Glutamina

La glutamina es el aminoácido más abundante de nuestro cuerpo y es muy importante en gran parte de sus procesos. Sin embargo, no se considera un aminoácido esencial ya que el cuerpo no lo produce en ciertas condiciones. Por ejemplo, cuando está bajo condiciones fisiológicas extremas. Estas condiciones pueden ser un ejercicio exhaustivo, una enfermedad e incluso otras situaciones no tan extremas como un embarazo o un crecimiento muy rápido.

Aproximadamente el 70% de la glutamina se produce en el músculo esquelético, donde se desplazará hacia el intestino delgado, los riñones y los glóbulos blancos de la sangre. Además de la producida por el propio cuerpo, podremos obtener glutamina gracias a la ingesta de determinados alimentos como la proteína de origen animal.

Como suplemento, encontramos muchos detractores de este aminoácido y hay quién afirma que solo se debe tomar en caso de quemaduras graves, ya que es parte del tratamiento en estos casos. No obstante, este ácido puede aportarnos muchas ventajas si lo consumimos de manera responsable y dentro de los límites establecidos.

Pero, ¿qué hace exactamente la glutamina?

Como otros aminoácidos alfa, la glutamina participa en la regulación de la síntesis de las proteínas. Pero, además, es clave en los siguientes procesos:

-          Afecta el metabolismo de los BCAA.

-          Asegura el correcto funcionamiento del sistema inmune

-          Participa en la formación de glucosa.

-          Permite el transporte de agua en todo nuestro cuerpo

-          Colabora en la neurotransmisión.

Y su ausencia nos causará una serie de efectos secundarios como:

-          Pérdida de músculo

-          Descenso de energía

-          Aumento en el riesgo de infecciones

Cuando realizamos una actividad física intensa, nuestros niveles de glutamina descienden. Esto puede poner en riesgo nuestro sistema inmunológico. La suplementación de glutamina nos permitirá mantener estos niveles estables y no poner en riesgo nuestra salud. Es por eso que se recomienda su ingesta en determinadas situaciones. También la podemos encontrar como parte del tratamiento de algunas enfermedades y heridas por todas sus cualidades.

Además, varios estudios han demostrado que nos podemos beneficiar de una serie de ventajas:

-          Un mayor volumen y nivel de hidratación celular

-          Incremento de la hormona de crecimiento

-          Favorece tu salud gastrointestinal

-          Mejora la función cerebral

-          Disminuye las ganas de tomar alcohol y azúcar

En cuanto al terreno deportivo, la glutamina nos ayudará principalmente a prevenir el catabolismo de las fibras musculares. Además, apoyará la síntesis de proteínas y reforzará la recuperación de nuestros músculos.

A pesar de que durante los últimos años se ha consolidado una dosis relativamente alta entre los aficionados al culturismo, no son necesarios tantos gramos como has podido escuchar. Actualmente, aún existe mucho debate sobre cuánta glutamina tomar, pero la mayoría de expertos coinciden en no más de entre 5 y 15 gramos por día. Es preferible dividir la dosis en tres tomas, siendo las más populares la mañana y el momento justo antes de ir a dormir. A diferencia de otros suplementos, no se necesita ninguna fase de carga.

¿Tiene efectos secundarios?

Durante las últimas décadas de investigaciones alrededor de este aminoácido, no se ha demostrado la existencia de ningún tipo de efecto secundario.

Esperamos poder haberte aclarado algunas dudas acerca de uno de los suplementos deportivos y nutritivos más populares hoy en día. En el siguiente video, podrás ver más información para acabar de responder las posibles preguntas que puedas tener.

Recuerda que si tienes alguna duda o estás tomando algún tipo de medicación, siempre es preferible consultar con tu médico antes de empezar a tomar cualquier tipo de suplementación. Además, una cuerpo saludable no se puede tener sin una buena dieta equilibrada y un estilo de vida correcto.