ENSALADA DE POLLO ESCABECHADO

   Empezamos la noche antes a hacer el escabeche, así al día siguiente a la hora de hacer la ensalada, el pollo habrá cogido todo el sabor.

   Medimos medio vaso de aceite de oliva. Ponemos la mitad de ese vaso en una cazuela, cuando esté caliente echamos una cebolla cortada en juliana y 4 dientes de ajo picados. Freímos hasta que la cebolla se ponga transparente y añadimos una cucharadita de pimienta negra en grano, dos hojas de laurel y una cucharadita de pimentón ahumado [esto no venía en la receta original, pero a mí personalmente el escabeche me gusta con pimentón]. Rehogamos rápidamente y añadimos medio vaso de vinagre y el resto de aceite que nos quedaba en el vaso. Apartamos del fuego.

   Cogemos dos pechugas de pollo fileteadas, las salamos un poco y las liamos en papel de aluminio, sin apretar demasiado. Las metemos en la cazuela del escabeche y volvemos a poner al fuego durante 20 minutos a fuego lento [en mi vitro al 5 de 9]. Pasado ese tiempo apagamos, tapamos y dejamos reposar hasta el día siguiente.

   Para hacer la ensalada ponemos en una fuente lechuga iceberg cortada, palmito en rodajas, maiz y zanahoria rallada y un poco de sal. Añadimos las pechugas cortadas en tiras y agregamos el escabeche [este será el aliño de la ensalada], con cuidado de no poner el laurel ni todas las pimientas.