Marqués de Santillana, La vaquera de la Finojosa

   
   


  Seranilla VII, La vaquera de la Finojosa
 
 
Moza tan fermosa
non vi en la frontera,
como una vaquera
de la Finojosa1.

Faciendo la vía
del Calatraveño2
a Santa María,
vencido del sueño,
por tierra fragosa3
perdí la carrera4,
do vi la vaquera
de la Finojosa.

En un verde prado
de rosas y flores,
guardando ganado
con otros pastores,
la vi tan graciosa
que apenas creyera
que fuese vaquera
de la Finojosa.

No creo las rosas
de la primavera
sean tan fermosas
ni de tal manera,
fablando sin glosa5,
si antes supiera
de aquella vaquera
de la Finojosa.

No tanto mirara
su mucha beldad,
porque me dejara
en mi libertad6.
Mas dije: «Donosa7
(por saber quién era),
¿dónde es la vaquera
de la Finojosa?8»

Bien como riendo,
dijo: «Bien vengades;
que ya bien entiendo
lo que demandades:
non es deseosa
de amar, nin lo espera,
aquesa vaquera
de la Finojosa.»



     
  1 Finojosa, hoy Hinojosa, de la provincia de Córdoba.
2 Puerto natural de Calatraveño, en Sierra Morena.
3 fragosa, 'escarpada'.
4 perdí la carrera, 'me perdí'.
5 fablando sin glosa, 'sin más comentarios'.
6 Tópico del amor cortés en el que el enamorado queda preso en una simbólica cárcel de amor, con lo que pierde la libertad y se convierte en un mero servidor de la dama a quien
7 donosa, 'gentil y graciosa'.
8 El poeta disimula su interés por la vaquera fingiendo que pregunta por una tercera persona, pero la moza sabe que el cabalero le está pidiendo relaciones amorosas, y aquélla las rechaza de manera tajante.