El futuro taurino de Cataluña.
Resumen de acontecimientos. Primera parte
 
Daños colaterales

El año 2009 se despidió con una soberbia polémica en torno al futuro de la tauromaquia, a los fundamentos que la sustentan, a su esencia y a los principios de las libertades culturales, artísticas, personales y universales. La iniciativa legislativa popular –que pretende prohibir las corridas de toros en la Comunidad catalana- sigue su curso hasta el debate definitivo esta primavera. Hay muchas incongruencias, muchas desventajas, muchas posturas desmesuradas, algunas acertadas,  que en estos días se dieron y que seguirán produciéndose. Toroafición les ofrerce en varias entregas los acontecimientos informativos que se sucedieron durante estos días, las cuestiones que se defendieron y cómo se expusieron. A continuación de las reseñas periodísticas les ofrecemos apostillas que responden a la opinión -al respecto de las mismas- por parte de este soporte digital.  

 
 

El mal ejemplo cunde como la pólvora

México, 14 de diciembre. Los diputados de la Ciudad de México - del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI)- hacen un intento para prohibir la muerte de los toros en los festejos taurinos en esta ciudad centroamericana, donde se sitúa la plaza de toros con mayor aforo del orbe taurino. Estos espontáneos, consideran “un espectáculo cruel” y “pretenden modificar las leyes de Espectáculos Públicos y de Protección de Animales en el Distrito Federal”, según ha manifestado el responsable de esta iniciativa Christian Vargas. Este representante es uno de los ocho miembros del PRI, partido tradicional y de ideología conservadora en el congreso local. Los otros 58 representantes son prácticamente de izquierdas. Las perlas de Vargas al respecto son las siguientes:

- "Nuestra intención no es prohibir las corridas de toros, sino evitar que se torture hasta la muerte a los astados".

- Reconoce que la "fiesta brava" es una tradición en México y una aportación de la cultura española, pero dijo que "es necesario eliminar los actos violentos como matar a cuchilladas a los animales de lidia".

-  Agrega que ya en otros países, como en Francia, se practican estas corridas donde se evita el sufrimiento de los toros.

- “Si queremos dejar de ser una capital del tercer mundo, tenemos que cambiar la mentalidad y las leyes para proteger más a los seres vivos no humanos".

- El diputado local aseguró que la mayoría de la gente no quiere que se haga más daño a los animales y solamente un segmento muy reducido es el que continua asistiendo a estos espectáculos.

 - Detalla que, de aprobarse la iniciativa, las sanciones pueden ir hasta la clausura de las plazas.

Nuestra opinión. Las declaraciones de este diputado indocto parece no ser mexicano. Más bien se entiende que ha salido de las catacumbas del planeta marciano. No es gratuito que el mayor de los indocumentados, el ignorante sin pudor, el arbitrario representante del pueblo se manifieste como un vulgar maniqueo. Si es contrario al espectáculo taurino que lo diga, pero que no argumente barbaridades ni mentiras. México es, junto con España, el país que posee mayor multiplicidad de recintos para festejos taurinos, una tradición secular, la mayor plaza de toros del mundo con un aforo de 45.000 espectadores, antiguas ganaderías de bravo, soberbias figuras del toreo que engrandecen la gloria taurómaca, y el merecimiento de un respeto. Esto lo dice un diputado local salido de la política recalcitrante y conservadora, miembro de un partido que ha gobernado en México casi un siglo, y que ahora es el abanderado de las tesis neo de los movimientos que presionan a los estamentos gubernativos con su minoría, su indolencia y su intolerancia. Sólo nos queda decir que la virgen de Guadalupe nos pille confesados porque estas manos redentoras de politicastros ignorantes dejarán un legado social y cultural como un canto rodado, sin ninguna rugosidad. Tanto como su escasa formación, su irresponsable actitud y su insensible capacidad para defender la libertad de cuantos le rodean. 

 

 

Patrimonio inmaterial

París, 14 de diciembre. Las ciudades taurinas galas quieren que los toros sean patrimonio inmaterial. Los representantes se reunieron en Mont-de-Marsan, al sureste de Francia, para iniciar conjuntamente el proceso que debe desembocar en la presentación de la candidatura ante la UNESCO. El  presidente del Observatorio de Culturas Taurinas (OCT) de Francia, André Virad, cree que esta iniciativa compita con las propuestas en esta dirección que se han presentado por algunas asociaciones españolas y latinoamericanas, y asegura que "no se trata de ver quién consigue primero que se reconozca a la tauromaquia como una cultura, sino que se haga. Si un país lo logra, será reconocida como tal en todos. La grandeza de la cultura taurina es que está extendida por ocho países y es seguida por centenares de personas",

    Virad es consciente de la controversia que el mundo de los toros levanta en Francia, donde está permitido en el sur del país galo, añadiendo que esta candidatura está "por encima de debates partisanos y de fiebres pro animales". Pero antes se deben dar algunos pasos. El primero es inscribir en sus propias ciudades la tauromaquia en su patrimonio local. Después hay presentar un conjunto de informes técnicos elaborados por sociólogos, historiadores, filósofos y toda una serie de expertos con los que pretenden demostrar que la tauromaquia en una cultura y proponerlos al Ministerio de Cultura, que a su ver presentará a la UNESCO.

    Viard aseguró que España, México, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela,

Francia y Portugal, los ocho países con tradición taurina, han tenido reuniones para organizar la petición de forma conjunta.

Nuestra opinión. Es una petición que parece muy reivindicada por las asociaciones taurinas, en diferentes países, entre otros España. En nuestro país se encargará de este tema la Asociación Taurina Parlamentaria. El objetivo se un reconocimiento de la UNESCO de una fiesta cultural singular como son las corridas de toros.

En primer lugar, se debería reivindicar la fiesta no sólo como bien inmaterial, sino por su particular y singular significado en la sociedad en que vivimos, en nuestro mundo de día a día, en su supervivencia que esta amenazada, en el tesoro que alberga, en su idiosincrasia y desarrollo, en su influencia en otras artes, para luego plantearse el resto.

En segundo lugar, los esfuerzos deben ir dirigidos a defender este mundo de los toros ahora y ya. Posiblemente, si no se da este paso, si no queda claro que es decisiva esta forma de actuar, es poco creíble que la UNESCO se vaya a arriesgar a la defensa de esta cuestión con la indefinición política y social que existe en este momento respecto al tema taurino por sus protagonistas, defensores y detractores. Si se consiguiera arrancar a la UNESCO esta proclama casi sería un desastre más para este vapuleado espectáculo, pues convertirían este mundo de los toros en una pura exhibición de parques temáticos, desvirtuado absolutamente, porque se convertiría en un puro mercantilismo (mucho más del actual) pero también con interlocutores para dar pelotazos.

 

 

Ese Montilla

Barcelona 16 de diciembre. Los tres partidos de la oposición coinciden en reprochar al presidente de la Generalitat, José Montilla, la falta de cohesión del Gobierno catalán durante los últimos tiempos, en ámbitos como la reforma del impuesto de Sucesiones (que se debate el mismo en Parlamento autonómico el mismo día que la iniciativa que propone prohibir la fiesta de los toros en esta comunidad), el posicionamiento ante las consultas populares o sobre la organización territorial de Cataluña.

El popular Daniel Sirera lamentó las diferencias entre los socios del Ejecutivo catalán y que el presidente Montilla "no sea capaz ni de controlar los miembros de su Gobierno ni de los partidos que lo apoyan". Así, el presidente del grupo del PP lamentó las diferencias del tripartito

en cuestiones como la ILP sobre los Toros, entre otras (como la Ley de Educación de Catalunya (LEC), cuando ICV-EUiA se desmarcó de sus socios y votó en contra de determinados artículos de este texto.  "Cataluña nunca, nunca, hasta que usted llegó a la presidencia del Gobierno catalán, había tenido un gobierno sin opinión, sin voz", añadió Sirera. Montilla reconoció que los partidos y sus líderes "buscan un legítimo protagonismo, y esto es normal", aunque dijo que el Gobierno catalán no busca declaraciones ni titulares, sino que gobierna siguiendo un plan de acción, que a su juicio es lo que está haciendo.

Nuestra opinión. A lo que hay que añadir que el presidente catalán no se ha pronunciado sobre el tema de los toros. Ni le interesa, evidentemente. Parece que a José Montilla, Presidente de la Generalitat catalana, le gustaba ir a los toros. Aunque la mayoría de los que comentan este asunto privado le quitan hierro, asegurando que iba a la plaza para acompañar a su esposa y no hacerle el feo. Eso sucedía antes de ser presidente, claro está, y que su esposa tuviera dieciséis cargos, y cobrara por muchos de ellos. Porque ahora los testimonios gráficos de Montilla, en las primeras filas del tendido de la Monumental, parecen objetos de coleccionista.

 
 

El manifiesto de la Mercè

Barcelona, 16 de diciembre. EFE.  La Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta de los Toros presenta en Barcelona el "Manifiesto de la Mercè por la Libertad", en el que reclama respeto para los aficionados a este espectáculo. El coordinador de la Plataforma, Luis Corrales, junto al científico Jaume Josa, la escritora Natalia Molero y el cantante Jaume Sisa han presentado este manifiesto, que cuenta con la firma de numerosas personalidades catalanas, "algunas de las cuales no comparten la afición por los toros pero se oponen a su prohibición", han informado en un comunicado.

Corrales, después de recordar "el carácter abierto y tolerante que siempre ha caracterizado a la sociedad catalana", ha destacado "la transversalidad y pluralidad del manifiesto, ya que entre los firmantes figuran personalidades de ámbitos e ideologías muy diversas".

El manifiesto se presenta la misma semana en que el Parlament deberá votar el viernes si acepta a debate la Iniciativa Legislativa Popular promovida por la plataforma Prou para prohibir la fiesta de los toros en Cataluña. Por su parte, Natalia Molero, Jaume Josa y Jaume Sisa han coincidido en destacar el fuerte arraigo que la fiesta de los toros ha tenido siempre en Cataluña.

Nuestra opinión. Esta noticia que difundió EFE fue transcrita tal cual en algunos medios de comunicación. Incluso en el titular de la agencia de noticias y donde se decía: “Los taurinos apelan a la libertad ….” Evidentemente el error por el cual llaman taurinos a los aficionados que apoyan y firman este manifiesto lleva a confundir las buenas intenciones de los defensores o no detractores de la Fiesta con los taurinos, que así se llaman a los involucrados en este espectáculo desde dentro.

 
 
Hitler en escena

Barcelona, 16 de diciembre. El coordinador de la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta de los Toros, Luis Corrales, equiparó hoy a los antitaurinos con Adolf Hitler por hacer bandera de una "supuesta superioridad moral" con respecto a los aficionados a las corridas, tras la lectura de un manifiesto contra la Iniciativa Legislativa Popular que pretende prohibirlos. 

Corrales aseguró que contemplar la muerte del toro en plaza "no envilece" a los aficionados, señalando que no hay ninguna declaración internacional sobre derechos de los animales. Además, consideró que la muerte pública del animal es "heroica", "honesta" y preferible al sacrificio en un matadero. Opinó que "irrenunciable al único arte real que existe", en referencia a la tauromaquia. "De ninguna forma sentimos pena al ver sangrar al toro", añadió. 

El coordinador de esta plataforma expresó su deseo de que la Iniciativa Legislativa Popular sea derrotada. Estimó que el resultado de su tramitación que se votará este viernes (18 de diciembre) será "muy ajustado". A ello añadió que prohibir la fiesta será caro, retando a los antitaurinos a "dejarla morir" si tal minoría no pertenece.  

El manifiesto a favor de los toros en Cataluña promovido por la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta de los Toros contaba con 283 adhesiones en Septiembre. Entre los firmantes se encuentran periodistas como Ramón de España, Mercedes Milá, Alberto Gimeno, Manuel Trallero, Jordi Évole, Serafí del Arco y Arcadi Espada. Además, cuenta con el apoyo de los cantantes Kiko Veneno y Jaume Sisa. También de los directores teatrales Albert Boadella y Calixto Bieito, así como de los actores Pep Muné, Ramon Fonserè y Carles Flavià. A ellos

hay que sumar al artista Miquel Barceló, y al escritor Pere Gimferrer.

De entre los citados, el cantante Jaume Sisa coincidió con Corrales en que las corridas son un patrimonio cultural "tan catalán como otros", calificando a los antitaurinos de "fundamentalistas y dogmáticos". Aseguró que las corridas son un espectáculo privado que no perjudican a nadie.

Igualmente, agregó que la Iniciativa Legislativa Popular que pretende prohibirlos prosperará por motivos electoralistas y populistas "lamentables".

Por último, afirmó que en tal caso también debería prohibirse los "correbous" que se realizan en Terres del Ebre. "La fiesta debe seguir existiendo en nombre de la libertad y de la tolerancia", concluyó.  

Nuestra opinión. “Por motivos electoralistas y populistas lamentables” cree Luis Rosales  que la Iniciativa Legislativa Popular va a triunfar, o lo que es lo mismo que decir: un paso más (y decisivo) para la prohibición de las corridas de toros en el territorio catalán. Porque es evidente, de lo más evidente, que no es casualidad que este tema surja de la nada en un año electoral autonómico, del dictamen postergado, aplazado y recurrente del Estatuto catalán por parte del Tribunal Constitucional, de la corrupción de latos cargos de la Generalitat, de las consultas nacionalistas e independentistas y no legalizadas, y de muchas otras cuestiones más, como un presidente de un club de fútbol que juega a dejarse ver y aplaudir en cualquier escenario que contenga una cámara o una alcachofa.

A Luis Corrales, coordinador de la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta de los Toros, le asiste la razón cuando asegura que esta propuesta prosperará, aunque el tema paralelo (o simultáneo) de los ‘correbous’ posiblemente se dejará como está, pues parece claro que es de fácil defensa, ya que se trata de una cuestión que se hunde en las "tradiciones propias" de ámbito territorial catalán. Además, las regiones donde se encuentra más arraigada esta costumbre ya se han encargado de tirar de legajos y documentación, y poner encima de la mesa las partidas económicas que se perderían si se terminara con esta fiesta del ‘correbous’, donde el toro es el  protagonista. No lo olvidemos.Como tampoco olvidamos que Ezquerra Republicana de Cataluña defiende a ultranza los ‘correbous’, mientras que se compara la Fiesta de los toros con el maltrato a las mujeres.

 
 
 

El aficionado a la libertad pero no a los toros

Madrid, 16 de septiembre. Europa Press. El diputado del PP por Castellón en el Congreso Miguel Barrachina considera que el público asistente a las corridas de toros le parece "mucho más pacífico" que el que en los mítines de ERC grita "Muerte al Borbón", al tiempo que defiende que el astado tiene "más posibilidades" de ser indultado que el Rey "con los juegos navideños del ahorcado que las juventudes separatistas han puesto en marcha".

En un artículo publicado en su página personal de Internet, que recoge Europa Press, Barrachina se refiere así a la iniciativa legislativa popular que el Parlament debatirá el próximo viernes para prohibir las corridas de toros, con la que ERC e ICV están de acuerdo.

El diputado 'popular', que reconoce no ser aficionado a los toros "pero sí a la libertad", ve "llamativo" que en la renuncia histórica que, a su juicio, se perpetrará en Parlament "no haya pesado la afición taurina" de uno de los fundadores de ERC y ex presidente de la Generalitat, Lluís Companys. 

   "Quienes quieren imponernos por ley sus gustos, no están preocupados por la vida de una raza de toros, que se extinguiría sin la fiesta, sino por suprimir vínculos con el resto de España", defiende Barrachina, quien cree que "el separatismo catalán" asumirá la votación del viernes sobre este asunto "como una revancha" tras el "bochorno" de las consultas soberanistas.

Nuestra opinión. Tiene mucha sorna este diputado por Castellón cuando recurre a las posturas que mantienen algunos simpatizantes radicales catalanes al quemar en público imágenes de Rey, y –como las comparaciones son odiosas- hace paralelismos del pacifismo que muestran éstos individuos y del que tienen los asistentes  a las corridas de toros. Esta alegoría se la podía haber ahorrado. Sinceramente.

Miguel Barrachina también muestra una pizca de ironía al declarar que todo esto es una cuestión revanchista, ante el fracaso de las cuestiones soberanistas. Muy rebuscada es esta explicación del diputado. En nuestra opinión es un atentado contra el derecho inalienable de las libertades que a todos y cada uno nos pertenecen.

Y otro pedacito de afilada puntería, pues Barrachina compara estos líderes republicanos catalanes con los actuales que no consideran la afición taurina de Luis Companys líder de Esquerra Republicana de Catalunya y presidente de la Generalidad de Cataluña desde 1934 y durante la Guerra Civil Española. No tenemos la certeza de que Companys fuera aficionado a la fiesta de los toros, aunque si parece que no le molestaba asistir a los festejos taurinos, como lo demuestra la famosa fotografía (recuperada a toda prisa y que se reproduce al inicio de estas líneas) en la que aparecen el palco de la Real Maestranza de Sevilla. Está muy bien traída esta imagen. No por la importancia del protagonista, sino  precisamente para demostrar que la afición a los toros no es competencia de ideologías, ni de modas, ni de soberbia. Que esto no es pasado lejano. Ni hecho fortuito. Esto, señoras y señores, responde a sentimientos, historia, patrimonio común, a la libertad individual de elección y al respeto común de las mismas.

 

La anécdota que debía ser ignorada

Barcelona, 16 de septiembre. Europa Press. El actor británico Ricky Gervais apoyó hoy la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la abolición de las corridas de toros en Catalunya, cuya tramitación votará el Parlament este viernes, informó hoy la Plataforma Prou.    El artista, que participó en series televisivas como 'Extras' y 'The office', se preguntó "cuál es el placer de ver a un animal herido hasta la muerte', y afirmó que las corridas de toros deben cesar porque son "muy crueles". Expresó su "apoyo total" a la ILP, y consideró "brillante" la campaña para la prohibición de la fiesta en Catalunya. 

Nuestra opinión. Pero, ¿quién es este personajillo? ¿Quién le ha dado vela en este entierro? ¿A quién le puede interesar lo que dice? Por lo mismo, muchos sentirían un gran placer en propinarle un contundente desplante en sus ignorantes posaderas televisivas.
 
Continuará...
Comments