Marco teórico




La FENOMENOLOGÍA es una parte o ciencia de la filosofía que estudia y analiza los fenómenos lanzados a la conciencia. Dicho de otro modo, la fenomenología es la ciencia que estudia la relación que hay entre los hechos (fenómenos) y el ámbito en que se hace presente esta realidad (psiquismo, la conciencia).

La Fenomenología Social permite construir conocimiento acerca del mundo de la vida cotidiana, un mundo donde la comunicación
se materializa en relaciones interpersonales.

La fenomenología propone que se pase de la actitud natural a la actitud fenomenológica describiendo los fenómenos de la conciencia, sus intencionalidades, y para conseguir y garantizar que así sea tienen que darse dos operaciones simultáneas: la epojé y la reducción eidética.
 
Schütz incorpora a las ciencias sociales el método de la fenomenología, principalmente a partir de la arquitectura trabajada por Edmund Husserl. Para ello define a la realidad como un mundo en el que los fenómenos están dados, sin importar si éstos son reales, ideales, imaginarios, etc. Se considera, entonces, un mundo de la vida cotidiana que los sujetos viven en una actitud natural, desde el sentido común. Esta actitud frente a la realidad permite a los sujetos suponer un mundo social externo regido por leyes, en el que cada sujeto vive experiencias significativas y asume que otros también las viven, pues es posible ponerse en el lugar de otros; desde esta actitud natural el sujeto asume que la realidad es comprensible desde los conceptos del sentido común que maneja, y que esa comprensión es correcta. 
La epojé es poner entre paréntesis algo del mundo ordinario, lo suspende para entonces volver a los actos, a las cosas mismas a fin de alcanzar el residuo fenomenológico de la conciencia trascendental, o bien la esencia, o descubrir un nuevo reino de la experiencia, o crear una nueva. La reducción se refiere a reducir, reconducir la realidad como tal a la representación de la misma en el sujeto, para hacer de ella una experiencia de la realidad, que es lo que constituye a la conciencia. Reducir es en el fondo transformar todo lo dado en algo que se nos enfrenta, en fenómeno, y revelar así los caracteres esenciales del yo.
 
Y del otro lado de la fenomenlogía, está la ETNOMETODOLOGÍA y se encuentra Harold Garfinkel, que es uno de los promotores clave de la tradición fenomenológica. La etnometodología se basa en el supuesto de que todos los seres humanos tienen un sentido práctico con el cual adecuan las normas de acuerdo con una racionalidad práctica que utilizan en la vida cotidiana.  
 
A lo largo de la investigación que hemos realizado, nos percatamos de que desde el punto de vista de la fenomenología  y la etnometodología tendríamos que estudiar las reglas, códigos y comportamientos de cada tribu urbana, y que para ello debemos dejar nuestros conocimientos y prejuicios, con el objeto de llegar a un verdadero fenómeno de éstas.

Para esto entendimos primero que la fenomenología es el estudio de las reglas aprendidas, también estudia a los fenómenos sociales.

Los fenómenos son las imágenes mentales que se genera a partir de nuestras experiencias (puede que sea o no real), éstos están en la mente y comúnmente coinciden con los hechos.

Ya retomando el tema de las tribus urbanas sabemos que son grupos de personas que van generando sus propios códigos y normas al igual que en el resto de la sociedad, generando así sus reglas emergentes.

Sabemos que ningún ser humano puede vivir sin algo que lo dirija, como lo son las costumbres, criterios o un líder.

Entonces las diferentes tribus dicen vestir, pensar o comportarse así con el fin de no seguir un cierto rol que les impone la sociedad y también de no seguir medidas y costumbres, pero nos damos cuenta de que en su propia tribu siguen existiendo pautas que inconscientemente marcan ellos mismos.

Para dejar más clara nuestra investigación pasaremos a describir desde el punto de vista fenomenológico a las tribus urbanas que consideramos para este trabajo:

Los pachucos:

Por su forma irreverente de hablar al combinar el idioma de ingles y español para crear su propio lenguaje, es decir que a  diferencia de otras tribus  no solo se encapsula en su imagen y comportamiento si no que tambien hacen variar su forma de comunicación.

Los cholos: 

A través de su manera tan peculiar de hablar nos transmite la sensación de que se quieren distiguir de entre el resto de la sociedad, así mismo para identificarse entre ellos.

Los jipis:

Ellos se hacen destacar por su vestimenta tan colorida y estrafalaria, con lo que quieren proyectarle a la sociedad una cierta armonía, equlibrio y libertad.




Comments