Home

Historia

La Base Aérea de Torrejón fue originaria y exclusivamente la sede del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). En la actualidad el INTA se halla aún al lado opuesto de la pista de despegue, exactamente donde estaba entonces. Allí se encuentra también el escuadrón de ensayos en vuelo del Ejército del Aire.

Después de los Pactos de Madrid de 1953 entre EE. UU. y España, entonces bajo la dictadura del general Franco, la USAFE (United States Air Force Europe) construyó en Torrejón una larga y nueva pista de despegue de 13,400 pies (4.266 m), reemplazando la pista de aterrizaje que había entonces, una enorme plataforma de aparcamiento de hormigón y otras múltiples instalaciones para alojar a los bombarderos de la Fuerza Aérea Estratégica de los Estados Unidos y apoyar a las misiones SAC Reflex. Dichas instalaciones se mantienen en la actualidad y la pista de despegue de la Base Aérea de Torrejón sigue siendo la pista de despegue más larga de Europa.

La gran importancia que adquirieron las instalaciones de la Base de Torrejón, llevaron al cierre, en 1965, del vecino Aeródromo de Barberán y Collar en Alcalá de Henares.

La Base Aérea de Torrejón (llamada Torrejon AB por la USAF) fue una de las tres principales bases aéreas de la USAFE en España durante la Guerra Fría. Las otras eran la Base Aérea de Zaragoza y la Base Aérea de Morón, cerca de Sevilla. Los aviones de la USAFE llevaban las letras de identificación en la cola "TJ" para indicar su pertenencia a la Torrejon AB. Estas tres bases aéreas, como consecuencia de su gran tamaño y del número de unidades basadas en ellas, forman parte en la actualidad del conjunto de bases aéreas más importantes del Ejército del Aire. La Marina de los EE. UU. mantiene todavía una base aeronaval de uso conjunto en Rota (Cádiz), que se construyó a la vez que las tres bases aéreas de la USAFE.

Durante la Guerra Fría, la instalación fue sede de la Decimosexta Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Europa, así como de la401 Tactical Fighter Wing.