Carrot Cake: Receta perfecta

CARROT CAKE

(molde de 15 cm.)


Ingredientes:

- 2 huevos tamaño L

- 160 gr. de harina de trigo

- 140 gr. de azúcar blanquilla

- 140 ml. de aceite

- 170 gr. de zanahoria

- 150 gr. de manzana

- 80 gr. de nueces

- 1 cucharadita de canela en polvo

- 1 cucharadita de extracto de vainilla

- 1 cucharadita de bicarbonato

- 1/3 de cucharadita de sal


Pelamos las zanahorias y manzanas y las troceamos muy finamente. Para ello las podemos pasar por la picadora o rallar de forma manual. Reservamos.

Troceamos las nueces al tamaño que queramos. Yo si quiero que se integren mejor en la masa para no encontrar trozos de nuez grandes, las paso también por la picadora. Si quiero trozos un poco mayores lo hago de forma manual rompiendo la nuez en trocitos. Reservamos.

En un recipiente, tamizamos la harina, el bicarbonato, la canela y la sal. Reservamos también. 

Forramos un molde redondo de 15 cm. (aquí tenéis un tutorial de cómo hacerlo) y lo engrasamos. También ponemos a precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo, sin ventilador y con la rejilla a media altura.

En el bol de la batidora, añadimos el aceite y el azúcar y batimos para mezclarlos. A continuación, incorporamos los huevos de uno en uno, batiendo entre medias para integrarlos bien. También agregamos el extracto y lo mezclamos para repartirlo por toda la masa.

Incorporamos la harina (mezclada y tamizada con el bicarbonato, la canela y la sal) en dos veces, mezclando entre tanda y tanda hasta que se haya integrado por completo. 

A continuación, añadimos la zanahoria, la manzana y las nueces que teníamos reservadas y con la batidora o con una espátula las repartimos bien por toda la masa.

Una vez lista la masa, la pasamos al molde (previamente forrado y engrasado), alisamos la superficie con una espátula y la horneamos durante unos 40 minutos o hasta que al pincharla con una brocheta ésta salga limpia.

Cuando ya esté, sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar en el mismo molde durante unos 10 - 15 minutos. Pasado este tiempo lo dejaremos sobre una rejilla para que se enfríe por completo. 

¡¡Y listo!!


Notas y consejos:

- Aunque se puede acompañar de otros frostings y rellenos, el gran clásico es el Cream Cheese Frosting. Esta combinación convierte a la Carrot Cake en un acierto seguro y nadie dejará ni las miguitas!

- La masa de este bizcocho también queda muy bien añadiéndole pasas sultanas. Si os gustan, podéis incorporar a la receta entre 40 y 60 gramos, ya sean enteras o troceadas. 

- Es aconsejable preparar los bizcochos el día anterior a que sean consumidos. Una vez se han enfriado por completo, se deben envolver muy bien en plástico film y dejarlos reposar toda la noche hasta el día siguiente, cuando los rellenaremos y recubriremos. Esto hace que el sabor se asiente y sean más jugosos.

- Si por falta de tiempo no podéis preparar el bizcocho la víspera, podéis hornearlo, dejar enfriar por completo y congelarlo durante unos días. La noche de antes lo dejáis fuera del congelador para que se descongele por completo y al día siguiente podréis rellenarlo sin problemas!

- Para que todas las capas sean iguales podéis utilizar una lira de repostería, van muy bien y no son nada caras! :)

Comments