Pan casero: Receta básica fácil y rápida

PAN CASERO: RECETA BÁSICA FÁCIL Y RÁPIDA


Ingredientes:

- 500 gr. de harina de fuerza (100%)

- 300 gr. de agua (60%)

- 10 gr. de levadura seca de panadería (2%)

- 10 gr. de sal (2%)

Los porcentajes que veis al lado os dice la cantidad de cada ingrediente que se necesita teniendo como referencia que el 100% es la cantidad de harina que vamos a utilizar.

Por ejemplo, el 60% de agua con respecto a los 500gr. de harina son, precisamente, los 300 gr. Con lo cuál, con saber los porcentajes de todos los ingredientes y la cantidad de harina que hay en la receta, podremos sacar el resto de cantidades sin ningún problema.


En un bol, incorporamos la harina y hacemos un hueco en el centro (estilo volcán). Añadimos el resto de ingredientes secos en el centro y, por lo último, incorporamos el agua.

Amasaremos durante unos 10 - 15 minutos hasta que la superficie del pan sea lisa y sin grumos. En este videotutorial podéis ver el tipo de movimientos que se deben hacer para que el amasado sea mejor, aunque también se puede hacer sin problemas con una batidora eléctrica utilizando las varillas en forma de espiral.

Le damos forma de bola y lo dejamos fermentar en el bol tapado con un paño de cocina limpio hasta que doble su tamaño.

El tiempo dependerá de la temperatura que haga, aunque será más o menos una hora. Yo lo dejé algo menos, unos 45 minutos, ya que con el calor subió mucho más rápido. 

Enharinamos ligeramente una superficie de trabajo y pasamos la masa aquí, donde la amasaremos de forma suave para quitarle el gas. 

Le damos la forma deseada (en mi caso fue una bola), la cuál debe ser, tal y como dice Ibán Yarza, "homogénea, regular y tensa". La dejamos fermentar sobre la misma superficie de trabajo tapada con el paño limpio hasta que crezca de nuevo pero sin llegar a doblar su volumen. 

Ponemos a precalentar el horno a 210º con la bandeja dentro y a la altura más baja. Esto deberemos hacerlo antes de que haya llegado al punto de levado ideal, para que cuando llegue podamos meter la masa directamente al horno y no tengamos que esperar (y que por lo tanto siga fermentando).

Justo antes de meterlo en el horno, enharinamos muy ligeramente la superficie de nuestro pan y le hacemos algunos cortes para fraguar la greña (es decir, la zona por donde nuestro pan se abrirá). Yo lo hice en forma de cruz de lado a lado. 

Para meterlo, podemos dejarlo directamente sobre la bandeja del horno (importante que esté dentro y caliente!!) o ponerlo sobre un trozo de papel de hornear. Lo hornearemos durante unos 45 minutos.

Pasado este tiempo lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla (si podéis...).

Comments