Imagen tomada de la página http://asp.las-ventas.com/
 
 
Pablo Hermoso de Mendoza
El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza cumplirá este próximo mes de agosto veinte años de alternativa. Se doctoró en Pamplona (1989) con Manuel Vidrié de padrino. Inició una trayectoria espectacular en el mundo del rejoneo, muy delimitado entonces al protagonismo de sagas familiares. Después de este tiempo, se ha convertido en el torero a caballo de mayor reconocimiento y triunfos conseguidos en el escalafón de rejoneadores. El último, el 17 de mayo en Las Ventas, tras cortar tres orejas y salir por la Puerta Grande. El rejoneador ha puesto gran énfasis en la doma y preparación de los caballos que componen su cuadra. El célebre Cagancho fue un ejemplo de esta apuesta.
Entrevista de Paz Domingo
 
"Yo nunca torearía en puntas"
"No creo que la Fiesta necesite un estímulo especial para impulsarla"

¿Existe actualmente crisis en el mundo de los toros, en tu caso del rejoneo? ¿En qué medida? ¿Y cómo está afectando y afectará la crisis económica a los toros?
Desgraciadamante, creo que no hay actividad y negocio que se libre de la crisis económica. El número de festejos este año se ha reducido de forma importante y aunque las grandes ferias no han visto disminuido el número de corridas, sí las plazas de temporada, o las corridas sueltas, que se celebraban con motivo de algún patrón o patrona, o que tienen lugar los días de las comunidades autónomas, etc. Éstas son las que han desparecido. En las que todavía se celebran, se reduce el número de público asistente. De momento, las Ferias importantes parece que mantienen el interés y el número de público asistente.
 
¿Cuáles son las propuestas o iniciativas que harían falta para impulsar de verdad un espectáculo comprometido con la integridad y la autenticidad de la Fiesta?
No creo que la Fiesta necesite de un estímulo especial para impulsarla. Incluso estos años, había subido de forma importante el número de aficionados en los tendidos, lo que pasa es que en los toros, como a cualquier otra actividad, es la crisis la que ahora le está afectando y contra eso, nadie de dentro del mundo taurino lo podemos arreglar. Es un tema superior a nosotros.
 
¿No hay demasiada presión en el rejoneo por el aumento de rejoneadores y, por añadidura de competencia?
Siempre es buena la competencia, y en estos momentos precisamente quizá sea cuando más número de rejoneadores hay en el escalafón. De todas formas, como el número de festejos por feria no ha aumentado, tampoco resulta fácil la entrada de nuevas caras en los carteles y por eso la competencia se reduce a diez o doce nombres.
 
¿Crees que es un buen momento para apostar por el toreo a caballo en puntas?
Yo nunca torearía en puntas. Lo tengo muy claro que ante un toro en puntas, nunca se podría hacer el toreo a caballo que se hace en la actualidad. ¿Cuantas veces toca un toro la muleta de un torero en una lidia normal? Imagínese los toques que hay a los caballos. Volveríamos al espectáculo de hace unos años cuando se picaba sin peto. Creo que a nadie le gustaría eso y sobre todo, lo que te digo, sería un epsectáculo mucho más falso porque las distancias serían enormes. De todas formas, se le da mucha importancia a las puntas, pero teniendo en cuenta la relación de volumen y peso entre toro y caballo, las cornadas se producen casi parecidamente entre el torero a pie y con los toros en puntas. El ejemplo se puede hacer contando las bajas anuales que se producen en las cuadras de los rejoneadores por cornadas.