El futuro taurino de Cataluña. Resumen de acontecimientos. Quinta parte
Daños Colaterales (5)
Seguimos en nuestro peculiar recorrido.Toroafición les ofrerce en varias entregas los acontecimientos informativos que se sucedieron en los días del debate en el Parlamento catalán de la Iniciativa Legislativa Popular –que pretende prohibir las corridas de toros en esta comunidad-, las cuestiones que se defendieron y cómo se expusieron. A continuación de las reseñas periodísticas les ofrecemos apostillas que responden a la opinión -al respecto de las mismas- por parte de este soporte digital. Pueden realizar sus comentarios al correo redaccion@toroaficion.com y también a opinion@toroaficion.com, o realizar comentarios en esta misma página.

Primer asalto
Barcelona, 25 enero de 2010 (EFE).- El torero catalán Serafín Marín, el alicantino Esplá y el apoderado de José Tomás defenderán las corridas de toros en Cataluña en el Parlament, junto a otros doce comparecientes, entre los que finalmente no estará José Tomas, porque "está preparando la temporada". En rueda de prensa, la presidenta de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña (FETC), Marilén Barceló, acompañada por representantes de PSC, PPC y Ciutadans, ha hecho pública la lista de personas que ofrecerán argumentos contrarios a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que quiere prohibir las corridas en Cataluña. Los 15 candidatos presentados por los protaurinos se completarán con los 15 que propongan los antitaurinos y las comparecencias empezarán el próximo mes de febrero.
El representante del PPC, Rafael Luna, ha aprovechado la rueda de prensa para criticar la postura de CiU, que pretende dar libertad de voto a sus diputados y ha dicho que quiere saber "con nombres y apellidos, quién vota qué". Asimismo, Luna ha dicho que "no descarta" llevar la iniciativa legislativa al Consejo de Garantías estatutarias, lo que dilataría el proceso y puede conllevar que el debate concluya en la próxima legislatura.
El debate se presenta complicado porque tanto el PSC como CiU han reconocido que hay división de opiniones en su seno, mientras que ICV-EUiA y ERC se han posicionado claramente a favor de la prohibición y el PPC y Ciutadans en contra. El diputado del PSC David Pérez ha señalado en declaraciones a Efe que "dar libertad de voto es muy complicado en este tema", por lo que el partido ha decidido "intentar buscar un punto de encuentro, y si no puede ser así, votar en bloque en contra de la prohibición".
Entre los comparecientes que defenderán las corridas de toros en Cataluña destaca el torero y ganadero madrileño "Joselito", el dueño de la plaza de toros Monumental de Barcelona, Pedro Balañá, el músico y apoderado de José Tomas, Salvador Boix, el ganadero de las Terres de l'Ebre Pedro Fumadó y el presidente de la Agrupació de Penyes i Comissions de Bous de les Terres del Ebre, Miquel Ferré. Asimismo, la lista incluye al catedrático francés de filosofía Francis Wolf, el filósofo de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Víctor Gómez Pin, la escritora Natalia Molero, la presidenta de la Plataforma Promoció i Difusió de la Festa, Rosa Gil, y la vicepresidenta de la FETC, Marilén Barceló.
Cierran la lista el presidente de la Unión de Villas Taurinas de Francia, Hervé Schiavetti, el presidente del Conseil General des Pyrinées Orientales, Christian Bourquin, y la presidenta de la Unión de Villas Taurinas de Portugal, Maria da Luz Rosinha. EFE

Nuestra opinión. En este mes de febrero está previsto que las posiciones no encontradas (taurinas y catalanas) se pronuncien en el Parlamento catalán. Las asociaciones pro y anti taurinas propondrán un total de treinta comparecencias, es decir, quince nombres en una posición y quince nombres en la postura contraria. El sector pro taurino dentro del Parlamento catalán que defiende la permanencia de las corridas de toros en esta comunidad, y que engloba al Partido Popular de Cataluña, Ciutadans, y algunos diputados del Partido Socialista Catalán, junto con la Federación de Entidades Taurinas han propuestos ya a los representantes encargados de presentar las ponencias correspondientes. Entre los nombres, hay algunos aciertos, otros recurrentes por mediáticos y otros simplemente de relleno.

Entre todos, resaltan tres: Luis Francisco Esplá que aportará su recorrido personal, profesional e intelectual, destacado y destacable en todos ellos y que a buen seguro dejará brillantez en su intervención; y las otras corresponderían a las comparecencias destacables de los ganaderos Pedro Fumadó -de las Terres de l'Ebre- y el presidente de la Agrupació de Penyes i Comissions de Bous de les Terres del Ebre, Miquel Ferré. Estos aficionados, además de empresarios (o al revés) están muy interesados en que la Iniciativa Legislativa Popular no prospere, precisamente porque saben que su futuro taurino estará en la cuerda floja. Los parlamentarios de CiU de esta zona de las tierras sureñas catalanas, donde están muy arraigadas estas festividades -que se fundamentan en torno a los festejos taurinos- son los únicos miembros del citado partido que han manifestado abiertamente su posición y su voto a favor de la permanencia de las corridas de toros en Cataluña. Pero representan sólo el 15% de los compromisarios de estas siglas, y por tanto es bastante significativo que hayan dado este paso al frente junto a la asociaciones filo taurinas. Sus interesen son muchos. El principal, la economía de la zona que quedaría afectada. Una guerra declarada contra los festejos populares (aunque no incluyan las muerte explícita del animal) supondría una corriente impopular lo suficientemente dañina para su continuidad, rentabilidad y existencia.

No se entiende que en este panorama aparezca Salvador Boix, y si lo hace que lo haga como aficionado, pero no como apoderado de José Tomás. Ya empieza a cansar, hasta el hartazgo, que el diestro de Galapagar se esconda siempre en esta huída de cualquier intervención en público, que mande al representante a cualquier eventualidad en que él debería estar. Y si decide que no debe arriesgar su presencia física, lo que debería hacer es dejarse ya de tanta representación, que se empieza a ver -esta modalidad- como un puro cachondeo, llegando el asunto hasta dar la risa. (Aunque el oficio esté muy bien pagado, que no lo dudamos). Se imaginan al apoderado en la Cámara catalana afirmando que su jefe dice que lo ha dado todo por la fiesta en Cataluña, que se ha arriesgado por su continuidad, que ha despertado la afición que estaba dormida y que además ha contribuido con buenos euros a un organigrama empresarial bastante enflaquecido. Más de uno dirá. Bueno y ¿qué?. ¿Y el maestro, dónde está? Pues, preparando la temporada, por cierto. Vaya qué lástima. Ya no llenamos.

Ahí también estará Balañá. Este empresario taurino catalán (además de otras actividades) cuenta con un pedigrí apabullante. Pertenece a los Balañá de toda la vida. Su padre fue el verdadero impulsor de la afición taurina barcelonesa, congregando a su alrededor a los más importantes ganaderos, toreros, representantes, artitas del cinematógrafo y de cualquier ámbito social. Allí empezó a brillar la intuición, el trabajo y el riesgo de un empresario de otra época. Era otra época. Pero llegaron otros tiempos. El hijo se hizo cargo del negocio. Los setenta se tradujeron en el turismo a mansalva, los espectáculos de baja calidad y se olvidó la mesura, el buen criterio y el trabajo que se había hecho. Los aficionados críticos molestaban y el empresario catalán decidió no renovar los abonos. Y se terminó con todo en dos años. En tan poco tiempo no quedó resquicio ni para las ganas inconmensurables de los turistas que querían respirar ‘típical hispanis’. Y así quedaron los toros en Barcelona, en la nada.

Después, llegaron los que pensaban que el tema casposo de los toros recordaba a lo que recordaba, que no era europeo y mucho menos moderno. Declararon la ciudad antitaurina y se montó un revuelo importante. Entonces surgió José Tomás en el ruedo de la Monumental y llenó la plaza después de treinta años. La pregunta es: ¿Qué méritos y virtudes puede desplegar el señor Balañá después de todo lo enunciado? Evidentemente, sale perdiendo (al menos en el tema taurino) pues es el propietario de la plaza, aunque en la actualidad la tiene arrendada-. Pero Balañá ya se ha encargado de recordar a la Generalitat que -ante una prohibición de las corridas de toros- deben indemnizarle por daños y prejuicios. Con toda lógica. Los detrimentos son muchos, y también económicos.

Este empresario catalán, de historia y de familia, debería también haber desarrollado más afición, más verdad, menos negocio alternativo, menos especulación, y más defensa de los valores auténticos e infranqueables que constituyen esto tan preciado que es la fiesta de los toros. En Cataluña también. Y ahora (por curiosidad), ¿cómo expondrá el empresario catalán esta encrucijada cuando no supo defenderla y asegurarla en las oportunidades que estuvieron a su alcance y que desdeñó dejando la tradición taurina de Barcelona en la nada?

Afortunadamente entre los ponentes se encuentra el catedrático francés de filosofía Francis Wolf, pues le avala un trabajo más que importante, un conocimiento de los sentimientos y de la esencia de este espectáculo, y, por supuesto, una afición desde la independencia y el exacto criterio. Respecto a otros nombres que defenderán también las propuestas a favor de la Fiesta, mejor ni las comentamos. Probablemente no nos interesen ni a los propios aficionados.
 
 
Seguir existiendo

Barcelona, 25 enero de 2010. (EFE).- El presidente de Ciutadans-Partido para la Ciudadanía (C's), Albert Rivera, ha defendido hoy "la libertad de los ciudadanos" para "asistir o no" a las corridas de toros en Cataluña. En un comunicado, Rivera ha pedido que se celebre "un debate abierto" en el Parlament sobre la prohibición de la tauromaquia, y ha anunciado que apoyará "las comparecencias taurinas" en la cámara. "Tienen que defenderse las libertades por encima de las prohibiciones, porque los ciudadanos tienen derecho a decidir si van o no a los toros",

ha dicho el dirigente de C's. Ha exigido que "nadie ponga impedimentos en la tramitación de la

iniciativa", y que en el debate comparezcan tanto el sector taurino como el antitaurino, porque "sólo de esa manera tendremos un diálogo enriquecedor, plural y abierto". Rivera ha reconocido que su formación "no hubiera abierto nunca este debate, porque hay cosas más importantes en Cataluña que afectan a las personas", aunque ha pedido que "una vez se ha abierto la posibilidad de prohibir los toros, se respete la voz de todos".

 

Nuestra opinión. Tiene razón Rivera cuando reivindica la libertad para todos los ciudadanos para asistir o no a las corridas de toros, entre otras cosas es una perogrullada (hasta el momento) precisamente porque no es un espectáculo ilegal. Sin embargo, este afán por el “debate abierto” (otro axioma) para reafirmarnos “en un diálogo enriquecedor, plural y abierto” es lo que se nos escapa al entendimiento. Que sepamos, estos tiempos son plurales y abiertos, y que un tema social o cultural se puede debatir, analizar, cuestionar, o lo que se quiera, pero no necesariamente (y únicamente) en un Parlamento, pues está claro -que en este caso- las posiciones filo taurinas ya parten en desventaja, están cuestionadas a priori, y su defensa se realiza desde la presión para seguir existiendo. Está bien que se pida el respeto a todas las voces, pero anteriormente, se debe requerir el respeto a todos y cuantos componemos esta sociedad, nuestro pasado y nuestro futuro, nuestra libertad, nuestro conocimiento, nuestra verdad y nuestra capacidad de defensa. 

 

 

Comments