Únte a esta campaña LOS HOAX APESTA, por un América Ltina libre de HOAX

Busca el botón promotor de la campaña en www.tuba-libre.blogspot.com

 

 

 

****

Hoa

Una moderna maldición gitana...

 

En el  lustro que transcurre, el uso del correo electrónico como parte sustancial de las más elementales comunicaciones interpersonales se ha ido desviando de su vocación paulatinamente. El fácil acceso que desde cualquier punto del mundo  que cuente con una línea telefónica o  recepción satelital  se tiene  a los poderosos  servidores de la red de redes, ha permitido que cualquier persona que sea capaz de manejar elementalmente una computadora, palm o teléfono celular, tenga una o más cuentas de correo electrónico. Las grandes empresas prestadoras de este servicio gratuito como Hotmail, Yahoo, G-mail o AOL se las han visto negras por la gran demanda que este servicio tiene en la actualidad. Si bien es cierto que de manera indirecta cada usuario les genera ingresos a través de los “sponsors”, también lo es que el nulo control de los contenidos que día a día se reenvían los millones de usuarios que utilizan este servicio ha sido el verdadero dolor de cabeza de los grandes consorcios. El abuso de la privacidad que protege a los usuarios ha permitido el intenso tráfico de materiales que estarían prohibidos en otros medios de comunicación; pornografía, abuso infantil, fraudes, piratería, difamaciones y campañas negativas son una verdadera plaga en la red.

Sin embargo, para estos gigantes de la comunicación internáutica lo preocupante  no es el contenido que afecte a terceros, sino los contenidos que pretenden saturar sus propios sistemas, siendo las famosas cadenas uno de los principales factores de riesgo para sus servidores.

 

¿Quien no ha recibido en su correo un Fdw:fw:fw:fw:fw indicando que los servidores de Hotmail dejarán de funcionar si no se reenvía a 10 o más contactos la misma cadena?, o bien, los mantras hindis, las maldiciones malayas o los hechizos Vodoo que “espantan con el petate del muerto” a los usuarios con la cantaleta de que si no es reenviado a todos los contactos en un plazo no mayor a X horas, el usuario se quedará sin familia, dinero, trabajo y perico en menos de lo que canta un gallo; o por lo contrario, adquirirá riqueza insospechada y otro cúmulo de bondades si cumple con las instrucciones al pie de la letra. De igual   manera reciben mensajes -en su mayoría son fraudulentos- de  angustiados padres que lastimosamente imploran dádivas económicas bajo el argumento de no poder atender las exigencias hospitalarias para sus hijos en fase terminal.

 

Estas cadenas estimado lector, reciben el nombre de Hoax en el argot informático, y no son otra cosa que un boicot a nuestro propio sistema de correo electrónico. Los Hoax son considerados una especie de virus pasivo, ya que al no estar automatizados dependen de la voluntad del usuario para propagarse. Su verdadero poder radica en las amenazas o promesas que el contenido del texto ofrezca para convencer al cibernauta de ser reenviado. Una vez logrando su objetivo, el Hoax proporciona dos servicios elementales a su generador inicial; en primer término la saturación de los servidores de correo que el usuario maneja en virtud del efecto dominó que tiene el reenvío a todos sus contactos  y segundo; la larga lista de direcciones de correo electrónico que posteriormente serán vendidas a terceros para enviarnos spams. (Correos de todo índole no deseados).

 

En Colima no estamos exentos de los efectos que estas cadenas ocasionan, ya que al margen de los daños que puedan hacer a los grandes consorcios, están los efectos negativos e inmediatos que el reenvío de Haoxes nos ocasionan a nosotros los usuarios; interrupciones constantes en el servicio, lentitud a la hora de cargar la bandeja de entrada y correos no deseados al por mayor, son algunos de los principales incidentes. Sin embargo, algo que llama la atención es la gran cantidad de personas que  se dejan “fintar” por estas cadenas y las reenvían sin piedad a sus destinatarios. Y no, no  estoy hablando del usuario común, del joven que por inexperiencia cree de buena fe en la información recibida. Hablo de adultos, de personas con un criterio aparentemente más desarrollado, en muchos casos, personas destacadas en los ámbitos intelectual, económico, político o periodístico de Colima, personajes  que una vez sucumbidos a la tentación del reenvío, pretenden justificar su debilidad añadiendo frases como: “por si las dudas” o “¿que tal si es cierto?”. Uno puede ver los domicilios de las personas que han reenviado estas cadenitas y vaya que sorprenden los nombres. No obstante habrá algunas de estas cadenas que efectivamente cumplen una labor social, en estos casos, lo adecuado es copiar el texto en un editor, limpiarlo de domicilios, cabezales y caracteres especiales (los fastidiosos >>), pegarlo de nuevo en nuestra bandeja de salida y enviarlo al destinatario final.

 

Desde Tuba libre hacemos un llamado a la cordura de todos aquellos que tienen el dedo “fácil” y el alma “frágil”  y que  pretenden quedar libre de culpas con el solo hecho de dar “clic” al ratón. Evítenos la monserga de estar limpiando de fordwards las bandejas de entrada de nuestros correos electrónicos.

 

 


Obten el boton de LOS HOAX apestan de la siguiente manera

Copia el código que esta debajo entre los **** sólo el codigo sin los *** después pégalo en tu plantilla

***********************<a href="http://tuba.libre.googlepages.com/loshoaxapestan" target="”_blank”"><img src="http://tuba.libre.googlepages.com/SINHOAX.jpg"/></a>***********************************************