Reunificar Deudas
Reunificar deudas: problemasUno de los mayores problemas de la sociedad actual está en el endeudamiento excesivo de las familias. Esto es debido a un incremento descomunal del precio de los pisos y los tipos de interés.

Pagina Principal
Contáctenos

Registro de Finanzas
Finanzas 2006
Finanzas 2007

Finanzas al Día
Contabilidad y Finanzas
Cursos y Formación
Enlaces de Finanzas

Sponsor
BuscaFinanzas.com
TuFinanza.com


Resúmenes y contenido Financiero Gratuito

Reunificar deudas: problemas




Uno de los mayores problemas de la sociedad actual está en el endeudamiento excesivo de las familias. Esto es debido a un incremento descomunal del precio de los pisos y los tipos de interés que hacen subir las cuotas hipotecarias al límite, lo que conlleva que se destine en algunas ocasiones ¾ partes del salario mensual al pago de las obligaciones financieras.

A esto hay que sumar el préstamo del coche, los recibos de las tarjetas, los créditos destinados a la compra de electrodomésticos, etc. Todo esto hace que las familias en muchas ocasiones no puedan llegar a final de mes con sus salarios, lo que puede provocar en última instancia el embargo o subasta de la vivienda.

La solución a este problema está en la reunificación de deudas, que consiste en agrupar todas las deudas pendientes en un solo préstamo del tipo hipotecario, normalmente a un tipo de interés inferior (lo que conlleva ahorro), resultando una cuota mensual muy inferior, pero alargando el plazo de devolución del préstamo. De esta manera las familias pueden llegar más desahogadamente a fin de mes.

El crédito resultante puede incluso superar al importe de todas las deudas, ya que el cliente deberá abonar los gastos de la operación. Una reunificación de deudas es una alternativa de salvación frente a un embargo o subasta del inmueble.

Con esta solución debemos de tener cuidado ya que si nuestras condiciones económicas cambian favorablemente, el consumismo nos puede llevar que al cabo de los años, sigamos debiendo al banco la misma cantidad de dinero anterior (solicitar un préstamo para un coche nuevo, amueblar la casa, el crédito para el viaje al Caribe, etc).

Es aconsejable que antes de lanzarse a firmar una operación de este tipo, es conveniente exponer al banco nuestro problema y solicitar una ampliación de hipoteca, para poder cancelar todos los créditos pendientes. Seguiremos pagando nuestra hipoteca normalmente pero se alargará el plazo de devolución de la misma.