PAGINA PRINCIPAL‎ > ‎Reglamentos‎ > ‎

Valores

LOS VALORES


Los valores son un conjunto de principios-guía del comportamiento y la conducta humana, con los cuales se pretende fijar marcos regulativos para el desenvolvimiento convivencial, individual y colectivo, equilibrado y armónico, de los seres humanos. Se llaman valores igualmente a las cualidades, actitudes y posturas que son de hecho estimadas, apreciadas, queridas o buscadas, o a las cosas que son dignas de ser apreciadas. Los valores son modelos culturalmente definidos con los que evaluamos lo que es deseable, bueno, bello, justo, trascendente, y que sirven de guía para la vida en sociedad. En las organizaciones es importantísima la vivencia de los valores tanto para el desarrollo de las virtudes propias de la vida comunitaria,  como para la consecución de las metas previstas.

 

LEALTAD

 

 Sentimiento de fidelidad, franqueza, nobleza, honradez, sinceridad y rectitud hacia las personas u organizaciones  con las que tenemos algún grado de afinidad o dependencia. La lealtad hacia los demás implica cierto grado de compromiso que nos impele a hacer por ellos todo el bien posible y nos impide abandonarlos en momentos difíciles. Hacia uno mismo, la lealtad significa ser fieles a nuestros principios y convicciones, no dejándonos sobornar por ningún motivo. Hacia la institución/organización, este valor alude a la capacidad de anteponer sus objetivos a nuestros intereses personales o grupales, demostrando por ella un sentimiento especial de pertenencia que nos impele a procurar su desarrollo y a defenderla en circunstancias difíciles.  

 

DISCIPLINA

 

Capacidad de actuar ordenada y tenazmente con el fin de obtener un bien. En el ámbito académico, actuar disciplinadamente puede  significar: a) observar una conducta intachable tanto en público como en privado en acatamiento a disposiciones y normas emanadas de la autoridad competente, b) aprovechar al máximo el tiempo y los recursos disponibles para cumplir a cabalidad los deberes, tareas o misiones inherentes al cargo desempeñado o a la condición de estudiante.

 

HONESTIDAD

La honestidad es una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con coherencia, de acuerdo con los valores de verdad y justicia y con los rectos principios que definen una buena conducta.  Ser honesto significa ser franco, abierto y actuar en todo momento y circunstancia  con rectitud, sinceridad, transparencia y legalidad. Aspectos que dentro de una institución se complementan con la honradez asumida con ella en función de su misión, objetivos y valores. Para que una persona sea  honesta se requiere que  todos sus actos sean íntegros, diáfanos, claros, es decir, libres de cualquier sesgo que pueda poner en juicio su actuación.

EXCELENCIA

Es un valor que alude al estado de máxima plenitud en el logro de un objetivo (trabajo, tarea, misión), que se alcanza cuando los indicadores distintivos de un asunto u objeto superan significativamente los estándares de calidad establecidos. La excelencia puede y debe llegar a convertirse en una doctrina  que todos los miembros de una organización deben practicar. Es lo que ha sucedido en la Unefa donde este valor ha llegado a convertirse en lema  y norte de acción, pues expresa el sentir de toda la organización en cuanto a lo más selecto y destacado de su actuación y encarna la voluntad de seguir lográndolo.

RESPONSABILIDAD

La responsabilidad alude a la obligación de cumplir con los deberes y responder por los propios actos. Significa asumir y aceptar las consecuencias  que pueden generar nuestras acciones u omisiones y estar dispuestos a aceptarlas reflexionando antes de tomar cualquier decisión que nos afecte personal o socialmente. Dentro de una organización la responsabilidad alude a la toma de conciencia de sus integrantes sobre la importancia de cada uno, sea cual sea el rol o posición jerárquica que desempeña, en que el logro de los objetivos y la calidad del producto alcanzado es competencia de todos.

INNOVACIÓN

Realización de algo a partir de otro algo afín ya conocido o establecido,  con evidente valor agregado. Consta de dos grandes partes: el valor agregado asociado a la idea implícita   de invención y el relacionado con la realización de la ejecución material efectiva. Se le considera también como un proceso generador de modificaciones de alto contenido creativo, sea de naturaleza material o intelectual.  La innovación en la Unefa conduce a la excelencia educativa en los procesos instruccionales, investigativos y tecnológicos. Por ello, parte de lo ya conocido y establecido, siempre con la intención de adecuarlo, adaptarlo, mejorarlo, perfeccionarlo, o transformarlo si fuere  necesario el caso. La innovación, el ingenio, la creatividad y el descubrimiento siempre aparecen muy intervinculados.

COMPETENCIA

Evidencia objetiva, definible y mensurable del conocimiento y dominio que se tiene de determinados saberes-haceres, en la que se muestra  el grado de habilidades  y destrezas para llevar acabo todo tipo de actuaciones con eficacia. Implica un dominio y aplicación tanto consciente como efectiva del conocimiento significativo  que se tiene de una materia o asunto, lo cual se produce con habilidad, destreza, pericia y hasta con maestría, y sólo se pone de manifiesto en el ejercicio de la actividad práctica correspondiente. Es, pues, un saber hacer las cosas bien con conocimiento, propiedad y eficacia, lo cual, en una organización redunda en el cabal cumplimiento de los objetivos trazados si las personas que en ella laboran demuestran el dominio de competencias cognoscitivas, comunicativas, socio-afectivas, metodológicas, técnicas, teóricas, prácticas y otras.

PERTINENCIA SOCIAL

La pertinencia social se refiere a la actuación socialmente responsable de una organización que centra sus esfuerzos en alcanzar un alto grado de sinergia con la comunidad del entorno y con la sociedad en general. Se relaciona con la empatía y alude a  la práctica de acciones relacionadas con el beneficio del colectivo, por ejemplo, la de dar a todos los ciudadanos la oportunidad de mejorar su calidad de vida, sin excepciones de ninguna índole. En la Unefa, pertinencia social ha significado llegar a todos los rincones del país y a todos los estratos sociales con políticas de inclusión bien definidas, y orientadas a permitir a toda la colectividad nacional ejercer el derecho constitucional  al estudio, sin trabas de ninguna índole. La pertinencia social es una cualidad  perfectible que la comunidad unefista debe profundizar cada vez más.    

SOLIDARIDAD

La solidaridad es uno de los valores humanos por excelencia, del que se espera cuando otra persona  requiere de nuestros buenos sentimientos para salir adelante. La solidaridad se define como la colaboración mutua entre la personas, como aquel sentimiento que mantiene a las personas unidas en todo momento, sobre todo cuando se vivencian experiencias difíciles de las que no resulta fácil salir. Es una virtud que permite al ser humano mantenerse en su naturaleza de ser social y ello explica que tal virtud se comporte como la base de muchos otros valores humanos, o incluso, de nuestras relaciones sociales más valiosas, como el amor y la amistad.  Ella  nos permite sentirnos unidos a otras personas en una relación que involucra sentimientos necesarios para mantener el funcionamiento social normal.  Nos insta además a  desarrollar sentimientos como los de lealtad, compromiso y  pertenencia a cierta nación, grupo u organización, manteniendo a sus miembros unidos por un mismo motivo o    para lograr una misma meta.

 

RESPETO

 Es el valor fundamental necesario para la convivencia social, en el entendido de que debemos tratar a los demás con la misma consideración con que nos gustaría ser tratados. Ello implica el respeto a uno mismo y al otro en función de nuestro ser como personas. En las organizaciones el respeto ostenta una doble  dimensión: la horizontal, que se refiere al tratamiento respetuoso entre sus miembros, promoviendo actitudes de amor y comprensión hacia todos sin distinción, y la  vertical, que guarda relación con el respeto a la jerarquía de quienes ostentan cargos de responsabilidad gerencial. En este último sentido, respeto significa aceptación, colaboración y apoyo a su gestión en función del pleno desarrollo institucional. 

 

TOLERANCIA

Es la aceptación voluntaria que se tiene a las ideas, creencias y actitudes de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias. Se define también como el  respecto a todo aquello que representa visiones o valores opuestos a los nuestros, o como la  capacidad de escuchar y aceptar a los demás, comprendiendo el valor de las distintas formas de entender la vida. Este valor es  también fundamental para  la convivencia diaria, pues resalta  la actitud hacia los pensamientos y acciones de otras personas, admitiendo la manera de pensar o de obrar de otros y poniéndonos en su lugar para comprenderlos en su justa dimensión. En el seno de las organizaciones ser tolerantes significa ser amplios y comprensivos hacia las  miles de formas  que los seres humanos tenemos de expresar nuestras limitaciones y capacidades.

TRABAJO

El trabajo puede definirse como una actividad intencional, regular y sistemática, que se lleva a cabo para hacer o producir algo que satisfaga una necesidad, genere algún uso, sea de cierta utilidad y produzca un determinado beneficio personal, colectivo o social. El trabajo adquiere el rango de valor cuando es considerado como algo más que la actividad que efectuamos para ganarnos la vida y se asume como responsabilidad ante exigencias comunes o extraordinarias de la familia, la institución y el país que exigen más que un cumplimiento externo, el compromiso de realizar las cosas con el sello de la eficacia y la excelencia. El desarrollo de una organización depende del grado de responsabilidad que cada miembro asuma frente a la tarea que su cargo o condición exija. De ahí la importancia de este valor en la vida institucional.

EQUIDAD

         Este valor, derivado del principio universal de justicia, es un valor de incalculable significación para la Unefa en el contexto histórico que vive actualmente la sociedad venezolana. En nuestro país irrumpe un  proceso revolucionario desde donde emergen, con indetenible fuerza, movimientos populares que empujan hacia la construcción de un nuevo orden económico, social, político y cultural orientado hacia la inclusión de las grandes mayorías. La justicia social y la igualdad serán entonces los valores que van a definir la nueva ética humanista y revolucionaria. Por ello, necesitamos asumir en la teoría y en praxis las duras tareas que implica la ruptura con  viejos esquemas reproductores de desigualdad, de exclusión, de miseria, de violencia, de deterioro progresivo del planeta, así como la construcción de la nueva sociedad donde la economía,  la salud, la educación, la cultura y  la ciencia, entre otros bienes sociales,  se conviertan en  derechos irrenunciables de cada venezolano.

 

DIGNIDAD

 La dignidad humana es el valor ético más primario y de ella se sigue la primera actitud ética de toda persona: “soy digno porque soy humano y por ello merezco respeto de los demás al igual que los otros merecen el mío”. Esa “diferencialidad” individual   afirma la propia dignidad de la persona y motiva la responsabilidad de cualquier conducta asumida en la vida; por ello, la dignidad refuerza la personalidad y fomenta la sensación de plenitud y satisfacción.  El ser humano posee dignidad por sí mismo, ésta no viene dada por factores externos, se tiene desde el mismo instante de la concepción  y es inalienable. Esas categorías axiológicas  deben  aplicarse por igual  a cada pueblo. Por ello,   defender la dignidad del pueblo venezolano, tal  como se expresa en nuestra Constitución,  ha sido uno de los logros del proceso revolucionario y será uno de los desafíos de la Unefa.

COMPROMISO

 Al lado de los valores de equidad y dignidad, este valor se inscribe en el contexto del proyecto bolivariano de refundación de la República sobre la base de nuevos valores contenidos en la Constitución que nos definen como pueblo “irrevocablemente libre e independiente” inspirado en el ideario del Padre de la Patria; de ahí su enorme importancia en este momento histórico. La Unefa hace suyo el desafío de la universidad venezolana como espacio de vida, creación, ruptura y superación de viejas estructuras elitescas, promoviendo una pedagogía emancipadora, creadora de conciencia social, memoria histórica e identidad cultural. Nuestro compromiso, como parte de un proyecto de Estado, es con toda la nación venezolana, como universidad de vanguardia, como referencia moral, espiritual, científica, tecnológica, filosófica y político-ideológica en la formación integral de nuestros estudiantes, futuros protagonistas de los cambios de nuestra sociedad en el marco del Socialismo del Siglo XXI, como programa antiimperista de reconstrucción social. 
Comments