CUSCUS CON TOMATE

Lavamos, pelamos y cortamos en trozos 1kg de tomates. Ponemos en una sartén grande y honda un chorro de aceite de oliva virgen, echamos los tomates, sal y un poco de azúcar, encendemos el fuego, tapamos la sartén y los freímos unos 15-20 minutos, removiendo de vez en cuando.

   Cuando estén fritos, los pasamos al vaso de la batidora, batimos y después pasamos por el pasapurés para dejarlo fino fino. 

   Para mí aquí habría terminado la receta, porque os aseguro que soy capaz de ponerme con una cuchara y zampármelo enterito sin parar, no me hace falta ni pan.


   Hacemos el cuscús y para ello, lo ponemos en una cazuela de barro y le vertemos encima caldo de pollo caliente hasta cubrir y un poco más. Lo dejamos reposar unos minutos hasta que absorba completamente el líquido.


   En una sartén honda ponemos una latita de fritada de cebolla con calabacín de Mercadona que viene en aceite de oliva. Cuando empiece a freirse, añadimos el tomate frito que tenemos reservado, mezclamos y ponemos el cuscús [que ya no tiene nada de líquido] Le damos unas vueltas para que se integren todos los ingredientes, bajamos el fuego y lo dejamos unos minutos más para que se tueste por abajo.

Comments