Disfrute nuestro láudano...


Bienvenidos al rincón donde crece nuestro láudano, estimados clientes, aquí resolvemos los asuntos internos, pastiches de nuestra propia cosecha, imágenes, cortometrajes... todo lo que florezca desde el lingote de oro tiene aquí su hivernadero. Disfruten pues, de nuestro selecto cultivo 100% exclusivo.

Oleada Zombi Victoriana

publicado a la‎(s)‎ 12 feb. 2011 9:34 por El Lingote de Oro Upper Swandam Lane   [ actualizado el 12 feb. 2011 11:33 ]

 Queridos allegados al club del Lingote de Oro, sabrán ustedes disculpar el desorden que ha asolado este nuestro hogar a partir de las ordas zombi que han estado azotando Inglaterra.

Entenderán que no es fácil mantener ordenado absolutamente nada cuando nuestros sirvientes malayos han creído vislumbrar el fin del mundo entre tanto muerto levantándose de subsuelo para arañar las paredes.

El lingote de Oro como bien saben reside en un bajo y no ha sido posible mantener la calma sin asumir ciertas bajas. Intentaremos darle un sepulcro digno a nuestros antiguos y fieles criados asiáticos incinerándolos en el patio de atrás.

El azote ha sido especialmente duro en la capital pero también en el recinto universitario de Camford y en su base  militar.

Todavía vislumbro los cadáveres flotando en el muelle mientras escribo estas palabras...


Victorian Undead:

Comic-Book Norma Editorial.
Ian Edginton - Davide Fabbri. 

Moriarti no va a sobrevivir a la caída en las cataratas de Reichenbach, al menos no a lo que entendemos por sobrevivir pero eso no impide que Moran, su mano derecha criminal, logre insuflarle un buen chute zombificador momentos antes de expirar el último aliento.

Victorian Undead deja totalmente satisfechas nuestras expectativas con este pulp de bastante buen-mal gusto a camino entre el creppy y un pastiche esforzado por no perder del todo el norte en un pelotazo lisérgico que recomendamos a todos los fans de Sherlock, especialmente a los más reacios. Un chiste bien trabajado que logrará sacarnos varias sonrisas. 

Palabra de contrabandista.

 
 
 
Sherlock Holmes y los zombis de Camford:
Libro Dolmen Editorial.
Alberto López Aroca.

Entretenido y ameno pero concienzudo ejercicio a hecho el escritor, bloguer y camarada Holmesiano creador del Matilda Brigs.

Para hacerlo bien y valorar mejor el ejercicio realizado deberíamos primero, antes de abrir su libro, leernos la aventura del hombre que se arrastraba perteneciente al canon. Sin duda una de las mas extrañas y paranormales de las aventuras de Sherlock escritas por Doyle pero que le va al pelo a Alberto para recrearse en ella con profundidad  albergando todo su imaginario, que no es poco, recolectado directamente de los mas floridos y lúgubres freak-shows post-victorianos.

Corren tiempos modernos y la nueva escuela aprieta duro, entendamos por nueva escuela familiares lejanos del Dr. Jekill o iconos de cómic triposo como la Mano o de corte más clásico con orejas de duende, entre todos ellos Sherlock, un severo Watson y el bueno de Ottis Mercer, nuestro narrador rescatado de una frase peregrina perdida en los archivos canónicos. Como ha de ser.

SHERLOCK BBC Primera Temporada.

publicado a la‎(s)‎ 11 ago. 2010 6:01 por El Lingote de Oro Upper Swandam Lane   [ actualizado el 30 ene. 2011 18:42 ]



La primera temporada de la nueva serie de Sherlock Holmes consta de tres capítulos de 90 minutos que se abren con un Sherlock interpretado por
un tremendo Benedict Cumberbatch que nos trae al paladar unas mieles de unos panares que solo Jeremy Brett nos trajo antes a probar.
Por momentos hasta se diría que saben mas dulces. La puesta al día de Holmes no podría estar mas acertada, viajando siempre en taxi,
con su conexión android en el bolsillo y no, no fuma en pipa, sino que lleva parches de nicotina  de tres en tres, personalmente me parece un chiste
sin gracia para camuflar que en la bbc no quieren ver sus monjas perdiendo lo hábitos.
Existen parches para paliar dolores a enfermos terminales mucho más simpaticos y literarios que los de nicotina, para eso que lo pongan a mascar
Nicoretes y listo. No culparemos de eso a los creadores de la serie porque ellos ya nos lo advierten, corren malos tiempos en Londres para los hábitos
de los fumadores. Watson está también bién traído a los tiempos modernos, doctor veterano de Afganistán con cojera psicosomática incluída. Muy bien jugado. Lo de hacerlo bloguer como recomendación terapéutica del psicoanalista ya lo veo mas pillado con pinzas. Pero pasa.
La revelación de la serie a nivel de personajes se la lleva a mi entender Mycroft Holmes, muy elegante, seguramente el mejor Mycroft recreado hasta
la fecha. Todo un gentleman al servicio de su majestad. Como tiene que ser.
El primer capítulo (Study in Pink) debió dejar a "Guay" Ritchie sangrando por las orejas. Infinitamente superior a su película. E intuyo, creo que sin riesgo
a error, que también infinitamente mas económico.
El segundo episodio (The Blind Banker) no se mantiene al nivel, parece que los guionistas achacan el peso de los casos y el guión no esta a la altura.
Mafias chinas que vienen en circos. bueno, todo un poco ochentero y francamente mejorable. Hay que esforzarse chicos.
El tercer capítulo, vuelve a afinar, sobretodo la primera hora, bastante frénetica en plan contrareloj, bien, el problema desgraciadamente llega con Moriarty. Creo que nos desvelan al personaje demasiado pronto y además este no esta a la altura de lo que se espera del Napoleón del crimen,
parece mas bien un joker novato vestido de Armani. Demasiado joven, demasiado sobreactuado... mal.
Supongo que el cánon no tiene suficientes referéncias acerca del archienemigo de Sherlock como para hacer una adaptación, así que se lo han querido hacer ellos mismos, licencia que les ha salido rancia, han querido convertirlo en el compañero malote de clase de Holmes y Watson y ahí han dado con el punto más flojo de la serie.
Eso no quita que entendamos el mimo que se le da al personaje y al mundo de Doyle, reflejo muy directo de ello tenemos a una muy bien adaptada
y entrañable señora Hudson, la recreación de Baker st., los irregulares convertidos a bums y grafiteros y un sinfín de pequeñas joyitas que nos harán disfrutar más de lo que estamos acostumbrados los sufridos seguidores del primer detective consultor del mundo, cuando nos enfrentamos a estos casos.
Otra cosa que descuadra un poco al final del tercer capítulo es el superasesino que dicen es llegado de Txecoslovaquia  pero a mi me parece más bíen estadounidense, de Twin Peaks para ser precisos. 

V.R.




Muy recomendable. Espero que tengan suerte y nos sorprendan con la nueva temporada.
Se espera que el DVD salga con el capítulo piloto, inédito hasta ahora.

Podeis descargaros los tres capítulos con subtítulos desde este post de taringa:

 http://httwww.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/6348875/Sherlock--Miniserie-BBC-2010--+-Subs.html



Sección Películas de Oro actualizada.

publicado a la‎(s)‎ 6 jun. 2010 5:51 por El Lingote de Oro Upper Swandam Lane   [ actualizado el 6 jun. 2010 6:00 ]

Añadida mini-reseña y link de descarga directa de La vida privada de Sherlock Holmes de Billy Wilder
al ciclo de pelis Holmesianas en nuestra sección Las películas de Oro.




Sherlock Miniatures.

publicado a la‎(s)‎ 3 jun. 2010 14:38 por El Lingote de Oro Upper Swandam Lane   [ actualizado el 3 jun. 2010 16:11 ]


 Baker St. 221b.



Cuando visité la tienda de souvenirs de Holmes en Baker street me
decepcionó un poco no encontrar estos dioramas con los que a gusto
me habría gastado las guineas con tal de llevármelos al salón de mi hogar.
Al final me tuve que volver con una taza y unas chocolatinas ilustradas.
Sí encontré, para no faltar a la verdad, alguna miniatura de Sherlock en
plomo, la misma pintada y sin pintar, pero ni tansiquiera iban acompañadas
por Watson. Por ebay tampoco encontré gran cosa. Si alguién sabe donde
ubicar alguna como las mostradas o parecida ruego tengan a bién dejarle
el recado a alguno de nuestros serviciales malayos

Siempre suyo,
V.R.




Lestrade, Watson, Holmes, la señora Hudson y Wiggins, la familia al completo.


 



Diorama  de la banda moteada.



Partiendo de la estación Victoria.



- ¡Exclusiva! ¡Exclusiva! ¡Otra mujer asesinada en Whitechapel!




Los Cuentos del Lingote de Oro (2)

publicado a la‎(s)‎ 3 jun. 2010 6:28 por El Lingote de Oro Upper Swandam Lane   [ actualizado el 3 jun. 2010 7:50 ]

La tremebunda desaparición del  funcionario de la ley. Otro micro-pastiche del creador de esta web.

Thomas Byrum, más conocido en ciertos círculos del contrabando londinense como el viejo Tommy o Tommy el rudo, era como ya sabemos, dueño y propietario del club más abyecto que se pudiera imaginar bajo territorio de la reina Victoria.
De sus tiempos en la marina inglesa había heredado todas las malas costumbres que se le podrían atribuir a un pirata portugués. Con esos fieros modales comandaba “El Lingote de Oro”, el fumadero de opio mas peligroso de Swandam Lane.

Su contramaestre y hombre de confianza en este turbio menester era un fuerte danés llamado Kristen Praguer que otrora había sido notable esquiador del rey Christian IX de Dinamarca y qué como tantos se inhabilitó en las montañas de Himmelbjerget rompiéndose la rodilla por tres costados. Otra habilidad que tuvo a bien en desarrollar en el ejército del rey fueron sus aptitudes pugilísticas, en cuyas artes obtuvo cierta relevancia durante la academia militar al saber sacar partido de su condición de zurdo combinada con una más que acentuada confianza en sus propias posibilidades. Ambas carreras se vieron truncadas, no obstante, al sufrir su pierna el fatídico accidente y la frustración se instaló en su vida para ya no abandonarle jamás.

Nunca faltaban al servicio de estos dos rufianes tres exóticos malayos sin apenas nociones de inglés a los que trataban como a meros esclavos.

Poder mantener un siniestro tugurio tan alejado de la buena conducta bajo las estrictas leyes británicas requería de un complicado entramado y no eran pocas las moscas que se veían atrapadas en su red. Ese fue el caso del veterano funcionario de la ley, Augustus Austen Sheperton quién siguiendo el rastro de una fulana, cuya relación había tenido cierto interés en cultivar durante estos últimos años, ya fuera a modo de confidente o como amante ocasional, tuvo el infortunio de abandonar su habitual ronda de vigilancia en Whitechapel para perderse para siempre bajo las profundidades del muelle y seguramente, porque no, también del río Támesis.

El Inspector Lestrade nunca se pudo explicar que había sido de uno de sus más curtidos agentes esa fría noche de invierno. Por la dama no sabemos si alguien lloró. En todo caso no causó tampoco ningún revuelo.

Quizá si le preguntarán a Nayib, el más joven y avispado de los tres malayos que regentan el Lingote de Oro, podría orientarles de un modo certero, eso sí, siempre y cuando entiendan ustedes el malayo y gusten de comer carne humana.

No hay nada de fortuito, como habrán podido comprobar, en la regencia de este lúgubre e insano lugar.


V.R.




Nuestra Ruta Holmes:

publicado a la‎(s)‎ 31 may. 2010 12:37 por El Lingote de Oro Upper Swandam Lane   [ actualizado el 12 feb. 2011 11:43 ]

Inaguramos esta sección con un reportaje fotográfico de nuestra ruta Holmes. Un recorrido que ningún irregular que se precie debería obviar. V.R.




¡Empieza el juego, Watson!


Un paseo por Baker.


Bienvenidos al 221B.


- Elemental, querido Watson.




La Habitación de Sherlock.




- Una mesa para dos, a las diez.




Next Station: Charing Cross




Northumberland avenue, the Sherlock Holme's Pub.


                                                                                 Obligado brindis "a la mujer", Irene Adler.


                                                                                                                                       El Favorito de Holmes.




                                                                                                                                    Escándalo en Bohemia.



                                                                                                                                                                                 
                                                                                                     - No olvide felicitar a la señora Hudson, Holmes.
                                                                                                                                                                                                                            

                                                                                 Cuando el misterio se resuelve solo queda entregarse al láudano.

Los Cuentos del Lingote de Oro (1)

publicado a la‎(s)‎ 31 may. 2010 12:16 por El Lingote de Oro Upper Swandam Lane   [ actualizado el 3 jun. 2010 7:35 ]

 
El Lingote de Oro de Upper Swandam Lane. El primer micro-pastiche del creador de esta web.

La luz vacilante de la lámpara de aceite que había encima de la puerta alumbraba las escaleras que descendían hacia el peor antro del este del muelle de Londres, pero apenas podía iluminar el rostro, bajo el sombrero de copa, de aquel alto y peculiar caballero que ahora hacía repicar el picaporte del Lingote de Oro, tres sincopadas veces. Y una última.
Nayib, el pequeño malayo cuyos ojos achinados brillaban al otro lado del portón, con el destello de los que solo han visto y padecido crudas verdades, le examinó desde el ala de su sombrero hasta el faldón de su tabardo. Al poco liberó el baldón.

-  Selamat datang.

- Terima kasih. – Le contestó el caballero al humilde malasio, apresurándose a entrar.

Una densa primera bocanada de opio golpeó su olfato contrastando brutalmente con el olor a lluvia londinense que todavía arrastraba su inercia al cerrarse tras de sí el portón.
Fue cruzando camastros como si travesara un barco, estaba oscuro para discernir quién los ocupaba pero pudo vislumbrar hasta cinco chispitas viciosas antes de hallar una litera vacía por lo que discernió que era el sexto cliente de la noche. Nayib sujetaba una bola de opio entre las manos al tiempo que reclinaba ligeramente la cabeza como símbolo inequívoco de ofrenda. Antes de aceptarla el espigado londinense se aposentó y sacó una fina pipilla blanca de marfil de su bolsillo.

- ¿Bengala? – Preguntó el caballero al malayo.

- Tidak, Sumatra. – Nayib volvió a inclinarse y adelantó un poco más los brazos.

Los largos y finos dedos despojados ya de sus guantes aletearon un poco por encima del bolinche antes de cogerlo con suavidad y mimo de las palmas de Nayib. El malayo volvió tras sus pasos dejándole a solas con el láudano y él se incorporó en la litera para cargar su pipita y sacar las cerillas del bolsillo de su chaleco.
Le disgustó verse temblar ligeramente la mano cuando arrancó con el pulgar una pequeña porción de opio y la aplastó seguidamente contra el fondo de la cazuelita de marfil, la reciente revelación de su procedencia de Sumatra y el espléndido aspecto del aceitoso material pronto dispersó su mente. Extravagante y valiosa gema negra era aquella. Ya había rasgado la cerilla, cuando un bastoncillo de bambú con el extremo encendido provinente de la oscuridad se le avanzó.
Pese la sorpresa no pudo evitar dar una primera larga exhalación ansiosa.
Para cuando intentó descifrar el rostro tras la llama ya le ardían los pulmones.

- Le he escuchado hablar en Malayo con mi empleado. ¿Ha estado usted en Malasia?

Al acerarse la ramita de bambú para apagarla de un soplido el fornido dueño del Lingote de Oro de Upper Swandam Lane descubrió unos instantes su curtido rostro.
El caballero contrariado por la repentina interrupción en tan ansiado momento no reparó en disimulos cuando se dirigió al fornido propietario de tan abyecto lugar.

- Entenderá usted mejor que nadie, una vez dejó ya latente que es dueño de esta cueva, que si fuera mi intención hallar algún tipo de amena conversación acerca de  mi pasado, no seria precisamente este el lugar por el que me decantaría. Así que si usted me disculpa y, una vez permita, que le haya felicitado por la evidente calidad de este láudano que ha tenido a bien de mercar hasta nuestras tierras británicas, le agradecería en sobremanera que me dejara solo.

Algo desairado por la cortante respuesta recibida en su propia madriguera se arrugo la manga de la camisa con un gesto inconsciente.
Se sucedió otra larga pipada. Precedida de una intensa expiración y el caballero habló de nuevo.

- Ya que insiste en su compañía le diré que usted sí ha estado en Malasia, concretamente en Puerto Dickson y en Kuala Lumpur. Pero también ha estado en Calcuta, y en Madrás, con la Marina y hace bastante tiempo por cierto.

 
Por unos momentos se sintió aturdido ante ese desairado hombre de traje oscuro.
Pero ese viejo marino, al que todos llamaban Tommy, no se tenía por un hombre fácil de doblegar.

- Veo que sabe interpretar un viejo tatuaje, señor - Contestó con una desagradable y mortecina sonrisa.

- Siempre que lo ilumine una buena pipada, así es, y ahora....

Cerró los ojos para contar los pasos del hombre que finalmente había tenido a bien dejarle solo, al tiempo que reclinó la piernas. Empezaba ya a surgir un narcótico efecto que se expandía, con menos límites que nunca, por el privilegiado cerebro de Sherlock Holmes.


V.R.



 

 


1-7 of 7