MANZANAS DORADAS

Pelamos una manzana y le sacamos todo el centro con un descorazonador. Cortamos en rodajitas {no demasiado finas} y las ponemos en un bol con una mezcla de azúcar y coñac {yo no tenía y le puse vino dulce} Las dejamos macerar un par de horas.

   Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite y mientras se calienta, preparamos una mezcla con 3 cucharadas de harina de repostería, una cucharadita de levadura, 3 cucharadas de azúcar, 3 cucharadas de agua y 3 del licor donde estaban macerando las manzanas. Mezclamos bien, hasta que quede con una consistencia espesa como de papilla.

   Vamos bañando las rodajas de manzana una a una y friéndolas en el aceite caliente y después las pasamos a un papel absorbente para quitar el exceso. Las espolvoreamos con azúcar y canela molida y las servimos aún calientes acompañadas de helado 

Comments