Tren de Sóller

7 de septiembre de 2006 

En 2006, cuando menos me lo esperaba, me surge un viaje a la Isla de Mallorca. Por lo tanto, es absolutamente obligado cursar visita al Ferrocarril de Sóller. Qué delicia de tren y de viaje entre la capital isleña y la localidad inmersa en la bella Sierra de Tramuntana.

Para cualquier comentario, mándame un correo electrónico.

Cambio de agujas en la estación termino de Palma de Mallorca.

La composición que me llevará a Sóller se encuentra estacionada en Palma a la espera de la hora de salida.

Detalle del coche-locomotora número 1.

La locomotora tiene casi setenta años, y está fabricada en mi "pueblo".

Estamos de viaje, la primera parte del cual se desarrolla por las calles de Palma de Mallorca.

En Bunyola nos cruzamos con el tren que hace el recorrido inverso.

Nada más llegar a Sóller, con la dura luz del mediodía, la locomotora procede a invertir su posición respecto al tren.

El depósito de material se encuentra en Sóller, las instalaciones de Palma son más austeras.

Ya de vuelta, observamos a los operiores enganchando la locomotora al tren que nos llevará a Palma.

Mientras esperamos la salida, tengo la oportunidad de hechar un vistazo a una de las cabinas de conducción.

Vista de los coches que esperan la partida hacia Palma en la estación de Sóller.

Otras composiciones de los bonitos coches de madera esperan estacionados en Sóller a que les llegue su turno de prestar servicio.

Poco antes de ponerse en marcha el tren, se iluminan los interiores y aprovecho para obtener una vistosa imagen de las lámparas del coche.

Cuando partimos, desde la ventanilla obserbo las instalaciones de Sóller y encuentro este pequeño y cuco puente giratorio.