es prohibido. Y no sólo eso… Vale señalar que esta aseveración llega hasta el punto que se registra una opinión, entre los Poskim, que sostiene que, aunque se trate de una Melajá prohibida de hacer en el Shabbat Mide_Oraitá, un Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh, no la bajará de categoría y seguirá siendo prohibida hacerla Mide_Oraitá.

 

Cepillar el cabello

 

El RIBAS”H (Simán 394) habla sobre este tema, y trae la opinión del Äruj, pero,  aclara que todos los Rishonim objetaron la opinión del Äruj. Y el dictamen es que es prohibido hacer un trabajo en Shabbat que conlleve inminentemente, aunque sin intención, a una actividad prohibida en Shabbat, a pesar de que “Lo Nijá Leh” (a pesar de que no le convenga el resultado de la misma). Y, por ejemplo, RIBAS”H prohibió que una persona se peine en Shabbat, pues, a pesar de que no lo haga con la intención de arrancarse el pelo, y aunque no le convenga perder ese pelo que se está desanclando del cuero cabelludo. Y así es el dictamen del Shulján Äruj (O.J., Simán 303:27) quien sostiene que, incluso un cepillo de cerdas hechas de pelo de cerdo no debe ser usado para peinarse en Shabbat, pues es imposible evitar que se arranquen pelos.

 

El agua de la tubería

 

Pero, no sólo eso… Aunque fuera cuestión de tomar en cuenta la opinión del Äruj, todavía se podría decir, que, en el caso de la cafetera de este tema, sí hay un interés porque el agua “esté y se vaya” a medida que va sirviéndose el agua de la cafetera (y a la persona le interesa saber cuánta agua hay en el tubo), lo que implica el que se caliente el agua fría saliente del tubo medidor con el agua caliente saliente de la cafetera a la cual se encuentra conectada. De esta manera, es probable que el mismo Äruj terminara prohibiendo esta actividad en el día de Shabbat. Y si es así, con más razón habría que prohibirse esta actividad pues vendría siendo un “Pesik Resheh De_Nijá Leh”, y sería prohibido según todas las opiniones. Y así ha sido la decisión del Shulján Äruj (O.J., Simán 320:18 & 336:3) en este tipo de situación.

De cualquier manera, aun siendo una situación de Pesik Resheh De_Lo Nijá Leh, el dictamen no será favorable a la opinión del  Äruj, y, por lo tanto, aunque sea Dabar Sheenó Mitkavén & Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh, será prohibido, como se mencionó anteriormente… Y así es el dictamen del propio Rab Öbadía Yosef, quien trajo al Äruj, como preámbulo de su análisis sobre este tema.

Pero, si este tema “Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh” ha sido tan claro en la decisión que converge en prohibición, ¿por qué el Rab Öbadía Yosef tuvo que traer a colación a la opinión del Äruj?

 

Cocinarlo otra vez

 

Si un alimento ya está cocinado en Shabbat… ¿Es prohibido volverlo a cocinar? En respuesta a esta pregunta, habrá que recurrir a una regla reconocida por la mayoría de los Rishonim, que consiste en que, sobre un alimento previamente cocido en su totalidad, no recaerá la prohibición de (cocinar en Shabbat) cuando se vuelva a cocinarlo. Y así lo recopiló el Bet Yosef en el Simán 318 de Oraj Jayim.

No obstante, los Rishonim sí discutieron sobre qué tipo de alimento recae esta regla de permisión de cocinar en Shabbat lo que ya está previamente cocido: están de acuerdo que este permiso recae sobre un alimento sólido, pero discutieron  sobre los alimentos líquidos, como, por ejemplo, una sopa, o agua propiamente dicha. El RAMBA”M, RASHB”A, RITB”A y RA”N (Shabat, 48:1), y así es la opinión del RAM”A, sostienen que, si el agua no se ha enfriado del todo aún, entonces, está permitido volverla a cocinar aunque haya sido cocinada con anterioridad. Pero, RASH”I, ROS”H y Rabenu Yoná sostienen que es prohibido volver a cocinar alimentos líquidos aunque hayan sido previamente cocidos. Y así lo dictaminó el Shulján Äruj (Simán 318:4).

 

Pre cocido

 

Siendo así, el Rab Öbadía Yosef analizó el tema en cuestión sobre la cafetera con tubo medidor, y dijo que existe un punto más para permitir, aunque sea, para la opinión de las comunidades de Ashkenazim, el uso de estas cafeteras, al ser que, el agua que está en el tubo se supone que ha sido pre-hervida; y, a pesar de que su temperatura haya bajado a menos de Yad Soledet (42 grados centígrados aprox.), cuando se va a unir con el agua hervida de la cafetera, se vuelve a calentar durante la mezcla, mas sin considerarse que se ha trasgredido la prohibición de cocinar en Shabbat, pues la regla es que, según el RAM”A no se trasgrede la prohibición de cocinar en Shabbat en alimentos pre-cocidos, ya sean sólidos o líquidos.

 

¿Y el Shulján Äruj?

 

Sin embargo, este permiso aparenta ser evidente para el RAM”A; pero, para el Shulján Äruj, ¿sería factible permitir un caso así? Responde el Rab Öbadía Yosef que sí se podría permitir, ya que este tema de la cafetera con medidor está sujeto a dos temáticas, ambas en discusión de Rishonim: la primera temática que se expuso, al principio, sobre si un Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh es permitido o no en Shabbat, y la segunda temática expuesta recientemente sobre volver o no a cocinar un alimento líquido en Shabbat cuando ya estaba previamente cocido. Y dice el Rab Öbadía Yosef que, de ser así, se estaría en presencia de una Safek Sefeká (una duda suscitada sobre otra duda), y si es así, la Halajá se inclinaría para permitir abrir el grifo de esta cafetera de agua en Shabbat, a pesar de que simultáneamente se ira provocando la cocción por segunda vez del agua que cayó y estaba recluida en el tubo. El Safek Sefeká funcionaría así: hay una duda básica sobre si la Halajá es que, en general, un Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh es permitido o no. Y aunque fuera catalogado como prohibido realizar una acción de tipo “Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh”, todavía quedaría la duda, si sería permitido o no en el caso de una “cafetera con medida externa dentro de la cual se genera, en Shabbat, una aparente cocción reiterada de agua previamente cocida”. Y siendo todo esto un Safek Sefeká, la decisión halájica en estos casos es permitir.

 

Doble duda & Condiciones

 

Algunos sabios de la Yeshibá Kisé Rajamim hicieron el intento de debatir este dictamen con el Rab Öbadía Yosef, alegando que un Safek Sefeká puede ser tomado en cuenta si y sólo si el Shulján Äruj había considerado ambos componentes de la duda realmente como una duda Halájica. Pero, en este caso, no fue así, pues tanto en el tema de “Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh”, como en el tema de “cocinar, en Shabbat, un alimento líquido previamente cocinado” el Shulján Äruj ha dictaminado que es prohibido, y, en ambos temas, el autor no daba pie a una duda Halájica, y, por lo tanto, tampoco -con más razón- a un Safek Sefeká al yuxtaponerse ambos temas. Por consiguiente, pensaron estos sabios de la Yeshibá Kisé Rajamim que no hay permiso, al menos, alegando Safek Sefeká, de usar este tipo de cafetera con medidor en Shabbat.

Por otro lado, en la Introducción del SHU”T Or Letziyón,  alegó su autor que no se puede rechazar la identificación de un “Safek Sefeká” alegando que, en cada una de las dudas suscitadas, el Shulján Äruj ha dictaminado, por separado, que es prohibido… Y el motivo de que sí estaría abierta la posibilidad  de catalogarla como Safek Sefeká es que, cada uno de los dos dictámenes de prohibición que decidió el Shulján Äruj, lo hizo por fuerza de una decisión que había que tomar a la hora de un accionar en forma aislada un tema de otro. Pero, ¿quién puede asegurar que el  propio Shulján Äruj no habría decidido ser transigente cuando se yuxtaponen y convergen dos temas cuyas bases han sido ambas objeto de duda?

 

1 vs Muchos

 

Pero, si bien es cierto que, cuando hay un Safek Sefeká, es permisible, por otro lado, cuando uno de los lados de la duda corresponde a tema de “Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh”, no es seguro que se pueda aplicar la regla que converge en permitirlo. ¿Por qué?

Si se recuerda bien, el tema sobre si “Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh” se permite o no en Shabbat, fue visto superficialmente como una discusión Halájica. No obstante, en la medida en que se va desarrollando se fue disipando dicha discusión a través de observar el manifiesto de Rishonim posteriores a dicha discusión, como es el caso del RIBAS”H, que aseguraron que la gran mayoría (de los Rishonim) estaban en desacuerdo con el enfoque del Äruj, lo que significa que quizá no merezca ser llamada una “duda halájica”, puesto que el lado permisivo ha sido opacado casi en su totalidad.

Y la lógica acompañaría esta argumentación, pues si, a cualquier tema al que se detecte discusión, se  le va a calificar como una duda halájica…, entonces, ¡no habría fin para la detección de Safek Sefeká cada vez que se acumulen dos factores como los que aquí se han expuesto! Por lo tanto, si por cada par de temas que concurran en un caso de Halajá se va a alegar Safek Sefeká en base a que hay uno o una minoría que discute en éstos, entonces, todo sería permitido. En particular, en el caso de la cafetera con tubo medidor con concurrencia de dos temas de Halajá discutidos, si bien uno de estos dos temas ha sido discutido en forma balanceada (entre los que permiten y los que prohíben Yesh Bishul Ajar Bishul Be_Laj), el otro tema (Pesik Reshé De_Lo Nijá Leh) no ha sido discutido en forma balanceada sino muy tendiente a la prohibición (casi todos los Rishonim lo prohíben, sólo el Äruj&RAABA”N lo permiten, y el RIBAS”H rechaza la opinión de los que permiten). Siendo así, es probable que ni siquiera merezca llamarse Safek Sefeká el caso de la “cafetera con tubo medidor en Shabbat” sino únicamente “Safek”, y, si es así, ya el Shulján Äruj dictaminó sobre este Safek en particular que es prohibido.

 

Agua precalentada

 

Otra de las argumentaciones de los sabios que representan a la Yeshibá Kisé Rajamim fue lo que alegan muchos Ajaronim, entre ellos, Rab Yehudá Ayach, que, si bien pueda ser aceptable que hay una discusión sobre si es permitido o no, en Shabbat, cocinar alimentos líquidos precocinados, no necesariamente será así con respecto al agua precocinada. Sino que, según todas las opiniones, es prohibido, en Shabbat, recalentar a grado de cocción agua precocinada (pues en el agua, cuando se enfría, no se nota que fue previamente cocinada). Y únicamente en el caso de un líquido “cargado” producto de una mezcla con sólidos, como por ejemplo, una sopa o un jugo, sería aceptable una discusión sobre si es permitido recalentar, en Shabat, un líquido pre-cocido. Y si es así, se acumularía un argumento más para evitar el uso de una cafetera de agua caliente con tubo medidor, en el día de Shabbat, al ser que se recalienta el agua que cae del tubo, y esto no sería permitido bajo este punto de vista recientemente expuesto.

 

Acción indirecta

 

 Otro permisos que se han mencionado y bastantes Ajaronim han alegado es el “Gueramá” en prohibiciones. Sostienen estos sabios que, cuando la prohibición se trasgrede en forma indirecta, no se considera que se haya trasgredido dicha prohibición. Este concepto nace del tema de daños y perjuicios, en el cual, se verifica si los daños son directamente causados por el victimarios o no. Si el daño es indirecto, no recibe sanción en los Tribunales de este mundo. Estos Ajaronim dedujeron que igualmente funcionará en las Leyes de Shabbat, como por ejemplo, en este caso de la cafetera eléctrica de agua caliente con tubo medidor incorporado: cuando abre el grifo, para servirse del agua caliente, indirectamente fluye una parte del agua recluida en el tubo medidor (sin que el usuario la haya vertido directamente), para nivelarse con el contenido actualizado de la cafetera. Si es así, el agua que baja del tubo se cocina con el agua que sale de la cafetera en forma indirecta. Si es así, esto es “Gramá”, lo que significaría bajar el nivel de la naturaleza de la prohibición a Mide_Rabanán.

 

Netilat Yadayim con grifo

 

No obstante, se podría traer prueba de Halajot de Netilat Yadayim, de un caso en que no hay recipiente de Netilat Yadayim, y se quiere usar el grifo como dispositivo de Netilat Yadayim. Dijeron los Poskim que funciona como si fuera un recipiente de Netilat Yadayim para la primera echada; y, por lo tanto, si lo quiere seguir usando efectivamente, deberá abrirlo y cerrarlo tantas veces se vierta en la mano, para que se logre con “Cóaj Gabrá” (acción promovida directamente por la fuerza del usuario) el Netilat Yadayim. Siendo así, se demuestra que principalmente funciona el sistema de grifo para calificarse como “Cóaj Gabrá” en Netilat Yadayim, lo que se traduce en una tarea directa hacia la mano del usuario. Y si es así, esta actividad fue directa y no indirecta. Por consiguiente, aun alegando que el Permiso tipo “Gueramá” tenga validez para prohibiciones en Shabbat: en este tema, en particular, no pareciera pertenecer tener vigencia… ¿Por qué? Se podría evocar al Talmud que dice que la Melajá de Zoré (aventar el trigo -hacia el viento- para que se separe de su concha) está contabilizada entre las 39 Melajot de Shabbat. Y, a pesar de que la persona no hace la actividad de separar la concha del trigo del grano sino únicamente un viento preexistente, aun así, la Torá sí lo consideró como si hubiese ejercido la separación aquel que lo aventó, por ser una acción automática. No obstante, si no se tratare de un viento preexistente sino que se presentó de sorpresa, el resultado lo exentaría de la Torá.

Por consiguiente, el caso de una cafetera se parece más al tema del viento preexistente que al del viento casual…, pues, todo el tiempo el agua de la cafetera está lo suficientemente caliente como para causar una cocción a todo alimento que se ponga en contacto con éste… Y, en cualquier momento en que se abra el grifo de dicha cafetera, será inminente e inevitable la acción de calentar que ejerce el agua fluctuante del grifo de la cafetera cada vez que se pone en contacto con el agua del medidor.

 

RAM”A

 

Se podría alegar que el RAM”A sí considera que “Gueramá en Shabbat” es Mide_Rabanán.

No obstante, aun así, se debe alegar que el caso de abrir el grifo de la cafetera automática de agua caliente no es un caso de Grama, sino un caso de mayor dirección…, como ocurre para quien abre un grifo para hacer Netilat Yadayim. O, por ejemplo, si una persona hiciera una Shejitá (Y.D., Simán 6) con Cóaj Gabrá, aunque se vea que se está haciendo un movimiento indirecto, el resultado es que la Shejitá es Kesherá.

 

En resumen, una acción Grama en Shabbat provocará que el resultado sea una trasgresión Mide_Oraitá o Mide_Rabanán dependiendo respectivamente de si el factor externo que ejerce la Melajá está latente o no. Por ejemplo, cuando hay Cóaj Gabrá, se considera como un Gramá con un factor externo preexistente o latente, y, por ello, desde este punto de vista, abrir el grifo de la cafetera automática (del tema de esta publicación) es calificado como un Cóaj Gabrá, y, aunque sea indirecto, pudiera ser prohibido Mide_Oraitá.

 

Conclusión

 

Existen Poskim que permiten, en Shabbat, surtirse del agua de un calentador de agua automático que viene con un tubo medidor acoplado, como el Rab Öbadía Yosef y el Rab Ben Tziyón Abá Shaúl, entre otros; por otro lado, el autor del Minjat Yitzjak, el Rab Elyashib, el Rab Shemuel Vozner,  y el “Yerjón Or Torá”, lo prohibieron…

Por consiguiente, hay una sospecha de que surtirse de este tipo de cafeteras automáticas, en Shabbat, sea prohibido incluso Min Hatorá.

A una persona que pretende poner a funcionar la “cafetera de agua automático con tubo medidor acoplado”, antes de Shabbat, se le recomienda que desactive, antes de Shabbat, la función medidora del mismo, a través de cerrar perennemente la escotilla de paso de agua del tubo medidor. Otra opción sería medir, de antemano, la temperatura del tubo, y, si la misma es mayor a Yad Soledet Bo (50 grados centígrados), entonces, será permitido, con cualquiera de estas dos opciones, surtirse del agua de esa cafetera en Shabbat.