El futuro taurino de Cataluña. Resumen de acontecimientos. Segunda parte
Daños colaterales

El año 2009 se despidió con una soberbia polémica en torno al futuro de la tauromaquia, a los fundamentos que la sustentan, a su esencia y a los principios de las libertades culturales, artísticas, personales y universales. La iniciativa legislativa popular –que pretende prohibir las corridas de toros en la Comunidad catalana- sigue su curso hasta el debate definitivo esta primavera. Hay muchas incongruencias, muchas desventajas, muchas posturas desmesuradas, algunas acertadas,  que en estos días se dieron y que seguirán produciéndose. Toroafición les ofrerce en varias entregas los acontecimientos informativos que se sucedieron durante estos días, las cuestiones que se defendieron y cómo se expusieron. A continuación de las reseñas periodísticas les ofrecemos apostillas que responden a la opinión -al respecto de las mismas- por parte de este soporte digital. 

 
Atentado contra la libertad

Madrid, 15 de diciembre. EFE.  La Asociación Taurina Parlamentaria (ATP) reitera en cuatro puntos su acuerdo de 21 de octubre último en el que manifestaba que, "respetando el libre derecho para proponer iniciativas dentro de los cauces legalmente establecidos, expresa, una vez más, su absoluta discrepancia con la finalidad de dicha Iniciativa". Entiende la ATP que la aprobación de esta ILP "supondría una grave pérdida para el patrimonio histórico y cultural de Cataluña, donde siempre ha existido una secular tradición taurina que se remonta, como mínimo, a comienzos del siglo XIX, en numerosas plazas de toros catalanas".

    Además, la prohibición que la Iniciativa pretende, según los parlamentarios y ex parlamentarios taurinos "supone atentar gravemente contra la libertad individual así como la pluralidad de aficiones y preferencias que es consustancial en una sociedad libre y democrática en un espectáculo amparado por la legalidad vigente". Igualmente la prohibición "supondría una vulneración de una de las señas de identidad del pueblo de Cataluña, en una manifestación tan arraigada como la Fiesta de los Toros, por lo que exigimos respeto y tolerancia para quienes desean la continuidad de la misma", continúa la declaración.

    Y por último, la ATP se solidariza con los parlamentarios que están en contra de la desaparición de la Fiesta de los Toros, "ofreciéndoles todo el apoyo que precisen en esta tarea de oposición ante tan injustificada prohibición, a la vez que insta al resto de los parlamentarios catalanes a que sean coherentes con los valores que la Fiesta encarna en la Comunidad de Cataluña".

Nuestra opinión. Reiteramos y apoyamos la proclamación que hace la Asociación Taurina Parlamentaria sobre el triste hecho de la prohibición de los toros en Cataluña y que "supone atentar gravemente contra la libertad individual así como la pluralidad de aficiones y preferencias que es consustancial en una sociedad libre y democrática en un espectáculo amparado por la legalidad vigente". Queda constatar una cosa más. Hablando de legalidad vigente. Parece que el espectáculo taurino es de indocumentados, que está sustentado en valores irracionales, fuera de cualquier orden establecido, cuando en realidad es una muestra cultural, cimentada en compendios taurómacos, dogmatizada a partir de una experiencia secular, reglamentada en su ejecución y desarrollo (tanto en el orden público que vigila, como en el acometimiento de su peculiar estructura), y, finalmente  pautada respecto a las medidas que se deben tomar si el  fraude se produjese. Es precisamente el Ministerio de Interior, o las consejerías de Presidencia de las comunidades autónomas los competentes en esta materia. Por tanto, es de lo más legal y de lo más vigente de cuantas manifestaciones artísticas se pueden llegar a producir por la imaginación y el dominio artísticos.

 

Esto es la guerra

Barcelona, 15 dic (EFE).- Los grupos antitaurinos y de defensores de la fiesta mantienen el pulso en las hora previas a que el Parlamento catalán debata si acepta o no tramitar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para prohibir las corridas en esta comunidad, dando a conocer los nombres de famosos que apoyan sus respectivas causas.

    La plataforma Prou, promotora de la ILP ha remitido un documento en que recoge los apoyos de personalidades y personajes famosos contrarios a las corridas, entre ellos el filósofo Salvador Paniker, el científico Jorge Wagensberg, las actrices Silvia Marsó y Marisol Galdón; los periodistas Pilar Rahola y Francisco González Ledesma, las escritoras Espido Freire y Rita Marzoa, el director de cine Juanma Bajo Ulloa o el dibujante Antonio Fraguas "Forges". Prou también cuenta con destacados apoyos entre las personalidades del extranjero como las actrices Pamela Anderson y Alicia Silverstone.

    Por su parte, la plataforma en Defensa de la Fiesta presenta oficialmente su "Manifiesto de la Merçè por la libertad", que entre otros cuenta con el apoyo del cantante Jaume Sisa, el científico Jaume Josa y el escritor Pere Gimferrer. El manifiesto considera que la prohibición de los toros supondrá una "pérdida" de la libertad de los ciudadanos, que quedará "debilitada y empequeñecida".  "Prohibir, un verbo que tantas veces nos ha llegado impuesto desde fuera, no es algo que nos avengamos a recibir en nuestra tradición ni en nuestra cultura hecha de tolerancia, respeto, pacto, inteligencia, entendimiento y sentido común y cordura", concluye el documento.

Nuestra opinión. ¡Cordura! ¡Cordura! Sobre todo cordura es lo que hace falta. Y sentido común. Y tolerancia. Y respeto. Y conocimientos. Y verdad. Y responsabilidad. Y saber de qué va esto. Es demasiado gratuito que se ignoren la razón de ser de la tauromaquia, y bastante descarado que se cuente con los apoyos de Pamela Anderson y Alicia Silverstone, que estarán muy enteradas de los mundos que les rodean, pero en temas de cornúpetos está por comprobar si saben algo sobre este tema, que se supone tan escabroso para ellas.

Sin embargo, la lista de apoyo a la plataforma de defensa de la Fiesta en Cataluña se queda bastante coja. No sólo porque hay que ser muy valiente comprometerse con la defensa de este espectáculo, pues a los antitaurinos les resulta muy fácil las críticas dañinas que regalan a los personajes de la cultura que apoyan los toros,  y que son tan mordaces, agresivas e injustas. Algunas no se deberían ni reproducir, pero son algo así como: “opresores”. “fascistas”, “retrógrados”, y mil lindezas infames. También se queda algo corta, porque hay muchos personajes que se prodigan en coqueteos con la Fiesta de los toros (en actos públicos, en corridas de mucha expectación, con los toreros de postín, o en fiestas tan privadas como bautizos y apadrinamientos altruistas), pero a la hora de la verdad se rajan y de qué manera. Da vergüenza ajena. Mucha, pero que mucha vergüenza ajena. Que confiesen sus pecados, o que se abstengan de hacer el ridículo.

 

La vergüenza del voto de conciencia

Barcelona, 15 dic (EFE).- La indefinición de los dos grupos mayoritarios en el Parlamento catalán, PSC y CiU, mantendrá hasta el último momento la incógnita sobre si el Parlament dará luz verde este viernes a la iniciativa legislativa popular (ILP) que pide prohibir las corridas de toros en Cataluña.

    Así, el futuro de la iniciativa dependerá hasta el último momento de PSC y CiU, formaciones que han dado libertad de voto a sus diputados y hoy han dejado claro, en sendas ruedas de prensa, que sus diputados siguen divididos sobre la orientación de su voto. Por su parte, ERC e ICV-EUiA han reiterado hoy que apoyan sin fisuras la tramitación de la ILP, mientras que el PPC se ha posicionado claramente en contra, ya que, a su juicio, la iniciativa pretende ir "en contra" de una tradición española, más que defender a estos animales. A pesar de la incertidumbre, las consultas hechas por Efe entre diputados de todos los grupos ponen de manifiesto que hay más diputados a favor de que se tramite esta iniciativa que en contra de que prospere. En todo caso, la votación es un debate de totalidad, lo que significa que está en juego si la ILP continúa o no su tramitación en el Parlamento catalán.

    Esta indefinición hasta el último instante de los grupos mayoritarios ha motivado la crítica de ICV-EUiA, cuya portavoz parlamentaria, Dolors Camats, ha admitido hoy en rueda de prensa que no acaba "de entender" que se dé "libertad de voto en este tema y no en otros".      Precisamente, socialistas y convergentes han justificado la libertad de voto otorgada a sus diputados en que sus programas no contienen una posición al respecto y en la disparidad interna de opiniones.

    A su vez, el PSC ha dejado claro que ha optado por la enmienda de retorno para evitar que la ILP se tramite automáticamente, sin un debate previo. Pese a que el PSC se ha desmarcado de sus dos socios de gobierno, su portavoz adjunta Carme Figueras ha rechazado hablar de división en el tripartito: "No es un tema de estar de acuerdo en el Govern. Tanto Figueras como Oriol Pujol (CiU) han recordado que es un asunto de conciencia individual, aunque el portavoz de la federación en el Parlament ha admitido que tanto los detractores de las corridas de toros como los diputados de este grupo aficionados a las corridas multiplican estos días sus gestiones.

Nuestra opinión:
La libertad de voto muy mal entendida y muy bien explicada. En el editorial que publicaba este soporte digital en estos días http://sites.google.com/site/toroaficion/opinion/los-toros-en-cataluna se hacía alusión a esta peligrosa indefinición que afecta a casi todos los partidos políticos y que decía lo siguiente:

(…) es sencillamente cuestión de ignorancia. Los representantes políticos, sociales y, por supuesto taurinos, tienen la responsabilidad –con carácter obligatorio, les guste o no- de preservar el patrimonio cultural, que nos pertenece a todos, por devenir histórico y por evolución genética, de difundirlo a las generaciones que estén por llegar, de desarrollarlo con autenticidad, de respetar sus características peculiares e intransferibles, de defender su verdad y de perseguir el fraude que se pueda producir. Pues bien, todo esto que se da por hecho en cualquier manifestación artística, no vale para el mundo de los toros, pues estos mismos representantes excluyen este espectáculo singular -tan nuestro- de las esencias culturales que merezcan ser defendidas y preservadas.

Es preferible pensar que estos agentes encargados de salvaguardar este patrimonio cultural son unos ignorantes, pues uno se resiste a creer que directamente sean unos agraviadores, que aún sabiendo que prevalece el derecho a la pluralidad, a la libertad, a cuidar de los bienes culturales y de la no exclusión de las minorías, opten por la prohibición –por tanto de la desaparición-, revistiendo tal proscripción de una atribución anticonstitucional (porque afecta a la libertad de todos), antiortodoxa (porque excluye la conciencia cultural) y antimoral (porque falta a la verdad).

El ejemplo claro de este desmadre respecto al mundo de la tauromaquia lo tenemos en la indefinición que manifiestan estos agentes, que hemos elegido entre todos para que nos representen en las altas y pequeñas instituciones públicas. En determinadas facetas de la vida, como la política, el periodismo o la judicatura –por ejemplo- no hay peor mal que la indeterminación en cualquier tema. Así, el Partido Socialista Catalán (como otras formaciones políticas) juega a dos bandas. Dice que da libertad a sus parlamentarios para que voten lo que quieran, pues consideran que éste es un asunto que compete a la moralidad individual. Más bien, se entiende que afecta cuestiones solidarias, pues a nadie se le escapa que el partido socialista en Cataluña forma gobierno con la agrupación que respalda esta iniciativa legislativa para prohibir la fiesta de los toros en esta comunidad. Al mismo tiempo, presenta enmiendas a la totalidad, alegando que de no hacerse, el proyecto se iría sin discusión y sin debate. Esto último es lo que no están dispuestos a perder (ni ellos ni nadie), precisamente por los acontecimientos políticos y mediáticos antes mencionados. (…)

Nada más que añadir.

  

¿Qué significa desvirtuar?

BARCELONA, 15 de diciembre (Europa Press). La Asociación Defensa Derechos Animal (Adda) desvirtuó en un comunicado la carta de 133 políticos franceses en favor de las corridas de toros, remitida a los diputados del Parlament que esta semana decidirán sobre la posibilidad de prohibir esta práctica, al afirmar que los diputados y senadores implicados son "una minoría".

   Adda recordó que entre los firmantes se encuentran 68 diputados de los 577 que tiene la Asamblea Nacional Francesa y 22 senadores sobre un total de 343, que corresponden exclusivamente al sur del país, puesto que "las corridas de toros están prohibidas en las tres cuartas partes del territorio francés, donde están tipificadas como delito".

   La protectora de los animales citó además la opinión de la presidenta de la asociación francesa Fédération des Luttes por l'Abolition des Corridas, Isabel Marcoux, según la cual esta carta manifiesto no ha sido noticia en Francia y que, en todo caso, "no han trascendido los nombres de los firmantes".

Nuestra opinión:
¿Qué significa desvirtuar? Quitar la virtud, sustancia o vigor.

¿Qué significa descalificar? Desacreditar, desautorizar o incapacita.

Creemos que el autor de esta información no tiene claro el significado de los términos, y trastocó uno por otro. O, ¿quizá es un mensaje subliminal, por el cual nos instan a desprendernos de cualquier materia de dignidad?

Aparte de la confusión queremos hacer hincapié en dos puntos de la noticia.

  1. La consideración que casi el diez por ciento de los diputados y senadores franceses hayan firmado una carta en apoyo a la Fiesta de los toros. Y los miembros de la plataforma de defensa animal lo considera normal, alegando que son los representantes políticos del sur de la geografía francesa. Pues ya son más que aquí, pues el parlamento nacional español, tanto en el Congreso como en el Senado, ni se ha planteado una propuesta semejante (exceptuando La Asociación Taurina Parlamentaria).
  2. Se imaginan que aquí se hiciera una supuesta carta de apoyo a la Fiesta de los toros, ¿cuántos políticos se atreverían a firmar este manifiesto? ¿De dónde serían? ¿Dónde y cómo se perderían sus genes en el pasado del sus pasados?
  3. No deja de tener gracia (precisamente por que resulta ridícula) la aseveración de la abolicionista de las corridas de toros -y francesa ella- y que asegura que  en Francia han pasado de este asunto y por tanto no había necesidad de hacer manifiestos, ni que los firmantes dieran sus nombres. Y la señora se quedó tan ancha. Igual está licenciada por La Sorbona y no lo sabemos tampoco.
Continuará
Comments