Vedanta Advaita‎ > ‎

Srî Nisargadatta Maharaj

Exteriormente Sri Nisargadatta Maharaj parecía un hombre común, hablaba solamente su lengua nativa, el marathi, pero la sabiduría de sus espontáneas palabras era la misma que se encuentra en los Vedas o en los Upanishads.

Era un brillante ejemplo de quien está en el estado consumado de la Presenciación Eterna. 
Nisargadatta no tenía ningún yoga, ningún sistema de filosofía que ofrecer o predicar; todo lo que sabía y experimentaba era la Naturaleza Real; la Naturaleza Real común a él mismo y a sus oyentes.

Durante más de cuarenta años este gran hombre se mantuvo repitiendo, «Sé consciente de tu estado de ser, de puro y simple ser, sin ser esto, eso o lo otro». Provocaba a sus oyentes para que le hicieran  reguntas, pero sus respuestas nunca eran meramente respuestas sino un desafío a quien había preguntado para que descubriera por sí mismo cuál era su Naturaleza Real.

Hablaba desde su propio conocimiento directo y decía
que él solamente contaba su propia «historia». No necesitaba ninguna prueba para sus palabras. No se  apresuraba a citar ninguna autoridad para respaldarlas a fin de que el oyente pudiera apreciar mejor su verdad. También instaba a su interlocutor a que hablara desde su propia experiencia y a que no citara lo que otros han dicho. Mantenía que su propia «historia» se convertiría también en la de su oyente, que lo mismo que había florecido en él iba a florecer en nosotros, una vez ya estabilizados en nuestra propia «eseidad», en nuestro puro estado de consciencia.

Para el buscador que quiere encontrar un sabio vivo que iguale en sabiduría a los de las escrituras, Sri Nisargadatta Maharaj representaba el cumplimiento de sus anhelos más íntimos.