Pan sin levado

PAN SIN LEVADO

(molde plumcake de 25 cm.)


Ingredientes:

550 gr. de harina de fuerza

310 gr. de agua templada

150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

25 gr. de levadura fresca 

15 - 20 gr. de sal


Antes de empezar, ponemos a precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo, sin ventilador y con la bandeja a media altura. También preparamos el molde donde hornearemos el pan enharinando ligeramente tanto la base como los laterales. 

Empezamos añadiendo en el bol de la batidora el agua templada y la levadura y batimos (a máquina o de forma manual) hasta que no queden restos.

A continuación incorporamos el resto de ingredientes: la mantequilla (a punto de pomada), la harina y la sal. Amasamos a velocidad media durante unos 10 - 15 minutos hasta que no queden restos y tengamos una masa completamente homogénea.

Preparamos la superficie de trabajo enharinándola ligeramente y pasamos a ella la masa. En caso de durante el amasado se hubiese producido algo de gas, lo eliminamos de la masa presionándola ligeramente con los puños. 

Amasamos durante 5 - 10 minutos más con las manos y, a continuación, aplanamos la masa manualmente o con ayuda de un rodillo para hacer un rectángulo que, su lado más corto, coincidirá más o menos con la largada de nuestro molde. 

Ahora, desde uno de los lados cortos, empezamos a enrollar la masa sobre sí misma sin que queden espacios de aire. Una vez la tengamos, pasamos el "rollo" de masa al molde y lo horneamos durante una hora y media aproximadamente.

Una vez esté listo, lo sacaremos del horno y lo dejaremos enfriar en el mismo molde durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo, lo dejaremos reposar sobre una rejilla para que termine de enfriarse por completo.


Notas y consejos:

- La sal retarda el levado del pan, por ello, en verano podéis añadir todos los ingredientes de golpe sin problemas. En cambio, cuando haga más frío, os recomiendo retrasar un poco el momento en que se añade la sal para así dar opción a la masa a levar ligeramente antes.


- Si en algún momento veis que vuestro pan se está dorando mucho por la parte superior podéis taparlo con un trozo de papel de aluminio a mitad de horneado, así evitaremos que se nos queme. 


- Para su conservación podéis guardarlo en una bolsa de plástico bien cerrada (precisamente tipo las de pan de molde). 

Comments