Equivalencias entre moldes: Tamaño y volumen

VOLUMEN DE LOS MOLDES Y LA MASA

A veces, cuando hacemos una receta y tenemos la masa ya lista, el molde que se utiliza en ella no concuerda con el que tenemos, por lo que las capacidades de los moldes probablemente serán distintas. ¡Esto es importante tenerlo en cuenta!!

Cuando sustituimos un molde por otro estamos variando la profundidad de la masa, por lo que los tiempos de horneado también variarán. Por ejemplo, para una misma cantidad de masa, tendremos distintas profundidas en un molde de 18cm. que en uno de 25cm. En este último, al estar más extendida y por lo tanto tener menos profundidad, necesitará menos tiempo de horneado ya que se hará más rápidamente.

Una sustitución ideal entre moldes es aquella en que no varía la profundidad de la masa ni el área de los moldes. En ese caso, podríamos mantener tanto los tiempos de horneado como la temperatura de la receta original.


¿Cómo saber el tamaño exacto de un molde?

Sí, generalmente viene escrito en alguna parte. Pero imaginad que no es así o que por lo que sea es inexacto.

Para saber las medidas de un molde debemos medirlo de lado a lado (el díametro en caso de los moldes redondos, el lado en caso de los cuadrados o rectangulares...) SIEMPRE por la parte interior (la hueca) del molde y SIN INCLUIR los bordes.

Para saber la altura, colocaremos la regla totalmente recta en la parte interior del molde, nunca en la exterior ya que la medida será distinta.


¿Cómo saber el volumen exacto de un molde?

Con una jarra medidora llenaremos el molde con agua hasta el borde. El total de agua que haya dentro es el volumen del molde.

En caso de que trabajéis con tazas (cups), haréis exactamente lo mismo pero utilizando 1 taza (1 cup=237 ml.).


Volumen según tamaño del molde

Aquí os traigo una tabla de conversiones donde podéis ver el tamaño del molde en centímetros (primera columna) y en pulgadas (tercera columna, inches), y el volumen de cada uno de ellos tanto en ml. como en tazas (cups).


Redondo (tipo layer cake)

  15 x 5 cm                    948 ml                           6 x 2 inches                      4 cups

  20 x 4 cm                    948 ml                           8 x 1 1/2 inches                4 cups

  20 x 5 cm                    1,4 litros                        8 x 2 inches                      6 cups

  23 x 4 cm                    1,4 litros                        9 x 1 1/2 inches                6 cups

  23 x 5 cm                    1,9 litros                        9 x 2 inches                      8 cups

  25 x 5 cm                    2,6 litros                        10 x 2 inches                    11 cups


Redondo (tipo profundos)

  23 x 6 cm                    2,4 litros                        9 x 2 1/2 inches                10 cups

  23 x 8 cm                    2,8 litros                        9 x 3 inches                      12 cups

  25 x 6 cm                    2,8 litros                        10 x 2 1/2 inches              12 cups


Bundt

  19 x 8 cm                    1,4 litros                        7 1/2 x 3 inches                9 cups

  23 x 8 cm                    2,1 litros                        9 x 3 inches                      12 cups

  25 x 9 cm                    2,8 litros                        10 x 3 1/2 inches              16 cups


Cuadrado

  20 x 20 x 4 cm            1,4 litros                        8 x 8 x 1 1/2 inches          6 cups

  20 x 20 x 5 cm            1,9 litros                        8 x 8 x 2 inches                8 cups

  23 x 23 x 4 cm            1,9 litros                        9 x 9 x 1 1/2 inches          8 cups

  23 x 23 x 5 cm            2,4 litros                        9 x 9 x 2 inches                10 cups

  25 x 25 x 5 cm            2,8 litros                        10 x 10 x 2 inches            12 cups


Rectangular

  28 x 18 x 5 cm            1,4 litros                        11 x 7 x 2 inches              6 cups

  33 x 23 x 5 cm            3,3 litros                        13 x 9 x 2 inches              14 cups


Loaf

  20 x 10 x 6 cm            948 ml                           8 x 4 x 2 1/2 inches          4 cups

  21 x 11 x 6 cm            1,4 litros                        8 1/2 x 4 1/2 x 2 1/2 in.    6 cups

  23 x 13 x 8 cm            1,9 litros                        9 x 5 x 3 inches                8 cups


Plancha (tipo brazo de gitano o jelly roll)

  27 x 39 x 2,5 cm        2,4 litros                        10 1/2 x 15 1/2 x 1 in.      10 cups

  32 x 44 x 2,5 cm        2,8 litros                        12 1/2 x 17 1/2 x 1 in.      12 cups


Conversión ideal entre distintos moldes

Según la tabla anterior, un molde redondo profundo de 23 x 6 cm. tiene una capacidad de 2,4 litros. Al igual que uno cuadrado de 23 x 5 cm. y que una plancha de 27 x 39 x 2,5 cm.

Pero aunque quepa la misma cantidad, no sería una conversión ideal. Como os he comentado antes es IMPORTANTE que se mantenga la profundidad para que así no tengamos que hacer cambios ni en la temperatura ni en los tiempos de horneado.

Para ello, necesitaremos saber el area de nuestro molde. Por ejemplo:

Un molde cuadrado de 20 x 20 cm. tiene un área de 400 cm2.

A = l x l = 20 cm x 20 cm = 400 cm2

Un molde redondo de 23 cm. tiene un área de 415 cm2. 

A = r2 x π = 11,5 cm x 11,5 cm x π = 415 cm2

Cuando la capacidad y el área del molde son tan similares, es lo que se considera una conversión ideal.


Conversión con distintas profundidades

Como por lo general no tenemos millones de moldes y las conversiones ideales pueden ser un poco complicadas de conseguir, deberemos tener en cuenta que:

- Si el molde que vamos a utilizar hace que la masa tenga una profundidad menor el calor llegará antes a toda la mezcla, por lo tanto se dará una mayor evaporación y la masa se hará antes. Por ello, será necesario que acortemos el tiempo de cocción y aumentemos ligeramente la temperatura de horneado.

- En caso de que nuestro molde haga que la profundidad de la masa sea mayor, se producirá el efecto contrario. El calor tardará más en llegar al centro, la evaporación será menor y la masa tardará más en hornearse. En este caso, deberemos alargar el tiempo de cocción y reducir ligeramente la temperatura de horneado. Así conseguiremos que el interior esté bien hecho sin que el exterior se reseque demasiado o incluso se queme.

Comments