LOTERÍA‎ > ‎INTERNACIONAL‎ > ‎

28% DE IMPUESTOS POR PREMIOS

¿Por qué SI si NO?
Caracas, miércoles 1° de febrero de 2012. El tema del impuesto a los premios de los juegos de lotería y otras apuestas no es problema exclusivo del sector de juegos y apuestas de Venezuela, el impuesto a los premios causa al Estado mexicano las mismas dificultades que se presentan en nuestro país: a los apostadores no les gusta ese tributo que en Venezuela esta clasificado entre los impuestos a las ganancias fortuitas. Actualmente está entrando en vigencia en México un sistema impositivo que casi duplica el dolor de cabeza de los apostadores venezolanos, el impuesto de 16% a la ganancia de premios, pero en México ahora será hasta del 28%.

En la nación mexicana tienen una experiencia siginificativa sobre ese impuesto, porque hace unos diez o doce años tuvieron que bajarlo del 21% al 7% y ahora vuelven a subirlo al veintiuno más siete. Los loteros de México consideran que tal aumento bajará significativamente las ventas, algo parecido a lo que ocurre en Venezuela, las ventas legales siempre se han visto afectadas por el impuesto a los premios -que debe pagar el ganador del premio- a pesar que aquí está mucho más bajo que en México -en Venezuela el impuesto a los premios es del 34%, pero los ganadores de premios de las instituciones oficiales de beneficencia pública e Instituto Nacional de Hipódromos solo pagan el 16%-.

Las preguntas para las autoridades publicas que establecen y mantienen tales impuestos, tanto en México como en Venezuela, no pueden ser otras sino estas: ¿Por qué SI si NO? ¿Por qué insistir en un impuesto tan rechazado por los usuarios de la lotería? ¿Por qué no se exploran otros modos impositivos que permitan al Estado recaudar los impuestos sin confrontar las creencias de los apostadores quienes perciben el impuesto al premio como una especie de despojo de algo por lo cual han pagado, tanto en la apuesta como en otros impuestos previos al sorteo? ¿Por qué SI si NO?

    
Cobran desde hoy 28% a los premios

< Anteriormente, por cada 100 pesos ganados, el ganador debía pagar únicamente 7: Un peso a la Federación (Gobierno Central) y seis a la entidad (Gobierno Regional).

Mexicali, Baja California(PH), México, miércoles 1° de febrero de 2012. -Vía La Crónica.com-. De un 7 a un 28% crecerá, en Baja California, la tasa impositiva que deberán pagar aquellos que obtengan premios en loterías, rifas, sorteos y concursos, ya que el impuesto nacional a los mismos subió del 1 al 21% ante el incremento del que se cobra a nivel estatal, que pasó del 6 al 7% por el ajuste que se le realizó a la Ley de Ingresos, en diciembre de 2011.
Esto significa que, de cada 100 pesos que obtenga una persona en este tipo de juegos, se le descontarán 28 por este aumento. 21 pesos irán a parar a las arcas de la Federación, por concepto de Impuesto Sobre la Renta, y siete a las del Estado.

Anteriormente, por cada 100 pesos ganados, el concursante debía pagar únicamente 7: Un peso a la Federación y seis a la entidad.

El día de ayer, Alejandro Sibaja Ríos, director de Programación y Presupuesto de la Lotería Nacional, envió una circular a los vendedores de billetes en la entidad -de la cual tiene copia LA CRÓNICA-, donde les solicita comenzar a retener la nueva tasa.

"Con motivo de la actualización de la Ley de Ingresos del Estado de Baja California, en sentido de que el impuesto sobre loterías, rifas, sorteos, juegos permitidos y concursos es del 7%, y de conformidad a lo señalado en los artículos 163 y 202 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, se debe retener a partir de este mes de enero de 2012, y hasta nuevo aviso, un porcentaje del 28% sobre los premios pagados en dicha entidad federativa", señala el documento.

El Artículo 163 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, al que hace referencia la misiva, dice lo siguiente: "El impuesto por los premios de loterías, rifas, sorteos y concursos, organizados en territorio nacional, se calculará aplicando la tasa del 1% sobre el valor del premio correspondiente a cada boleto o billete entero, sin deducción alguna, siempre que las entidades federativas no graven con un impuesto local los ingresos a que se refiere este párrafo, o el gravamen establecido no exceda del 6%”.

"La tasa del impuesto a que se refiere este artículo será del 21%, en aquellas entidades federativas que apliquen un impuesto local sobre los ingresos a que se refiere este párrafo, a una tasa que exceda del 6%”, precisa la norma.

Y el Artículo 202 señala: "El impuesto por los premios de loterías, rifas, sorteos y concursos, se calculará aplicando la tasa del 1% sobre el valor del premio correspondiente a cada boleto o billete entero, sin deducción alguna, siempre que las entidades federativas no graven con un impuesto local los ingresos a que se refiere este párrafo, o el gravamen establecido no exceda del 6%".

"La tasa del impuesto a que se refiere este artículo será del 21%, en aquellas entidades federativas que apliquen un impuesto local sobre los ingresos a que se refiere este párrafo, a una tasa que exceda del 6%", se indica.

Por su parte, el artículo 7 de la Ley de Ingresos del Estado para el ejercicio fiscal 2012 dice: "El impuesto sobre loterías, rifas, sorteos, juegos permitidos y concursos, se causa conforme a las tasas siguientes: (...), quienes obtengan los premios calcularán el impuesto aplicando al valor del premio obtenido la tasa del 7.0%".

GOLPE MORTAL

César de la Torre Lara, quien es de los vendedores más antiguos de Lotería Nacional y Pronósticos para la Asistencia Pública en la capital del Estado, se mostró agobiado con la nueva medida tributaria, y mostró su esperanza de que la misma no sea un golpe mortal para los expendios de este tipo de juegos de azar.

"Es bastante, porque el cliente que compra un boleto y se saca un premio, (le dices) 'ahora no te voy a quitar siete, te voy a quitar 28', pues dice 'a la siguiente ya ni compro, me están quitando casi la mitad', porque el mexicano reniega por los impuestos", expresó.

"Hace muchos años, unos diez o doce, el impuesto para las loterías era del 15% y, de repente, lo aumentaron al 21%, que es el que está ahorita. Hubo un problemón tremendo, muchas protestas, y lo bajaron al 7. Ahora del 7 (lo suben) al 28, sumando ambos impuestos, es un golpe fuerte", sentenció.

Comments