Plaza de toros de Albacete
24 de junio de 2009

Poca expectación para la novillada de San Juan
Por Meritxell Lorenzo

Otro año más ha llegado la típica novillada de San Juan, con tres novilleros albaceteños y una ganadería poco conocida (Hato Blanco) que no ha dado ningún juego, ya que todos los novillos han sido sosos, mansos y tardones, a excepción del 1º y el 6º que han tenido nobleza, raza y transimión. Además, el público no ha acompañado con su presencia, pues apenas había un cuarto de plaza.
Andrés González es un novillero que cuando ganó el certamen Puerta Grande del año 2004 ascendió a lo alto del escalafón, pero en las últimas temporadas ha estado ausente entre lesiones y la competencia entre las jovenes promesas. Cada vez que torea es una oportunidad para él. Ha recibido a su primer novillo con lances templados que el animal ha seguido con la cabeza baja, aunque apenas ha sido picado. Brindó al público. Empezó la faena en el centro del ruedo con tandas algo discontinuas y suaves, pero el novillo a la tercera le ha cogido sin consecuencias, incluso en una de las series finales ha quedado desarmado por falta de concentración. La ejecución ha ido de más a menos, porque los últimos pases han sido muy embarullados y rápidos. No ha estado acertado con la espada, matando de media estocada contraria perpendicular y descabellándolo. No ha entendido al novillo, ya que si le hubiese bajado la mano, y si las tandas hubiesen sido más lentas, la ejecución de la faena habría sido distinta. Al cuarto novillo de la tarde lo recibió con verónicas templadas y vistosas -que repetía-, rematadas con una revolera. Se le picó trasero y durante un buen rato. Ha empezado su segunda intervención más reposado que en su anterior, con mejores series. Luego el animal demostró querencia a tablas, y se ha ido apagando. González lo ha intentado, sacando muletazos que no han llegado al público. No ha estado acertado con el acero. No congenió con su oponente, como también, se le vio desesperanzado, aunque con ganas.
Juan Luis Rodríguez es un diestro con un toreo clásico, que desde hace una temporadas está en las principales ferias y en lo alto del escalafón. Promete ser uno de los grandes toreros de Albacete. Su primer novillo salió muy distraído y haciendo gestos raros con la cabeza en el capote. Apenas se le ha picado por falta de fuerza. Empezó Rodríguez la ejecución de la faena dejando respirar al flojo novillo. Una de las mejores tandas ha sido la tercera, porque en las últimas el novillo no repetía, se paraba mucho. Ha alargado la faena sin sentido, pases de uno en uno. 
Dejó una fea estocada haciendo guardia, teniendo que descabellar dos veces. Saludó desde los medios. Respecto al quinto novillo, Rodríguez lo recibió con verónicas templadas y bajas. Al novillo se le picó ligeramente dos veces, es decir, sin llegar a ser puyazos. También brindó al público. Empezó sacándose el animal decididamente a los medios. Dejó buenos muletazos templados con la mano baja, aunque sin arrimarse, estructurando unas series muy medidas y vistosas. No ha tenido suerte con la espada, matando igualmente de una estocada atravesada, perdiendo el trofeo que tenía ya por su labor. Ha tenido que saludar.
José María Arenas, debutó con caballos el año pasado y apunta buenas maneras. El tercer novillo pegó un derrote justo al salir de toriles, escobillándose el pitón izquierdo. Los lances de recibo fueron con muchos enganchones. Apenas ha sido picado, con un picotazo nada más. Ha empeazdo la faena doblándose y sacándose el animal a los medios. Instrumentó tandas voluntariosas porque el novillo se revolvía con mucho peligro. Estuvo poco fino con la espada, matando de una buena estocada, pero tendida, al quinto intento. La contrariedad de Arenas se produjo por la lesión que sufrió cuando entraba a matar. Pasó por la enfermería, y ya no pudo continuar con su intervención. González se hizo cargo reglamentario de la situación. Recibió al animal con lances templados, y después de recibir dos varas, brindó generosamente a Arenas. Empezó la faena muy asentado, muy templado y dando grandes tandas con profundidad, aunque luego concluyó con series muy cortas, además de muy seguidas. Mató de una buena estocada. Se le concedió una meritoria oreja por esta faena, en que se le vio muy a gusto con este novillo, al que ha entendido a la perfección.
En definitiva, ha sido una tarde con pequeños detalles pero sin grandes cosas.

NOTA
Meritxell Lorenzo se incorpora a toroaficion.com como corresponsal de Albacete, la ciudad en la que vive, y en la que desarrolla su afición taurina. Su sabiduría en los pormenores taurómacos es ya encomiable, si se tiene en cuenta que tiene diecisite años. Su afición taurina le viene de los conocimientos y consejos de su abuela Carmen. Ambas han echado los dientes en una plaza de toros, y esto se nota. Le damos la bienvenida, y le agradecemos su entusiamo, su generosidad y su vocación por este hermoso y singular espectáculo, además de su aportación a este soporte digital, que agradecemos sinceramente.