SALMONETES CON SALSA MAMÁ

    Freímos los salmonetes que tienen que ser grandecitos,  limpios, ligeramente salados y enharinados, en abundante aceite. Reservamos.

   Para hacer la salsa ponemos en el vaso de la batidora 3 dientes de ajo, un puñado de perejil fresco, un trozo de pan duro, un poco de sal, un buen chorro de vinagre y un chorreón de aceite de oliva virgen. Batimos bien hasta hacer una salsa no demasiado espesa, que podemos aligerar añadiendo un poco de agua. 

   Salseamos los salmonetes aún calientes y listos para servir.