DESDE EL FILO DEL LÁPIZ DEL JUGLAR

    
 

 

Como si fuese una filosa espada, la pluma del Juglar se incrusta profunda;  y  puedo

asegurar que no la silencian con aspavientos ni la compran con lisonjas.  

 

Hurga con un corte limpio en lo profundo de los cuerpos, humanos o materiales, compactos o incorpóreos y, antes de que se escuche algún baladro ya dejó sin agurmento al ofuscado, porque él es el primero en la línea de fuego de su propia artillería.

 

Como buen Juglar, dá la mano con soltura y su apretón es fuerte para los amigos, más no callará ante la injusticia o el engaño.

 

Su pluma advierte, recuerda, juega y se recrea cuando el asombro le da alas porque nada le es ajeno, aunque pasa, siempre ajeno a soéz, por todos los humores o colores hechos prosa.  

 

Yo soy su ‘muhé’ y como tal puedo asegurar que un día muy lejano, no hace de esto mucho tiempo, escapó de un libro  sobre juglería y cruzando por sobre el tiempo se dijo para sí y dijo a los demás, que él es y se le conoce como

          ‘El Juglar del Río Almanzora’.


                                                                                   graciela vera

                                             

                                          

volver a HOME

volver a LINKS ALFABÉTICOS

 

 

 

 

 

      Conociendo

     algo más sobre

     Los Juglares




POEMAS DEL JUGLAR DEL RÍO ALMANZORA