Miguel Tendero toma la alternativa
La empresa ofrece con calzador a los aficionados el cambio profesional del diestro albaceteño
 
Miguel Tendero toma la alternativa esta tarde en la plaza de Madrid, en el primer festejo programado para esta injustificada extensión del ciclo de San Isidro, y que se hace llamar Feria del Aniversario, ya que el matador de toros El Fundi no podrá comparecer debido a una caía de un caballo, y de la cual arrastra todavía algunas secuelas.

El diestro albaceteño no pudo efectuar el doctorado que estaba programado el pasado domingo en Nimes, pues el festejo se suspendió por la lluvia. Enrique Ponce y José Mari  Manzanares iban a oficiar esta ceremonia frustrada en el coso francés, con toros de Juan Pedro Domecq. Ahora, será Manuel Jesús, El Cid, y Sebastián Castella los encargados de apadrinar y atestiguar este cambio significativo para Tendero. Los toros serán de El Puerto de San Lorenzo y la Ventana del Puerto.

Aparte de las condiciones que presenta Miguel Tendero para llegar a este punto crucial en su carrera, que son muchas y sobradas, desde toroaficion.com se quiere puntualizar la impostura de la empresa en ofrecer con calzador este feliz acontecimiento. Un cambalache que parece inadecuado por la premura y un despropósito por tratarse de la primera plaza del mundo, donde los acontecimientos deben estar programados para que los aficionados que pasan por taquilla -a priori y con obligación- sepan lo que se llevan y lo que pagan. Además, de ofrecer a la noticia la difusión que merece. Como todo el mundo puede comprender, no tiene la misma relevancia tomar la alternativa en una plaza u otra.

No se trata de desmerecer el feliz acontecimiento para el matador manchego, el cual debe sentirse muy contento con estas circunstancias, pero sí acreditar que las cosas no se deben producirse así. Esta afición, y por extensión todo lo que envuelve a la plaza de toros de Madrid –historia, credibilidad y respeto- no se lo merecen. Posiblemente, tampoco Miguel Tendero, después de su paso como novillero por esta edición y a la cual vuelve dos semanas más tarde para consagrarse a toda prisa.

Lo que correspondía era presentarlo como se merece, anunciarlo previamente y respetar su decisión profesional. Y que todo el mundo valore las circunstancias por lo que representan. Lo bien hecho, bien parece. Esta situación se suma a las muchas incongruencias, o desatinos, que Taurodelta está realizando como gestora de la primera plaza del mundo.