Bienvenidos a mi página web

Por petición popular, subo también mi primer relato, Vidas paralelas, candidato frustrado al premio eñe del 2011 por su tamaño (me confundí al leer las bases y tiene el doble de páginas de lo permitido). Este relato ya está cerrado, así que, aunque agradezco las críticas destructivas, no creo que lo revisite.
 

Vidas paralelas

(©Tomás Pallás Aparisi)

 

 

 

 

1

 

 

¿Donde estás? Te busco y no te encuentro. Llevo años buscándote y no estás en ningún lado. Te busco en las páginas blancas, en las páginas amarillas y desde que tengo uso de ordenador en redes sociales, en redes profesionales, con los buscadores… Nada, nichts, rien.

 

Esta noche me siento otra vez delante de la pantalla de ordenador. La misma rutina de siempre. Abro el explorador, entro en Google, tecleo tu nombre.

 

- no la encuentras porque has escrito mal su apellido

 

- lleva hache, pero no intercalada.

 

¿Queréis callaros? No me puedo concentrar cuando habláis, y no es una hache intercalada es una ene. Hernán lleva hache y ene.

 

- pues yo veo que salen muchas Pilar Hernán

 

- espera que falta el segundo apellido, en cuanto teclee Madrid ya no sale nada.


 

 

¡Que pesados os ponéis! ¡Haced el favor de dejarme escribir en paz! Ya está, Pilar Hernán Madrid entre comillas para que Google busque el nombre entero.

 

- c'est impossible!

 

¡Hombre, ya estamos todos! No sabía que te interesaba la informática, Wolfgang. Además ¿por qué me hablas en francés si eres austríaco?

 

- será porque no hablas una palabra de alemán, quizás

 

- o para joder, simplemente.

 

¡Callaos! Dejad que responda él.

 

- no va a hablar ya verás

 

- lo has ofendido otra vez.

 

Demasiado sensible lo veo…

 

- se va, pero deja un recado. Tocas fatal el piano.

 

Muchas gracias, uno menos. ¿Y vosotros no hay nada que os ofenda?

 

- no somos tan "sensibles" como tú dices

 

- creía que Mozart era tu héroe favorito ¿por qué lo tratas tan mal siempre?

 

Admiro sus partituras, no me apetece nada tener el runrún de sus opiniones dieciochescas dentro de mi cabeza. Y ahora me gustaría volver a lo que estaba haciendo antes de vuestras interrupciones.

 

- ¿por qué no contratas un detective privado?

 

- ¿o un anuncio en el periódico? Yo tengo una idea para el texto: "Hombre de 48 años en paro, divorciado dos veces busca mujer rica o económicamente fuerte con fines matrimoniales. Se contestarán todas las cartas" Seguro que cuando Pilar lo lea te llama.

 

No estoy en paro, estoy de baja por enfermedad. Y lo del detective me parece demasiado peliculero.

 

- otro texto para un anuncio "Busco desesperadamente sexo de cualquier descripción. Se contestarán todas las cartas"

 

- ¡Ja ja ja ja ja ja!

 

¡Ya está bien! ¡Me habéis hartado! me voy a tomar la pastilla y vais a desaparecer unas horas.

 

 

 

- no hay huevos…

 

- además, cuando te la tomas te duermes y no vas a poder seguir buscando en Google.

 

Antes de dormirme tengo unos minutos de soledad que pienso aprovechar al máximo. Voila! pastilla ingerida. ¿Por dónde iba?

 

- igual si quitas Pilar de la búsqueda sale algo interesante

 

- seguro que se ha cambiado el nombre la pobre chica, para evitarte ¿comprendes?

 

Mira por donde habéis tenido una buena idea. ¡Joder que sueño! Ya no veo la mitad de la pantalla. A ver, parece que con los apellidos solos sí que sale algo… zzzzzzzzzzzz.

 

 

2

 

Pilar, Pilar. ¡Me alegro tanto de verte! Estás guapísima, no has cambiado nada desde la última vez que nos vimos.

 

- Tú en cambio estás hecho un desastre. Pareces cincuenta años más viejo.

 

Ya. No eres Pilar. Eres una alucinación causada por las drogas. Más concretamente por la pastilla que me tomé ayer por la noche y que me dejó KO a los pocos segundos.

 

- ¡sorpresa!

 

¡Ay no, por Dios! Otra vez vosotros. El efecto de la pastilla me dura cada vez menos y me duermo mucho más deprisa.

 

- vas a llegar tarde al ambulatorio

 

- ayer te quedaste dormido delante del ordenador ¿te acuerdas?

 

Sí, me acuerdo. Bueno, ya seguiré buscando luego. Me voy a duchar que hoy no puedo faltar a la cita con mi encantadora psiquiatra. Me ha amenazado con enviarme la inspección de Trabajo si me salto las visitas.

 

……..

 

Hola Vicente ¿qué tal?

 

Bien, bien, bien. Gracias. ¿Y usted?

 

Bien también. Dígame que ha estado haciendo últimamente.

 

Lo normal doctora, comer, dormir, esto … no sé más.

 

 

 

Relájese por favor y piense en las actividades de la última semana, por ejemplo.

 

Pueeees, ya le digo, todo cosas normales. En fin, normales para alguien que tiene un coro de impertinentes metido en la cabeza y que solo puede hacer callar a base de pastillas.

 

Sigue oyendo voces, a pesar de la medicación. ¿Está respetando la pauta?

 

Las pastillas azules me dan mucho sueño y las rojas no me hacen nada.

 

A ver, los resultados de una terapia son proporcionales a la adherencia al tratamiento por parte del paciente. ¡No ponga cara de no entender! Las pastillas azules dan sueño, es su efecto secundario por eso se recetan a esquizofrénicos paranoides. Las rojas son de cafeína y hay que tomarlas primero, para que vayan haciendo efecto antes de que las azules le produzcan somnolencia. Si se las toma separadas, además de seguir oyendo voces, o se duerme o se sube por las paredes. Dígame algo más, a parte de las pastillas ¿Qué otras cosas hacen que no oiga voces?

 

La música. Escuchar música o tocar el piano. Lo malo es que siempre hay debate antes y después. Casi nunca nos ponemos de acuerdo sobre el disco, la versión, los intérpretes o cuando toco el piano, después viene un foro crítico que me recuerda las notas que he fallado o la falta de expresividad y ritmo en la que incurro con frecuencia.

 

Ah, las voces son melómanas también, curioso. ¿Cuántas hay? ¿Se identifican? Quiero decir, ¿tienen nombre?

 

Ya se lo dije la última vez. Son tres en total. Una tiene nombre y las otras dos son ¿cómo explicarlo? como la voz de la conciencia, pero en borde. Es como cuando la gente se enfrenta a un dilema y oye dos voces, la del bien y la del mal. Pues yo oigo dos voces que me incitan siempre hacia el mal. Y si no tengo un dilema, entonces se dedican simple y llanamente a molestarme. Prefiero no descubrir la identidad de la tercera voz, no es Napoleón si es eso lo que está pensando usted.

 

Tiene que confiar en mi, ya no internamos a gente por que crean ser Napoleón. Además, no es un personaje tan antipático después de todo. Estoy convencida que algún día se revisará su figura histórica y su imagen pública mejorará ostensiblemente. Después de todo, hasta Beethoven le dedicó una sonata ¿no?

 

Vaya, vaya.. así que usted admira la figura histórica de Napoleón. ¡Qué revelador! Beethoven no le dedicó una sonata, le dedicó la tercera sinfonía y cuando se enteró que se había autoproclamado emperador le retiró la dedicatoria. De todas formas tampoco es Ludwig el tercer hombre. Bien mirado igual salía ganando con un intercambio, al menos al ser sordo no apostillaría mis sesiones de piano ni exigiría que las versiones sean fieles al original y no las modernas y chillonas de La Flauta que yo prefiero.


 

¡Aja! La tercera voz es Mozart ¿no?

 

 ¡Mierda! Me ha vuelto a enredar. No es muy ético esto que hace con sus pacientes ¿sabe?

 

- prêcher le faux pour obtenir le vrai

 

- estás bobo, mira que caer en esa trampa

 

- anda cierra la boquita que ya has largado bastante.

 

¡Callaaaaaaaros! ¡Ni en la consulta os podéis comportar! ¡Estoy hasta las narices de vosotros!

 

Cálmese, por favor. Vamos a cambiar de tema. Explíqueme otra vez cual cree usted que es el origen de su problema.

 

Lo tiene en mi historial, doctora. Una sobredosis de LSD. La química de mi cerebro ha cambiado. La sinapsis y todo eso, me lo contó usted misma en la primera sesión.

 

¿Qué le empujó a tomar tanto LSD?

 

También se lo he dicho ya varias veces. Estaba indeciso.

 

¿Qué quiere decir "estaba indeciso"?

 

No sabía que opción elegir.

 

Conozco la definición de la palabra indeciso. Me gustaría que me volviera a explicar el dilema al que se enfrentaba.

 

Dudaba entre pasarme una noche de risas y suicidarme. Decidí comerme tres ácidos y dejar que la naturaleza siguiera su curso. O me moría de la risa, o me moría. No podía imaginar que no me iba a pasar ni lo uno, ni lo otro.

 

Se ha acabado el tiempo, hemos llegado al final de la sesión. ¿Quiere hacerme alguna pregunta?

 

En fin, pues sí. ¿Estoy apto para volver a trabajar, doctora?

 

Le voy a dar otro mes de baja, creo que El Corte Inglés puede pasar treinta días más sin su vendedor estrella de discos clásicos. Déle este volante a la secretaria al salir y pídale cita para el mes que viene. Y no se olvide de seguir escrupulosamente el tratamiento que le he prescrito. Nos veremos en Febrero.

 

Adiós doctora.


 

 

3

 

- ¿de verdad querías volver a trabajar?

 

- era una pose, no sabía por donde salir. De todas formas, no estás preparado para enfrentarte con tu público que tanto te adora y al que tanto debes…

 

Me rindo, no pienso discutir con vosotros. Las sesiones de terapia me dejan agotado. Entreteneos solos un rato. Mejor, os voy a poner música. Hoy elijo yo. Algo alegre, tu concierto número tres para violín y orquesta, Wolfgang. Alegría de la huerta al cien por cien.

 

- qui joue le violon?

 

¿Qué más te da? Alguien doscientos quince años más joven que tú. Me voy a echar una siesta.

……..

 

¿Por qué no estará en Internet? estoy seguro que si meto el nombre de mi abuela en un buscador algo sale: la partida de nacimiento, o el libro de familia o cualquier otro acto civil. Sin embargo de Pilar no sale nada. Un momento, ayer me quedé a mitad buscar usando solo los apellidos. En cuanto me despierte, me pongo delante del ordenador otra vez.

……..

 

¡Hay una entrada! Hernán Madrid, Paqui. Podría ser su hermana ¿no?

 

- ¿pregunta retórica o quieres saber nuestra opinión?

 

Retórica, retórica. A ver que sale si pincho en la línea azul… "Paqui Hernán Madrid está en Facebook, únete a Facebook para conectarte con ella, bla, bla, bla".

 

Ya está. Le he enviado una invitación para que seamos amigos en el Caralibro. Ahora, a esperar que me conteste.

 

- tendrás que rellenar un poco tu perfil de Facebook, que no has puesto ná de ná

 

- sí, la gente normal desconfía de los que piden información personal pero no enseñan la suya.

 

Vale, vale. Luego rellenaré mi perfil, hasta ahora no ha hecho falta. Para departir con otros musicópatas no se necesita precisar el estado civil, número de hijos, mascotas, etc.

 

- no entiendo tu obsesión con Pilar

 

- ¿no has tenido bastantes disgustos con tus dos divorcios?

 

- aaaah les femmes!

 

Con Pilar es distinto. Pilar es mi utopía. Otros tienen las revoluciones fallidas, las que no han dado tiempo a desilusionar por ser causas perdidas, yo tengo a Pilar.

 

 

 

- o sea que lo tuyo con Pilar es platónico

 

- no quieres llevártela a la cama.

 

Tampoco es eso …

 

- ya, no vas a meterle mano, a menos que sea imprescindible.

 

No lo podéis entender. Ser espíritus burlones tiene sus limitaciones. No llegáis a ver los matices. Para vosotros, solo existe el interés propio o el altruismo. Las relaciones humanas son más complicadas. Suele haber un poco de los dos. A ver, a ver… parece que hay movimiento en Facebook. Paqui, ha contestado a mi petición:

 

"Hola Vicente, ¿cómo estás? Sí que me acuerdo de ti, llevabas a Pilar en Vespa y os veía desde el balcón de casa de mis padres. Ufff hace un montón de años de eso. Pilar está bien. Le digo que te llame porque ella no tiene Facebook. Besos. Paqui"

 

- ya tienes lo que querías, Pilar está bien

 

- sí, ahora déjala estar, que si no te ha visto en todo este tiempo es porque no te ha echado mucho de menos.

 

Pilar está bien. Pilar está bien. Pilar está bien. ¿Pilar está bien? ¿Qué habrá querido decir?

 

- ha querido decir que no está mal, vamos que está cuerda, no como otros…

 

- ¿qué parte de la frase no has entendido?

 

No sé, me parece enigmática. En estos tiempos de exageración decir que alguien está "bien", solamente "bien", me intriga. Quiere decir que ha estado mal y ahora se está recuperando o que está mal todavía pero me da las malas noticias poco a poco, o que …

 

- lo tuyo es onanismo mental. Paqui ha dicho que su hermana está bien, no necesita exégesis.

 

No lo tengo tan claro. Pero, no me queda otra opción que esperar a que me llame. Entretanto, ¿hacemos algo lúdico?

 

- Siiiiiiiiiiiiií, pon la tele un rato

 

- mejor llévanos al cine

 

- ou un concert de musique classique.

 

Tendrá que ser algo que podamos hacer en casa, que no quiero más numeritos en espacios públicos. La última vez que fuimos al cine, no pasamos de la tienda de palomitas por la bronca que montasteis. A estas horas solo hay tele-basura. ¿Hace una partida de monopoly?


 

- si no hay más remedio…

 

- pero no hagas trampas con la banca, como de costumbre.

 

No vamos a dejar que Wolfgang lleve la banca, no tiene un historial muy presentable en ese aspecto. Empiezo yo, que para algo soy el jefe aquí….

 

 

4

 

No tenía que haberme apostado nada con vosotros, siempre pierdo.

 

- aaaaah se siente

 

- demasiado tarde para arrepentirse, podía ser peor. Podía haber ganado Wolfi.

 

Ya, en ese caso no me presento a la cita con Pilar. Después de tanto tiempo si le hablo en francés, huye de mi despavorida.

 

- después de llamar a los loqueros.

 

Esperad, tengo un mensaje en el móvil: "Hola Vicente, te he llamado pero no contestabas. Podemos quedar a tomar algo en el Café Lisboa. Yo vendré con toda mi tropa que los domingos no se pueden quedar con nadie. Un beso"

 

- tú también vas con toda tu tropa.

 

A la fuerza ahorcan. Hasta que no me cure, estoy encadenado a vosotros.

 

- además vamos a hablar por ti, que has perdido la apuesta.

 

Vale, pero no digáis burradas. Yo podré pasar todo el tiempo llenándome las pupilas con la imagen radiante de Pilar en persona, sin el incordio de tener que mantener una conversación mínimamente interesante.

……..

 

Bueno, ya está. Hemos pasado dos horas con Pilar y su familia y todo ha ido bien. Hacedme un resumen de la conversación, yo estaba muy ocupado videando sus almendrados ojos.

 

- le hemos contado que estás casado y que tienes tres hijos como ella, que se llaman igual que los suyos y tienen las mismas edades.

 

¿Y qué ha dicho?

 

- que es muy curiosa la casualidad y que habéis llevado vidas paralelas.

 

¡Pues la habéis liado parda!


 

- que no, que no. Pilar estaba contenta de verte

 

- ¿crees que la verdad le hubiera gustado más?

 

Probablemente no. ¿Qué le habéis dicho al final que se ha reído tanto?

 

- si un día necesitas un transplante de órganos llámame.

 

¡Genial! ¿Y ahora que hago? con vuestra inestimable participación la he cagado totalmente.

 

 

5 y conclusión

Eres un excéntrico, Vicente.

 

Tú tampoco estás mal. Eres el único camello experto en música antigua que conozco.

 

Hay ocupaciones peores.

 

Abogados y psiquiatras por ejemplo. ¿Tienes lo que te he pedido?

 

Me ha costado conseguirlo. Dime que es lo que quieres hacer exactamente.

 

Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. Tus tres tripis con el dibujo de un bemol me han encerrado en una escala de re menor. Para salir de ella necesito pasar a una escala de re mayor, por sustitución ¿comprendes? Si me meto el equivalente en sostenidos, desaparecen las voces malignas y entra en escena una voz benigna.

 

¿De quién es la idea?

 

¿De quién va a ser? Debes ser el único musicópata que no sabe la respuesta. Don Giovanni canta en re mayor y Doña Ana en re menor.

 

Ya sabes que yo no escucho música moderna. Aún y así, tengo la impresión que tienes los papeles cambiados. Don Juan es el malo de la historia ¿no?

 

Hay división de opiniones al respecto. Venga, enséñame la mercancía.

 

Primero tú, abre la bolsa a ver lo que te has agenciado.

 

Vamos a ver, Tres Libros de Música de Alonso Mudarra, interpretado por Private Musicke, sello Accent en vinilo importado, por así decirlo, de Austria. Eraclito Amoroso de Barbara Strozzi en Super Audio CD, sello Linn. Un DVD de la ópera Perseo de Lully editada por EuroArts muy difícil de encontrar y por último Elogio de la Locura, intérpretes The Greenwood Consort, sello Titanic Records, también en vinilo y del gordito, mira como pesa el condenado. No me había fijado en la pertinencia de este último artículo. Como observarás, género de primera calidad.


 

Mola, me lo quedo todo. Ahí van los bichos. Haz el favor de tomar precauciones por si te da un telele. Que no tengan que llevarte a urgencias los basureros como la última vez.

 

Sabio consejo, hermano. Lo tendré en cuenta. Ale, a disfrutar.

 

……..

 

Ha llegado la hora de despedirse. Si mis planes salen bien, dentro de unas horas estaré a solas con Pilar.

 

- ¿estas seguro de lo que vas a hacer?

 

- c'est une bonne idée, je trouve

 

- te fías más de Wolfgang que de nosotros.

 

Nos os vais a poner celosos a estas alturas. En fin, no puedo decir que os voy a echar de menos pero sí que hemos pasado algunos buenos ratos.

 

- tú sabrás lo que haces

 

- ¿qué será de nosotros?

 

Seguro que encontráis alguna cabeza que invadir. Alienados no deben faltar en una ciudad tan neurótica como ésta.

 

……..

 

 

He perdido la noción del tiempo, el reloj marca las diez pero no sé si son de la mañana o de la noche. No hay nadie aquí que me saque de dudas. Eso quiere decir que… ¡estoy solo! ¡Qué alivio!

 

- solo, solo del todo no estás. Son las diez de la mañana

 

!!!Pilar!!!

 

- la misma que viste y calza

 

¿Y ahora que hacemos?

 

- dame le mano, vamos a dar un paseo por el Retiro, hace buen día y me apetece oler las rosas

 

Pero si estamos en Febrero

 

- ya es primavera, Vicente

 

Tienes razón Pilar, ¡ya es primavera en el Corte Inglés!

 
 
 
Segundo relato terminado en 2011 y de tema distinto a Vidas Paralelas
 
 
My name is Lola

 

 

 

 

Jon

 

Todos los días la misma monserga. Somos ciento y la madre en la parada del tranvía, hay pocos asientos libres y nos tenemos que pelear por ellos. Poco importa la edad, sexo, o estado de salud, el primero que llega lo conquista y lo defiende con uñas y dientes.

 

He de admitir que yo no soy una excepción. Me justifico por mi avanzada edad. Los más jóvenes pueden ir de pie que yo estoy a punto de cumplir cincuenta primaveras.

 

Me aposento en uno de los sitios libres décimas de segundo antes de que una adolescente lo haga. Me dirige una mirada no de odio, como yo hubiera esperado, sino de desesperación. Lo siento querida no estás embarazada, ni tienes ninguna justificación física para que te ceda la silla. Se queda de pie delante de mí, el tranvía arranca y el movimiento brusco le obliga a agarrarse de uno de los estribos que cuelgan de la barra pegada al techo.

 

Esta vez me siento culpable. He sido mezquino. La chica no debe estar muy bien. También me intriga que no me haya insultado, me hubiera sentido mejor si lo hubiera hecho. En fin, voy a esperar un par de paradas y le cedo el sitio. Tampoco hay que exagerar la cortesía.

 

De repente, deja caer el bolso al suelo, pone los ojos en blanco y se desploma delante de mí. Lentamente, como queriendo acostarse. Parece más un movimiento de ballet que un desmayo.

 

Yo soy el primero en reaccionar, probablemente porque los demás viajeros ya estaban ocupados en otras cosas mientras yo todavía le daba vueltas a mi reprobable acción.

 

La sujeto por la espalda y levanto un poco su cuello con toda la delicadeza que puedo. Tiene la mirada perdida. Con la ayuda de otro viajero, logro alzarla y sentarla en el sitio que he dejado libre.

 

- La están agobiando, lo que necesita es un poco de aire fresco.

 

- Le ha dado una lipotimia, lo que necesita es azúcar.

 

- A saber lo que llevará en el cuerpo, no es un desmayo normal

 

Siempre hay un coro de expertos dispuestos a ayudar en situaciones como esta.

 

El revuelo es suficiente para que el conductor pare el tranvía y abra las puertas. El aire fresco que entra por ellas espabila un poco a la chica que nos mira con cara de sorpresa. Los antes mencionados expertos pasan del diagnóstico al interrogatorio, el agobio al que la someten es tan intenso que empieza a afectarme a mí también.

 

Siguiendo un impulso raro en mí, le doy la mano y salimos del tranvía, cruzamos la calle y nos sentamos en un banco del parque. En todo este rato no ha dicho ni una palabra.

 

- Si crees que estoy ayudándote porque siento una irreprimible atracción sexual por ti ¡estás en lo cierto!

 

No hay reacción, sigue muda. Las burradas tampoco la alteran.

 

Pasa el tiempo y seguimos aquí, mirándonos como dos tontos sin decirnos nada. Me pregunto si es extranjera. Si lo es ¿qué hace una chica joven en Sarajevo en plena guerra con Serbia?

 

Toni

 

- ¡Hola muñeca! ¿Te está aburriendo este tipo? Deberías hablar conmigo, soy de otro planeta. ¿Quieres ver mi nave espacial?

- Toni eres patético. Además ¿para eso usas los libros de la biblioteca? ¿Para plagiar frases y usarlas para ligar?

- La literatura para el que se la trabaja.

- Pues a ver qué sacas tú en claro que yo no le he arrancado una palabra. Te la cedo enterita Sir Lancelot. ¡Buena suerte!

- Adiós Jon, vete al instituto que tus alumnos seguro que te echan de menos. Eso si hay algún loco como tú que sale de su escondite para ir a clase. ¡Con la que está cayendo!

- ¿Dónde estábamos? Tomo tu mano Ginebra y la pongo en mi corazón, siente batir el pulso de Camelot en mi pecho. Solo te besaré otra vez si me lo pides. Bueno, técnicamente no debería decir otra vez porque todavía no te he besado, pero creo recordar que la frase de Lancelot decía eso exactamente.

A estas alturas ya debería haber hecho algo. Solo me mira con los ojos muy abiertos y deja la mano muerta sobre la mía. Igual es no es bosnia.

- Do you speak English?

Tampoco. ¿Será muda? Voy a comprobarlo…

Voilà! Mi nave espacial, para este tipo de misiones secretas, adquiere la forma de una Vespa. Sube, sube no tengas miedo. Soy un experto en esquivar los agujeros de obús en la calzada y una de las ventajas de la guerra es que el tráfico es muy ligero.

 

Marisa

 

- Hola Toni ¿cómo está el golfo de mi hermanito? Vienes acompañado ¿no vas a presentarme a tu amiga?

- Me gustaría hermana, pero me temo que va a ser un poco difícil, no habla.

- Déjamela a mí, voy a ver si puedo ayudarla. Tú puedes volver a jugar a fútbol con los zánganos de tus amigos. Deduzco por la expresión de tu cara que no puedes volver, ya la has paseado y te has pavoneado con ella y ahora te da vergüenza volver solo. ¡Ay, te conozco más que si te hubiera parido!

- Bueno, vamos a dar un paseo los tres. No creo que el ambiente de un hospital sea el más propicio para que nos cuente lo que le pasa. Aprovecha para hacer la compra que tenemos la despensa vacía.

- De acuerdo, vamos andando al mercado. Igual el bullicio la estimula y nos cuenta algo de su vida.


 

BRUTAL ATAQUE EN SARAJEVO

 

Agencias, 5 de febrero de 1994 - La explosión de un obús de grueso calibre en un mercado del centro de Sarajevo provocó ayer al menos 69 muertos y 206 heridos, convirtiéndose en la mayor masacre ocurrida en esta ciudad desde que fue sitiada por los serbios. Charcos de sangre eran visibles aún en el mercado de Markale, cerca de la catedral, donde ocurrió la masacre. Los testigos que llegaron al lugar poco después de la explosión relataron que habían visto restos humanos esparcidos a todo lo ancho del mercado.

Fuerzas del gobierno bosnio (musulmanes) aseguraron que el proyectil vino de las posiciones serbias que desde las colinas mantienen un rígido cerco contra la ciudad desde hace año y medio Sin embargo, el estado mayor de los serbios bosnios aseguró que el horrendo crimen era una maniobra de los musulmanes para precipitar los bombardeos de la OTAN contra sus milicias.

La explosión de un obús de grueso calibre en un mercado del centro de Sarajevo provocó ayer al menos 69 muertos y 206 heridos, según un cómputo oficial provisional.

En el hospital de Kosevo, el principal de la ciudad, los heridos estaban instalados en los pasillos y las enfermeras volvían el rostro para que los familiares de los pacientes no las vieran llorar.

Una de las víctimas sin identificar es una joven de unos 20 años. Llevaba un bolso negro y una nota en la que decía que se llamaba Lola y que venía a Sarajevo a terminar sus días. Hasta la fecha nadie ha reclamado su cuerpo.

 

My body is a cage

That keeps me from dancing with the one I love

But my mind holds the key

 

I'm living in an age

That calls darkness light

Though my language is dead

Still the shapes fill my head

 

You're standing next to me

My mind holds the key

 

Set my spirit free

Set my body free

 

 

My body is a cage – letra y música de Arcade Fire. Cortesía de Merge Records.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments