PALABRAS DEL FUNDADOR

SUN MYUNG MOON

EL CAMINO DE LAS PERSONAS DEL CHEON IL GUK
Ciudadanos del Reino de los Cielos, éste es un día precioso y bendecido de victoria y gloria. Ahora, como el Rey de la Paz Cósmica, declararé, en este día 13 de junio en el sexto año del Cheon Il Guk, las responsabilidades y misiones fundamentalees que cada ciudadano del Cheon Il Guk debe entender y por las cuales debe vivir mientras anda el camino del Cielo.

Primero, Dios es el Padre Verdadero Vertical y ustedes son los hijos verdaderos de Dios, ustedes establecerán el reino de las tres generaciones en su familia, perfeccionarán los Cuatro Reinos del Corazón y servirán a Dios en el eje vertical por la eternidad. 

Aún más, inscribirán en sus corazones la necesidad de elevar al Rey Cósmico de la Paz, quien es el Padre Verdadero horizontal, y vivir con absoluta obediencia en el eje vertical por la etenidad como un ciudadano del Cheon Il Guk. Ustedes vivirán por el bien de otros, ésta es la práctica del amor verdadero, el estándar de sus vidas. Establecerán una familia verdadera y educarán a hijos verdaderos que son puros y sin pecado, y así protegerán el linaje de Dios y dejarán la herencia de generación en generación.

Segundo, no importa cuál sea la situación vivirán con su mente y cuerpo unidos. En mi caso también, desde el día en el que me determiné a seguir el camino del Cielo, resolví mantener este lema: “Antes de desear tener dominio sobre todo el universo, debo primero tener dominio sobre mí mismo”.

Dios les ha dado su conciencia como su guía para cumplir este objetivo. Su conciencia sabe todo acerca de ustedes. Tiene completo conocimiento de cada acción y paso que dan; incluso conoce sus pensamientos. Su conciencia sabe todas las cosas acerca de ustedes antes de que su maestro o pastor las conozca. Las conoce antes que sus padres. Las conoce incluso mejor que Dios. Entonces si ustedes ubican a su conciencia en la posición de Dios en sus vidas, y siguen el camino de la obediencia absoluta, del “establecimiento del mediodía”, sin duda establecerán un reino de resonancia entre su mente y cuerpo y perfeccionarán la unidad. 

Mostrando 0 elementos
Ordenar 
 
Ordenar 
 
Ordenar 
 
Mostrando 0 elementos