La Nueva Creación.







El que es de Cristo


 es una 


criatura nueva; 



lo antiguo ha pasado,


 lo nuevo ha comenzado 



(2Co 5,17)






  



Felices los que, poniendo su esperanza en la 

cruz, se sumergieron en las aguas del 

bautismo 

(autor anónimo del siglo II)





Será como un árbol 
plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón
y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin.


Himno de Laudes:


Por él, en cuya sangre se lavan los pecados,
estamos a tus ojos recién resucitados
y plenos en su plenitud.

Y, con el gozo nuevo de la criatura nueva,
al par que el sol naciente, nuestra oración se eleva
en nombre del Señor Jesús. Amén






Salvados por Cristo, somos una Nueva Creación.

en Él Dios ha renovado todas las cosas,......



pues este era el Plan ocultado antes.....

           
                               ...pero que, ahora, se nos ha manifestado a nosotros en Cristo:




"RECAPITULAR EN CRISTO TODAS LAS COSAS DEL



 CIELO Y DE LA TIERRA"...




......plan preparado desde toda la Eternidad.






Plan preparado con amor y con paciencia....


Sb 15,1.3

Tú, Dios nuestro, eres bueno y fiel, tienes mucha paciencia y gobiernas el universo con misericordia. Conocerte a ti es justicia perfecta, y 

acatar tu poder es la raíz de la inmortalidad.





En Cristo, nuestra Victoria,  somos una nueva Creación: 


Pero, ahora, el verdadero fruto que acepta el Padre es nuestra fe en su Hijo predilecto,

 la fe que vence al mundo y al maligno





Plan revelado, no con fábulas, sino a plena luz...escuchado con nuestros oídos, visto con nuestros ojos..........



II Pedro 1: 16 - 19 


16 Os hemos dado a conocer el poder y la Venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas ingeniosas, sino después de haber visto 

con nuestros propios ojos su majestad. 

17 Porque recibió de Dios Padre honor y gloria, cuando la sublime Gloria le dirigió esta voz: 



«Este es mi Hijo muy amado en quien me complazco.» 



18 Nosotros mismos escuchamos esta voz, venida del cielo, estando con él en el monte santo. 

1
9 Y así se nos hace más firme la palabra de los profetas, a la cual hacéis bien en prestar atención, como a lámpara que luce en lugar oscuro, 

hasta que despunte el día y se levante en vuestros corazones el lucero de la mañana.


----------- 


.
..y que por la fe da pie a una nueva vida, una nueva manera de vivir...

Efesios 4: 17, 20 - 24 17

 Os digo, pues, esto y os conjuro en el Señor, que no viváis ya como viven los gentiles, según la vaciedad de su mente, .......

20 Pero no es éste el Cristo que vosotros habéis aprendido, 21 si es que habéis oído hablar de él y en él habéis sido enseñados conforme a la verdad de 

Jesús 22 a despojaros, en cuanto a vuestra vida anterior, del hombre viejo que se corrompe siguiendo la seducción de 

las concupiscencias, 23 a renovar el espíritu de vuestra mente, 

(23 para renovarse en lo más íntimo de su espíritu)



24 y revestirse del hombre nuevo, 



creado a imagen de Dios



 en la justicia y en la verdadera santidad.





        Al comenzar el adviento, la Iglesia ya pone antes nuestros ojos la realidad del plan de Salvación que Dios, Nuestro 

Padre, tenía preparado, para que todo aquel que RECIBA A CRISTO en su corazón, por su fe se salve y comprenda que 

Dios viene a nuestro encuentro para, RESPETANDO NUESTRA LIBERTAD,

 llevarnos con Él, para toda la Eternidad Dichosa...




En este trocito de lectura comprime toda la realidad de los hechos:


San Cirilo de Jerusalén:>>>>>>>< Escribiendo a Tito, también Pablo habla de esas dos venidas, en estos términos: Ha aparecido la gracia de, Dios que trae la salvación para todos los hombres; enseñándonos a renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y a llevar ya desde ahora una vida sobria, honrada y religiosa, aguardando la dicha que esperamos: la aparición gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro, Jesucristo. Ahí expresa su primera venida, dando gracias por ella; pero también la segunda, la que esperamos.

Por esa razón, en nuestra profesión de fe, tal como la hemos recibido por tradición, decimos que creemos en aquel que subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Vendrá, pues, desde los cielos, nuestro Señor Jesucristo. Vendrá ciertamente hacia el fin de este mundo, en el último 

día, con gloria. Se realizará entonces la consumación de este mundo, y este mundo, que fue creado al principio, será 

otra vez renovado.


--------------------------- 

La verdad es que cuando se camina en fe, todo se ve bajo óptica divina, y se descubre a Dios en todas partes, en todos los acontecimientos. San Juan de la Cruz, al ver los verdes prados, decía que era Dios que había pasado por allí y había dejado pintada de verde la naturaleza. 

Cuando Dios está no sólo en la mente, sino sobre todo en el corazón, no queda otro camino que tener la boca

 “llena de alabanzas a Dios en todo momento”. 





Por medio de Cristo Jesús la Ley del Espíritu 

de vida (8:2) me ha hecho libre de la ley del pecado y de la muerte..R8,2)+++



"Ya que la santificación del hombre radica en la fuerza de Dios que 

santifica", escribe Santo Tomás (ST III:60:2), "no es de la competencia de los hombres escoger las cosas por las que han de ser santificados, sino que 

esto debe ser determinado por institución divina". 


Hay que añadir a ello que la gracia es, en cierto sentido, participación de la naturaleza divina (vea GRACIA) y nuestra doctrina es inimpugnable: Solamente Dios puede dictar que el hombre participe de su naturaleza a través de ceremonias exteriores.

Hay verdad teológica y piedad en la vieja máxima: "De la sangre de Cristo agonizante en la cruz fluyeron los sacramentos por los que fue salvada la Iglesia" (Gloss. Ord. in Rom.5: ST III:62:5). 

La causa eficiente principal de la gracia es Dios, con quien la humanidad de Cristo forma una especie de instrumento adjunto, no siendo los 

sacramentos instrumentos adjuntos a la divinidad (por la unión hipostática):


así pues, la fuerza salvífica de los sacramentos


 pasa de la divinidad de Cristo, 


a través de su humanidad, a los sacramentos ---(ST III:62:5).


 
Quien pese bien esas palabras entenderá porqué los católicos muestran tanta reverencia hacia los sacramentos.







...para no hundirnos en la corrupción de la muerte por falta de fe......
sino para confesar a Cristo el Hijo Eterno del Padre, adhiriéndonos a Él
para ser Salvados.........


Mateo 14 

29 «¡Ven!», le dijo.

 Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas, yendo hacia Jesús. 

30 Pero, viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!» 31 Al punto Jesús, tendiendo la mano, le agarró y le dice: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?» 

32 Subieron a la barca y amainó el viento. 33 Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: 


«Verdaderamente eres Hijo de Dios.» 


34 Terminada la travesía, llegaron a tierra en Genesaret. 35 Los hombres de aquel lugar, apenas le reconocieron, pregonaron la noticia por toda aquella comarca y le presentaron todos los enfermos. 

36 Le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; 


y cuantos la tocaron quedaron salvados .




----- 

Pues la obra de Dios es que creamos en Cristo Jesús, Señor Nuestro, el Cordero de Dios que quita el pecado del Mundo, que nos sacia con su cuerpo y nos da vida con su sangre..........



Juan 6 

27 Obrad, no por el alimento perecedero, sino por el alimento que permanece para vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre, porque a éste es a quien el Padre, Dios, ha marcado con su sello.» 

28 Ellos le dijeron: «¿Qué hemos de hacer para obrar las obras de Dios?» 

29 Jesús les respondió:

 «La obra de Dios es que creáis en quien él ha enviado.» 


30 Ellos entonces le dijeron: «¿Qué señal haces para que viéndola 

creamos en ti? ¿Qué obra realizas? 

31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, según está escrito: Pan del cielo les dio a comer.» 32 Jesús les respondió:


 «En verdad, en verdad os digo: No fue Moisés quien os dio el pan del cielo; 

es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo; 

33 porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da la vida al mundo.»


34 Entonces le dijeron:


 «Señor, danos siempre de ese pan.»


 
35 Les dijo Jesús:

 
«Yo soy el pan de la vida. 


El que venga a mí, no tendrá hambre,


 y el que crea en mí, no tendrá nunca sed.

------------------- 



....porque el hombre, si da la espalda a Dios, no se encuentra ni a sí mismo.

Is. 53, 


//9-Estas dos desgracias vendrán sobre ti, el mismo día. Carencia de hijos y viudez caerán súbitamente 

sobre ti, a pesar de tus   numerosas  hechicerías y del poder de tus muchos sortilegios.                            

10 Te sentías segura en tu maldad, te decías: 



«Nadie me ve.»




 Tu sabiduría y tu misma ciencia te han desviado.      

  Dijiste en tu corazón: «¡Yo, y nadie más!»             

11 Vendrá sobre ti una desgracia que no sabrás conjurar; caerá sobre ti un desastre que no podrás 

evitar. Vendrá sobre ti    súbitamente una devastación que no sospechas.                                

 12 ¡Quédate, pues, con tus sortilegios y tus muchas hechicerías   con que te fatigas desde tu juventud! 


¿Te podrán servir de algo? ¿Acaso harás temblar? 



13 Te has cansado de tus planes. 




Que se presenten, pues, y que te salven  los   que describen los 


cielos, los que observan las estrellas y hacen saber, en cada mes, lo que te sucederá.


14 Mira, ellos serán como tamo que el fuego quemará. 


No librarán sus vidas del poder de las llamas. 


No serán brasas para el pan ni  llama  ante la cual sentarse.





>>>mas para los que creen en Cristo............
.

dice......Corintios 15,20 - 27 

20 ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicias de los que durmieron. 

21 Porque, habiendo venido por un hombre la muerte, también por un hombre viene la resurrección de los muertos.

 
22 Pues del mismo modo que en Adán mueren todos, 


así también todos revivirán en Cristo. 


23 Pero cada cual en su rango: Cristo como primicias; luego los de Cristo en su Venida.

----------



...........
y esta es la fe que en Cristo va siendo alimentada en la Iglesia,


porquCristo nos ha llamado a su reino y gloria ..como decía......


San Ignacio de Antioquía 
................a los Esmirniotas 1 -4,1——

Ignacio, por sobrenombre Teóforo, es decir, Portador de Dios, a la Iglesia de Dios Padre y del amado Jesucristo establecida en Esmirna de Asia, la que ha alcanzado toda clase de dones por la misericordia de Dios, la que está colmada de fe y de caridad y a la cual no falta gracia alguna, la que es amadísima de Dios y portadora de santidad: mi más cordial saludo en espíritu irreprochable y en la palabra de Dios. 


Doy gracias a Jesucristo Dios, por haberos otorgado tan gran sabiduría; he podido ver, en efecto, cómo os mantenéis estables e inconmovibles en vuestra fe, como si estuvierais clavados en cuerpo y alma a la cruz del Señor Jesucristo, y cómo os mantenéis firmes en la caridad por la sangre de Cristo, creyendo con fe plena y firme en nuestro Señor, el cual procede verdaderamente de la estirpe de David, según la carne, es Hijo de Dios por la voluntad y el poder del mismo Dios, nació verdaderamente de la Virgen, fue bautizado por Juan para cumplir así todo lo que Dios quiere; finalmente, su cuerpo fue verdaderamente crucificado bajo el poder de Poncio Pilato y del tetrarca Herodes (y de su divina y bienaventurada pasión somos fruto nosotros),

                                -------------- para, mediante su resurrección, elevar su estandarte para siempre en favor de sus santos y fieles, tanto judíos como gentiles, 
reunidos todos en el único cuerpo de su Iglesia.
 

Todo esto lo sufrió por nosotros, para que alcanzáramos la salvación; y sufrió verdaderamente, como también se resucitó a sí mismo 

verdaderamente.


 Yo sé que después de su resurrección tuvo un cuerpo verdadero, como sigue aún teniéndolo.


 Por esto, cuando se apareció a Pedro y a sus compañeros, les dijo: Tocadme y palpadme, y daos cuenta de que no soy un 

ser fantasmal e incorpóreo


Y, al punto, lo tocaron y creyeron, adhiriéndose a la realidad de su carne y de su espíritu. 

Esta fe les hizo capaces de despreciar y vencer la misma muerte

Después de su resurrección, el Señor comió y bebió con ellos como 

cualquier otro hombre de carne y hueso, aunque espiritualmente estaba 

unido al Padre.

 Quiero insistir acerca de estas cosas, queridos 

hermanos, aunque ya sé que las creéis.///
-----------------




 recordando, pues, las palabras del Papa Benedicto XVI:....................fundamentamos la nueva creación en................................


El amor de Dios que actúa en Jesús dio efectivamente un sentido 

nuevo a toda la existencia humana, transformando también el hecho 

de morir. (...) 



Quien se compromete a vivir como Él, es liberado del miedo a la muerte . 


"La fe nos recuerda -concluyó el Papa- que no hay que tener miedo de la muerte del cuerpo, porque es un 

sueño del que despertaremos.

Hay que temer a la muerte verdadera, la del alma, que el Apocalipsis llama "segunda muerte". 


Quien muere en pecado mortal, sin arrepentirse, 

cerrado en el rechazo orgulloso del amor de Dios,

 se excluye a sí mismo del reino de la vida".
 
ANG/MUERTE/... VIS 061106 (350) 






Alegrémonos por Cristo nuestro Señor en la esperanza cierta de su Amor misericordioso, por el cual se nos han dado todos los bienes.....


Salmo 93 II

Dichoso el hombre a quien tú educas,
al que enseñas tu ley,
dándole descanso tras los años duros,
mientras al malvado le cavan la fosa.


Porque el Señor no rechaza a su pueblo,
ni abandona su heredad:
el justo obtendrá su derecho,
y un porvenir los rectos de corazón.

¿Quién se pone a mi favor contra los perversos,
quién se coloca a mi lado frente a los malhechores?
Si el Señor no me hubiera auxiliado,
ya estaría yo habitando en el silencio.


Cuando me parece que voy a tropezar,
tu misericordia, Señor, me sostiene;
cuando se multiplican mis preocupaciones,
tus consuelos son mi delicia.


¿Podrá aliarse contigo un tribunal inicuo
que dicta injusticias en nombre de la ley?
Aunque atenten contra la vida del justo
y condenen a muerte al inocente,
el Señor será mi alcázar,
Dios será mi roca de refugio
.


El les pagará su iniquidad,
los destruirá por sus maldades,
los destruirá el Señor, nuestro Dios.



Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos.

 Amén.

























´´´´´´´´´´´ 
>> 9











Sal, 40…// 

(2) En Yahveh puse toda mi esperanza, 
él se inclinó hacia mí y 
escuchó mi clamor. 


2 (3) Me sacó de la fosa fatal, del fango cenagoso;
 
asentó mis pies sobre la roca, consolidó mis pasos. 


3 (4) Puso en mi boca un canto nuevo, una alabanza a nuestro Dios

muchos verán y temerán, y en Yahveh tendrán confianza. 4 (5) 

Dichoso el hombre aquel que en Yahveh pone su confianza, 

y no se va con los rebeldes, que andan tras la mentira.

//// 

----------------------------------
y

Salmo 43,
1 Hazme justicia, oh Dios, y mi causa defiende contra esta gente sin 
amor; del hombre falso y fraudulento, líbrame. 

2 Tú el Dios de mi refugio: ¿por qué me has rechazado?, 
¿por qué he de andar sombrío por la opresión del enemigo? 
3 Envía tu luz y tu verdad, ellas me guíen, y me conduzcan
 a tu monte santo, donde tus Moradas. 

4 Y llegaré al altar de Dios, al Dios de mi alegría.
 Y exultaré, te alabaré a la cítara, oh Dios, Dios mío. 

5 ¿Por qué, alma mía, desfalleces y te agitas por mí? 

Espera en Dios: aún le alabaré, 

¡salvación de mi rostro y mi Dios!

///




Una realidad, prosiguió el Papa, 


.-.............que "la "civilización del bienestar" intenta a menudo remover 
de la conciencia de las personas, atareadas con las preocupaciones de 
la vida diaria", pero "a pesar de las distracciones, la muerte de un ser 
querido nos hace volver a descubrir "la cuestión", llevándonos a sentir 
que la muerte es una presencia radicalmente hostil y contraria a nuestra 
vocación natural a la vida y a la felicidad". 

el camino de la vida



"Jesús revolucionó el sentido de la muerte -subrayó el pontífice.

 Lo hizo con sus enseñanzas, pero sobre todo afrontando 

personalmente la muerte. (...) 


"Con el Espíritu que no podía morir -escribe un Padre de la Iglesia-, 


Cristo destruyó la muerte que destruía al ser humano". 


El Hijo de Dios quiso de esa forma compartir hasta el 

fondo nuestra condición
 humana

                                 ... para abrirla a la esperanza". 





------------------------------------------------------------------------------


-------------------------------- 


Finalmente  oigamos a Pablo



Así pues, mirad atentamente cómo vivís;
 que no sea como imprudentes, sino como prudentes; 
16 aprovechando bien el tiempo presente,
 porque los días son malos. 


17 Por tanto, no seáis insensatos, sino comprended cuál 

es la voluntad del Señor. 

18 No os embriaguéis con vino, que es

 causa de libertinaje; llenaos más bien del Espíritu


19 Recitad entre vosotros salmos,
 himnos y cánticos inspirados; cantad y
 salmodiad en vuestro corazón al Señor, 

20 dando gracias

 continuamente y por todo a Dios Padre, 

en nombre de nuestro Señor Jesucristo.





pues................En la Iglesia, a través de los apóstoles y sus sucesores, continua la 
acción de Cristo, el Hijo del Hombre..............................

Por treinta y tres años Él caminó esta tierra haciendo cosas que 
cualquiera realiza: comer, trabajar, dormir, conversar, reír, etc. 

En todas esas cosas Él fue Dios -Dios en la Carne- quien estaba
 actuando,de tal modo haciendo todas esas acciones santas. 



En otras palabras, la máxima bendición que se haya concedido a
 la Creación es la Encarnación, para que, por medio de ésta, Dios
 mostrara su complacencia en el universo material. 



En primer lugar,

 Dios no sólo se complació en crearlo, sino que se ha complacido
 de participar en él asumiendo para Sí mismo la naturaleza humana.

 Ahora, la Iglesia -como el Cuerpo Místico de Cristo- es, en efecto,
 una extensión de la Encarnación a través del tiempo y del espacio. 


Cuando nosotros -como miembros de la Iglesia de Cristo- tocamos, 
confortamos, alimentamos o curamos, es -en realidad- Cristo quien
 está haciendo esas cosas en nosotros (para eso somos Su Cuerpo).>>






























































ĉ
Antonio Todoli,
10 feb. 2011 23:58
Comments