Las Ventas, Madrid

15 de Mayo de 2011

Sexto festejo de la feria de San Isidro. Madrid. Las Ventas.

 

Arturo Saldívar pide paso

Por Paco Sanz

Hoy se ha celebrado la primera corrida de toros que había levantado expectación dentro de esta larga feria. Dos diestros de ‘pellizco’, Morante y Talavante y la confirmación de Arturo Saldivar. En los chiqueros, seis toros de la ganadería de Núñez del Cuvillo, recientemente triunfadora de la feria de Sevilla. Los tendidos rebosantes de gente ‘maja’, por supuesto aficionada al mundo de los toros. Los chulapos y chulapas de todas las edades homenajeaban al Santo Patrón de Madrid, San Isidro.

En definitiva, había muchos ingredientes para al menos pensar que podía sonar la flauta. La flauta, por desgracia y básicamente por el juego de los ‘cuvillos’, no ha sonado. O mejor dicho, ha sonado, pero desafinadamente.

La corrida ha sido decepcionante. La prestación ha sido mala por la desigualdad y comportamiento. Bajísimos de casta, mansos y aborregados. Segundo y tercero impropios de esta plaza por ‘anovillados’ y sin ningún trapío. Y claro, con estos mimbres, pocos cestos se pueden hacer. Alguien debería de dar explicaciones por lo ocurrido en el día de hoy. ¿Cómo es posible o que circunstancias han ocurrido para que una ganadería que es la elegida por todas las figuras, que realmente está en un buen momento, que ha sido la triunfadora de la reciente feria de Sevilla (se indultó un toro), que lidia dos corridas en esta feria, hoy la primera, haya sido un fracaso ganadero.

Seguro que desde el punto de vista ganadero esto entra dentro de la normalidad pero desde el punto de vista del aficionado que ha pasado por taquilla, esto no es normal. Corrían rumores por el tendido, tratando de dar explicación a este descalabro ganadero. Que si dos o tres toros reseñados para esta corrida se habían enviado a remendar la corrida de Sevilla. Que se habían rechazado cuatro toros en el primer reconocimiento y que al final tuvieron que remendar la corrida con un toro rechazado (el segundo). Que si la abuela fuma y hoy no se había traído el puro.  Pues que quieren que les diga. Todo es posible, hasta lo que se rumoreaba por el tendido. Aunque como todos sabemos, el rumor no es noticia, por eso digo que alguien o muchos deberían de informar y así acabar con los rumores.

Quizá la corrida del próximo día 18 (Juli, Castella y Manzanares) nos aclare algo este misterio.

Morante de la Puebla no ha tenido ninguna opción con su lote. Su primero, que fue el horripilante segundo lo masacró Aurelio Cruz con un puyazo (que no puyazito) en el centro de la columna vertebral. Este toro no dio ninguna posibilidad de triunfo a Morante. Simplemente se justificó y así lo entendió el respetable.

A su segundo lo recibió con dos excelentes verónicas, marca Morante. Todo apuntaba que podía haber ‘cante’. Dos puyazos traserísimos (por qué se consiente esto) hunden al toro en la más absoluta miseria. Buenos trincherazos hasta que el toro se raja (no era para menos). Morante tiene que cuidar del toro y cuando esto ocurre, nada tiene sentido y todo se acaba.

Talavante, en su primero, ha tenido que pechar con un toro, brusco, violento y codicioso. A pesar de estas circunstancias ha conseguido algunas series de naturales de estimable calidad. Como el toro era otro de los impresentables, el público no se lo ha reconocido.

Su segundo toro, que ha sido un toro encastado, le ha puesto en dificultades sobre todo por el pitón derecho. Por el izquierdo consiguió meterle en la franela para poder sacarle algún que otro buen natural suelto. Al final las embestidas eran descompuestas por ambos pitones y Talavante abrevió.

Arturo Saldívar, que confirmaba alternativa ha tenido el mejor lote o el más apto para la lidia. Y a fe que lo ha aprovechado. Buena disposición del mejicano en su primero al iniciar faena de rodillas. Se muestra firme, confiado y con ganas de triunfar. La embestida descompuesta pero noble del burel es aprovechada por Arturo para asentar su faena por el pitón izquierdo consiguiendo estimables series con temple y empaque. Remata la faena con una serie de manoletinas con más valor que acierto pero que gustan al respetable.

Los subalternos de Talavante, tuvieron el mal detalle de impedir que Arturo hiciera su quite reglamentario al primero de Talavante. También lo intentaron en el segundo, pero en esta ocasión si lo pudo realizar mediante unas ceñidas chicuelitas de estimable calidad.

En su segundo que fue desastrosamente lidiado por su cuadrilla, fue donde realmente se metió en el bolsillo a la afición de Madrid en base a su extraordinaria disposición, ganas de agradar y sus buenas formas.

A este toro lo ha toreado realmente bien por ambos pitones. Los naturales han tenido calidad por su temple y su remate.

Este torero, ha dejado buenas sensaciones por su concepto del toreo, su colocación y el dominio de los terrenos.

De momento, se ha metido a la afición de Madrid en el bolsillo y eso ni es fácil ni gratuito en esta plaza. Y menos con un torero del otro lado del charco.   

A ver si el próximo día 18 descubrimos el misterio de lo que ha ocurrido en el día de hoy. A lo mejor, si alguien lo tiene a bien, lo sabemos antes. Sería bueno para la fiesta.

 

Ficha del festejo. 15 de mayo de 2011. Las Ventas. Madrid.

Sexto festejo de la Feria de San Isidro 2011. Lleno de no hay billetes.

Toros de Núñez del Cuvillo desigualmente presentados. Mansos, descastados desigualmente presentados siendo el segundo y tercero inaceptables para esta plaza.

Morante de la Puebla: pinchazo hondo y descabello (silencio); Cuatro pinchazos, estocada desprendida (silencio).

Alejandro Talavante: Espadazo en la paletilla, casi entera (algunos pitos); Estocada casi entera desprendida y descabello (silencio).

Arturo Saldívar, que confirmaba alternativa: estocada casi entera y trasera (leve petición y ovación); dos pinchazos y bajonazo (ovación).

 

 

 

Comments