Salmo del dia‎ > ‎

Oficio 6 Marzo-Vkiernes

Oficio...

Señor, ¿cuándo vas a mirarlo?
Defiende mi vida de los que rugen,
mi único bien, de los leones,

y te daré gracias en la gran asamblea,
te alabaré entre la multitud del pueblo.

Que no canten victoria mis enemigos traidores,
que no se hagan guiños a mi costa
los que odian sin razón.

Señor, tú lo has visto, no te calles;
Señor, no te quedes a distancia;
despierta, levántate, Dios mío;
Señor mío, defiende mi causa.
Júzgame tú según tu justicia.

Que cantes y se alegren
los que desean mi victoria;
que repitan siempre: "Grande es el Señor",
los que desean la paz a tu siervo.

Mi lengua anunciará tu justicia,
todos los días te alabaré

Del libro del Deuteronomio
15, 1-18

En aquellos días, Moisés dijo al pueblo estas palabras:

"Cada siete años haras la remisión. Así dice la ley
sobre la remisión: "Todo acreedor condonará la deuda
del préstamo hecho a su prójimo; no se apremiará a su
prójimo, porque ha sido proclamada la remisión del
Señor." Podrás apremiar al extranjero, pero lo que ha-
yas prestado a tu hermano lo condonarás.

Es verdad que no habrá pobres entre los tuyos, por-
que te bendecirá el Señor, tu Dios, en la tierra que el
Señor, tu Dios, va a darte para que la poseas en heredad,
a condición de que obedezcas al Señor, tu Dios, ponien-
do por obra este precepto que yo te mando hoy. El Se-
ñor, tu Dios, te bendecirá como te ha dicho: tú prestarás
a muchos pueblos y no pedirás prestado, dominarás a
muchos pueblos y no serás dominado.

Si hay entre los tuyos un pobre, un hermano, en una
ciudad tuya, en esa tierra tuya que va a darte el Señor,
tu Dios, no endurezcas el corazón ni cierres la mano a
tu hermano pobre. Ábrele la mano y prestale a la me-
dida de su necesidad. Cuidado, no se te ocurra este pen-
samiento rastrero: "Está cerca el año séptimo, año de
remisión", y seas tacaño con tu hermano pobre y no le
des nada, porque apelará al Señor contra ti, y resultarás
culpable. Dale, y node mala gana, pues por esa acción
bendecirá el Señor, tu Dios, todas tus obras y todas tus
empresas. Nunca dejará de haber pobres en la tierra;
por eso yo te mando: "Abre la mano a tu hermano, al
pobre, al indigente de tu tierra."

Si se te vende tu hermano, hebreo o hebrea, te ser-
virá seis años, y al séptimo lo dejarás ir en libertad.
Cuando lo dejes irse en libertad, no lo despidas con las
manos vacías: cárgalo de regalos de tu ganado, de tu
era y tu lagar, y le darás según te haya bendecido el
Señor, tu Dios. Recuerda que fuiste esclavo en Egipto
y que el Señor, tu Dios, te redimió; por eso yo te im-
pongo hoy esta ley. Pero si él te dice: "No quiero mar-
charme, porque me he encariñado contigo y con tu casa"
--porque le iba bien contigo--, coge un ppunzón, clávale
la oreja a la puerta y será tu esclavo para siempre, y
lo mismo harás con tu esclava. No te parezca muy duro
dejarlo irse en libertad; el haberte servido seis años
equivale al salario de un jornalero, y además el Señor,
tu Dios, bendecirá cuanto hagas."

Responsorio

R. Amad a vuestros enemigos; haced el bien, y prestad
sin esperar nada a cambio; sed misericordiosos,
como es misericordioso vuestro Padre.

V. Perdonad y sereis perdonados, dad y se os dará

R. Sed misericodiosos, como e misericodioso vues-
tro Padre.

SEGUNDA LECTURA

Del Espejo de caridad, del beato Elredo, abad.

La perfección de la caridad consiste en el amor a los
enemigos. A ello nada nos anima tanto como la consi-
deración de aquella admirable paciencia con que el más
bello de los hombres ofreció su rostro, lleno de hermo-
sura, a los salivazos de los malvados; sus ojos, cuya mi-
rada gobierna el universo, al verlo con que se los taparon
los inicuos; su espalda a los azotes; su cabeza, venerada
por los principados y potestades, a la crueldad de las
espinas; toda su persona a los oprobios e injurias; aque-
lla admirable paciencia, finalmente, con que soportó la
cruz, los clavos, la lanzada, la hiel y el vinagre, todo
ello con dulzura, con mansedumbre, con serenidad. En
resumen, como cordero llevado al matadero, como ove-
ja ante el esquilador, enmudecía y no abría la boca.

¿Quién, al oír aquellas palabras, llenas de dulzura,
de amor, de inmutable serenidad: Padre, perdónalos, no
se decide al momento a amar de corazón a sus enemi-
gos? Padre --dice--perdonalos, ¿Puede haber una ora-
ción que exprese mayor mansedumbre y amor?

Hizo más aún: le pareció poco orar; quiso también
excusar, "Padre --dijo--, perdónalos, porque no saben
lo que hacen.
Su pecado ciertamente es muy grande.
Padre, perdónalos. Me crucifican, es verdad, pero no sa-
ben a quién crucifican, porque, si lo hubieran conocido,
nunca hubieran crucificado al Señor de la gloria; por
eso, Padre, perdónalos. Ellos me creen un transgresor
de la ley, un usurpador de la divinidad, un seductor del
pueblo. Les he ocultado mi faz, no han conocido mi
majestad; por eso, Padre, perdónalos, porque no saben
lo que hacen."

Por tanto, que el amor del hombre a sí mismo no se
deje corromper por las apetencias de la carne. Para no
sucumbir a ellas, que tienda con todo su afecto a la
mansedumbre de la carne del Señor. Más aún, para que
repose de un modo más perfecto y suave en el gozo del
amor fraterno, que estreche también a sus enemigos
con los brazos de un amor verdadero.

Y, para que este fuego divino no se enfríe por el im-
pacto de las injurias, que mire siempre, con los ojos
de su espíritu, la serena paciencia de su amado Señor y
Salvador.

Responsorio

‏‎‎‏‎‎‎‏‏‏‏‏‎‎‏‎‎‎‏‏‎‏‏‏‎‏‎‏‏‏‎‎‏‎‎‎‏‎‏‎‏‎‎‏‏‏‏‎‏‎‏‏‎‏‎‎‎‏‎‏‏‎‎‏‏‎‎‎‎‎‎‏‏‏‎Rey mio y Dios mío

R. SE entregó a sí mismo a la muerte y fe contado
entre los malhechores; él tomó sobre sí el peca-
do de las multitudes e intercedió por los pecadores.

V. Jesús decía: "Padre, perdónalos, porque no saben
lo que hacen."

R. Él tomó sobre sí el pecado de las multitudes e in-
tercedió por los pecadores.

ORACIÓN.

Oremos:
Señor, haz que tu pueblo vaya penetrando debida-
mente el sentido de la Cuaresma y se prepare así a
las fiestas pascuales, para que la penitencia corporal,
propia de este tiempo, sirva para la renovación espi-
ritual de todos tus fieles. Por nuestro Señor Jesucris-
to, tu Hijo. -------------------------------------------------



respuestas....................

Antes..dijo Galeón:

 

Mira hermano, cuando la ingenuidad es tan consentida como la tuya, entonces se convierte en hipocresía, - ya sea ésta consciente o inconsciente-, y la hipocresía es un pecado muy grave.  Tan grave, que bajo ciertas circunstancias NO TIENE PERDÓN. Mt. 12,22 ss.

 

Pues si tú engañas a otros - con tus teorías que sabes que no son ciertas -, y éstos a otros másAl final no vas a poder controlar a donde van a parar tus palabras - TUS TEORÍAS - (QUE TÚ SABES BIEN QUE NO SON CIERTAS), y no tendrá perdón, pues para ser perdonados hay que reaparar en la manera de lo posible... Y ya no vas a poder reparar.

 

YO NO ESTOY JUZGANDO A  NADIE, - SON TEORÍAS, FANTASÍAS TUYAS -, SOLO ESTOY INFORMANDO DE LO QUE HAY, Y QUE TÚ NO QUIERES VER, PORQUE TE DUELE, PREFIERES MANTENERTE EN LA OSCURIDAD, PUES A LA LUZ DE LA VERDAD EVANGÉLICA TU TEORIAS ERRADAS NO SE SOSTIENEN.

Es decir: el que juzgas eres tú, diciéndome: "
Eres violento y justiciero…."  Pero debes saber que tu veneno a mí no me hiere. Tus palabras en ti quedan.

Tú me juzgas, cuando yo solo INFORMO. Bueno, allá tú. A mí ni me va ni me viene.

Yo no soy tan ingénuo para creer en tus TEORÍAS ERRADAS... Se salvará el que permanezca fiel a la sana doctrina!!!!!

Además, que desde el punto de vista católico - y ahí te tricionas - no tienen ni pies ni cabeza. Tú dices:

"NO NOS SALVAN NUESTRAS OBRAS SINO QUE CREEMOS MAS BIEN QUE NOS SALVAMOS

POR CREER EN CRISTO RESUCITADO."

Eso es lo que dijeron los protestantes. Esto de católico no tiene ni el nombre. Son fantasías tuyas. No sabes ni lo que dices.

Te salvarás por tus obras, y te condenarás por tus obras, y las tuyas no son buenas con estas confusiones que tratas de inculcarme.
Esta es la verdadera violencia... QUE TÚ TRATAS DE EJERCER SOBRE MÍ, pero ya te dije:

TU VENENO A MÍ NO ME TOCA. TUS PALABRAS EN TÍ QUEDAN.

Y esto no es juzgarte, no es emitir un juicio, sino una CONSTATACIÓN.

 

 

----- Original Message -----

From: Orange

To: 'galeon'

Sent: Monday, March 09, 2009 5:48 PM

Subject: RE: MISA DE CARNAVAL - Contra factum non argumentum est.

 

Por qué sólo ves los pecados de los otros?............Las pruebas, los videos,,,---- muchos asaltarán el rebaño, pero el que permanezca fiel se salvará….pero fiel a los que tu llamas teorías……….MI FE NO ES UNA TEORÍA. Sino conocer a Cristo Hijo de Dios que bajó del cielo para salvar a los pecadores..Crees esto?  Convertíos y creed en el Evangelio, es lo que clama Cristo….pero hermano mucho me temo que tú eso no lo oyes….porque no reconoces “tus pecados”. Eres violento y justiciero….y la justicia sólo es de Dios…… Sepas, como dice S. Pablo….que no hay que precitarse en el juicio…porque el juicio es de Dios…..”CUANDO VENGA CRISTO PONDRÁ AL DESCUBIERTO EL SECRETO DE LOS CORAZONES Y CADA UNO RECIBIRÁ SEGÚN SUS OBRAS…………….pero hasta ahora sólo en visto en ti al que se arroga el poder de juzgar a los demás.

Crees que somos tontos…..y no vemos lo que pasa…. Pero Cristo nos ha mandado “no juzgar”, sino “predicar” la Buena Nueva del reino que es RECIBIRLO A EL COMO UNICO SALVADOR,  NO NOS SALVAN NUESTRAS OBRAS SINO QUE CREEMOS MAS BIEN QUE NOS SALVAMOS POR CREER EN CRISTO RESUCITADO.

Ya veo que tu a esto lo llamas  “teorías”….la realidad es el “pecado que muestras….y no sólo eso…sino que pasas a juzgarlo…..pues con la “misma medida que midáis os medirán.

 

La Paz.

 

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------Mi fe es una experiencia de vida que Dios me ha regalado. Yo confieso a Cristo con mis labios públicamente y Creeo en mi Corazón que El es el Señor…que bajó del cielo para “salvar a los pecadores”…y el primero de ellos soy yo.

 

Mira, hermano, tu corazón. Pues donde está tu tesoro allí está tu corazón. Lo que nos salva es hacer la Voluntad de Dios y lo primero que nos manda es: Esta es la Voluntad de Dios: que creáis en el que El os ha enviado: Cristo. No son los protestantes los que lo dicen así. Lo dice Cristo, lo dice la Palabra, lo dicen los apóstoles, lo dice San Pablo, ,lo dice Santiago…..

Es verdad que la Iglesia y yo con ella decimos y -------por las obras……pero son las Obras que nacen de la fe auténtica. El árbol bueno da frutos buenos…..pero el árbol tiene que ser bueno……..el árbol malo da frutos malos….son los que “dicen tener fe”….pero no lo muestran en sus obras. Así que   por los frutos los conoceréis……….pero el sarmiento que no está unido a la “Vid”  no puede dar fruto.

 

Mira hermano, una vez ya te dije: “Te he dicho lo que tenía que decirte”. Yo no pretendo nada de ti….nada absolutamente….si me mueve algo  a escribirte de nuevo no es más que el Amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones. Yo no te he juzgado para nada….sino que al hilo de tu mención sobre la “corrección fraterna” he querido ver “como era tu corazón”…..que por otra parte ya lo habías dado a conocer sin saberlo: Sólo tienes que repasar todos los correos que me has mandado….si  los repasas verás que no sólo son “constataciones”…..sino insultos gratuitos por todas partes------ y sentencias de muerte contra todos los pecadores…..menos para ti. Ya te dije una vez Galeón……si estás de pie mira no caigas…..y respondiste con violencia……….repásolo y mira tu corazón: Pues delante de Dios todos somos pecadores, debemos acusarnos primero de nuestros pecados y pedir perdón para nosotros y para todos los hombres: ¡Padre perdónales, porque no saben lo que hacen!

Misericordia quiero, que no sacrificio. Recuerda la oración del publicano….porque él salió justificado ¿por qué? Por que nuestra justicia no son “nuestras obras”, sino la fe en Cristo Jesús, El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. El único nombre que se nos ha dado para salvarnos……….porque si son “tus obras” las que te salvan…¿para qué Cristo?

Si ha esto llamas “veneno” es que, hermano, estás ciego. Así que no pretendo ningún mal para ti, de ninguna manera, nada más lejos de mi que hacerte mal, juzgarte, amenazarte, ni nada por el estilo. Me ha parecido conveniente hablarte según me ha inspirado el Señor, Mi Dios y mi Salvador …..porque Yo era como tú te das a conocer….através de esa cólera que te domina y que muchas veces no puedes reprimir. Si a alguien estoy juzgando es “a mi mismo”, por ver si te hace algún bien……pues veo que estás alejado de la misericordia: Sed misericordiosos como vuestro Padre Celestial es misericordioso que hace salir el Sol…..sobre buenos y malos…sobre justos e injustos…….Los Mansos heredarán la tierra……..los limpios de corazón verán a Dios….en su historia, en su vida…….

Bendigo a Dios en mi vida…..pues Él todo lo ha hecho bien conmigo.

Por hoy…….me basta con enviarte un salmo -36-….léelo atentamente…pues es una carta de tu Padre Dios para ti-------(BeneXVI)----Es una maravilla de   sabiduría:

Ant. 1 Encomienda tu camino al Señor, y él actuará.

- Salmo 36 -
--I--

No te exasperes por los malvados,
no envidies a los que obran el mal:
se secarán pronto, como la hierba,
como el césped verde se agostarán.

Confía en el Señor y haz el bien,
habita tu tierra y practica la lealtad;
sea el Señor tu delicia,
y él te dará lo que pide tu corazón.

Encomienda tu camino al Señor,
confía en él, y él actuará:
hará brillar tu justicia como el amanecer;
tu derecho, como el mediodía.

Descansa en el Señor y espera en él,
no te exasperes por el hombre que triunfa
empleando la intriga:

cohibe la ira, reprime el coraje,
no te exasperes, no sea que obres mal;
porque los que obran mal son excluidos,
pero los que esperan en el Señor poseerán la tierra.

Aguarda un momento: desapareció el malvado,
fíjate en su sitio: ya no está;
en cambio los sufridos poseen la tierra
y disfrutan de paz abundante.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. 1 Encomienda tu camino al Señor, y él actuará.

Ant. 2 Apártate del mal y haz el bien; al honrado lo
sostiene el Señor.

--II--

El malvado intriga contra el justo,
rechina sus dientes contra él;
pero el Señor se ríe de él,
porque ve que le llega su hora.

Los malvados desenvainan la espada,
asestan el arco,
para abatir a pobres y humildes,
para asesinar a los honrados;
pero su espada les atravesará el corazón,
sus arcos se romperán.

Mejor es ser honrado con poco
que ser malvado en la opulencia;
pues al malvadose se le romperán los brazos,
pero al honrado lo sostiene el Señor.

El Señor vela por los días de los buenos,
y su herencia durará siempre;
no se agostarán en tiempos de sequía,
en tiempo de hambre se saciarán;

pero los malvados perecerán,
los enemigos del Señor
se marchitarán como la belleza de un prado,
en humo se disiparán.

El malvado pide prestado y no devuelve,
el justo se compadece y perdona.
Los que el Señor bendice poseeen la tierra,
los que él maldice son excluidos.

El Señor asegura los pasos del hombre,
se complace de sus caminos;
si tropieza, no caerá,
porque el Señor lo tiene de la mano.

Fui joven, ya soy viejo:
nunca he visto a un justo abandonado,
ni a su linaje mendigando el pan.
A diario se compadece y da prestado;
bendita será su descendencia.

Apártate de mal y haz el bien,
y siempre tendrás una casa;
porque el Señor ama la justicia
y no abandona a sus fieles.

Los inicuos son exterminados,
la estirpe de los malvados se extinguirá;
pero los justos poseen la tierra, la habitarán por siempre jamás.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

................................................................................................ 

Comments