Iniciativa por la mejora del HUBU

Novedades

  • 19-05-2015: Seis partidos firman el Compromiso por la Sanidad Pública y la recuperación del HUBU Llamativa y lamentable la ausencia de Partido Popular y Ciudadanos. PSOE, UPyD, Podemos, Imagina Burgos, Izquierda Unida-Equo y PCAS-TC han firmado una iniciativa de la Plataforma por la ...
    Publicado a las 19 may. 2015 22:58 por pablo oyágüez
  • 18-05-2015: Eficanza no quiere comprar diversos equipos para el HUBU. Considera que no entra en sus obligaciones, pero el Consejo Consultivo no lo entiende así. Para el PSOE esto podría terminar en un nuevo modificado del contrato para reequilibrar a ...
    Publicado a las 17 may. 2015 22:53 por pablo oyágüez
  • 15-05-2015: Disponible el video del debate de los partidos sobre la sanidad y el HUBU Puedes ver el debate íntegro en Burgos Dijital
    Publicado a las 16 may. 2015 1:23 por pablo oyágüez
Mostrando entradas 1 - 3 de 65. Ver más »


UGC: infórmate
Campaña informativa sobre el
Decreto de Unidades de Gestión Clínica


Mesa Redonda
Día 26 de febrero
19:00 horas
Sala Polisón


La eficiencia en Sanidad es un objetivo y una obligación del Sistema y de sus profesionales. Pero para mejorarla no hace falta cambiar de modelo sanitario. Se puede hacer en el marco actual.

El Decreto de Unidades de Gestión Clínica desarrolla un modelo que introduce prácticas empresariales en el servicio público de salud, olvidando que el único beneficio a conseguir debe ser la mejora de la salud de los ciudadanos.

Tanto la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FEADSP), como la totalidad de  los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad. como Consejo de Colegios de Enfermería y SATSE Castilla y León han manifestado su rechazo al decreto que pone en marcha las unidades de gestión clínica en nuestra comunidad por entender que las UGC son solo un intento más del Ministerio de Sanidad para "desmantelar y privatizar" de manera encubierta el Sistema Nacional de Salud (SNS).  

El objetivo es "fragmentar los centros sanitarios en múltiples entidades empresariales con autonomía plena para gestionase aplicando las diferentes fórmulas de gestión privada (Ley 15/97), presupuesto propio y capacidad para comprar y vender sus servicios creando un mercado interno sometido a las leyes de la competencia".

Por eso, la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos y la Asociación Sanidad Pública Sí organizan una mesa redonda informativa para el próximo 26 de febrero a las 19.00 hs en la Sala Polisón del teatro Principal, dentro de la Campaña informativa sobre el Decreto de Unidades de Gestión Clínica que han puesto en marcha a la que invitan a todos los y las profesionales de la sanidad.

Tras un análisis contextualizado del proceso de UGC a nivel estatal y del decreto de Castilla y León, rechazamos este modelo de UGC porque es una vía para fragmentar y privatizar la Sanidad.

En los últimos tiempos las autoridades sanitarias insisten en dar como ciertas cuatro afirmaciones:

1. Que el actual sistema no funciona. No es cierto, es mejorable, pero a pesar de los recortes seguimos entre los paises que más prestaciones ofrecen y con menor coste (por persona y en relación al PIB). Eso si, con los últimos años de políticas sanitarias y económicas, hemos perdido en equidad, en prestaciones y en eficiencia.
2. Que lo público es malo y lo privado bueno.
3. Que gastar menos siempre es bueno. Para una familia no es lo mismo no comprar la comida necesaria (gastar menos) que adquirir lo necesario sin despilfarrar.
4. Que para un buen uso de los recursos sanitarios hay que cambiar el modelo sanitario (lo cual es falso, se puede mejorar la eficiencia con el actual modelo).

C
on este decreto, mediante un lenguaje ambiguo, se esbozan los primeros pasos de una nueva etapa en la ruta que lleva a privatizar el sistema. Este modelo de UGC introduce prácticas empresariales, “olvidando” que el  único beneficio a conseguir debe ser la salud del paciente.  Propone un modelo que no ha mostrado ser ni más barato ni más eficaz que el que ahora tenemos, y que responde a un concepto de país y de sociedad en el que la actividad profesional de cualquier tipo deberían prestarla empresas.

Una ruta cuyos primeros pasos ya se han dado con los "modelos de concesión", el aumento del copago, los recortes sanitarios,  la "externalización de listas de espera" y la pérdida del cáracter universal del Sistema de Salud. Desde que se realizó la reforma sanitaria hace tres años dentro de las medidas de recorte del gasto unos 873.000 inmigrantes irregulares se quedaron sin la tarjeta sanitaria, se ha retirado la tarjeta a parados que hayan gastado el subsidio del paro y vivan fuera de España y se ha convertido el acceso a la atención sanitaria en un auténtico "laberinto administrativo". Varios mecanismos de protección de derechos humanos de Naciones Unidas y del Consejo de Europa han exigido a España reformar su normativa para "garantizar el derecho a la salud sin discriminación".

En este contexto, a pesar de la ambigüedad del Decreto, concluimos que el modelo de UGC acaba resultando perverso, porque lo que importa es el gasto.
Por eso apenas habla de resultados de salud y se dice expresamente que no habrá aumentos de plantilla en ningún caso. Y se contemplan incentivos a los profesionales siempre condicionados a que se reduzca el gasto. 

Hablamos de perversidad porque aunque una UGC aumente su rendimiento, atienda satisfactoriamente a más pacientes, reduzca la lista de espera, cumpla objetivo sanitarios y sea eficiente (consiga esos resultados gestionando bien los recursos)... si se pasa del presupuesto previsto no tendrá opción a incentivos económicos (ha gastado más). Si hubiera trabajado menos y cumplido el limite de gasto sí tendría opción a  dichos incentivos pero a costa de los pacientes, que seguirían en lista de espera. El "criterio empresarial de gestión" lleva a que las UGC se especialicen en procesos "rentables" (de bajo coste y baja complejidad". También conlleva distorsiones en cuanto a qué UGC asume determinados costes derivados del manejo multidisciplinar de los pacientes.

En cuanto a las condiciones para los profesionales
  • No está claro que sea voluntario (solo se dice en el preámbulo del Decreto).
  • No blinda el carácter de gestión directa y el modelo laboral actual, porque la escasa normativa nacional existente permite que en cualquier momento las UGC puedan convertirse en empresas (adquirir personalidad jurídica) .
  • Habla de autogestión y participación, pero confunde participar con obedecer.
  • Es un sistema totalmente jerárquico: Quien toma decisiones no es el equipo, sino los  responsables (Director, Coordinador de Enfermería...)
  • No hay participación del equipo para elegir los  responsables.
  • Permite que te apliquen movilidad y modifiquen condiciones de trabajo (horarios, turnos...).
  • Utiliza la formación como premio, cuando es una obligación del Sacyl formar a sus profesionales para mejorar la calidad.
Por otra parte, como viene siendo norma en las medidas de "externalización" y en los modelos de "concesión" puestos en marcha en nuestro país, el Decreto no establece una evaluación homogénea, auditable y verificable para analizar este modelo. Cada UGC diseñará  su propio sistema de evaluación.
 
El Sistema de Salud no es propiedad de los políticos, ni  siquiera de los sanitarios. Pertenece a la Sociedad. Cambiarlo,  venderlo o regalarlo es asunto de todos los ciudadanos. No te dejes enredar. Responde No.












NECESITAMOS TU APOYO. FIRMA LA CAMPAÑA.


Es importante que la Gerencia del HUBU y la Consejería sean conscientes de que el Sistema de Salud necesita de la participación REAL de todos los profesionales. Hay que informar con transparencia y evaluar con objetividad lo que está ocurriendo en el hospital y las repercusiones de la fórmula de concesión sobre la sostenibilidad del Sistema de Salud. Este es el texto de la campaña:

En dos años de funcionamiento del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), trabajadores de diferentes categorías (médicos, enfermeras, técnicos, auxiliares, celadores, etc.) hemos ido constatando la existencia de deficiencias que van más allá de las comprensibles dificultades que puedan derivarse de su puesta en marcha.

A la dispersión, aislamiento y problemas de accesibilidad del personal, se unen importantes deficiencias en los sistemas informáticos, dificultades en el mantenimiento y actualización de los equipos y un alto grado de incertidumbre en cuanto al proyecto que se está desarrollando.

La bicefalia existente en la gestión (SACYL-Sociedad Concesionaria), está provocando graves disfunciones en el funcionamiento del hospital. La ausencia de claridad en las funciones de ambos grupos de dirección, unido a la aparente falta de coordinación entre ambas, está provocando problemas que afectan a profesionales y pacientes.

Si a esto añadimos la nula transparencia en el apartado económico de la relación SACYL-Sociedad Concesionaria y el total desconocimiento de los gastos en los que incurrimos los profesionales en nuestro trabajo diario, el resultado es una sensación de constante despilfarro y gasto exagerado y un estado de opinión entre los trabajadores y la población de que este sistema es caro e ineficiente.

Por todo lo expuesto, desde una posición de lealtad a nuestro Sistema Sanitario Público, y para evitar lamentarnos en el futuro de que nuestro Hospital se convierta en una "oportunidad perdida", SOLICITAMOS recuperar el modelo de gestión pública para el HUBU, y como pasos inmediatos:

  1. Creación de un proyecto sanitario para el Hospital, en colaboración con los profesionales sanitarios, destinado al aprovechamiento eficiente de los recursos para conseguir la excelencia esperable en un centro sanitario de tan alto nivel.
  2. Claridad y coordinación en las funciones SACYL-Sociedad Concesionaria para evitar disfunciones que redunden en una merma de la calidad en la atención sanitaria.

  3. Transparencia en las condiciones de explotación del Hospital, mecanismos de supervisión y resultados económicos y de calidad de este modelo.

  4. Que el SACYL proporcione instrucciones claras a los profesionales, extreme la vigilancia y exija la diligencia debida a la Sociedad Concesionaria para evitar el despilfarro y la ineficiencia en el uso del dinero público.
Ċ
pablo oyágüez,
28 may. 2014 16:18
Comments