Juan Ruíz, Libro de Buen Amor II

 Juan Ruiz, "Libro de Buen Amor" I. Fragmentos del episodio de Doña Endrina y don Melón de la Huerta
   Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, "Libro de Buen Amor". Actividades.  
 Juan Ruiz, "Libro de Buen Amor" II. Episodio con la Chata (serrana) y cantica de serrana.    Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, "Libro de Buen Amor". Argumento, estructura.  

   De cómo el arçipreste fue a provar la sierra e de lo que le contesçió con la serrana  De cómo el arcipreste fue a la sierra y de lo que le aconteció
con la serrana

 
950 Provar todas las cosas, el Apóstol lo manda:
fui a provar la sierra, e fiz loca demanda;
luego perdí la mula, non fallava vianda,
quien más de pan de trigo busca, sin seso anda.

951 El mes era de março, día de Sant Meder
pasado el puerto Loçoya fui camino prender
de nieve e de granizo non ove do me asconder
quien busca lo que non pierde, lo que tiene deve perder.

952 En çima deste puerto vi me en gran rebata:
fallé una vaqueriza çerca de una mata;
pregunté le quién era, respondió me: «la Chata:
yo só la Chata161 rezia, que a los omnes ata.»

953 «Yo guardo el portadgo e el peage cojo;
el que de grado me paga, non le fago enojo,
el que non quiere pagar, priado lo despojo;
págame, si non verás commo trillan rastrojo.»

954 Detovo me el camino, commo era estrecho,
una vereda angosta, vaqueros la avían fecho,
desque me vi en coíta, arrezido, mal trecho,
«Amiga», díxel', «amidos fase el can barvecho.

955 «Dexa me pasar, amiga, dar te he joyas de sierra:
si quieres, di me quáles usan en esta tierra;
ca segund es la fabla, quien pregunta non yerra,
e por Dios da me posada, que el frío me atierra.»

956 Respondiome la chata: «Quien pide non escoge;
promete me qué quiera antes que me enoje;
non temas, sim' das algo, que la nieve mucho moje;
conssejo te que te abengas antes que te despoje.»

957 Como dize la vieja quando bebe su madeja;
«Comadre, quien más non puede, amidos morir se dexa.»
Yo, desque me vi con miedo, con frío e con quexa,
mandé le prancha con broncha, e con çorrón de coneja.

956 Echó me a su pescueso por las buenas respuestas,
e a mí non me pesó porque me llevó a cuestas:
escusó me de pasar los arroyos e las cuestas.
Fiz de lo que y passó las coplas de yuso puestas.
 
950 Probar todas las cosas, el Apóstol lo manda:
fui a probar la sierra, e hice loca demanda;
luego perdí la mula, non encontraba comida,
quien más de pan de trigo busca, sin seso anda.

951 El mes era de marzo, día de San Emeterio
pasado el puerto de Lozoya fui a tomar un camino
de nieve y de granizo no tuve donde refugiarme
quien busca lo que no pierde, lo que tiene debe perder.

952 En la cima de este puerto me vi en un gran aprieto:
encontré una vaqueriza cerca de una mata;
le pregunté quién era, respondió me: «la Chata:
yo soy la Chata recia, que a los hombres ata.»

953 «Yo guardo el portazgo1 y el peaje cojo;
al que de grado me paga, no le causo problemas,
al que non quiere pagar, al instante lo despojo;
págame, si no verás como trillan rastrojo2

954 Me cortó el camino, como era estrecho,
una vereda angosta3, vaqueros la había hecho,
desde que me vi en apuros, aterido de frío, mal trecho,
«Amiga», le dije, «de mala gana hace el can barbecho4».

955 «Déjame pasar, amiga, te daré joyas que se usan en la sierra:
si quieres, dime cuáles usan en esta tierra;
que como dice el refrán, quien pregunta non yerra5,
por Dios dame posada, que el frío me aterra.»

956 Respondiome la chata: «Quien pide no escoge;
prométeme algo antes de que me enoje;
no temas, si me das algo, que la nieve mucho moje;
te aconsejo te que te avengas antes de que te despoje6

957 Como dice la vieja cuando bebe su madeja7;
«Comadre, quien más no puede, de mala gana morir se deja8
Yo, desde que me vi con miedo, con frío y con queja,
le prometí una prancha9 con broche, y un zurrón de piel de coneja.

956 Me echó a su pescuezo por las buenas respuestas,
y a mí non me pesó porque me llevó a cuestas:
me excusó de pasar los arroyos y las cuestas.
Hice de lo que allí sucedió las coplas aquí abajo puestas.

    1 portazgo, derechos que se pagan por pasar por un sitio determinado de un camino.
2 trillan rastrojo, metafóricamente significa ‘se despoja de todo’
3 (vereda) angosta, (camino) estrecho, reducido.
4 de mala gana hace el can barbecho glosa un refrán (El perro en el barbecho ladra sin provecho), cuyo sentido es ‘el perro no quiere estar en el barbecho porque no hay caza’.
5 no yerra, ‘no se equivoca’
6 avenirse, conformarse o resignarse con algo.
7 cuando bebe su madeja, ‘cuando chupa el hilo antes de ponerse a hilar’.
8 el sentido del verso es: ‘no se puede hacer otra cosa’.
9 posiblemente, ‘una especie de joya metálica que se cuelga del cuello’.

  Cántica de serrana Cántica de serrana
 
959 Pasando una mañana
por el puerto de Malangosto
salteó me una serrana
a la asomada del rostro:
«Fademaja», dis' «¿dónde andas?
¿Qué buscas o qué demandas
por aqueste puerto angosto?»

960 Díxele yo a la pregunta:
«Vo me fazia Sotosalbos.»
Dis: «El pecado te barrunta
en fablar verbos tan bravos:
que por esta encontrada,
que yo tengo guardada,
non pasan los omnes salvos.»

961 Paróseme en el sendero
la gaha roín heda:
«Alahe», dis', «escudero,
aquí estaré yo queda:
fasta que algo me prometas,
por mucho que te arremetas
non pasarás la vereda.»

962 Díxele yo: «¡Por Dios, vaquera,
non me estorves mi jornada,
tírate de la carrera,
que non tray para ti nada.»
Ella dis: «Dende te torna,
por Somosierra trastorna,
que non avrás aquí posada.»

963 La Chata endiablada,
¡que Sant Illán la confunda!
Arrojóme la cayada
e rodeóme la fonda,
enaventóme el pedrero.
Dis: «¡Por el padre verdadero,
tú me pagarás hoy la ronda!»

964 Fasía nieve e granisaba.
Díxome la Chata luego,
fascas que me amenasaba:
«Págam', si non, verás juego.»
Díxel' yo: «Pardiós, fermosa,
desirvos he una cosa:
más querría estar al fuego.»

965 Dis': «Yo te levaré a casa,
e mostrarte he el camino,
faserte he fuego, e brasa,
darte he del pan e del vino.
¡A la é! Promet’me algo,
e tenerte he por fidalgo.
¡Buena mañana te vino!»

966 Yo, con miedo e arrezido
prometil' una garnacha,
e mandél para el vestido
una broncha et una prancha.
Ella diz: «Dam' más, amigo.
Anda acá, trota conmigo,
non ayas miedo al escacha.»

967 Tomome rezio por la mano,
en su pescueço me puso
como a çurrón liviano,
e levom' lo cuesto ayuso,
«¡Hadeduro! Non te espantes,
que bien te daré que yantes,
como es de la sierra uso.»

968 Púsome mucho aína
en una venta con su enhoto,
diome foguera de encina,
mucho gaçapo de soto,
buenas perdiçes asadas,
fogaças mal amasadas,
et buena carne de choto.

969 De buen vino un quartero,
manteca de bacas mucha,
mucho queso asadero,
leche, natas e una trucha;
dise luego: «¡Hadeduro!,
comamos d'este pan duro
después faremos la lucha.»

970 Desque fui un poco estando,
fuime desatirisiendo,
como me iva calentando,
ansí me iva sonriendo;
oteóme la pastora,
dis': «¡Ya compañero! Agora,
creo que vo entendiendo.»

971 La vaquera traviessa
dis': «Luchemos un rato
liévate dende apriesa,
desvuélvete de aques'hato.»
Por la muñeca me priso,
ove de fazer quanto quiso,
creo que fiz' buen barato.

959 Pasando una mañana
por el puerto de Malangosto
me asaltó una serrana
al asomar yo el rostro:
«Fademaja1», dice «¿adónde vas?
¿Qué buscas o qué demandas
por este puerto angosto?»

960 Le respondí yo a la pregunta:
«Me dirijo a Sotosalbos.»
Dijo: «El pecado te barrunta
a hablar verbos tan bravos2:
que por este paraje,
que yo tengo guardado,
no pasan los hombres a salvo.»

961 Se me paró en el sendero
la deforme ruin fea:
«Por mi fe», dijo, «escudero,
aquí estaré yo quieta:
hasta que algo me prometas,
por mucho que arremetas3
no pasarás la vereda.»

962 Le dije yo: «¡Por Dios, vaquera,
non estorbes mi jornada4,
apártate del camino,
que no traje para ti nada.»
Ella dijo: «Pues, vuelve sobre tus pasos,
por Somosierra regresa,
que no tendrás aquí posada.»

963 La Chata endiablada,
¡que Sant Julián la confunda!
Me tiró el cayado5
y volteó la honda6,
disparándome la piedra.
Dijo: «¡Por el padre verdadero,
tú me pagarás hoy el tributo!»

964 Nevaba y granizaba.
Me dijo la Chata luego,
casi que me amenazaba:
«Págame, si no, verás juego7
Le dije yo: «Por Dios, hermosa,
os he de decir una cosa:
mas querría estar al fuego.»

965 Dijo: «Yo te llevaré a casa,
y te mostraré el camino,
te haré fuego, y brasa,
te daré pan y vino.
¡Por favor! Prométeme algo,
y te tendré por hidalgo.
¡Buena mañana te vino8

966 Yo, con miedo y muerto de frío
le prometí una garnacha9,
y le di para el vestido
un broche y una plancha.
Ella dijo: «De ahora en adelante, amigo.
Anda acá, vente conmigo,
no tengas miedo de la escarcha.»

967 Me cogió fuertemente por la mano,
en su pescuezo me puso
como a un zurrón liviano10,
y me llevó la cuesta abajo,
«¡Desgraciado! Non te espantes,
que bien te daré que yantes11,
como es de la sierra uso.»

968 Me puso mucho pronto
en una cabaña segura,
me dio hoguera de encina,
mucho gazapo de soto12,
buenas perdices asadas,
hogazas mal amasadas,
y buena carne de choto.

969 De buen vino un cuartillo,
manteca de vacas mucha,
mucho queso asadero,
leche, natas y una trucha;
dijo luego: «¡Desgraciado!,
comamos de este pan duro
después haremos la lucha13

970 Desde que fui un poco estando [en la cabaña],
fui entrando en calor,
como me iba calentando,
así me iba sonriendo;
me dijo la pastora,
dijo: «¡Oh compañero! Ahora,
creo que voy entendiendo14

971 La vaquera traviesa
dijo: «Luchemos un rato
levántate de ahí deprisa,
quítate la ropa.»
Por la muñeca me cogió,
tuve que hacer cuanto quiso,
creo que hice buen barato15.

    1 Fademaja, No está claro su significado, en el texto es una forma de saludo. Implica matices como el insulto, la agresividad y la advertencia del peligro.
2 el sentido de los dos versos es: ‘el demonio te anda a la zaga cuando dices estas palabras temerarias’.
1 arremeter, acometer con ímpetu y furia.
2 aquí, jornada debe entenderse como ‘jornada de viaje’.
3 cayado, palo o bastón corvo por la parte superior, especialmente el de los pastores para prender y retener las reses.
4 honda, tira de cuero, o trenza de lana, cáñamo, esparto u otra materia semejante, para tirar piedras con violencia.
5 verás juego significa ‘verás lo que hago contigo’.
6 este verso significa: ‘has tenido buena suerte’.
7 garnacha, vestido, con mangas y un sobrecuello grande, que cae desde los hombros a las espaldas.
8 liviano, de poco peso.
9 yantar, comer.
10 gazapo, cría de conejo.
soto, sitio poblado de árboles y arbustos.
11 la lucha es una referencia metafórica al acto sexual.
12 el verso debe entenderse: “creo que sé lo que quieres”.
13 el verso debe entenderse: “creo que hice un buen papel o un buen negocio”.