sigue pag 0>>>>


Salmo: No me abandones, Señor; Dios mío, no te quedes lejos; ven aprisa a socorrerme, Señor mío, mi salvación.--

--- El libro de los Proverbios(15-17) ilumina un poco la Casaa por donde andamos, más que el sol de mediodía:

 El hombre medita en su corazón, pero Dios le pone la respuesta en los labios. El hombre piensa que su conducta es limpia, pero es Dios quien pesa los corazones.
 Encomienda a Dios tus tareas, y te saldrán bien tus planes. El Señor da a cada cosa su destino: al malvado el día funesto.
 El Señor aborrece al arrogante, tarde o temprano no quedará impune. Bondad y verdad reparan la culpa, el temor de Dios aparta del mal. Cuando Dios aprueba la conducta de un hombre, lo reconcilia con sus enemigos. 
Más vale poco con justicia que muchas ganancias injustas. El hombre planea su camino, el Señor dirige sus pasos. Quien se burla del pobre afrenta a su Hacedor, quien se alegra de su desgracia no quedará impune.


El Sol visto en 3d.











Finalmente advierte que "si no estamos dispuestos a perder nada, lo 
perderemos todo" y que "sólo sacaremos provecho de todo esto si 
estamos dispuestos al martirio".
 Según el Obispo, "el cristianismo se ha difundido siempre con
 la valentía y la fortaleza de los mártires" 
y que ellos "anuncian con fuego la verdad que nos salva, y están 
dispuestos a morir amando.

 El mártir sabe que nada ni nadie podrán separarnos del amor de Dios.

 Y eso es lo que siempre ha convencido".












Considérense estos males, no confusamente y a bulto, sino separados los unos de los otros, mirando al mismo tiempo con particular atención aquella bestia particular a quien se deben atribuir.

¿Qué males no hizo, y hace todavía la idolatría?; y esto por espacio de tantos siglos, y esto antiguamente en todas las partes de la tierra, en todos los pueblos, tribus y lenguas, ¡y aun en el pequeño pueblo o Iglesia del verdadero Dios!

¿Qué males no ha hecho, y está haciendo en una gran parte de la tierra el mahometismo, y esto impunemente a su satisfacción, a su libertad, a su arbitrio, sin que haya quien se atreva a socorrer aquellos infelices, ni sacar uno solo de la terrible boca de esta bestia?

¿Qué males no han hecho, hacen, y harán en adelante, aun dentro del mismo cristianismo, la herejía, el sistema de la hipocresía religiosa, y el libertinaje?

Sobre todo, ¿qué males no ha comenzado a hacer, aun desde la cuna, la bestia última terrible y admirable, esto es, el deísmo puro, la filosofía, la apostasía de la verdadera religión, o en suma, el espíritu fuerte y audaz, el espíritu soberbio y orgulloso que divide a Jesús?

Pues cuando todas estas bestias, por sí mismas ferocísimas, hagan entre sí una liga formal, o un tratado solemne de amistad, de unión, de compañía; cuando todas se unan en un solo cuerpo moral, de modo que todas juntas parezcan una sola bestia; cuando esta bestia septiforme aparezca en el mundo armada de uñas de hierro, de dientes grandes de hierro, y también de diez cuernos terribles, o de toda la potencia de los reyes; cuando abra su boca horrorosa, en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre y su tabernáculo, y a los que moran en el cielo; cuando en fin, se vea toda esta nube tenebrosa y espantable encaminarse directamente contra el Señor, y contra su Cristo, con intención determinada, con firmísima resolución de no dejar en toda la tierra vestigio alguno ni memoria de Cristo, etc.; ¡qué tempestad! ¡qué temor! ¡qué tribulación!

+++++http://tiandad-el-anticristo/


http://www.moleiro.com/es/libros-biblicos/apocalipsis


http://www.venida-de-jesucristo

JOHN HENRY NEWMAN -------



LOS SIGNOS DE LOS>>


BENEDICTO XVI>>>....................Estas ideologías que dominan que se imponen con fuerza, son divinidades. Y en el dolor de los santos, en el dolor de los creyentes, de la Madre Iglesia de la cual somos parte, deben caer estas divinidades, debe realizarse cuanto dicen las Cartas a los Colosenses y a los Efesios: las dominaciones, los poderes, caen y se convierten en súbditos del único Señor Jesucristo. 

De esta lucha en la que estamos, de esta pérdida de poder de los dioses, de esta caída de los falsos dioses, que caen porque no son divinidades, sino poderes que destruyen el mundo, habla el Apocalipsis en el capítulo 12, también con una imagen misteriosa, para la cual, me parece, hay con todo distintas interpretaciones bellas. Se dice que el dragón pone un gran río de agua contra la mujer que huy para arrastrarla. Y parece inevitable que la mujer sea ahogada en este río. 

Pero la buena tierra absorbe este río y éste no puede hacer daño. Yo creo que el río es fácilmente interpretable: son estas corrientes que dominan a todos y que quieren hacer desaparecer la fe de la Iglesia, la cual ya no parece tener sitio ante la fuerza de estas corrientes que se imponen como la única racionalidad, como la única forma de vivir. Y la tierra que absorbe estas corrientes es la fe de los sencillos, que no se deja arrastrar por estos ríos y salva a la Madre y al Hijo. Por ello el Salmo dice – el primer salmo de la Hora Media – que la fe de los sencillos es la verdadera sabiduría (cfr Sal 118,130).            >>>+++++ LEER++++

Mi ayuda







Comments