'No he podido entender la gritadera del 'heavy metal'': Maluma

Empezamos esta entrevista empatados. Ni María Isabel Rueda sabía quién es Maluma, ni Maluma tenía ni idea de María Isabel Rueda…

(Risas)

De mi parte es imperdonable, porque usted se ha convertido en un fenómeno musical de la generación de internet, y además es jurado de uno de los programas de mayor ‘rating’ en la televisión: ‘La Voz Kids’.

También es imperdonable de mi parte. ¡Entonces estamos en las mismas, gracias a Dios, porque yo también me sentía muy incómodo!

(Vea en imágenes: La trayectoria artística de Maluma)

(Risas). Algo muy bonito es el origen de su nombre artístico, Maluma. Entiendo que viene de la combinación de las primeras letras de su madre Marlli, su papá Luis y su hermana Manuela…

Bueno, yo siempre he sido muy apegado a mi familia, a pesar de que mis padres están separados. Cuando empecé con todo este cuento de mi carrera necesitaba un nombre artístico y después de tanto buscar, ahí mismo, en mi familia, me lo encontré. Y sí es un homenaje a ellos porque los amo y son el motor de mi carrera.

(Lea también: Cuando Maluma era Juan Luis Londoño. La historia de su vida)

Usted tiene apenas 20 años, y además de componer y de cantar, posee otra cantidad de talentos. Escribe muy bien, tanto que cuando estaba en el colegio, les cobraba a sus compañeros por escribirles las cartas de amor a las novias. También es un magnífico futbolista; estuvo ocho años en las divisiones inferiores en Medellín. ¿Cómo hizo para saber desde tan joven si a lo que se debía dedicar era a escribir, a jugar fútbol o a cantar?

Bueno, fue una decisión muy complicada. Empezando por la reacción de mi papá, que casi se muere, porque estaba acostumbrado a llevarme a todos los partidos. Pero él también, desde que yo estaba muy niño, me incitó a la música. ¡Cuando yo tenía dos años me regaló una batería! Pero tanto él como mi mamá, e incluso en el colegio, siempre me dieron mucha libertad de hacer lo que yo quisiera. Fue una decisión difícil, porque tuve que poner en la balanza muchas cosas. El amor por el fútbol, el amor por la música, los pros, los contra, y decidí irme por la música, que era lo que más me apasionaba, y creo que no fue una mala decisión. (Risas).

Según explicó el cantante, el origen del nombre 'Maluma' se debe a la combinación de las primeras letras del nombre de su madre Marlli, su padre Luis y su hermana Manuela. Aunque tenía un futuro promisorio en el fútbol, su familia lo apoyó cuando quiso dedicarse a la música.

¿Le ofende si le digo que va camino a ser el próximo Juanes, el próximo Carlos Vives o la próxima Shakira?

No me ofende para nada la comparación, aunque la verdad, somos muy diferentes cada uno en su género, en su forma de hacer música. Yo no me siento identificado de pronto en la parte artística con cada uno de los personajes que menciona, pero sí en la forma como han trabajado durante toda su vida para construir sus carreras.

No solo sus canciones tienen millones de descargas, sino que sus videos son de los más visitados. Hasta tiene su propia aplicación para conectarse con sus fans. Maluma va disparado. ¿Hacia dónde?

Estoy muy agradecido por este 'boom'. Desde que empecé mi carrera, la aceptación por el tipo de música que hago ha sido muy explosiva, por llamarlo así. ¿Cómo me veo en cinco años? Llegando a un público masivo, porque me lo he propuesto así.

(En video: Así vive Maluma)

A su género se le conoce como música urbana. ¿Qué significa eso?

La música urbana son las historias que relata la calle. Soy compositor y trato de relatar en una canción lo que me pasa a mí y lo que pasa en mi entorno. No soy reguetonero. Lo mío es más como un género que estoy creando que se llama ‘pop urbano’, que es un poquito más romántico, por llamarlo así.

¿Es cierto que usted no soporta el ‘heavy metal’?

No es que no lo soporte, es que no lo entiendo. Tengo mucho respeto por los músicos de cualquier género, porque si están haciendo música, están creando arte, y por eso me identifico con cada uno de ellos. En lo del heavy metal, lo que no he podido entender es la gritadera. (Risas). Igual, mi production manager es roquero. En mi grupo de trabajo, todo el mundo tiene una onda muy diferente a lo que hago yo, y esa diversidad es muy bonita.

¿Qué le han enseñado tantos niños tan talentosos que han pasado por ‘La Voz Kids’?

Cuando me invitaron a ser jurado no lo pensé dos veces. Lo más bonito de este trabajo es interactuar con los niños; me siento identificado con ellos porque yo también desde pequeño vengo luchando por este sueño y tratando de hacerlo realidad. Ya estar participando en este concurso hace a cada uno de esos niños ganador. ¡Cuánto hubiera querido tener una oportunidad así en mi vida!

Este año fue invitado a ser jurado en el programa de televisión 'La Voz Kids'. Foto: Archivo.

A sus escasos 20 años ha grabado dos álbumes, ‘Magia’ y ‘Pretty boy, dirty boy’. Además, en el 2013 fue nominado al Grammy Latino en la categoría mejor nuevo artista, y al mejor artista latinoamericano en los MTV Europe Awards. ¿Cuál de esos premios se va a ganar primero?

El Grammy era muy difícil ganármelo ese año porque no había sacado ni siquiera un álbum. Ahora tengo más posibilidades. Ya tuve oportunidad de ganarme un MTV Awards de México como mejor artista colombiano. Estaba nominado con Juanes, con Shakira y con Carlos Vives, por lo cual fue una gran sorpresa. Vamos a ver si el año entrante me gano varios Grammy. (Risas).

Aunque dicen que usted no es vanidoso, ¿ese ‘look’ que lo caracteriza se lo inventa todo usted, incluyendo el copete, los tatuajes, los aretes…?

Trato de mostrarme exteriormente como soy en mi interior. Nadie me asesora en eso. Y no me levanto a mirarme al espejo ni nada de eso, ni me la paso echándome cremas; solo lo necesario para estar bien para televisión.

No le ha salido nada mal… De hecho, la revista ‘People’ en español lo acaba de escoger como uno de los diez hombres más sexis del 2014. ¿Eso lo halaga o lo aburre?

(Risas). Me da pena. Cuando me contaron lo de la revista, me tocó verla solo porque me dio mucha pena.

¿Es verdad que sus fans se la pasan robándole los aretes, aprovechando las montoneras que usted produce?

(Risas) ¡Tengo unas historias sobre eso! Aquí en un concierto en Bogotá me bajé de una tarima y me los robaron. Quedó registrado en un video que tiene un montón de visitas en YouTube. Cuando salga de esta entrevista lo ve para que se ría; se llama “le roban arete a Maluma”. Y en México, hace un mes me robaron uno que sí me dolió mucho.

¿Por el dolor físico de que se lo arrancaran o por la pérdida del arete mismo?

Por ambas cosas.

¿Y eso no le da mal genio? Porque tiene fama de ser un poquito malgeniado…

No, no, no (risas), no, yo no soy malgeniado; la verdad, pero es que ya me han lastimado mucho. En medio de la multitud me han pasado cosas muy malucas; me han pegado, el equipo de trabajo ha salido herido, entonces prefieren que nos mantengamos un poquito retirados de la multitud.

¿Es cierto que duerme solo cuatro horas al día?

Sí. Y en estos días me estaba enfermando. Imagínese. En una sola semana hice seis shows, y aparte me tocó grabar todos los días La Voz; entonces, en tres días solo pude dormir seis horas. Eso me cogió muy duro y me tocó ir al médico para que me pusiera suero y un montón de cosas que no entendí. Pero bueno, me rehabilitó y aquí estoy.

En 2013, con tan solo 19 años, estuvo nominado al Grammy Latino como Mejor nuevo artista. Foto: Archivo

Me pareció muy gracioso ese incidente que le sucedió hace unos días en Venezuela, cuando, sin querer, mostró la bandera del país al revés. Casi lo acusan de ser un conspirador colombiano…

¡Al contrario! ¡Fue algo bueno que pasó en mi carrera porque las personas que no me conocían en Venezuela ya me conocieron! (Risas). Arreglamos el malentendido muy bien; tuve oportunidad de hablar con el señor Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea de Venezuela, y le expliqué que no había sido intencionado, y él entendió.

¿No tuvo miedo de que lo fueran a detener allá por irrespeto a los emblemas patrios?

No, pero menos mal me fui rápido. (Risas). Antes de que termine el año, volveré a Venezuela a continuar mi gira.

Hablemos de ese fenómeno que ha resultado ‘La Voz Kids’. ¿Qué sintió la primera vez que se vio sentado al lado de dos veteranos como Andrés Cepeda y Fanny Lu?

Un orgullo y un honor impresionantes. Fanny sabe que yo la quiero y la admiro. De Andrés, siempre he sido muy fanático, hasta hemos cantado juntos en reuniones y yo parezco una ‘fan enamorada’ de Cepeda (risas).

Me dicen que varias veces ha estado tentado de cometer pilatunas en el set del programa. ¿Cómo cuáles?

(Risas). Bueno, lo que pasa es que soy un poquito necio, ¿me entiende? Hay veces en que me dan ganas como de salir y abrazar a Alejo Palacios, que es el presentador, o meterme al público; entonces digo, “no, no, no, me tengo que calmar un poquito para que no parezca tan payaso”. Pero así realmente soy yo. Como puede ver, bastante hiperactivo. No me puedo quedar quieto.

¿A los 20 años ya conoce sentimientos malucos como envidias o celos?

Yo no he sentido nada de eso, pero sí he sentido que lo sienten.

¿Cuáles son las críticas más fuertes que le hacen a Maluma? Debe haber cosas que le duelen…

Reviso mis redes sociales, pero no estoy en eso todo el día a toda hora. La gente sabe que leo sus mensajes, pero primero se entera mi mánager, mi mamá, mi familia... Lo que más me duele es que digan que se me subió la fama y esas cosas, cuando yo sigo siendo el mismo de siempre.

¿Qué significa ser inspirador de una generación?

Bueno, eso es algo muy bonito, de lo que no me di cuenta sino hasta hace poquito tiempo. No tenía idea de lo grande que se había convertido el movimiento de Maluma. Desde que supe de ese poder mío de comunicación con los jóvenes, me he propuesto dejarles un mensaje muy bonito: que por medio del arte pueden cambiar los malos pasos. Por eso estoy tratando de interiorizar a los jóvenes con mi música y con mi voz, precisamente para que cambien su mentalidad y miren un poquito más allá.

¿Cuál es el artista moderno, contemporáneo, que más ha influido en su estilo?

Bueno, hay varios artistas que me gustan mucho; uno de ellos es Justin Timberlake, que también empezó desde muy niño, aunque ya lleva muchos años de carrera, pero sigue siendo el artista favorito de los jóvenes. También me gusta mucho Chris Brown. Pero siento que todavía no ha salido un artista latino que me enamore y me haga decir ¡guauuu!

¿Si hoy tuviera la posibilidad de volver a escoger, qué preferiría: estar metiendo goles como James Rodríguez en el Real Madrid, o decidiendo quién es el ganador de ‘La Voz Kids’?

Nooo, ¡aquí! Yo no cambio este momento por nada del mundo. Aunque sí extraño mucho jugar fútbol, pero como ya no tengo tiempo para eso, yo me ‘empeliculo’ y me siento James. (Risas). No me arrepiento de nada, creo que la música me ha dado muchas felicidades y las que faltan, si Dios quiere.

¡Muchas gracias! Un placer, de verdad, un placer conocerte.

Muy honrada, no, eso sí quedo absolutamente desplomada...

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Comments