TORNOS

 El torneado en madera se conoce aproximadamente desde el año 300 a.C.

Proviene del torno para dos hombres que los egipcios empleaban para hacer columnas.
El trabajo se realizaba en equipo, uno de los hombres proporcionaba la fuerza, y el otro los cortes.

Si bien el torno para madera ha evolucionado, el principio mecánico es el mismo, sujetar la pieza y hacerla girar entre dos puntas que la tallan.


Existe una gran variedad de tornos, que se adaptan a los espacios y presupuestos. El tamaño del torno está en función del diámetro máximo de las piezas que se labran. Esta dimensión se conoce como giro del torno, y para determinarla, se toma el doble de la distancia desde el centro del husillo hasta la bancada. El largo máximo del trabajo que se puede realizar depende de la capacidad de longitud del husillo, y es variable según el torno. Las velocidades de rotación van entre 200 y 4000 revoluciones por minuto, dependiendo del torno. La velocidad lenta ese para cortes brutos y para tornear las piezas de gran diámetro. Las velocidades altas son para tornear piezas de diámetro pequeño y para los acabados.

El torno es una máquina de diseño y operación sencillos. La pieza se sujeta entre las puntas (cabezal y contrapunta). El husillo del cabezal está conectado al motor y hace girar la pieza. El husillo de la contrapunta tiene punta de cono o taza, no gira con el trabajo.

Mueble torneado en madera:

Hay dos métodos fundamentales para el torneado en madera, el de raspadura y el de corte. En el raspado, la herramienta de tornear se sujeta en dirección horizontal en el soporte de herramientas, y se introduce en la pieza para raspar lascas de madera. Es una técnica segura y sencilla. El corte, requiere de colocar la herramienta en ángulo con la parte superior de la pieza que gira, con lo que el filo de la herramienta, atraviesa el trabajo para sacar la viruta. Es un método más rápido que da un acabado más rápido y liso. Pero es mucho más complicado que el anterior.


 Torno copiador

YouTube Video

 

Tipo de torno que operando con un dispositivo mecánico,  hidráulico o electrónico permite el torneado de piezas de acuerdo a las características de la misma siguiendo el perfil de una plantilla que reproduce el perfil de la pieza.

Este tipo de tornos se utiliza para el torneado de aquellas piezas que tienen diferentes escalones de diámetros, que han sido previamente forjadas o fundidas y que tienen poco material excedente. También son muy utilizados estos tornos en el trabajo de la madera y del mármol artístico para dar forma a las columnas embellecedoras. La preparación para el mecanizado en un torno copiador es muy sencilla y rápida y por eso estas máquinas son muy útiles para mecanizar lotes o series de piezas que no sean muy grandes.

Las condiciones tecnológicas del mecanizado son comunes a las de los demás tornos, solamente hay que prever una herramienta que permita bien la evacuación de la viruta y un sistema de lubricación y refrigeración eficaz del filo de corte de las herramientas mediante abundante aceite de corte o taladrina, no utilizando esto para el torneado de maderas.
 

YouTube Video


Comments